Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

El futuro de la actual situación demográfica

Por Gpunto

24/8/2017

Como hemos visto en los post anteriores, con el actual índice de natalidad, unido a la “baby boom” que pasamos por los años 70 y a la fuerte emigración recibida en los años 90, junto con la prolongación de la vida media, han transformado la “Pirámide Generacional” un un gráfico que actualmente tiene forma de punta de flecha , pero que, si nada cambia, se transformará en una especie de gruesa columna algo mas ancha por la cabeza que por la base.

 

Si ello es así se estabilizará la población algo por debajo de los 48 millones de personas , para luego declinar lentamente.

Por otra parte, de no cambiar la tendencia de vivir en núcleos urbanos cada vez mas grandes, va a producir la despoblación de inmensas áreas rurales España va a ser un desierto plagado de oasis terriblemente poblados.

 

Como he indicado en todos los párrafos anteriores, esto es lo que ocurrirá, SI NO CAMBIAN LAS TENDENCIAS, pero no hay nada que indique que las tendencias no puedan cambiar, bien debido a circunstancias fortuitas, como a la adopción por parte del Estado de políticas activas que busquen contrarrestar estos efectos.

¿Que circunstancias preveo que se produzcan para que cambien estas tendencias? — A mi juicio se pueden dar las siguientes.

Aumento del índice de maternidad.

Parece poco probable que, de forma general, la población vuelva a desear tener familias numerosas, como las que se tuvieron en los años 40 en España. Parece que hoy, salvo casos específicos de personas vinculadas a círculos religiosos muy ortodoxos, quieran tener tantos hijos como Dios, o la Naturaleza, tenga a bien mandar.

Pero no puede ser descartable este deseo en absoluto, pues las familias con 5 , 6 o 7 hijos. tampoco eran especialmente creyentes en los años 40, sino que simplemente consideraban un bien tener hijos, y un orgullo el criarlos.

No es por ello, no es imposible, que una activa legislación pro natalidad, que facilite el tener hijos, pueda tener una respuesta positiva entre la población de forma muy extendida, puesto que hoy, generalmente se considera que existe una fuerte incompatibilidad entre la maternidad y el trabajo de la mujer.

 

Por otra parte, a la sociedad española se ha incorporado una elevada población emigrante que no renuncia a tener abundante prole, de hecho en los últimos años los nacidos de madre de origen extranjero son ya una proporción apreciable. y son las que han proporcionado parte de tirón el tirón hacia arriba que experimentó la curvadesde 1990, aunque el grueso del crecimiento d fue debido a la entrada de la “baby boom” en edad de gestación.

Lo que está por ver, es si con el paso del tiempo la población de origen emigrante, se “contagia” de las costumbres locales, mantiene sus costumbres o incluso “contagia” a la población local.

Crecimiento de la esperanza de vida

La abundancia de la población anciana está muy relacionada con el aumento de la esperanza de vida, no hay que ser experto estadístico para entender que a mayor esperanza de vida, habrá mayor número de ancianos.

La esperanza de vida no ha cesado de crecer en España situándose entre una de las mas grandes del mundo por encima, incluso, de los principales países desarrollados.

Como podemos ver en el gráfico exceptuando los años de la terrible epidemia del 18 y los no menos terribles años de la Guerra Civil, la esperanza de vida no ha hecho mas que crecer en un siglo pasando la esperanza de vida de algo más de 40 años a algo mas de 80 años es decir hemos doblado la esperanza de vida.

Ello ha sido posible por varias causas. El crecimiento mas espectacular se ha debido por la reducción de la mortalidad infantil. Posteriormente por la mejora constante de la alimentación de la higiene las clases mas humildes, así como una mejor cobertura sanitaria a cargo de la Seguridad Social, han hecho el resto. Y si bien todos nos congratulamos de ello, como todas las cosas tiene su parte mala, los ancianos se han multiplicado en la población española.

Fenómeno al que además se suma el fenómeno de emigración de los jóvenes del campo hacia las ciudades dando como consecuencia un envejecimiento acelerado en las regiones poco favorecidas por el turismo o la industria.

Como en el caso anterior no es probable un posible descenso de la esperanza de vida, Por un lado la curva del crecimiento parece indicar que marcha hacia una estabilización del crecimiento hacia los 90 años. Sin embargo, esto no se ni mucho menos seguro. Los recientes avances de la medicina, en especial la posible regeneración de órganos dañados a partir de células madre, así como la mejora de la medicina preventiva en enfermedades genéticas, hacen que no este en este momento claro, cual es el tope de la edad media del ser humano.

Sin embargo el envejecimiento de la población, supone un aumento de las clases pasivas tan desproporcionado que posiblemente nos haya suficientes ingresos para mantener los gastos de la seguridad social y de ello se van a resentir gravemente, tanto las pensiones, que indirectamente permiten a los ancianos una vida más saludable como simple y llanamente la asistencia sanitaria. Ello puede producir una ligera inflexión a la baja en la esperanza de vida.

Los servicios sanitarios y en especial los servicios geriátricos, pueden verse colapsados y superados por una demanda muy superior a su capacidad, sin tener la pasibilidad de ampliarla por falta de incremento proporcional de los recursos económicos. Muy posiblemente el empobrecimiento relativo de los ancianos unido a peores servicios geriátricos de lugar a un acortamiento de su existencia.

Este aumento de los jubilados en comparación con los habitantes en edad de trabajar, no es solo un problema español, igual que nosotros lo han padecido antes otros países desarrollados, y siempre se ha compensado con la inmigración, (como también ocurrió en España en los años 90 y solo frenó con la crisis). La edad media española está creciendo rápidamente lo que provoca que incluso con altos niveles de desempleo, el mercado de trabajo precise un rejuvenecimiento en muchos puestos que solo a emigración puede resolver.

Por otra parte ya actualmente la prolongación de la vida no viene acompañada en muchos casos de la correspondiente calidad de vida, Muchas personas pasan los últimos años de su vida en un lamentable estado semi vegetativo del que la medicina no tiene la capacidad de sacarlos. Se plantea aquí una solución muy delicada de la que nadie quiere hablar en público, la eutanasia.

Si bien nuestra generación hemos solucionado mas mal que bien, pero al fin y al cabo solucionado el otro tema sanitario y moral delicado, el aborto, no hemos tenido la valentía suficiente para enfrentarnos a la otra cara de la moneda, la eutanasia, dejando la solución del problema a nuestros hijos.

Desconozco cual es la solución aceptable a este problema, tampoco se, si nuestros hijos van a saber encontrar o no una buena solución al problema, sin embargo preveo, que sometidos a dar salida al problema que platea una población anciana que cada vez precisa de mas recursos sociales, encuentren en la eutanasia una solución al menos parcial, quizá parecida al la que nosotros encontramos a los embarazos no deseados.

Despoblamiento rural

El despoblamiento rural supone un mayor riesgo que la simple desaparición de la mitad de los pueblos de España. Una extensísima parte del país a quedar fuera de todo control, Las tierras de cultivo se perderán en favor del crecimiento del bosque, algo que ya esta pasando.

 

En contra de la percepción de la mayoría de la gente el terreno dedicado a bosque aumenta en España. Hoy hay en España una cantidad de terreno dedicada al asentamiento humano similar al que había a principios de este siglo, las c ciudades han crecido mucho, pero sobre todo lo han hecho en altura, mientras que en el campo la población lo vivía  en horizontal, También es mantiene similar el espacio dedicado cultivos, que aumentó por los  50 y 60, pero se está reduciendo desde los 70 volviendo a la extensióon de 1900.

En cambio, el bosque casi se ha duplicado en 100 años, a costa de terrenos marginales y zonas difícilmente accesibles, inadecuadas para ser trabajadas con la actual maquinaria agrícola. Y este proceso se acelerará, si como esta previsto, con el tiempo los alimentos procedan de laboratorios biológicos, si es que así no podremos denominar muchos cultivos intensivos en invernaderos e hidropónicos, que ya surten nuestros mercados, y que con unos métodos mas parecidos a la fabricación en serie que a los agrícolas obteniendo unas producciones que ni en coste ni en cantidad se pueden obtener de ninguna forma en cultivos extensivos.

Todo ello debilitara aun mas la economía del campo tradicional, al acabar con el último sector económico en que trabaja la población rural, generando la última inmigración masiva de los pueblos a las ciudades antes de su colapso total.

Ya globalizan ha mermado los ingresos agrícolas. La aplicación del “cupo lechero” y las importaciones e de alimentos y cereales desde el Tercer Mundo ha supuesto un grave empobrecimiento de la economía rural, que se ha intentado paliar con subvenciones de todo tipo a la agricultura, que no dejan de ser mas que “tiritas” que no consiguen cortar la hemorragia que padece su economía.

Ello tiene como consecuencia dejar una población vieja y empobrecida, encerrada por e su propia pobreza en su terruño , mientras que sus hijos han huido a la ciudad, La población rural envejecida e incapaz de generar nuevos hijos, irá desapareciendo a pasos agigantados ahí donde el turismo no llegue a crear algún puñado de puestos de trabajo.

En un siglo la población rural ha pasado de ser prácticamente la mitad de la población del país a suponer solo el 5% de los españoles pero lo que es más preocupante su participación en el el PIB ha disminuido compasadamente con su población, de modo que hoy esa población obtiene como media la mitad de lo que obtienen los españoles que viven en la ciudad.

¿Puede revertirse esta situación? – Como siempre como poder es posible, pero lo dudo mucho. A su favor tiene que hoy el pueblo más recóndito no vive ni a 20 km de un pueblo con mas de 5000 habitantes ni a mas de 50 Km de una capital de provincias. Las comunicaciones por carretera han mejorado muchísimo en este país, y nadie vive a mas de un a hora de una hospital o una universidad. Por tanto tiene cerca todo lo que pudieran necesitar, tanto en ocio, como en sanidad y cultura. Con buenas comunicaciones y buenos trasportes, vivir en un pueblo no presenta mas dificultades que el vivir en cualquier ciudad dormitorio de una gran ciudad.

Por otra par Hoy casi la totalidad de los pequeños villorios tiene una carretera asfaltada que les une a la red general y las comunicaciones telefónicas y en especial Internet han facilitado extraordinariamente su contacto al menos digital con el resto de la población. Hoy ningún pueblo queda aislado como pasaba antes cuando una ventisca cerraba los caminos, sus habitantes están siempre conectados con la sociedad.

El problema es que para conectarse físicamente dependen del automóvil, algo que en principio no es problema, aun les queda economía suficiente para tenerlo, y más se lo pueden permitir si por vivir aislados se les ofrece algún tipo de subvención, como por ejemplo se hace con los a habitantes de las islas en sus vuelos en avión.

 

Pero hay otro problema, muchos por su avanzada edad ya no están en condiciones de conducir. Esperemos que la posible llegada de los vehículos autónomos venga a solucionar la necesidad de desplazamiento que puedan tener estos ciudadanos para efectuar todo tipo de gestiones, como compras, visitas sanitarias, ocio, …

Por otra parte el teletrabajo puede desplazar hacia los pueblos a gente de la ciudad, si el principal motivo de residir en las ciudades era tener mejores opciones de trabajo, El teletrabajo libera al individuo de la obligación de desplazarse a una gran ciudad, hoy puede tener un trabajo digno y vivir donde le plazca. Y hay mucha gente que opina que la gran ciudad no es el sitio que prefieren para vivir, ni para que se desarrollen sus hijos y añoran vivir en sitios más tranquilos.

En España la implantación del teletrabajo está siendo lenta en relación con otros países como Alemania o Estados Unidos pues aun muchas compañías siguen siendo reticentes hacia el teletrabajo. Sin embargo pronto o tarde llegará y dado lo extremistas que somos en todo, posiblemente también en esto superemos los porcentajes de otros países

A día de hoy y según datos del INE, solo el 22% de las empresas españolas, frente al 35% en Europa, han optado por tener a parte de sus empleados como teletrabajadores. Pero se ha demostrado que hay un aumento de un 25% de productividad debido a los ahorros de espacio en oficinas y tiempo en reuniones y transporte. Por otra parte un 57% de empleados desean esta forma de trabajar, por lo que algunos se atreven a asegurar que se llague a alcanzar un 40% de los puestos de trabajo en teletrabajo, total o parcial.

Sin embargo pienso que esto no va a crear una masiva emigración de las grandes ciudades, pues si es parcial, la obligación de ir por ejemplo una vez a la semana a una reunión en la oficina, , Indudablemente puede suponer un gran alivio para quien vive en una ciudad dormitorio y pierde todos los días tres horas en ir y volver al trabajo, pero no le va a decidir a irse a vivir a 200 km, de su oficina.

Sin embargo, el teletrabajo provoca otras exigencias como es tener en el hogar un sitio aislado del resto de la familia  donde poder trabajar con comodidad, o sea un despacho, Caro esta que podemos trabajar en el salón familiar, pero por ser una sala multiuso tendremos que hacer compatible el uso de la mesa como mesa de trabajo con otros usos como comer,  y el espcio con otros usos poco compatibles como ver la TV.

Todo ello llevara a la búsqueda de una vivienda mas amplia que la que se tiene en la actualidad y como se está libre de desplazamientos, en muchos caso la buscaremos en otras localidades que tenga la vivienda menor precio por metro cuadrado, por lo que es previsible un movimiento centrífugo de las ciudades hacia el campo, contrario al habido hasta ahora. Sin embargo, dudo que alguien que haya vivido en la ciudad, desee vivir permanentemente en un pueblo de 100 vecinos, pero si puede que quiera vivir en ciudades de 20,000 personas, generalmente mucho más plácida, baratas y cómodas.

Igualmente el teletrabajo puede ser la solución a muchas personas que viven en este tipo de pequeñas ciudades, pues les permite conjugar la vida en lugares tranquilos, con la adecuada promoción personal y profesional. Posiblemente esta tendencia frene la despoblción de los lugares superiores a las 7.500 personas. Lo que no veo posible ya es la salvación de lugares de 500 habitantes que no tengan mas recursos que la agricultura, salvo que aparezcan nuevos sctores como el turismo, que lleven puestos de trabajo a lugares sin atractivo turístico y francamente no se me ocurren ninguno.

Sin embargo el teletrabajo no será suficiente para mantener la población en núcleos medianos y pequeños, han de aparecer políticas que primen la instalación de negocios en zonas de riesgo de despoblación, muchas empresas no precisan instalarse en los grandes núcleos brunos y los medios de comunicación tanto terrestres como mucho mas aun digitales han mejorado lo suficiente para no dar especial ventaja competitiva el estar situados en un núcleo urbano, Por tanto pequeños incentivos, de carga impositiva pueden desnivelar la balanza para crea¡ar industrias en lugares aislados.

Descenso de la población

Según los últimos registros estadísticos España ha perdido población desde el año 2012 y se espera que siga perdiendo en los próximos años. Sin embargo contrastan los grandes crecimientos de la decena comprendida entre 1999 y 2009 con la pendiente de la curva de crecimiento que ya se observaba desde 1981

No hay que ser muy experto para observar que a la población nacional se unió un alto flujo de emigrantes entre exactamente 1992 y 2009, Flujo que solo se ha visto cortado por la explosión dela “burbuja inmobiliaria”, dado que la construcción era trabajo que tradicionalmente ocupaban los emigrantes.

Por tanto en la evolución del número de habitantes en España hay que tener en cuenta tanto la emigración como la inmigración. España ha sido tradicionalmente un país de emigrantes. Regiones como Extremadura, Galicia, Canarias, Asturias, poblaron desde el descubrimiento de América al siglo XIX, zonas tan extensas, como Argentina, Venezuela, Cuba o México, mientras que el siglo XX se caracterizó por la emigración a Europa a países como Francia y Alemania y en menor medida Inglaterra.

 

 

Sin embargo en los últimos años, aparte de volver parte de los emigrantes europeos ha habido un flujo migratorio de el extranjero a España, siendo Ecuador en América, Marruecos en África y Rumanía los en Europa los puntos de partida mas importantes, pero ni mucho menos los únicos, casi todos los países latinos, centroafricanos, y del este europeo han contribuido con los jubilados procedentes de Inglaterra y Alemania a engrosar la población española.

Este gráfico informa del saldo neto de la emigración. Excluyendo una inmigración previa a la Guerra mundial, de personas que comenzaron a sentirse perseguida en sus propios países, España siguió con un saldo neto negativo como media, salvo episodios puntuales como pudo ser la llegada de los “Pied-Noirs” de Argelia a comienzos de la 60 y algún otro episodio posiblemente ligado al cambio de Régimen que vino acompañado de muchas personas que hasta entonces habían vivido en el exilio como llevo al exilio a otras personas comprometidas con el Régimen.

Pero de lo que no cabe duda es que a partir del 92 y quizá como consecuencia de la “visibilidad” que dio a España en el mundo tanto las Olimpiadas de Barcelona como la Feria Internacional de Sevilla. España se pone de “modo” como destino de la emigración que culminara en el año 2009 con un incremento de mas de 700.000 personas. Flujo que la crisis iniciada con el “Boom Inmobiliario” cortaron de raíz, produciendo en los siguientes años un fuerte descenso tanto por el retorno de una parte de los emigrantes, como la por la emigración de la juventud española que buscaba en otros sitios lo que el mercado laboral español les negaba.

La crisis económica ha provocado una “espantada” de jóvenes españoles, no hay familia española que no tenga algún pariente próximo joven que no haya hecho las maletas para buscar trabajo en el extranjero, Algunos después de un periodo de adquisición de experiencia profesional y aprendizaje de idiomas aprendizaje de idiomas retorna a España , pero muchos encuentran buen acomodo profesional y sentimental en el extranjero y no volverán nunca a residir de forma permanente en España. Afortunadamente las estadísticas nos muestran que el proceso está remitiendo. mientras que otras estadísticas indican que elg flujo de emigrantes extranjeros aun reducido comparado con el del 2009 ya es lo suficientemente potente para compensar nuestras emigraciones y contribuir positivamente al mantenimiento de la población.  

Como ven son fenómenos exteriores como penurias económicas, guerras y persecuciones genocidas y fenómenos interiores, como momentos de prosperidad, o incluso, “modas”, que provocan tanto la emigraciones como las inmigraciones.

Pensar como reflejan las estadísticas demográficas que en el futuro no va a haber estos “estímulos” es no ser realista. Casi con toda seguridad si seguimos nuestro camino de paz relativo progreso, seremos nuevamente foco de la emigración exterior. Como hemos visto hay extensas zonas de Europa, África y América que nos tiene en su lista de posibles destinos, y por su parte estamos viendo como la falta de futuro, empuja a nuestros jóvenes fuera de los lugares de nacimiento sean estos las zonas rurales o incluso as ciudades cuando el mercado no a les asegura un trabo digno.

Es por ello que no debemos ver al emigrante como un riesgo, es una persona que viene con la intención de trabajar, y que está dispuesto a ocupar trabajos que los nativos no deseamos ocupar, son por ello un inmenso bien para el país que los acoge. así como es un bien el poder emigrar, porque reduce la presión que ejercen los parados en la población y con ello se reduce el riesgo de revuetas y guerras civiles.

Finalizo este tema haciéndolos ver, que en demografía nada es absolutamente reversible y que hay motivos para que las cosas se corrijan por si mismas, pero que si estos no se producen son las autoridades las que deben tomar medidas para resolver los problemas. Si en la edad media los l reyes Asturianos y Leoneses, consiguieron repoblar Castilla concediendo bulas y exenciones fiscales no me cabe la menos ruda que los actuales Estados , con muchos mas medios y conocimientos sociológicos pueden conseguir lo mismo.

GPUNTO

Anuncios

25 agosto 2017 - Posted by | Economía, La España Real | ,

6 comentarios »

  1. Saludos Felix: ¿Cuanto influirá el desarrollo de la tecnología en esta punta de flecha? ¿mas máquinas reemplazando trabajadores, influyendo aun mas el número de hijos por familia o la decisión de no tenerlos , pueblos llenos de gente mayor y ciudades llenas de gente joven sin trabajo? ¿corremos hacia la utopía o la distopía?

    Comentario por markotulio | 26 agosto 2017 | Responder

    • Trasladaré esa pregunta a Gpunto Cuando tenga su respuesta la pondré aquí. Gracias por leerme.

      Comentario por felixmaocho | 26 agosto 2017 | Responder

    • Hola soy Gpunto. Es difícil saber como influirá la tecnología en la evolucióon de la demografia de esta pais (y de cualquier otro). Partes de una premisa que a mi me parece falsa en parte. En mi opinion las maquinas substituirñan a los trabajadores pero que estos se emplearan en cosas que hoy no existen, Asi por ejemplo paso en el pasado, donde los obreros del campo desplazados por los tractores pasaron a trabajar en otros sectores fundamentalmente terciarios, como el turismo.

      Es de esperar, (y de desear), que en el futuro pase lo mismo. Se me ocurre por ejemplo que los desplazados por las máquinas con ayuda precisamente de estas se dediquen al reciclaje de materias primas a partir de las ingentes cantidades de basuras que producimos.

      ¿Será así? Realmente no lo se, , pero ¿por qué no?.

      La inmensidad de los mares esta sin cultivar, ¿No es razonable que aparezcan en el mar industrias extractivas similares a las terrestres, minas, agricultura, ganadería marina,… Por supuesto que el trabajo duro lo harán las máquinas, pero producirá también muchos puestos de trabajo para hombres.

      En cuanto el número de hijos depende de factores de difícil estudio, pero en absoluto de la riqueza de las familias, más bien al contrario, cuanto menos recursos tiene una familia mas hijos suele tener, algo que ya llamó la atención a los romanos que llamaron proletarios a las clases mas desfavorecidas.

      Comentario por felixmaocho | 26 agosto 2017 | Responder

      • 1000 gracias , cierto lo que dices de la premisa, estoy asumiendo muchas cosas. Saludos 🙂

        Comentario por markotulio | 3 septiembre 2017

      • trasladare tu comentario a Gpunto

        Comentario por felixmaocho | 4 septiembre 2017

      • Hola soy GPUNTO, ola soy En efecto tu postura de pensar que la máquina va a desplazar al hombre del trabajo, es una postura generalizada, por lo tanto no me extraña. Sin embargo 200 años de Revolución Industrial deberían habernos habernos hecho pensar que eso no va a ocurrir,
        Mas personas que las que desplazó la maquinaria agrícola del campo y la automatización de las fábricas no va a desplazar la Robotica y la IA juntas, Sin embargo la gente salida del campo y de las Fábricas encontró acomodo en el sector terciario que existía pero estaba poco desarrollado como la enseñanza, la sanidad y el comercio o se inventó totalmente, como el sector del ocio Radio TV Cine, o el gran motor de la Industria Española El turismo, todoos ello posibles porque si bien la gente encontró trabajos de que vivir , pasó a trabajar menos oras con mas rendimiento , pudiendo de ello aprovecharon el Estado para obtener mas impuestos y hacer mas cosas en áreas como Enseñanza Sanidad o Obras Públicas y los Particulares que gastaron en ocio cantidades que antes tenían que gastar en alimentos.

        Yo no veo que la senda iniciada en la Revolución industrial tenga que cambiar en el futuro aunque he de decir que tampoco creo que necesariamente sea así, sólo que necesita unos argumentos mas sólidos que los que suelen dar los Luditas. que no suponen que aparezcan nuevas áreas económicas cuando yo aprecio muchas que posiblemente sean posibles gracias precisamente a la IA y la Robótica, como las ya indicadas del reciclado de los ingentes e inagotable residuos urbanos, o l explotación de la agricultura ganadería y explotacion minera de los mares, la no menos cuidado físico sanitario y mental de los cada vez mas abundantes ancianos o por qué no, la explotación de la luna.

        Cunado oigo a la gente decir ¡Que vamos a hacer!, miro a mi entorno y veo al rededor de mi, tanto por hacer, que hoy no se puede, precisamente porque no hay personas ociosas o no hay dinero para pagarlo o no hay forma de hacerlo que pienso que lo unico que me preocupa no es la falta de trabajo sino de dinero para pagarlo, pero es precisamente la mayor productividad la que permita obtenerlo. .

        Comentario por felixmaocho | 5 septiembre 2017


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: