Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – El espectador económico, aprende economía a través de películas y series de televisión

Por Félix Maocho
8/3/2017

.

El espectador económico
Guillermo de Haro y Laura Blanco
Libros.com
268 Páginas
16 €

Cuando uno que ha sido productor de Televisión Española, hasta que la vida le llevo por otros derroteros, tropieza con un libro que habla de aprender economía a través de series de televisión no puede menos que sentir que tiene que leer el libro, al menos en diagonal a ver de qué va, porque la cosa pinta como poco, interesante.

Cuando el libro es de Laura Blanco y Guillermo de Haro, este último autor de un comic llamado Ligonomic, con el que pretende enseñar los rudimentos de economía a los futuros periodistas que salen de la Universidad Rey Juan Carlos, la cosa tiene la pinta de cubrir a la vez dos cosas, que en principio parecen antagónicas, ser un riguroso tratado de economía y por otro lado, un texto donde el humor y la carcajada, se encuentran agazapadas en cada párrafo de 265 paginas de texto.

Cuando además te encuentras que el prologo es de Ramón Tamames, perdón, de Don Ramón Tamames, que junto con Castañeda, perdón, Don José Castañeda, fueron los dos pilares de la enseñanza de la Economía en España, desde los tiempos que en Madrid, aun se daba en la Universidad de San Bernardo y que ese prólogo tiene nada menos que seis páginas, descubres que no lo ha escrito por compromiso, sino porque Tamames, nada menos que Don Ramón Tamames, ha considerado digno de mención este libro y para mi eso supone dentro de la ECONOMIA, como si este papa con nombre de brandy que tenemos ahora, Francisco I, aconsejara a los cristianos leer el Ripalda, un consejo de AUTORIDAD

Así que inicio el primer capítulos y me encuentro con que la economía es el arte de tomar decisiones acertadas con un bien escaso, y que el bien escaso por excelencia es el tiempo, algo que puedes gastar aquí o allá, pero que tienes que decidir en qué te lo gastas, y eso te lo dicen a la vuelta de un viaje con otros colegas, todos de mi generación, la generación que casi tuvo la oportunidad de ver el final de la Guerra Civil, por encima del borde de un “moisés” de paja tejida, porque la economía de guerra no daba para cuna de madera y que cuando a uno de esos colegas, le preguntas la edad. te dice “tengo ocho años”, y le dices, “estas absolutamente gagá, por que tienes lo menos 74”. te contesta, “esos son los que he gastado, tener tengo solo ocho, que son los que me quedan por gastar”

Y cuando hoy precisamente se me ha ocurrido una idea, (que a mi me parece luminosa, como todo lo que se me ocurre, pero que mi mujer dice que es ridícula, como todo lo que se me ocurre), de hacer con mi Arduino un reloj elástico, o sea un reloj que mide la tensión de tus venas, y que cuando nota que tienes la tensión te baja, deduce que estas relajado y aburrido y entonces acelere el paso del tiempo, para que pase rápido y las horas de aburrimiento se te hagan mas cortas, mientras que cuando el reloj nota que te sube a tensión, que te emocionas, porque estás divertido. o a lado de la persona amada, hace andar el tiempo más despacio, para que los ratos de placer puedan durar mas.

Pues bien, uno está en esas meditaciones y se encuentra con que el primer capítulo habla precisamente de como consumir juiciosamente el tiempo, comprenderán que tal capítulo no ha podido menos que interesarme, aunque pronto el tema se traslada al tratamiento del oro como valor refugio, tema curioso donde los haya, pero que a un jubilado cuyo mayor ingreso es su pensión, que sin ser exigua, otros hay que la tienen peor, tampoco es para tirar cohetes, le preocupa mucho menos.

Por que no lo olvidemos “El espectador económico”, aunque ameno, no deja de ser un riguroso tratado de economía en el que en cada capítulos, poniendo como ejemplo alguna película mas o menos conocida, nos introduce de forma amable, pero rigurosa, en la explicación de conceptos económicos de difícil comprensión. Algo que hacen Laura Blanco y Guillermo de Haro desde bastante tiempo en el programa de Capital Radio.

Sus autores dirigen el libro al mismo tipo de público que tiene en sus programas de radio, gente que tenga dos características, una amplia y dispersa formación y una apreciable curiosidad por saber de temas que no le afectan de pleno profesionalmente, aunque si nos afecten de refilón a todos, porque nadie se libra del efecto de la economía, tanto en su vida privada como profesional, Por tanto si no eres un profesional de la economía pero te interesa conocer que ocurre a tu alrededor te aconsejo sin dudar este libro.

Félix Maocho

Sinopsis

Luces, cámara y… mucho, mucho dinero. El espectador económico es la manera perfecta de disfrutar y aprender economía gracias al cine y las series de televisión. Es lo que Laura y Guillermo llevan tiempo haciendo en el programa de radio del mismo nombre. Esta versión escrita hará las delicias de oyentes y lectores mediante un ameno repaso a los grandes temas económicos, utilizando las historias más clásicas y los contenidos más peculiares del séptimo arte.

Crítica de El Economista.es

Pagina de Amazon  (libro y ebook)

Ficha técnica

Título:: El libro de los Baltimore
Autor: Guillermo de Haro y Laura Blanco
Editorial: Libros.com
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-8416881987
Páginas: 286
PVP: 16 €

Anuncios

8 marzo 2017 - Posted by | Cine y teatro, Economía, Libros | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: