Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Mentiras, malditas mentiras y estadísticas

Huff_cover¿Qué hay peor que una estadística hecha con la la única finalidad de demostrar la conclusión que uno ya ha sacado? Pues que el periodista o blogger encima le dé bombo sin darse cuenta de la estupidez que está retwitteando (lo sé, “retwittear” aún no existe en la RAE, pero ya es como el equivalente a lo que quiero decir, no?)

Pues ante la innegable verdad de que el 68% de las estadísticas están manipuladas, yo me pregunto ¿y para qué molestarse uno en pensar siquiera si lo que dice un número es coherente? Usan las estadísticas como los borrachos usan las farolas: para apoyarse, no para iluminarse. Tienen una idea y buscan la manera de justificar la conclusión que ya tienen, con cifras que supuestamente vayan a dar más credibilidad.

No importa si confunden correlación con causalidad o con bocata de salami. Da igual si las casualidades existen o si ven datos como el que pasa el test de Rorschach. Lo que importa es sacar un buen titular, uno llamativo. Pues yo estoy cansada de la manipulación de la información, porque no siempre va a ser algo tan trivial como el ejemplo que pongo. Cada día veo nuevas barbaridades interpretando como les da la gana las cifras del paro, la inflación y demás elementos socioeconómicos. Quisiera un poco de rigor y recordar a los lectores que cuando lean una estadística distingan hasta qué punto merece la pena detenerse a mirar el contenido detrás de un titular.

Sigue leyendo

12 octubre 2009 Posted by | Miss Celánea | , , | Deja un comentario