Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

El problema de las rebajas, el cliente comienza a decir, #yonosoypardo

Por Félix Maocho
21/1/2016

Recientemente me pasó algo que yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez de una u otra forma. Íbamos a regalar un pijama para a un niño de dos años, la talla del modelo que llevamos le quedaba demasiado grande y decidimos volver a pasar por la tienda para llevarnos una talla más pequeña.

Así lo hicimos y en la tienda, muy amablemente, no solo no nos pusieron la más mínima objeción al cambio, sino que nos aconsejaron, (puesto que llevamos la factura de compra), que lo devolviéramos y compráramos la nueva talla, pues en esos días habían entrado en rebajas y así la diferencia, que eran unos cuantos euros, la podíamos gastar en cualquier cosa o guardarla para otra compra posterior. Así lo hicimos, con lo que nos sobró y un par de euros más añadimos un jueguito.

No cabe la menor duda que la empresa había sido muy amables al aceptar los cambios y además se habían portado muy bien con nosotros y la dependienta no solo fue muy amable y sino además muy noble, pues no dudó en informarnos de cómo podíamos beneficiarnos, cuando a poco que se hubiera hecho la distraída, podía habernos hecho el cambio y quedado con la diferencia para su uso personal. Cambien es verdad que la facturación de la empresa cifró un para de euros más con el cambio, aunque lo cierto que por ese precio nos dieron un jueguecito facturado en unos 15 euros.

Pues bien, a pesar de todo ello, a mi se me puso algo así, como la cara de tonto, pensando que si hubiéramos acertado con la talla a la primera, habríamos pagado más por el pijama, que lo que pagamos haciendo dos viajes y dando la lata dos veces en la misma tienda.

Eso es algo que todos hemos sentido alguna vez, que hemos hecho el primo comprando lo que unos días después va a costar menos y la consecuencia hace que muchos solo compren en rebajas aquello que de todas formas iban a comprar. A uno le entra la duda de si lo que me pasó a mi con el pijama del bebé, fue una pseudorebaja y precisamente lo compre cuando habían inflado los precios artificialmente, con el fin de poderlos rebajar posteriormente.

Este es el problema, ¿Ahorramos dinero o nos engañan?, ¿ Por qué hace el comerciante las rebajas?

Durante largos años de vida laboral, he estado esperando a las rebajas de Cortefiel para comprarme el típico “uniforme de chupatintas”, chaqueta azul y pantalón a juego, que llevaba a la oficina. Evidentemente ese traje que el 90% sólo lo compramos para ir la oficina y a funerales, lo compraríamos, si o si, si no rebajaran y nadie sensato se compra más trajes para ir a la oficina que los que necesita ¿Que sentido tiene rebajar esa prenda?

¿Realmente es eso lo qué desean los comerciantes? ¿Reunir a todo su público en una poca fechas, mientras que el resto del año tienen sus tiendas vacías de publico?, ¿Que utilidad practica tiene las rebajas?.

Se supone que las rebajas permiten al comerciante añadir nuevos clientes a los clientes que ya tiene. Si lo que realmente consigue, es simplemente cambiar de fecha sus ventas y desplazarlas a los días en que vende rebajada su mercancía, a mi juicio ha hecho mal negocio.

Si, cierto que ganan compradores compulsivos que compran cosas que mi necesitan ni pensaban compara pero que compran por estar de rebajas, pero a cambio pierden margen de ventas en artículos, que si no rebajaran venderían igualmente, porque se compran por autentica necesidad y no por consumismo.

Yo entiendo que al comerciante se le quedan productos destallados, fuera de catálogo, artículos con pequeños defectos, o que se que dan viejos, que le interesa vender a menor precio con el fin de deshacerse de ellos, pero, ¿tiene sentido que toda su clientela fiel, se sienta agraviada, a cambio que de la venta de esos artículos se beneficien sólo los cazadores de gangas?

Claro está que una cosa son las rebajas y otra cosa son las seudorebajas. Algunos comerciante elevan artificialmente el precio de sus artículos durante unos días previos a las fechas de rebajas, para poderlos vender “con grandes descuentos“ en las fechas señaladas. Una de los más sonados fraudes en las rebajas , lo ha protagonizado la conocida cadena de electrodomésticos Media Mark en el último Black Friday

algo que ha tenido especial trascendencia en las Redes Sociales, que ha dado lugar al hastag #yonosoypardo, una ligera variación de su eslogan “Yo no soy tonto”, lo que unido a la torpe reacción a la “pillada” por parte de Media Mark, ha supuesto una dura perdida de credibilidad en la marca. Sin embargo en esta “pilleria” no ha estado solo ni mucho menos, a practicas parecidas se han unido la cadena rival Worten y la Liberia FNAC, lo que induce a pensar que esta práctica est´mucho más extendida de lo que pudiéramos pensar.

Y se comprende, porque una tienda puede tener interés en vender con un 40% o un 50% en algún producto descabalado, fin de serie o ligeramente averiado, pero no puede ser que ponga todas sus existencias a la venta con ese descuento pues indica una de las dos cosas, que o gana vendiendo con descuento, con lo que los compradores nos preguntamos, ¿Cuanto margen cargan a sus productos?, o pierde, en cuyo caso mayor venta la va a suponer mayor pérdida, y como tanto lo uno cono lo otro es poco probable, casi seguro que quien vende así, tiene que haber aplicado algún truco.

Y turcos hay , por ejemplo poner a la venta productos de baja calidad que especialmente ha almacenado para estas ocasiones. Hay gente que esto es ilegal pero desde julio de 2012, cuando se eliminaron algunas trabas a los productos en rebajas, que pueden ser introducidos en el catálogo justo para las rebajas o llevar años acumulados, pues el único requisito que marca la ley es que los artículos objeto de la venta en rebajas. deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas por lo que basta con tenerlos un par de días en oferta “normal”, para poder venderlos “rebajados” legalmente.

Lo que no se pueden vender como rebajados, son productos de baja calidad o fabricados expresamente para esta finalidad, pero cualquier fabricación de calidad tiene un control que rechaza objetos por no cumplir el estándar de calidad, esto da lugar a la existencia de productos “B” por llamarlos de alguna forma, que se podrían vender en estas ofertas, pues nadie puede saber si fueron o no relimados en un control de calidad. En cambio lo que no se puede rebajar, pero si “saldar” con objetos defectuosos, siempre que se indique claramente que tienen pequeños desperfectos.

Todas estas prácticas son bien conocidas y denunciadas periódica y públicamente por las organizaciones de consumidores que siempre previa a las épocas tradicional de rebajas lanza sus ya consabidos consejos

Hemos de reconocer que siempre habrá productos que por algún motivo, los comerciantes deseen venderlo a menor precio, lo que no es tan claro es por qué eso pasa a fechas fijas y menos a un se entiende que si los comerciantes tiene una “ganga” no quieren que se beneficien de ella sus mejores clientes, sino los compradores especializados en buscar gangas.

Las REBAJAS indiscriminadas y generalizadas, son siempre una ofensa gratuita a los compradores que unos días antes han visitado y comprado en sus establecimientos y la necesidad de deshacerse puntualmente de determinadas mercancías a bajo precio, deberían ser una oportunidad para premiar a los buenos clientes y no a los buscadores de “chollos” que nunca se acercarán a comprar un artículo con un margen interesante.

Claro esta que hay quien no hace rebajas o las hace muy puntualmente. Por ejemplo hay establecimientos que abren unos días de rebajas en exclusiva para sus clientes habituales, a los que han invitado con antelación y solo después, ponen lo que estos no hayan adquirido a la venta al resto de la población. Si ademas esos artículos se rebajan por motivos concretos, como modelos destallado, artículos que se ha sacarse de catálogo, objetos que han estado en exposición, objetos que tienen algún desperfecto poco importante y que claramente se especifica etc.

Nadie puede sentirse ofendido porque otro se lleve mas rebajado que el que él compro, un sofá que ha estado expuesto en la tienda seis mese, o una cafetera con un ligero golpe, y por otra parte el cliente habitual que adquiere una de esas ofertas siente que el establecimiento ha tenido con el una deferencia al dejarle comprar un objeto que no todos pueden adquirir por no haber sido clientes de la tienda.

También hay tiendas que tienen una sección de oportunidades donde el cliente encuentra en cualquier fecha del año artículos a precios rebajados por alguno de los motivos indicados. Cualquier cliente que lo desee puede visitar en cualquier época del año es a sección con la posibilidad de encontrar algo que les cuadre. También estas rebajas no molestan a nadie porque los artículos que se encuentran en esa sección son la excepción e igualmente están a disposición de los clientes habituales-

Por ejemplo muchos supermercados, a última hora del día ponen en venta los productos frescos que pudiendo comerse perfectamente consideran ya no están en condiciones de soportar mas tiempo en la tienda. Los clientes habituales saben la costumbre y el porque de la oferta y quien desea comprar alimentos más baratos sabe que a determinada hora puede encontrarlos.

Ami juicio, y es muy posible que como no soy comerciante, este totalmente equivocado, el mensaje que nos debería enviar un comercio, es algo así como:

“Aquí tenemos un margen lo más pequeño posible, por eso en época de rebajas no podemos hacer rebajas, pues nosotros todo el año estamos en rebajas, Eso si, hay cosas que por diversos motivos deseamos liquidar, aprovéchese de ello, le contamos la razón de por qué lo rebajamos y son oportunidades que una vez vendidas, no podremos repetir”

Félix Maocho

21 enero 2016 - Posted by | Empresa y Marketing | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: