Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Vivir en Madrid – Una experiencia nueva para la tarde del domingo.

Por Félix Maocho
16/12/2017

En las tardes del domingo el Café Berlín de Madrid, trasforma su pista de baile en el “El TEMPLO DEL BAILE”, donde la música genera la magia que permite una experiencia única y original, la fusión de una sesión de “Ecstatic Dance” con los “Viajes Sensoriales”. Dos manifestaciones rabiosamente actuales, de una de las formas más viejas de expresar sentimientos y estados de ánimo, el baile. A quien le gusta bailar libre, bailar de verdad, bailar con todo, tienes la oportunidad de darlo todo en la pista de baile.

¿Cuando se comenzó a bailar? – No se sabe. ¿Cuando un hominido comenzó a imitar su propia respiración y los latidos de su corazón para encontrar una cadencia que arrastrara a moverse de forma acompasada al resto del grupo? – Tampoco se sabe. Desde la mas profunda noche de los tiempos la danza ha valido para marcar los acontecimientos más importantes de vida, la forma ritualizada de expresar los sentimientos ha sido la danza. La danza ha acompañado a las bodas y a los entierros, a la celebración de la caza, o de las cosechas, al cortejo sensual y también a eliminar el dolor,

Bailar es un acto de social en todas las culturas, no existe el baile, ni como expresión popular y o como un arte elaborado que funden la danza, con la música, coreografía y escenografía, que no tenga un grupo humano al menos como espectadores que rodeen al bailarín.

Bailar en la actualidad sigue siendo para muchos, una gratísima forma de pasar el tiempo de ocio. De aquí la necesidad encontrar lugares en los que se pueda bailar libremente, lugares donde rompiendo los moldes que encorsetan la libertad de acción y movimiento al cuerpo, te permitas ser tú mismo. Donde a través del baile y la música puedas expresarte con libertad.

De esta necesidad nacen las sesiones de Ecstatic Dance, (Danza del éxtasis), o lugares de baile que no exigen una técnica, o unos determinados movimientos, sino donde se practica un total respeto a la libre creación del bailarín, para que pueda ser él mismo y pueda expresar lo que su sentimiento le sugiere través del baile. Ecstatic Dance nace en los años 90 en Hawai y pronto se extiende por todo el mundo.

Las sesiones de Ecstatic Dance se caracterizan por una cosa, su hacen en silencio. Al eliminar el medio verbal de comunicación, el habitual en el ser humano, se potencia otras formas de comunicación, quizá mas primitivas, pero mucho más espontáneas, como el contacto visual, el mimo, la risa,… y lógicamente en el baile, el lenguaje corporal. En este baile, el movimiento se expande, la energía se activa y aflora una sorprendente creatividad de cada uno y en cada momento. Cada bailarín pasa a ser el creador de su propia danza. Son dos nuevas formas de disfrutar de la vida, relacionarse con los demás y con uno mismo de forma sana, divertida, espontanea… y conocer gente nueva a través de la danza, el lenguaje sin palabras….

La música que propicia este ambiente. es un collage de ritmos de todos los continentes, que emiten un mar de sensaciones que se derraman entre la gran familia en que se transforma el grupo de individuos aislados que iniciaron la sesión. Es el marco adecuado para el goce del baile sin los inconvenientes de las clásicas discotecas, con espacio y ausencia de humo, alcohol y drogas. Ecstatic Dance es una experiencia para todos, pues no requiere ninguna habilidad, conocimiento o experiencia en danza, solo dejarse arrastras por la música y el grupo.

Y junto a la sesión de Ecstatic Dance, otra propuesta no menos imaginativa y diferente, “Los Viajes Sensoriales”, otra experiencia insólita y original, nacida esta en Madrid, concretamente hace unos 5 años en el castizo barrio de Lavapiés.

Si para gozar de la Ecstatic Dance te pedían que no hablaras, para cerrar el mas habitual de los medios de comunicación entre humanos y dar oportunidad de salida a medios paralelos de comunicación, en los “Viajes Sensoriales”, te van a pedir con la misma finalidad que no mires, que des oportunidad de dejar florecer tus otros sentidos, anulados en gran parte por aquel del que más te vales en la vida diaria, la vista.

Inspirado en el teatro sensorial y en el contact improvisación, propone a los participantes un espacio vivencial donde se baila, se canta, se improvisa… todo con los ojos vendados.

Los Viajes Sensoriales abarca todo el abanico de posibilidades que se abre entre una silenciosa practica de meditación y una fiesta de trance. Bajo el principio de que “lo esencial en la vida es invisible a la vista” se establecen tres únicas reglas; respeto y cuidado a los demás y a uno mismo, no utilizar el lenguaje verbal y salvo excepciones, no quitarse la venda que cubre los ojos
.

Ver el reportaje que hizo TV2

Como digo una forma diferente de pasar el domingo por la tarde en Madrid, que merece ser probada.

 

Anuncios

12 junio 2018 - Posted by | General

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: