Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Cara A y cara B de la Ingeniería Genética

Por Félix Maocho
12/8/2018´

Los avances genéticos de los últimos años son impresionantes, Mediante manipulación genética se consiguen cosas que hasta hace poco parecían absolutamente fantasiosas.

Hoy existe la posibilidad de modificar genes para dotar a células vivas de nuevas propiedades, como evitar enfermedades hereditarias, dotar a las semillas de un gen capaz de fabricar insecticidas que mantengan a raya a sus plagas, o acelerar el desarrollo de modo que los animales alcancen su tamaño comercial en una sexta parte de tiempo, evitando que se reduzca en el animal, la generación de las hormonas de crecimiento natural, con lo que la velocidad de desarrollo de la infancia, se mantiene durante toda la vida.

Igualmente se pueden construir bacterias que producen determinados medicamentos, o conseguir la reconstrucción de la retina lesionadas de los ojos, mediante células madre, capaces de transformarse en cualquier tejido del cuerpo humano, … Por todo ello, la ingeniería genética debe ser considerada un gran avance científico.

 

Pero como todo avance humano, también lógicamente tiene una cara B, podemos “inventar” nuevas enfermedades, crear plantas invasoras que ningún animal pueda consumr, o volver a traer a la vida seres extinguidos como los dinosaurios. Lo mejor y lo mas abyecto puede hacerse con ingeniería genética.

Imaginemos que dos potencias militares, una de ellas atómica, se enfrentan en un escenario bélico, pensemos por ejemplo en la Guerra del Golfo, y que cuando el contendiente teóricamente mas débil, esta a punto de ser derrotado, aparece y se expande una nueva epidemia de gran morbilidad, En la duda de si la epidemia es natural o provocada, el país que va venciendo, ¿No va a pensar que el contrario ha desatado la nueva enfermedad?. Tal pensamiento, ¿No le incitaría a “castigar” con armas nucleares al país que ha utilizado armas biológicas?

Hace unos años el Departamento de Defensa de EE. UU. encargó un estudio que revela que las nuevas herramientas de ingeniería genética permiten conseguir cada vez mas fácil, malos usos malintencionados de la biología y reducen el tiempo necesario para ejecutarlos

En 2016, la inteligencia militar de de EE. UU. incluyó la edición genética en su lista de posibles armas de destrucción masiva. Los militares se están preparando para este escenario, en parte, porque algunos posibles mecanismos de defensa, como las vacunas, pueden tardar años en desarrollarse.

Las empresas y los laboratorios universitarios están avanzando deprisa en este sector. Los recientes avances en ingeniería genética, como la tecnología de edición genética CRISPR, hacen que la manipulación genética, no solo sea posible, sino que han bajado el “umbral de entrada” a esta tecnologías, de modo, que hoy muchos países tienen la suficiente tecnología y dinero para desarrollarlos, lo que por ejemplo, no pasa con la tecnología atómica, que tiene un unmbal tecnológico de entrada mucho mas elevado, lo que supera a la capacidad técnica y económica de la mayoría de los estados.

Los expertos de Norteamérica informan que el punto de vista del ejército USA, es que actualmente, “la biología sintética no supone una gran amenaza en este momento”. si bien “algunas aplicaciones maliciosas de la biología sintética pueden parecer inverosímiles en este momento, podrían llegar a producirse con futuros avances”.

Entre los riesgos que generan gran preocupación está la posibilidad de que un grupo terrorista o un gobierno recree un virus como el de la viruela. Ese es un peligro real porque ya existe una tecnología para sintetizar un virus a partir de sus instrucciones de ADN.

Retrocedamos exactamente 100 años, entonces una epidemia que diezmó la población del planeta se extendió en los últimos días de la I Guerra Mundial. Se estima que el número de muertos debidos a la llamada Gripe Española, está entre los 50 y los 100 millones de personas. Un número mas exacto no se puede dar, porque por entonces, gran parte del planeta estaba fuera de cualquier estadística, y además la parte mas avanzada, que hubiera podido dar números mas fiables, estaba enzarzada en plena Guerra y los datos de la epidemia fueron considerados secretos y debido a la censura de guerra, ocultados a la opinión pública de sus propios países y del enemigo.

Al ser España uno de los pocos países neutrales en el conflicto, fue uno de los pocos países donde se informó mas libremente de ella, por lo que la epidemia ha pasado a la historia con el nombre de Gripe Española, cuando los primeros casos se registraron en Francia y se cree que fueron tropas portuguesas que atravesaban España, camino de su pais, las que diseminaron la gripe a su paso, como fueron fundamentalmente los movimientos de tropas coloniales de ambos lados del frente, los que extendieron la epidemia por el mundo.

Fue una epidemia atípica, no solo por su virulencia, sino por cebarse especialmente en adultos jóvenes y propagarse en verano y otoño, cuando lo habitual de la gripe aparezca en invierno y ataque con mas gravedad a niños y ancianos. En España infectó cerca de 8 millones de personas y causó alrededor de 300.000 muertes, aunque pese a no ser país beligerante, las cifras oficiales «solo» reconocieron 147.114 muertes.

Aunque la Primera Guerra Mundial no tuvo que ver con la gripe y según todos los indicios fue una letal coincidencia, la aparición de la epidemia con la próxima finalización de la Gueera Mundial, los movimientos masivos de tropas y el debilitamiento de los sistemas inmunológicos de los soldados, debido al stress de los combatientes unidos a los rigores de las trincheras y los combates, fue una causa clara del incremento la morbilidad de la enfermedad. Es mas, se opina que el fin de la guerra se precipito, al tener los países del Eje un numero insoportable de bajas por la epidemia tanto entre combatientes como entre civiles.

¿Qué hubiera pasado si para entonces uno de los bando tuviera un arma destructiva como las atómicas, y el otro sólo tuviera sabios y laboratorios suficiente para responder con armas biológicas la superioridad del otro bando?.

¿Habrían supuesto EE UU que el Eje, que antes había iniciado una guerra química terrible, había iniciado también la guerra bacteriológica? ¿Se hubiera aguantado las ganas de responder a esa “agresión“ con destructoras bombas atómicas?

Hoy las circunstancias han cambiado, los poderosos tienen bombas de hif drógeno y los débiles pueden tener laboratorios donde “fabricar” epidemias. El riesgo a futuro es real.

Anuncios

12 agosto 2018 - Posted by | General

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: