Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Meteórico ascenso y brusco aterrizaje de Santos Blanco, el rubio de Locomía.

Por Félix Maocho
9/7/2018

Hace unos días comentaba en Facebook la muerte de Santos Blanco el componente rubio del Grupo Locomía. Lo que desconocía entonces, es que había muerto en una albergue para vagabundos de Gijón.

A primera vista, el caso de Santos Blanco era, como el de otros muchos, el final de un “Juguete Roto”, personas que llegan a saborear “el éxito” durante un tiempo, para pasar bruscamente y sin transición, al olvido y soledad más absoluto, y tendríamos razones para pensar así, pues es el clásico ejemplo.

Santos Blanco, no fue miembro fundador de Locomía, entró en 1992 en sustitución de Juan Antonio Fuentes, fundador del grupo en la mítica discoteca KU de Ibiza en 1984, que junto a los otros tres diseñadores de moda, se hicieron célebres por su extravagante propuesta de vestuario y sus coreografías con abanicos al ritmo de temas de carácter tecnopop. Blanco vivió con ellos la etapa más gloriosa de la banda, cuando comenzaba a arrasar en el mercado internacional.

El grupo llegó a vender más de 2 millones de CD´s y no paraban de hacer exhibiciones de su baile con abanicos, tanto por Europa como por Latinoamérica. Santos Blanco en aquel grupo, era el contrapunto rubio y aniñado, de los otros tres con peso engominado, destacaba del resto del grupo de pelo negro y alborotado.

El sueño duró para Blanco, un solo año. del Festival de Villa del Mar en 1992, a la disolución de la banda en 1993. Peleas entre ellos y con su mánager dieron al traste con un grupo que ya para entonces estaba muy visto y no despertaba pasiones.

De la noche a la mañana, pasó de tenerlo todo, a quedar sin nada. Era bailarín profesional, con formación desde los 11 años en ballet clásico y danza moderna, y antes de entrar en Locomía, ya vivía del baile. Tras la disolución del grupo, volvió a Mallorca y por un tiempo siguió viviendo de la música y el baile, pero le resultaba muy difícil encontrar un acomodo, incluso su éxito fulgurante en Locomía, se volvía una carga insoportable en esta nueva etapa.

Y como en el relato bíblico, volvió a la casa del padre, y como en el relato bíblico, su padre le recogió con los brazos abiertos. Pero su padre estaba muy enfermo y pronto murió. El haber sentido el paso y el peso de la “gloria” y palpar cuan efímera es la vida, le hizo abandonar definitivamente el mundo del espectáculo y tomar un “camino espiritual”, donde buscaba la felicidad en “ayudar a otras personas”. Inició entonces otra vida muy diferente, que su hermana Paulina, no duda en definir como la de “un monje”, dedicando su vida a ayudar a los demás. Pasó por varias congregaciones en distintas ciudades españolas, una de las últimas fue en el barrio madrileño de Carabanchel, donde según su familia ayudaba a personas necesitadas a vestirse o comer.

Santos procedía de una familia muy religiosa y el mismo fue en su infancia monaguillo y siempre le había atraído ese mundo. Es es la razón del halo de anonimato y misterio de los últimos años de su vida. Según su hermana, se impuso la misión de ayudar a los indigentes a que pudieran abandonar las calles.

Es difícil saber que le llevaba a Gijón, su hermana piensa que “pretendía asistir a conocidos que se encontraban allí”, no lo podemos saber porque en el Albergue de la Fundación Covadonga de Gijón, tiene por norma no hacer preguntas a quien llega a pedirles refugio y solo les trata de ayudarlos en la medida que lo solicitan. Parece ser que Santos buscaba trabajo en Gijón e incluso tenía concertada una entrevista con la Asistenta Social para dos días después de su muerte.

Lo único que sabían de él es que se hacía llamar Santos y que su aspecto era la de un hombre calvo, no muy fuerte, aseado y aparentemente sano, que nunca contó sus antiguas glorias y que fue los tres días que vivió en el albergue, cordial, amable y colaborador, tanto, como para dejar buen recuerdo entre los trabajadores del centro y el resto de personas sin hogar. Siempre respondía con una sonrisa y en todo momento trataba de ayudar, tanto a los empleados como a los otros vagabundos.

Su fallecimiento fue tan discreto como su llegada, murió en su cama, de madrugada, en silencio y de muerte natural, tan en silencio, que otro vagabundo que dormía en la misma habitación, pensó al levantarse que seguía dormido. Fue una trabajadora quien dio la voz de alarma. Cuando llegaron los servicios sanitarios, solo pudieron certificar su muerte, que según la autopsia, fue de muerte natural provocada por un trombo pulmonar.

La policía se encargo de dar con su familia y muestra que Santos no estaba sólo, es que a diferencia de lo que suele ocurrir cuando muere un vagabundo, su familia acudió rápidamente a hacerse cargo del cadáver. Lo corroboran en el albergue, “Vinieron ocho familiares, algún hermano, entre ellos Paulina con sus parejas y sobrinos y por su forma de reaccionar, ni estaban sorprendidos de que el hombre estuviera allí, ni mucho menos parecían alejados de él. Estaban muy dolidos por la pérdida, que no esperaban. Sabían que su hermano se encontraba en Asturias y de hecho habían quedado para verse cuando regresara a Madrid“.

Su familia asegura que el contacto entre ellos era regular y que nunca habrían permitido que “pasara necesidades”, no sabían que Santos tuviera alguna enfermedad, aunque sabían que Santos rehuía los médicos, por lo que es posible que él se sintiera mal y nadie lo supiera.

Descanse en paz Santos Blanco y que como escribió su antiguo manager Jordi Tarré, “Su rostro angelical y su cuerpo apasionado por la danza le hicieron inolvidable. El cielo se viste de gala para recibir a un ángel que danzará y brillará con luz propia”.

Anuncios

9 julio 2018 - Posted by | General

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: