Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Cómo hacer huertos en lugares pequeños y con sombra

Por Félix Maocho
19/7/2012

Según detecto, a mucha gente le apetece hoy en día cultivar hortalizas, pero viven en viviendas con poco o nulo de patios o jardín por lo que intentan montar un huerto en espacios mínimos como el poyete de una ventana o un pequeño balcón y los más afortunados, en el mínimo jardín de su adosado, o en la terraza de su casa.

Pese a todo, no es el espacio el mayor limitante para el cultivo de hortalizas, de hecho casi todas las hortalizas que se pueden cultivar en jardineras y muchas incluso en tiestos, lo que más limita la posibilidad de ejercer de hortelano, es la falta de sol. Las hortalizas son en su mayoría plantas procedentes de países tropicales o muy cálidos, s que durante siglos generación tras generación, se les ha seleccionado para crecer en huertos, es decir terrenos muy regados y exento de cualquier obstáculo que impida recibir el sol.

Por otra parte suelen ser plantas de crecimiento muy rápido, por lo que necesitan, por un lado abundancia de elementos nutrientes en la tierra y riegos generosos, pero por otra parte eso imprescindible abundancia  de luz, que les proporcione la energía necesaria para transformar esos elementos en los tejidos de su cuerpo.

Lo cual supone, que por ejemplo, una terraza al aire libre, pero cubierta, aun teniendo una orientación favorable, como el tirando a sur en nuestro hemisferio, tendrá deficiencia de insolación, pues a pesar de todo, no recibirá durante todo el día la luz directa del sol.

Por ello habrá especies y más aun variedades dentro de algunas especies, que no prosperaran en ese lugar y muy probablemente muchas, aunque crezcan, darán escasos y pequeños frutos. Incluso dentro de las ciudades, en los terrados, con frecuencia la propia finca, como el casetón del ascensor, o las viviendas cercanas, pueden producir sombras que roben luz a nuestras plantas.

Por ello para multiplicar las posibilidades de éxito en nuestro intento, comenzaremos. por elegir entre los sitios que tengamos disponibles, para poner nuestro huerto, los más soleados que podamos y nos limitaremos a sembrar en nuestro huerto aquello que buenamente podemos sembrar en esas condiciones.

Si bien la mayoría de las hortalizas son “devoradoras de luz”, hay una pequeña minoría que prosperan mejor a la sombra, y se darán perfectamente en terrazas escasamente soleadas, siempre que haya luminosidad abundante, todo es el elegir el cultivo adecuado y su debido cuidado.

Solo a título de ejemplo, les recuerdo que el sabroso champiñón, se cultiva en la más absoluta oscuridad, y que una verdura tan popular como la lechuga, antiguamente se la solía atar, para proteger el centro de la planta de los rayos del sol, algo que hoy no se hace, no porque no convenga, sino por que hacerlo es caro, por lo que se opta por cultivar variedades semejantes a la col, las llamadas judías romanas, porque en esa variedad por genética no se despliegan y el interior permanece blanco, aunque a mi entender, tiene menos sabor que la lechuga tradicional.

De todas formas algunos trucos sencillos mejoran en lo posible la insolación de nuestros bancales. El primero es evidente, pero a veces no lo tenemos en cuenta, retirar o apartar lo más posible los objetos que hay que puedan dar cuenta a nuestro bancal.

Otra medida es cubrir los muros circundante de material reflectante para que reflejen el máximo posible de luz hacia el bancal. Normalmente esto se limita a pintar de blanco las paredes exteriores, pero en el caso más extremo podemos cubrir las de paredes de papel de aluminio o  u otro material reflectante.

También es obvio colocar las hortalizas de forma que unas no se den sombra a las otras bien porque estén a distinto nivel, (bancales en escalera o por que las hortalizas de más porte se coloquen en el lado norte, mientras que las más pequeñas se sitúan delante, de forma que la sombra que hacen las propias plantas sobre otras plantas se minimice.

Un tercer truco, es cambiar las hortalizas según las horas del día de forma que estén más tiempo recibiendo sol. Con este truco, hay quien asegura que incluso se pueden cultivar en el interior de las casas, aunque yo sea un poco escéptico sobre ello, pero si puede ser un medio adecuado para cultivar en el fondo de un patio.

Yo soy partidario en estos caso de cultivar las hortalizas en macetas mejor que en bancales. pues aunque no vayas persiguiendo el rayo de luz constantemente, permite cambiar de sitio las plantas, en función del tamaño y necesidades de sol, buscando para cada una, el sitio donde reciben mejor luz y dan menos sobra a las demás. Lo cual no quita que estas macetas se “entierren” en bancales con el fin de preservarlas mejor del riesgo de sequía pues la humedad se conserva mejor que en tiestos al aire libre.

Hecho todo lo posible por mejorar la radiación solar de nuestros bancales, se el momento de seleccionar las verduras que mejor crecerán a la sombra.

Resulta a priori difícil de determinar si un sitio tiene suficiente luz para producir que tipo de hortalizas, basta por tanto una vez elegidos los emplazamientos, hacer la prueba de cultivar varios  tiestos de prueba con verduras de diferentes tolerancias a la sombra antes de hacer las siembras definitivas. Lo que es seguro es que el huerto con poco sol, es un huerto con poco rendimiento. Aún así, mas de 6 horas de luz directa en pleno verano es suficiente para que funcionen muy bien.

Personalmente no tengo experiencia en cultivos a la sombra y por desgracia no he encontrado en Internet ninguna autoridad indiscutible que informe sobre el tema, por lo que mi escrito solo recoge los testimonios mas o menos fiables que me he encontrado por Internet, Este es un campo abierto pues a la experimentación personal.

No obstante, uno de ellos es de la muy buena aficionada al huerto urbano conocida por Picarona, de la que sigo sus consejos desde hace mucho tiempo y que suele ser muy realista en sus opiniones, por otra parte es experta en huerto en tiestos, (macetohuerto), por lo copio de su blog, una clasificación que copio de su blog, lista que en mi opinión no tiene más fallo, que ser muy incompleta, pero que es la más fiables que se puede encontrar.

  • Distribución de las plantas según su requerimiento de luz

  • SOL
  • Ajo, brócoli, calabacín, alcachofa, cebolla, pepino, fresa, judía, melón, zanahoria, pimiento, sandía, tomate, berenjena, perejil, hinojo, espliego, romero, salvia, albahaca, mejorana.
  • SOMBRA PARCIAL
  • Escarola, guisantes, habas, patatas, puerros, melisa, orégano, menta.
  • SOMBRA
  • Acelga, apio, col, coles de Bruselas, coliflor, espinaca, lechuga, nabo, puerro, rábano

Menos fiable, (pero más completo), es  este resumen que he hecho yo con informaciones tomadas de aquí y de allá. Si la observan con cuidado vera que hay algunas discrepancias entre la suya y la mía, doble contra sencillo que lo correcto es la suya, pues yo me he limitado a poner lo que he encontrado por la red y eso no es siempre fiable, pues algunos, (como yo), cuentan lo que les han dicho que dijo. mo obstante aun dandolamenos fiabilidad dejo la información tal cual me la he encontrado en la red

Hortaliza que se cultiva en la oscuridad ( ambiente fresco)

El champiñón se cultiva tradicionalmente en cuevas frescas y absolutamente oscuras sobre un sustrato de estiércol.

Hortalizas que se dan bien a la sombra (en un sitio luminoso).

En general todos los frutos derivados de plantas silvestres del monte, como frambuesas, arándanos, fresas y arándanos rojos  moras de zarza etc, prefieren sitios sombreados y frescos. Aparte hay excepción como la borraja, son plantas que prefiere la sombra pero son caso contados y raros.

Es de especial interés en este aspecto el cultivo de setas a parir de trocos de madera invadidos del micelio que en su momento producirá setas que ya nos veden preparado para su cultivo 

Hortalizas que toleran media sombra

Pasamos a continuación a indicar las hortalizas que soportan la sombra, es decir que no es que no prefieran el pleno sol pero aguantan bien si no lo reciben, por ejemplo solo tiene tres horas de sol directo. En general son las hortalizas de hoja como acelgas, apio, berro, lechuga, escarola y otras hortalizas como el brócoli, la coliflor, col, las coles de Bruselas, puerros y las espinacas.

Se puede añadir a este grupo algunas plantas aromáticas, como el perejil, la menta y el orégano. Con todo debe tenerse en cuenta que estas no son plantas de sol, por ejemplo, la lechuga,  crece a la sombra, pero es más pequeña y espiga prematuramente.

Una bastante resistentes a la sobra son las plantas de raíz, como rábanos, zanahorias, remolachas y algunas legumbres como las judías y los guisantes. Tambien aconsejan los ajos. Generalmente se resiente el tamaño de los frutos pero siguen produciéndolos.

Hortalizas que muy probablemente no se críen en la sombra

Realmente sensible a la falta de insolación son las plantas de fruto tanto las solanaceas como los pepinos, los tomates, berenjenas  y los pimientos como las cucubitaceas, como cl calabazas, melones y sandías. En el mejor de los casos como el del tomate y el calabacín, hacen muchas hojas grandes y verdes pero no dan fruto.

Como norma general conviene saber que las plantas si crece en un ambiente sombrío se adapta transformando sus hojas más grandes y verdes pero su crecimiento siempre será menor que en un ambiente soleado. Este menor crecimiento se traduce en la falta de frutos o en un ciclo más corto.

Otra norma general, es que se suelen darse mejor a la sombra los cultivos de invierno plantado un poco retrasadamente, pues compensan la pérdida de insolación con el mayor duración del día.

Recipientes 

Pasamos en último lugar dar algunas consideraciones a tener en cuenta en huertos urbanos.

Los recipientes más habitual y generalizado son tiestos y botes reciclados, tan solo hay que tener en cuenta el tamaño de los tiestos, como norma general, cuanto mayor sea el recipiente mejor. El tamaño mínimo va en función de la envergadura de su planta, la potencia de sus raíces y la cantidad de sustento que necesite. Corre por Internet una ficha de tamaños mínimos aconsejados de tiesto que nos pueden valer como una primera aproximación

Cantidad mínima a sembrar 

Otra cosa que merece tener en cuenta es la cantidad que vanos a sembrar, yo creo que debe cubrir abundantemente al menos para hacer una comida con todos los miembros de la familia, pues tiene poco sentido que consigamos tan solo un puñado de guisantes.

Dejo otra tabla pensada para el consumo de una familia de cuatro personas, pero aclaro que es más bien para abastecer el consumo de toda la familia en el tiempo en que madura, lo que por ejemplo lechugas son varias lechugas, pero una familia tan solo comerá una lechuga de una vez, por lo que sembrar solamente una lechuga, puede tener sentido. Al menos una vez comerás ensalada hecha con la lechuga de el balcón.

Diseños de pequeños huertos

Falta por ultimo el mostrar algunos diseños de huertos de reducidas dimensiones donde debemos procurar obtener un máximo aprovechamiento del espacio disponible

Huertos en horizontal

El primero lo aconseja un organismo oficial de Líma, para conseguir mejorar la variedad de la alimentación de su población suburbial. Como el objetivo en España, (de momento), no es buscar la mejora en la alimentación de la población, sino satisfacer un hobby y por otra parte nuestra climatología no se corresponde con la de Lima, este siseño solo nos sirve de orientación para la forma de colocar los cultivos, colocando (en ete hemisferio) en el Norte las espalderas que servirán de tutores a las variedades de enrame. Sin embargo hay algo que no me gusta, que es destinar superficies iguales a los distintos cultivos, no veo una razón razonable para  ello.

Estos huertos de Lima son una evolución inspirada en los muy conocidos y utilizados huertos del pié cuadrado o “Square food gadening”, utilizados con exito en diferentes partes y climas del mundo. Cando se hacen en un cajón con ruedas, tiene la ventaja que se pueden trasladar a aquella parte del patio que esté soleado, por ejemplo tenerlo habitualmente en el centro del patio, y trasladarlo junto a la pared cuando queramos hacer otro uso del espacio por ejemplo para hacer una barbacoa.

Otra ventaja de colocar un huerto sobre una plataforma elevada del suelo, es que se evitan las humedades que inevitablemente se producen debajo de los bancales, que puestos directamente sobre el suelo de una terraza, pueden dar lugar a filtraciones en el techo del piso inferior, por ello aconsejo que siempre que hagan huertos en terrazas enlosadas coloquen una separacion con una capa de aire entre el sustrato y el suelo con el fin que corra el aire y no se acumule la humedad.

Pueden encontrar, (en inglés). una buena descripción sobre los huertos de pie cuadrado en este lugar

Otra forma sencilla y bastante atractiva de hacer un huerto pequeño es la construcción de huertos en ojo de herradura, (Keyhole Gardens) huertos tradicionales en las sabanas de África  que aúna en un solo punto, no solo el huerto si no también la compostera y el medio de proporcionar de forma constante humedad y alimento al bancal. Escribí sobre el tema un post con todo lo que pude recolectar sobre la forma de hacerlos.

Huertos en horizontal

Si aun el sitio es más pequeño se pueden establecer huertos verticales de diferentes formas. Por ejemplo, algo que está muy de moda por lo que supone de reciclaje es el huerto en botellas bien puesto en horizontal como este ejemplo

o en vertical, como los  propugnados por Windowfarms, en mi opinión ambos modelos, mucho más adecuados para la jardinería que para el huerto,  pues opino que los recipientes son pequeños para contener hortalizas.También sobre este tipo de huertos escribí un post en mi blog

Mas realista, (aunque con menos glamour), es poner los tiestos en estanterías metálicas suficientemente resistentes para aguatar el peso de los mismos, o complicar, (o simplificar) algo mas la cosa como poner las plantación en bolsas de Ikea colgadas por las asas de escarpias, (una solución económica e ingeniosa que yo he visto por ahí). La ventaja que tiene esta distribución, (y mas si están puestos en escalera), si la orientación es buena es que se consigue en un mínimo espacio con un máximo de insolación


O rizando el rizo, hacer algo como lo de la foto, con canalones de agua pluvial, que con la debida inclinación se autor riegan y una bomba movida por energía solar sube el agua al depósito donde van a parar los excedentes, con lo que además tenemos regulado el riego de forma automática, (a más sol más riego).

Félix Maocho

Principales sitios consultados Horticultura tv. Hort Urba,  Picarona

indice
About these ads

19 julio 2012 - Posted by | Horticultura | , , ,

3 comentarios »

  1. Esta genial, un buen resumen… me queda mas claro todo antes de comenzar mi propio huerto urbano :)

    Comentario por Magdalena Vidal | 1 abril 2013 | Responder

    • Sobre todo, si empiezas, que descubras que es una diversión no un castigo. Si no lo tienes claro, planta primero un jardín que incluye en el algunas verduras, hierbas aromáticas, fresas….

      Comentario por felixmaocho | 1 abril 2013 | Responder

      • Agradezco las explicaciones que detallas. Salu2

        Comentario por Selecció | 17 abril 2013


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 416 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: