Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

 Pintores dementes 1ª Parte – Pintores que cayeron en la demencia

                           Le Fou savant

Por Félix Maocho
13/2/2017
.

La demencia en todas sus formas influye grandemente en los artistas que la padecen. Si bien no se hay relación entre las enfermedades psíquicas y el arte, si existen cuando el sujeto tienen dotes artísticas. Esta enfermedad puede condicionar su obra, pues modifica su percepción del mundo, lo que se traduce en una originalidad que afecta a la obra.

Los problemas psíquicos se presenta en todos los niveles de inteligencia. No hay una ninguna relación directa entre psicosis y ser superdotado en ningún orden, tan solo los autismos se relacionan con habilidades cerebrales superdotadas.

Cada enfermedad mental afecta de forma diferente al artista que la padece. No se produce una relación invariable entre enfermedad mental y producción artística, los resultados son imprevisibles. Lo que si ocurre es que la pintura ofrece a muchos pintores enfermos psíquicos, una oportunidad de expresión que resulta muy útil para romper el aislamiento, pues con ella consiguen superar su perdida sociabilidad.

En algunas enfermedades las alucinaciones o los delirios permiten una mayor sensibilidad, transmiten de otra manera, pero, sin embargo, suele haber una pérdida de calidad pictórica. Sin embargo no en todos los casos el proceso es igual, en muchos personas con formación pictórica, después de varios años de vida profesional, cuando entran en algún tipo de demencia, su obra acusa tal desequilibrio.

En otros casos las obras son realizadas por enfermos mentales ingresados en hospitales psiquiátricos como parte de su tratamiento, pero nunca han recibido ninguna noción artística ni especialmente se dedicaron a la pintura en su etapa sana. En esos casos esos pintores se han encuadrado en el «arte marginal» o «art brut», concepto definido por el famoso escultor y pintor francés del siglo XX, Jean Dubuffet, que comenzó a coleccionar este tipo de obras y a divulgarlas. No hay una corriente artística que englobe sus obras, sólo tiene en común el deterioro psíquico de sus autores, y no su estilo o tendencias.

Hans Prinzhorn, psiquiatra e historiador del arte alemán fue el primero en interesarse por el arte de los enfermos mentales. En 1919 encargó a Karl Wilmanns, director de la Clínica Psiquiátrica de Heidelberg, crear un «Museo de arte patológico». Se recogieron 5.000 obras procedentes de 450 internos de distintos centros de Alemania y de otros países. Que hoy se pueden ver en el Museo Prinzhorn en Heidelberg (Alemania).

Posteriormente el nacionalsocialismo denomino a estas obras, «arte degenerado» y fueron expuestas como tales junto a obras de artistas abstractos y espresionistas entre 1937 y 1941. En 1939 más de 4.000 obras de la Colección Prinzhorn fueron quemadas. Sin embargo, para los surrealistas, incluso visitaban los centros psiquiátricos, en busca de una fuente de inspiración para sus obras; eran como la «Biblia». Tanto es así, que la colección de Prinzhorn influyó en máximos exponentes del arte como Salvador Dalí, Pablo Picasso o Max Ernst.

La multitud de pintores que se les ha registrado una dolencia psíquica es tan grande que aun no intentando ser exhaustivos no es posible mostrar por encima la obra de estos artistas sin agruparlos al menos en tres grupos,

  • Artistas sanos que en algún momento de su vida se volvieron dementes
  • Artistas que toda su vida c dieron muestras de demencia
  • Personas sin especial dedicación a la pintura comenzaron a pintar dentro de recintos psiquiátricos.

Hoy nos vamos centrar en el primero de los guapos, los autores que padecieron una enfermedad psíquica.

LOUIS WAIN

Louis William Wain fue un artista victoriano inglés,.conocido por sus dibujos de gatos. Nació con un labio leporino, por lo que los médicos recomendaron a sus padres que le retrasaran el ingreso en la escuela para ahorrarle el sufrimiento del bulling infantil. Por lo que paso parte de su infancia vagando libremente por las calles de Londres.

Posteriormente estudió arte en la West London School of Art con tan buen aprovechamiento que acabado sus estudios, paso a conventirse en profesor de dicha escuela por un breve período de tiempo. Renunció a su puesto de profesor y se especializó en la elaboración de dibujos de animales y escenas campestres. Sin embargo el éxito le vino a través de sus gatos antropomórficos de todas las formas, expresiones, tamaños y colores. H. G. Wells dijo sobre Wain: “Él inventó un estilo de gato, una sociedad de gatos, un mundo entero de gatos. Los gatos ingleses que no lucen y viven como los gatos de Louis Wain se avergüenzan de sí mismos.”

 

 

 

 

La reproducción de los gatos de Wain en revistas ilustradas, cuentos y grabados, es el icono más típico de la época victoriana. Incluso creó una serie de piezas de cerámica donde presento un llamado “gato futurista” que con sus formas angulares y marcas geométricas., han sido catalogadas dentro del estilo cubista.

Quizá esta obra sea ya un precedente de la enfermedad que pronto le iba a sucedert. A los 57 años, le detectaron esquizofrenia progresiva y autismo. Ingresado en un centro psiquiátrico, siguió dibujando, pero, sus gatos cada vez iban deformándose con expresión de alarma y con colores más llamativos.

 

 

 

Finalizo por hoy con este pintor una exploracion que continuaré sobre pintores en los que los trastornos s psíquicos se refel jaron en su obra pictórica.

 

Félix Maocho

Anuncios

13 febrero 2017 - Posted by | Pintura | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: