Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Cines gestionado por los espectadores

Félix Maocho
15/8/2016
.

Que el cine pierde espectadores no es un secreto, hay un reguero de salas de cine cerradas por toda España. La crisis y sobre todo la competencia de nuevos medios de ocio, han hecho mella en los cines, reduciendo tanto el número de espectadores, como el precio de las entradas. La combinación de ambos factores, han llevado al cierre en muchos lados.

Sin embargo, en algunos sitios, los aficionados al cine, se han hecho cargo de las salas que se cerraban y han demostrado que ahí donde los profesionales perdían dinero, ellos han conseguido aumentar la audiencia y cubrir los gastos.

En este post, me centro en la historia de las Salas Zoco de Mahadahonda. gestionadas por aficionados, que no es ni el único ni el primero en España, que está demostrando que quizá el problema de los exhibidores de cine, está en que el público, quiere ver cosas diferentes a lo que ellos ofrecen y sobre todo, desean verlas de otra manera.

Todo empezó en el año 2004 cunado el cine Guitart de San Feliú de Llobregat, como otros muchos en España, decidió cerrar la sala. Se trataba del último reducto de los amantes del cine de autor en el Bajo Llobregat. Un puñado de amantes del Séptimo Arte , veían frustrados sus sueños y de forma espontánea se movilizaron para expresar su pesar por la desaparición del cine de calidad. Dos años después seguían las protestas y el ayuntamiento decidió la adquisición del cine para uso cultural y público.

Además permitió la colaboración de la ciudadanía en la gestión de la programación, creando la Plataforma Pro Cine en la Asociación CineBaix, una entidad sin ánimo de lucro nacida para gestionar la exhibición cinematográfica del recuperado. Esto fue un antecedente que en el futuro tendría sus consecuencias.

En el 2012, la cadena de cine Renoir, dedicada a la exhibición de cine en versión original, ante el descenso progresivo de la audiencia y las pérdidas acumuladas, informá su deseo de cerrar sus salas en Zaragoza, Barcelona y Palma de Mallorca.

Los cinéfilos de Palma deciden crear una gestora semejante a la de CibeBaix, pero a diferencia de lo ocurrido en San Feliú de Llobregat, esta vez no buscan el apoyo del ayuntamiento. CineCiutat, la nueva gestora de los cines Renoir en Palma, pasa a ser una entidad sin fines de lucro que crea y gestiona directamente las salas sin el apoyo de la Administración, solo con las aportaciones de los socios.

Se crea así un modelo, que poco tiempo después se aplica sobre salas de la misma cadena Renoir en otro punto de la geografía. En Mahadahonda, ciudad dormitorio de las cercanías de Madrid y que es la historia que voy a relatar, pues aunque no sean pioneros, la conozco mejor a través de un directivo de la gestora en el momento de la fundación.

Como en Palma, ante el cierre inminente de las únicas salas que solían dar otro cine diferente al puramente comercial, un grupo de aficionados montan una gestora sin ánimo de lucro que busca la forma de hacerse con las cuatro minisalas que formaban el cine Renoir con el único objetivo de tener una oferta cultural cinematográfica.

Para ello, a imagen del precedente de Palma, tratan de crear una organización sin ánimo de lucro, con un modelo de negocio basado en las aportaciones de una comunidad de socios, que hagan un pago anual, que les da derecho como copropietarios de sus salas, tanto a elegir la gestora que llevará la programación de las salas, como en tener precios de entrada más favorables para los socios que para el público en general y alguna actividad en exclusiva para ellos.

El líder de este primer núcleo era Javier Asenjo y su objetivo estaba en conseguir un numero inicial de socios que apoyaran la idea y colaboraran ademas de económicamente en ayudarle a sacar adelante la idea. El objetivo se planteaba problemático, pues la meta estaba en conseguir 1500 socios, que aporten 100 euros cada uno, a cambio, de poder adquirir precio d reducido las entradas, algo que en principio parecía a muchos muy difícil, pero que los entusiasmados y motivados socios se encargaron de demostrar que era posible.

Desde el primer momento se consideraba un “cebo” para conseguir socios que la gestora estuviera muy abierta a la participación del socio. “Funcionamos con una estructura horizontal que permite a los socios meterse en una comisión y así intervenir en la programación o proponer lo que quieran que se ofrezca en este espacio“, señala el gerente.

Lo que parecía imposible se realiza y los Renoir de Majadahonda, propiedad de Alta Films, pasan a depender de la gestora mediante un contrato de alquiles, que los reabrirá con el nombre de ‘Cines Zoco Majadahonda”.

Si embargo, la gestora era consciente que su primer esfuerzo, una vez puestas las salas en marcha debería centrarse en atraer nuevamente al público, socio o no socio, a las salas, pues lo que tenían claro, es que solo era sustentable el proyecto, si el público lo apoyaba con su asistencia.

Aumentar la audiencia

Por otra parte, también eran conscientes que tenían que competir con salas comerciales que iban a luchar por atraer los espectadores a base de dar en cada momento, las películas mas populares. Por ello, se propusieron desde un primer momento que, a parte de una programación con “gancho”, habían de diferenciarse por su oferta de la que se da en las salas comerciales. Por ello, apuestan por combinar cine innovador, de estreno y familiar con cine independiente, manteniendo ciertas proyecciones en VO, pero alejándose de una postura excesivamente elitista y cerrada únicamente para los “entendidos del Arte Cinematográfico”,

Los 1500 socios teóricamente necesarios, se quedaron en la realidad en 900, pero a pesar de todo, deciden tirar para adelante y abren las salas. La nueva etapa se inaugura un 20 de diciembre de 2013, la industria del cine les da su apoyo y uno de los directores cin3ematográficos, David Trueba, a cine completo  presenta su película “Vivir es fácil con los ojos cerrados”.

 

La gestora intentan dar una programación de calidad y junto a películas en versión original, hay ciclos de retrospectivas sobre diferentes directores, entre los que destacan Wong Kar-Wai, de quien se proyecta su nueva cinta “The Grandmaster”, u otros más populares como Martin Scorsese y Roman Polanski.

Pero consciente huyen de cualquier elitismo y aprovechando la experiencia de los CineCiutat de Palma, para iniciar en Majadahonda experiencias que resultan novedosas y no realizadas por el cine comercial, como, actividades familiares, donde se dan pases simultáneos en dos salas, una para mayores y otra para niños, de modo que padres e hijos pueden ir “juntos al cine”, pero disfrutar de películas separadas. “Nosotros queremos recuperar el cine de barrio y que no se pierda esa parte de la vida que puede aportar un cine a la comunidad estando dentro de una ciudad y no en un centro comercial”, decía Javier Asenjo

Otras muchas iniciativas se prueban, unas copiadas de los CineCiutat y otras solicitadas por los propios socios. Unas cuajan y otras no, y así se va avanzando mediante la técnica de prueba y error,

Por ejemplo, hay pases exclusivos para socios, que procuran potenciar la obtención de unas cuotas que den estabilidad a la empresa, frecuentes participaciones de los protagonistas de los films, bien en su parte técnica, como directores, o en su parte artística. Por las salas de cine pasan como figuras invitadas, Rossy de Palma, Santiago Zannou, Tito Valverde, Fernando Franco y Marián Álvarez.

Otra novedad son los pases matinales coincidiendo con el mercadillo ecológico que se celebra en la proximidad un sábado cada dos semanas o dar la misma película en sesiones diferentes, en versión original y en versión doblada..También llegan acuerdos para poder ofrecer pases de madrugada y, junto a la entrada, una copa en el bar de al lado. Uno de los aliados inesperados que encuentran son los establecimientos hosteleros de la zona. El cierre de los cines se deja sentir y por ello son parte interesada en el “reavivar la zona”. “Queremos que este espacio sea un elemento vivo en la vecindad e interaccionar con los vecinos, que ellos mismos ofrezcan sus proyectos“, comenta el vicepresidente.

Aparecen acuerdos con los restaurantes y bares vecinos son algunas de las novedades que ofrecerán en su lucha contra la pérdida de espectadores. Gracias a los acuerdos con los locales vecinos, podrán ofrecer pases de madrugada con documentales de música y, junto a la entrada, una copa en el bar de al lado. “Si no puedes cruzar la montaña, tírala abajo”, comenta Asenjo al respecto.

El primer mes es decisivo, la repercusión que tiene la noticia entre la vecindad, hace que despierte el apoyo del público y consiguen vender 7.509 entradas, lo que supone superar la media de aforo los cines comerciales. Pero no es solo eso, en ese tiempo consiguen sumar cuatrocientos socios más a la causa con lo que alcanzan los 1300 socios, cifra suficiente para poder asegurar el funcionamiento al menos durante un años más, parece como si se asegurara la continuidad de la causa.

El objetivo fue desde el principio, luchar por volver a llevar los espectadores a la sala, pues este factor es mucho mas importante que el precio de las entradas. El autentico problema del cine no son los altos precios ni la crisis, es la competencia es Internet. “Si quieres competir con Internet, y con la cultura del ‘lo quiero todo, y lo quiero ya’, tienes que hacer que ir al cine se convierta en una fiesta”, insiste Javier Asenjo. “Necesitas hacer activo al espectador, y contradecir la actitud de las grandes empresas de cine que lo convierten en un sujeto pasivo”.

Había expectación por saber si los socios repetirían la cuota al año siguiente, podía ocurrir que acabado el año muchos no consideraran la oferta lo suficientemente interesante para renovarla un años más y en efecto eso ocurrió pero pudo cubrirse al menos en una buena parte con la llegada de nuevos socios, lo que permitió dar continuidad al proyecto y así sigue cada

Desde el principio tuvieron todo tipo de facilidades por parte del comercio de la zona, muy interesados en mantener abiertas las salas, pues el cine dinamiza mucho no solo los espacios de ocio, como la hostelería, sino incluso otras tiendas pues es habitual que la gente espere a la hora de la sesión de cine dándose una vuelta por la zona. Por supuesto, también tuvieron el apoyo de el Mundo del Cine, actores y directores residentes en Madrid no dudan en acudir a presentar sus obras cuando fueron llamados, En cambio los distribuidores de cine no les trataron bien, hay que conseguir que te cobren las copias en base de taquilla y no un fijo, cosa difícil de que acepten, después, cundo comienzan a confiar en ti, para que den películas que aun están en cartelera, pero ni pensar en pasar un estreno.

Si con los grandes no hay forma de hacerles comprender que si no ayudan a las salas independientes, al ritmo que se cierran las salas de cine pueden descubrir que un día todos los cines han acabado en tiendas de ropa,.con las distribuidoras independientes, fue fácil entenderse, pues ellas también tiene más difícil colocar sus productos, por ejemplo “Aprendiendo a conducir”, una comedia de Isabel Coixet, se preestrena en sesión exclusiva para los socios de los Cines Zoco.

 

El problema de renovar los equipos

Otro grave problema era el apagón analógico, que es una de las razones que ha cerrado más cines al público, Poco a poco las nuevas películas ya dejando el soporte tradicional y son digitales. Ello obliga a una transformación que supone casi 5 50.000 euros por sala, o sea 200,000 euros a invertir en la renovación del equipo.

Este es un problema pendía como una espada de Damocles, pero que era imposible afrontarlo en un principio y es fundamental y cada día más urgente para poder acceder sin problemas de costosos envíos y poder proyectar copias en perfecto estado de cualquier película de importancia, pues actualmente, prácticamente cualquier película de cierta importancia se ha digitalizado y se puede conseguir rápidamente y sin prácticamente coste de envío de las distribuidoras a la sala de proyección, a diferencia de los viejos rollos de 35 mm. Pesados y delicados.

La obligada capitalización de los cines, ha sido una de las causas del cierre de los viejos cines, pues ha llegado en el peor momento. Así que las nuevas gestoras se encontraron que además de montar una empresa, con todo lo que supone de gastos, tenían que renovar el sistema de proyección. Las gestoras populares estuvieron pues obligadas a buscar soluciones imaginativas para solucionar un problema que cuesta unos 50.000 euros por sala.

En Barcelona, los Cinemes Girona resolvieron el problema en cuatro días vendiendo 3.581 abonos anuales de 30 euros. Con lo recaudado, superaron las expectativas, y pudieron digitalizar una de sus dos salas. CineCiutat optó por las microaportaciones online [crowdfunding], que permitió que les llegaran contribuciones desde sitios como Toledo, Asturias o Madrid. La aportación dan la opción de “apadrinar una butaca” en Yotengouncine.org. “De esta manera se sienten dueños de un cine y nosotros podemos sacarlo a delante”

Los Cines Zoco no fueron la excepción, en el momento del cierre se contaba con con 4 salas de 473 butacas en total en perfecto estado, pero dotadas de 4 proyectores de 35mm. Los socios consiguieron al firmar el acuerdo, la cesión de 3 proyectores de 1K adecuados para las salas mas pequeñas, pero no para la mayor, por lo que pensaron en la adquisición un proyector de 2k adecuada a las dimensiones de la sala.

Actualmente a base de reinvertir las ganancias han conseguido digitalizar todas las salas y si continúan consiguiendo el favor del público parece seguro la continuidad de la empresa. ¿Se podría resucitar un viejo cine de tu ciudad?

 

Félix Maocho

 

Cines foco Cartelera e informacion

15 agosto 2016 - Posted by | Cine y teatro | , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: