Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Llegó el Otoño, llegó la temporada de setas

Por Félix Maocho
20/9/2011

Es curioso que yo que me como las setas que me guisen sin pensar nunca que me puedan envenenar, y sin embargo soy incapaz de salir a coger setas por miedo, idea de confundirme e intoxicar a mi propia familia, han hecho imposible que me apunte a una recogida de setas, ni acompañado de los mejores expertos y eso aunque en todas partes donde he vivido, tanto en Cataluña como en Madrid, he estado estado rodeado de expertos micólogos.

No obstante parece que soy la excepción, según mis noticias  jubilados y desempleados se han sumado en masa a los tradicionales domingueros en la búsqueda de setas, con ello han saltado las alarmas por el riesgo que conlleva esta afición. Según los expertos no basta  unos pocos conocimientos para distinguir las setas comestibles entre el alto número de  setas que existen en el país.

La intoxicación por setas casi siempre se deben a la ingesta de setas hepatotóxicas, que afectan el funcionamiento del hígado, hasta el punto que en los casos más graves solo queda como solución el trasplante del órgano. No obstante la tasa de mortalidad debida a setas venenosas es relativamente baja en España.

Pero, al aumentar el número de buscadores y sobre todo ser estos inexpertos, aumenta inevitablemente el riesgo. Las sociedades que tradicionalmente son aficionadas a “setas“ como la catalana y vasca y las que tradicionalmente no comen setas, como la Gallega, no producen un número apreciable de casos, bien porque en unas regiones tiene buenos conocimiento de las que son comestibles, o por el escaso interés que despierta esta afición en las otras

Son pues las sociedades con interés medio en las setas en donde se producen el grueso de los casos de intoxicación, pues los buscadores carecen de compañeros con la experiencia adecuada. Sobre todo el mayor peligro lo presenta la gente de ciudad y en especial los jubilados y desempleados, que ven en esta actividad una forma de conseguir un dinero y se resisten a despreciar setas dudosas recolectadas.

Hay una serie de normas que debemos seguir si deseamos recoger setas:

  1. . Solo comer lo que se conoce al 100%
  2. . En caso de duda desecharlo y eliminarlo
  3. . Las primeras veces, ir acompañado de expertos micólogos o al menos que conozcan las más importantes- y tomar notas de las setas recogidas.
  4. . Cortar la seta con una navaja a la altura de su base. No arrancarlo con la tierra o la madera donde vive, pues se dificulta que vuelvan a salir ahí nuevas setas.
  5. . Si se desconoce la seta  intentar identificarla con certeza. Para ello hay que extraerla entera con la parte subterránea.
  6. . Una seta comida por insectos o animales de campo no significa que sea comestible para el hombre. Por ejemplo los rumiantes poseen enzimas que desactivan la toxina mortal para el hombre.
  7. . Usar recipientes ventilados, con la superficie superior aireada (cestas de mimbre o de corteza de castaña) No emplear recipientes cerrados y, menos aún bolsas de plástico. pues cerradas pueden producirse fermentaciones y putrefacciones que pueden dar lugar a intoxicaciones.
  8.  . Una vez que la seta está en casa, hay que separar los trozos, difíciles de identificar. Sólo deben cocinarse las setas enteras.
  9. . En caso de sentirse mal, acudir inmediatamente a un centro de salud. Entre los síntomas más habituales se encuentra la diarrea, náuseas, escalofríos y fiebre intermitente.
  10. . Si hay duda sobre un ejemplar, no debe comerse. Setas buenas, comidas con miedo, sientan mal.

Los aficionados de Madrid deben saber que a partir de octubre próximo, como todos los años, todos los lunes desde las 19.00 horas, el profesor del CSIC junto a otros micólogos, atienden al público en la recepción de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense.

Este profesor, cuya sociedad micológica ayuda a los aficionados de forma gratuita a identificar las setas, también advierte del necesario cuidado que hay que tener en la recolección para respetar el ecosistema y evitar que no vuelvan a crecer (al estropear su sustrato).

Si se conoce la especie debe cortarse por la base, pero en caso contrario es aconsejable sacarla entera con la tierra para que el experto pueda analizar todos sus componentes, indica. La regla de oro, afirma el profesor de investigación del CSIC, es eliminar los ejemplares en caso de duda.

Suertee en la búsqueda, que el tiempo acompañe y sobree todo ser prudentes.

 Félix Maocho

Vía Agencia EFE 




About these ads

20 septiembre 2011 - Posted by | Horticultura | ,

1 Comentario »

  1. En mi provincia ( Barcelona) son legiones y legiones de “cazadores de setas ” que cuando llega la temporada se desplazan a arrasar campos y bosques, incluso hacen viajes de mas de 500 kilómetros para “ampliar horizontes ”
    Claro que si despues de una infructuosa búsqueda el resultado es negativo , esta la solucion de adquirir algunos kilitos en vendedores a pie de carretera , que a un precio “normalizado” nos venderán “niscalos ” que llegan de centro europa , pero si estan colocaditos en cestitos de mimbre en plan KUMBA parecen cogidos en la montaña de enfrente

    Comentario por Ernesto Garcia | 21 septiembre 2011 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 409 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: