Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Legislación sobre vuelo de drones de particulartes y empresas

Por Félix Maocho
2/1/2016

Los drones es algo que se ha puesto de moda, pero que al contrario de la mayoría de las cosas, me hace el efecto que ha llegado para quedarse. Mucho son los aparatos que en un momento nos parecieron “imprescindibles”, como la moto con sidecar, el hovercraft, el contestador automático, la yougurtera, el hula hoop, el fax, la cadena de sonido, etc etc, que durante un tiempo parecieron muy prácticos e imprescindibles, pero que pasado el furor inicial, poco a poco han ido quedando arrumbadas en un cajón, si no lisa y llanamente, han acabado en la basura.

Sin embargo hay otras cosas, que aparecieron hace ya muchos años y que han ido evolucionando con los tiempos y siguen siendo imprescindibles, y diría más, periódicamente vuelven a estar de moda, como la bicicleta, el bolígrafo, la cámara fotográfica, etc. Pues a mi juicio a este último grupo pertenecen los drones, algo que se inició como un juego de niños y que día a día se le van encontrado más y más aplicaciones y utilidades que difícilmente desaparezcan en el futuro.

Si tu eres uno de esos miles de personas que en estas navidades te vas a unir al grupo de las personas que poseen un dron, o bien piensan que en tu empresa, un dron pudiera ser una buena solución para algún trabajo específico, debes saber que requisitos debes cumplir para utilizar un dron dentro de la ley, pues si lo desconoces te expones a multas y responsabilidades civiles muy graves.

Lo que escribo lo hago en base a lo publicado en DRONE SPAIN, empresa dedicada al vuelo de drones comerciales, en fecha 19 de Octubre por lo que espero que estén muy actualizadas, pero siendo este un ámbito en plena evolución y sin reglamentar hasta hace muy poco, no tiene nada de particular que la normativa se quede desfasada, pues están saliendo leyes y ordenanzas, no solo de ámbito estatal sino de la comunidad europea, así como autonómicas e incluso municipales, que afectan al libre uso de los drones.

Por otra parte, hay que hacer hincapié, que lo que indicamos tiene de ámbito territorial el suelo español y puede o ser aplicable, si pretendemos utilizar nuestro dron en viajes turísticos, por lo que conviene enterarse sobre las normativas locales, antes de poner en marcha nuestros aparatos.

Un poco de historia

La posesión y los correspondientes vuelos de drones sen del tipo RPA o UAV, (con aspecto de helicópteros, o como aviones), fueron un hecho anecdótico hasta el año 2014, razón por la cual los gobiernos nunca se preocuparon de regular su posesión, lo que suponía que nada estaba prohibido y en cuanto al uso de un dron para una actividades comerciales, por defecto se regulaba por las mismas reglas que para el uso de una avioneta, lo que en la practica era decir que estaba absolutamente prohibido.

A partir de los primeros incidentes, no tanto en España, como en el extrajeron, se “despertó· la preocupación por una regulación, el hecho que cualquiera con un desembolso mínimo pudiera “pilotar” su propio dron hicieron ver la urgencia de una regulación, sobre algo que se consideraba de alto potencial tanto para usos particulares como empresariales.

El 5 de julio de 2014 aparece un Real Decreto Ley con medidas urgentes de regulación de la actividad de los drones y se pasó de estar todo prohibido su uso comercial a a poder usarlos en determinadas zonas y bajo ciertas condiciones.

El 17 de octubre de 2014 el Real Decreto se convierte en Ley aunque lo es de forma temporal, a la espera de una ley más definitiva, que se consideraba inminente en cuanto se hablara con todos los afectados y expertos en la metería. Ese proceso se alargó más de lo debido debido a la espera de una nueva normativa europea.

En septiembre en la feria Expodrónica, de Zaragoza, (de la que dimos cuenta en este blog), la Directora General de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) Isabel Maestre, informaba que la relaciona y de la ley ya estaba en el Ministerio de Fomento, pero todos los Ministerios afectados por la ley, en este caso tres Ministerios, deben aprobar la propuesta realizada por AESA y ese proceso es lento, se estima que para mediados del 2016 se pueda tener ya por fin una Ley definitiva, con ello estaos en la meda de como se encuentran la mayoría de los países adelantados donde abunda tanto la falta de reglamentas ion como la existencia de reglamentaciones poco acordes con la realidad.

Situación actual

Recintos cubiertos

El uso de drones en recintos cubiertos, sigue sin ser reglamentada, es decir tu puedes filmar, como aficionado o como profesional, la boda de tu prima, “dentro de la iglesia”, con solo conseguir el permiso del señor cura, aunque esté llena de gente. Pero en la puerta del templo no, porque es la calle y el dron pasa de ser un juguete, a ser un objeto volador controlado por AESA, (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), y esta manda no volar en las ciudades.

Por supuesto que los riesgos civiles y penales que corres de dañar a algún testigo con el dron, son los mismos que corres con cualquier otra actividad dentro del recinto, como si se te cae el trípode de la cámara desde el coro o si un a bombilla de flash explota y hiere a alguien, si con el dron cortas las plumas del sombrero de la Ria Federica, también tienes riesgo de demanda.

Por otra parte muchos drones tanto de aficionados como profesionales, poseen un cámara . Las imágenes que se obtienen con esa cámara e tienen la misma reglamentación referentes a la privacidad (Ley de Proteccion de Datos), que las imágenes obtenidos por cualquier otro medio, por lo que en principio hay que obtener la autorizacion de cualquier persona  identificable que se registre en la fotografía.

Recintos abiertos

Uso privado o uso profesional.

Hay una cosa que diferencia a unos drones de otros y es tan sencillo como si su uso te produce algún tipo de ingresos o no. Se considera un como dron un vehículo volador no tripulado que se destina a tareas comerciales o profesionales. Si no es así y se dedica al ocio no remunerado o recreativo, su actividad está regulada por la Real Federación Aeronáutica de España y por la normativa que determine cada Comunidad Autónoma e incluso cada municipio.

Uso privado

Como norma general, (puede haber excepciones locales), los particulares pueden utilizar su drones en espacios despoblados, estando absolutamente prohibido volar con un dron manifestaciones o aglomeraciones recintos con mucha gente, (recintos deportivos, procesiones, etc). Tienen un “techo” de 120 metros de altura y han de volar dentro del alcance de su vista, o vuelo VLOS, a una distancia máxima es de 500 mts, de donde te encuentres. Es recomendable contactar con alguna asociación de prerrafaelismo próxima a nuestra localidad para conocer el reglamento específico de la zona.

Hay zonas restringidas a los vuelos, por motivos de seguridad. Puede haber muchas causas para ellos pero las mas habituales son, las zonas aeroportuarias, y otras zonas que tengan espacio aéreo reservado, en las proximidades de penales, cerca de edificios públicos, centrales nucleares y otros edificios de especial protección.

Uso profesional

Los vuelos profesionales son considerados aeronaves, y su jurisdicción depende de AESA. Los profesionales, por lo que, (de momento), aparte de tener estas mismas limitaciones que los particulares en cuanto a los violes, precisan que la empresa tenga una autorización para operar comercialmente, que expide AESA, El proceso burocrático es pomplejo por lo que paraece adecuado acudir a la ayuda de los especialistas como AirDroneViuw en la redaccion de los sifguientes documentos;

  • Redacción del Manual de Operaciones de la compañía operadora.
  • Redacción del Plan de Mantenimiento y Documento de Caracterización de la aeronave.
  • Información sobre el proceso de entrega de documentos, solicitud de NOTAM, información aeronáutica, etc.
  • Asesoramiento sobre el procedimiento de legalización de una empresa como “operadora de drones”.

Los “pilotos” también deben poseer un certificado de AESA, que se obtienen después de pasar un examen teórico, examen práctico y una prueba médica. Hay ya numerosas escuelas de pilotos de drones certificadas como ATO que dan el certificado. En la web de AESA encontrarás las escuelas certificadas.

Cada certificado habilita a pilotar un determinado modelo de dron que es con el que haces el examen práctico. Para volar otro dron de diferente marca o modelo, debes solicitar que te certifique un operador, fabricante o ATO.

Procesos largo y costoso de muchas semanas e incluso meses. En la web de AESA podrás encontrar el procedimiento. y tienen las mismas especificaciones que los particulares, “techo” de 120 metros y no superen los 500 metros de distancia. Una excepción es la de los drones de menos de 2Kg (como el famoso DJI Phantome 2), que pueden ir a la distancia que el alcance su radio de control pero eso si han de volar fuera de las zonas urbanas y aglomeraciones de personas.

Además los drones comerciales deben tener una placa identificativa donde aparezca el número de serie del fabricante, el nombre de la empresa operadora y algún número de contacto de la misma.

Esta situación afecta mucho a las compañías comerciales de Drones, las labores más típicas de los drones como es la fotografía periodística, no se puede efectuar para fotografiar manifestaciones y actos deportivos o festivales por ser lugares o poblados o en concentraciones humanas. Otra actividades como transporte a puntos de difíciles,, acceso como obras, auxiliar de bomberos, o de servicio de socorros, suelen ser en zonas urbanizadas. Por último algo muy típico como revisión de infraestructuras, vías, de tren , o tendidos eléctricos, no se puede por la limitación de los 500 metros, igual pasa con otras labores como pastoreo mecánicos o vigilancia forestal.

Legislación futura

Se espera que hacia abril de 2016, ( si se constituye el Parlamento), salga la nueva legislación que salvo cambios de última hora, facilite la vida de las empresas de Drones en especial se espera que permita lo siguiente:

Podrán volar dentro de núcleos urbanos aeronaves de peso inferior a 10 kg de peso, no alejar el dron a más de 100 metros de distancia y volar en VLOS, y solicitar un permiso previo a una Subdelegación de Gobierno. Ello facilita el trabajo de todo lo relacionado con fotoperiodismo y vigilancia así como otras actividades de drones sobre ciudades.

Vuelos BVLOS con equipos hasta 5 kg: para los vuelos automatizados fuera del contacto visual, básicamente consiste en volar el droe a la distancia que el sistema le permita. Con ello se facilita e trabajos como la revisión de lineas eléctricas, trabajos de pastoreo y agrícolas y de reparto de paquetera en zonas dispersas.

Se prevee la autorizaron en Espacios Aéreos Controlados (aeropuertos fundamentalmente) siempre y cuando cumplamos con los estudios de seguridad necesarios y sean aprobados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Con lo que se abre la posibilidad de transporte aéreo a larga distanciade de mercancía mediante vuelos no tripulados.

 

Félix Maocho

Anuncios

2 enero 2016 - Posted by | Empresa y Marketing, Robotica | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: