Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Viajar – Senderismo tranquilo por la ruta del cañón del Rio Serpis

.
Félix Maocho
24/3/2016

En nuestras correrías de senderistas, si somos amantes de paseos tranquilos por senderos de paso fácil, que nos permitan, a la vez que caminamos, mantener conversaciones con otros senderistas y además poder apreciar la naturaleza que nos rodea, de la mejores elecciones que podemos hacer es seleccionar alguno de los antiguos y hoy abandonados trazados de ferrocarril, que cruzan en muchos sitios la geografía española.

Una elogiable labor en este sentido la ha realizado la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el acondicionamiento de los antiguo trazados de ferrocarril en desuso en Vías Verdes, o lo que es lo mismo, circuitos acondicionados para del senderismo y también para la práctica del cicloturismo.

Los viejos trazados tienen la anchura suficiente y pendientes adecuadas para ser hoy, unos magníficos y apacibles senderos, que con frecuencia se internan por lugares maravillosos alejados de cualquier fea huella dejada por el hombre.

En este blog se hablo de ellas en un post llamado “Web Pata Negra – Vías verdes, para el cicloturismo” . Allí aconsejaba visitar la web “Vías verdes”  a la hora de planificar una marcha por alguna región de España, pues hay en muchas que existe algún viejo trazado abandonado, que puede ser el sendero ideal para nuestras andanzas.

Sin embargo, aun hay más tramos de viejos ferrocarriles abandonados que no están aun recogidos en esta web, por no haberse acondicionado. De uno de ellos, es del que os voy a hablar. Se trata del tramo del antiguo ferrocarril de Villalonga y l’Orxa, un agradable paseo en medio de espacios naturales y patrimonio histórico, que sigue más o menos el cauce del río Serpis.

El sendero es parte del trazado del ferrocarril Carcaixent- Denia, el ferrocarril de vía estrecha a más antiguo de la península, pues su primer tramo, de Carcaixent a Gandía, data del año 1864, siendo recorrido por tranvías de tracción animal a lo largo de sus 35 km de vías. Hubo que esperar a hasta 1884, para que se realizara la prolongación hasta Denia, ya como ferrocarril a vapor.

A diferencia de otro ferrocarriles de este tipo, pensados sobre todo para el transporte de minerales, el objetivo del ferrocarril era marcadamente agrícola, pues su objeto era transportar las frutas y verduras desde la rica zona de huertana de costa a Carcagente, donde enlazaba con el ferrocarril de vía ancha que iba a destinos como Valencia y Tarragona. El tren estuvo funcionando hasta 1969 y no se descarta que en el futuro se aproveche el trazado para trazar un tren de cercanía de Valencia a Denia, pero de momento está a nuestra disposición como senderistas.

El recorrido que vamos a seguir es paralelo al rio Serpis situado en la frontera entre Valencia y Alicante, único rio de Alicante con agua en cualquier época del año,, que por este lugar se abre paso a través de una difícil ortografía, con lo que, junto a la humedad que genera, crea un microclima muy adecuado para servir de excelente refugio a flora y fauna silvestre.

A esta bella naturaleza, se añade el valor de la llamada arqueología industrial. A lo largo de toda la ruta nos encoraremos restos del llamado «tren de los ingleses». Pilares y estructuras de puentes, túneles e inmuebles de la infraestructuras ferroviaria, junto a las llamadas «fàbriques de la llum», pequeñas centrales eléctricas que funcionaron hasta los años 90.

La mejor conservada y la más espectacular, es la llamada de l’Infern, que se encuentra justo en el límite de los términos de Villalonga y l’Orxa, junto a lo que queda de uno de los puentes de la vía férrea. Para alimentar esas centrales, se desviaba el agua del río, formando pequeños lagos en el cauce del Serpis que finalizan en azudes que llevaban el agua a las turbinas.

La suavidad del trazado del tren, nos permite una excursión fácil y sin dificultad, que recorremos acompañadnos del sonido del cauce del río que serpentea buscando su camino hacia el mar, muy próximo al trazado, permitiéndonos disfrutar de estos encantadores rincones unidos por un sendero de poca pendiente que atraviesa algunos túneles, lo que hace un recorrido muy cómodo, en un lugar caracterizado por lo agreste de

La excursión, camino fácil y en la que es muy difícil perderse, es lineal, por lo que o bien buscamos la forma de volver al inicio una vez que acabemos un recorrido de 10 Km, o bien damos la vuelta desandamos el camino en total unos 20 Km. El desnivel del camino es de 160 metros y como indico el camino carece de grandes cuestas, por lo que subiendo tranquilamente se puede tardar unas tres horas y la ida y vuelta se realiza en menos de 6 horas.

Claro está. que si vamos a hacerlo de ida y vuelta, podemos darnos la vuelta en cualquier punto, por lo que podemos ajustar el recorrido a nuestro o horario o a nuestras ganas de caminar. Otra posibilidad, es hacerla en bicicleta, pues el recorrido se presta a ello, salvo en muy determinados puntos.

Es imprescindible llevar linternas, pues a lo largo del camino nos adentraremos en túneles del viejo ferrocarril, en los que nos harán falta. El resto de equipo, el habitual buen calzado, impermeables por si hay lluvia, alguna provisión para el camino y sobre todo agua, pues a lo largo del recorrido no hay lugares donde podamos repostar comida ni fuentes de agua potable. También es conveniente protegerse del sol con gorros, cremas solares, gafas de sol y protectores labiales, sobretodo en los meses calurosos. Esa excursión, se puede realizar e cualquier época del año, eludiendo el sol del mediodía en las épocas de más calurosas, pero es especialmente adecuada para primavera y otoño.

Si iniciamos la ruta en Lorcha, iremos descendiendo poco a poco hasta Villalonga, pero podemos decidir hacerlo al revés, y comenzar la ruta subiendo.

Cómo llegar a Lorcha

  1. Desde el interior de la provincia de Alicante, desde Muro de Alcoy la carretera CV-705. Al llegar a Beniarrés, continuar por la CV-701 hasta Lorcha que está a tan solo 9 Km de distancia.
  2. Desde la costa de la provincia de Alicante, desde Denia CV-725 dirección Pego, CV700 hacia La Vall de Gallinera, dirección Cocentaina hasta el Patró, enlazamos con una pista forestal que nos lleva en tan solo 10 km a Lorcha.
  3. Desde la costa de la provincia de Valencia, desde Gandia N-332, hacia Villalonga CV-680, dirección “La Llacuna”, atravesando la Carretera de les Tres Valls, enlazando con la pista forestal hasta Lorcha.
Allí la excursión comienza en la antigua estación de Lorcha, donde dejamos los coches situada bajo las ruinas del castillo templario de Perpuchent.
Pasamos junto a una encina singular (8 m.) y nos acercamos al cauce del río Serpís, con la habitual vegetación de ribera, incluso podremos encontrar helechos.

Poco a poco el desfiladero se estrecha y así llegamos al primer túnel de 40 m.. La vegetación se hace cada vez más frondosa mierras contemplamos los acantilados del cañón y oímos el correr del agua del río,y en el cielo de vez en cuando cruza algún ave.

Pasamos junto aun espectacular azud del río (50 m.), que merece una corta exploración, mientras contemplamos los estratos calizos labrados por el paso del agua del desfiladero. Llegaremos a una vieja construcción abandonada del ferrocarril,

Después llegamos a la vieja central eléctrica, Fábrica de l’lnfern, donde abandonamos momentáneamente la vía férrea y cruzamos el río por un puente, pues el puente original del ferrocarril está desmantelado.

Cambiamos pues de margen del río, retomamos de nuevo por la senda de la vía del ferrocarril, hasta llegar al apeadero de La Garrofera, junto a unos algarrobos. De vez en cuando encontraremos paneles informativos que nos informan de la geología, la avifauna, la flora, los fósiles de la zona, etc.

Continuamos hasta llegar a otro azud llamado de la Caseta Moru con bellas vistas sobre el cauce del rio. Atravesamos un corto túnel, y pasamos por un viejo meandro abandonado del rio y un puente. hasta llegar al penúltimo túnel, que es largo y donde serán útiles las linternas, muy próximo está el siguiente y último túnel, el más largo ´que pese a tener respiraderos hay que utilizar la linterna.

Continuamos el camino y llegamos a una bifurcación de caminos, a la izquierda sigue la vía férrea pero un cartel de camino sin salida, nos indica que pocos metros más podemos caminar por él, a la derecha, por un camino cementado en cuesta, llega,os a unas casas y después de superarlas por el mismo camino llegamos finalmente a una carretera con abundante señalización que se abre un valle de campos de naranjos que deja a la derecha, el impresionante circo de La Safor.

Creo que es en este cruce de caminos, el momento de elegir entre volver por el mismo lugar o continuar para llegar a la próxima Villalonga.

Los ayuntamientos de Villalonga y l’Orxa intentan, con poco éxito, que alguien adecue el itinerario, sustituyendo a las plataformas los puentes que se retiraron y con ello potenciar el uso, cultural, deportivo y turístico de todos esos espacios. Podría abrirse, y en ello están todos los ayuntamientos implicados, abrirse con relativo poco esfuerzo económico una ruta verde que uniera Alcoi y Gandía, con el atractivo que puede ofrecer ese itinerario, pero de momento el proyecto esta parado.

24 marzo 2016 - Posted by | Viajar | , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: