Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Tipos de injerto de frutales

Por Félix Maocho
28/11/2015

La imagen que ven corresponde a un único árbol que proporciona cuarenta frutos diferentes, obtenidos por sucesivos injertos de fruto de hueso. duraznos, nectarinas, ciruelas, chabacanos, cerezas y almendras en verano. No solo eso el árbol es de una belleza espectacular tanto en primavera, debido a la variedad de colorido como de periodos de floración que tienen, como e otoño cuando las hojas alcanzan una intensísina variedad de coloraciones del violeta intenso a los pardos y rosas. Este es uno de los 16 árboles injertados por Sam Van Aken, escultor y profesor de arte en la Universidad de Siracusa,

Imaginen que es lo que su pone tener 16 árboles que dan 40 frutos diferentes, prácticamente de la primavera al otoño, podrás proveer de fruta fresca tu casa con un huerto no muy extenso, a a vez que disfrutas de un vista bellísima.

Paro no solo motivos estéticos y gastyronómicos hay para injertar un árbol existen otros, si bien el más habitual en un huerto familiar es obtener diversos frutos de un solo árbol. Por ejemplo injertando diferentes variedades, podemos tener naranjas tempranas y tardías en un solo naranjo, extendiendo la temporada de recolección de frutos o incluso injertar otros cítricos como limones o mandarinas con ello de pocos árboles podemos tener mas variedad de frutos o extender la temporada de recolección de frutos. Las mismas razones son aplicables a otros frutos como manzanos, de hueso, o parras.

Belleza delfárbol de los 40 frutos

Otro motivo puede ser sustituir total o parcialmente una variedad por otra de mayor calidad a la que hemos tenido acceso. bien poco a poco para no perder cosechas, cada año unas ramas o del todo. Con ello ganamos tiempo en tener en producción los nuevos árboles que tardarían varios años en dar fruto partiendo de nuevas plantaciones.

Un tercer motivo es aprovechar la raíz de variedades que crezcan bien en nuestro terreno, para cultivar variedades que difícilmente crecerían en ese terreno. Un ejemplo típico son las parras donde a una cepa “americana” resistente al nildium se le injertan varas de frutas autóctonas o variedades de uva mas adecuada para la significación.

Una tercera posibilidad se “revitalizar” un árbol viejo, su sistema radicular es potente y extenso pero ya sus ramas son leñosas y no dan mucho fruto, no ha perdido parte de la copa por rotura accidental de una rama, pues en ese caso se sustituye la rama que falta o se cambian las ramas viejas por ramas nuevas de la misma variedad lo que mejoren la forma de la copa o permitan posteriormente la poda de ramas excesivamente viejas.

Compatibilidad de los injertos

Sin embargo no tod0s los injertos son posibles, La primera condición es que la variedad y el patrón deben ser compatibles, siempre un árbol es compatible consigo mismo, y muy frecuentemente con variedades de la misma familia botánica, pero a medida que las especies se alejan entre si es mucho mas difícil conseguir que “agarre” el injerto. Aunque hay excepciones el membrillero, género Cydonia, suele emplearse como patrón para injertar el peral, género Pyrus. Igual pasa con el Pistacho (Pistacia vera) y el Terebinto (Schinus terebinthifolius), ambas especies de géneros distintos, que admite injerto entre ellas o con el naranjo (Citrus sinensis) sobre Poncirus trifoliata, de la familia de las rutáceas, pero emparentado con los citrus y que resistencia bien al frío por lo que con frecuencia se utiliza como base para el injerto de varias especies de citrus en plantaciones comerciales.

Por tanto cuando pretendamos hacer un injerto fijémosnos en su nombre científico y si la familia coincide podemos intentarlo, Por ejemplo, queremos injertar mandarinas en pomelos, ¿Será posible? – La mandarina es el Citrus nobilis de la familia de las Rutáceas y el pomelo es Citrus paradisi y de la familia de las Rutaceae, por lo que en principio será relativamente fácil de injertar.

Pero si intentamos poner moras de zarza en un moral no será posible, pese al aspecto similar de fruta pues un moral es Morus nigra de la familia Moraceae y la zarzamora es la Rubus. ulmifolius de la familia Rosaceae por lo que en cambio puede que el injerto prospere en un rosal (o a la viceversa, porque el rosal es una variedad de Rosa de la familia de las Rosaceae como la zarzamora.

Seleccionar el injerto

Lógicamente debemos elegir una estaca sana. La variedad y el patrón deben proceder de material vegetal sano, sobre todo sin virosis, pues se lo traspasaríamos al portador, y libre de parásito. Cuanto más sano esté el portador más probabilidades hay de éxito, pero este no lo podremos elegir pues sera el que tengamos.

Poner en contacto el cambiun de receptor e injerto

Lo último a tener en cuenta es que el cambium, o zona generatriz, el tejido situado debajo de la corteza de ambas partes ha de quedar en íntimo contacto pues es este tejido el que permite la fusión entre ambas maderas.

Injerto adecuado en momento adecuado

Por último el injerto ha de hacerse en la época adecuada según el tipo de injerto que deseamos realizar, teniendo en cuenta que algunos tipos de injerto precisan de un preparado de poda previo a la ejecución del injerto en sí. Por tanto hay que planificar los injertos con bastante antelación.

Hay dos épocas adecuadas para realizar injertos, antes de que comiencen los árboles a echar nuevos brotes, es decir de enero a marzo, (en el hemisferio norte), para los injertos de púa, y desde principios de primavera al otoño, para los injerto de yema, es decir, cuando la corteza del patrón se pueda despegar con facilidad y el árbol esté en vegetación, fluyendo la savia, por tanto cambiando la técnica de injerto, prácticamente podemos efectuar el injerto durante casi todo el año.

No obstante se suelen realizar los injertos o bien cuando el árbol portor o la parte que tiene la raíz tiene un mínimo de natividad vegetativa, para el injerto por púa, o por el contrario cuando el árbol esta en pleno periodo de crecimiento de las yemas, antes de la floración, en el caso de utilizar la técnica de injerto de yemas.

La experiencia indica, que según e tipo de injerto y la especie de portor, hay unas fecha más adecuadas que otras para tener las máximas probabilidades de que agarre el injerto.

calendario de injertos

Cuidado de las heridas 

Recubre las superficies cortadas con cera o mástic para injertar. Una marca comercial es Arbokol.  Debe quedar protegido de la desecación. En los injertos de yema en T o también llamados de escude, no hace falta poner cera, sólo atarlo.

Ata firmemente el injerto con rafia o con una cinta adhesiva especial para injertos. Si el injerto es de yema deja la yema libre de atados. Una marca muy acreditada es Parafilm  que es biodegradable, por lo que no hay que preocuparse de recogerla acabada su función

Obsevarán en primer lugar que los tipos grupos de injertos, de púa y yema tiene diversas subtipos, y que no todos ellos son adecuados a todos los frutales. En segundo lugar el momento de realizarlos varía según la especie, pues cada especie de frutal tiene su propio ciclo de flujo de savia, lo que condiciona el éxito de los injertos al igual que condiciona la floración o la caída de la hoja.

Injertos de púa

Le injerto de púa, consiste en incrustar una trocito de rama fino que posea yemas en una rama mucho más gruesa del portor. Hay cuatro tipos diferentes, de los que ademas se derivan multitud de variantes en mayores o menores detalles

Hendidura o púa

hendiduraSobre una rama de unos 20/40 mm, previamente podada en invierno, se refresca el corte cortando la rama un trozo más y en ese muñón, se efectúa una e hendidura diametral golpeando con un mazo la hoja de una navaja. Se introduce en el centro de la hendidura una cuña, para que quede abierta y resulte más fácil introducir las púas.

Las púa, son ramas finas con dos o tres yemas, que se cortan en bisel a dos caras. Normalmente se introducen dos púas, una en cada extremo e la hendidura. Procurando que la zona del cambium, (la inmediatamente interior a la corteza), quede en contacto. Al ser la corteza del patrón más ancha que la de la púa, estas quedan ligeramente desplazadas hacia el interior. Se saca la cuña se ata y se cubren con mastic todas las heridas, tanto en la hendidura como la parte superior de las púas.

La época más adecuada es cuando tanto el patrón o portainjertos tenga las yemas hinchadas, pero antes de que inicie el crecimiento activo, pues de ser así al rajar el patrón, se desprende con facilidad la corteza y no prenden bien la púa.

Este tipo de injerto se utiliza para dar mejor forma al árbol o para cambiar de variedad. Y es el más utilizado para multiplicar frutales. En frutales de hueso no es recomendable, pues son propensos a segregar “goma” por las heridas, impidiendo una buena cicatrización.

Corona o corteza

Corteza

Al igual que en el caso anterior se descabeza una rama podada previamente en el invierno para refrescar el corte. La mayor diferencia es que no se hace hendidura en el portor sino tan solo una incisión vertical que afecta solo a la corteza y a uno de los lados se levanta algo la corteza con la navaja sin afectar el otro lado del corte. Cabe injertar solo una púa o dos, una en cada lado de la rama como en el caso anterior

La púa la que tiene mas cambios en primer lugar se la da un corte perpendicular hasta la mitad de su grosor y se corta longitudinalmente hasta dejar solo en la parte a injertar la mitad de su grosor para facilitar su apoyo en el tronco del árbol. Otra modalidad mas sencilla cosiste en cortar en la puá en bisel, sin ofrecer un apoyo de asiento sobre el tronco. En cualquier caso se bisela la punta por ambos lados. Ademas al lado de la puá que va a quedar cubierto por la corteza del portor se le quita la corteza en toda su longitud. Se coloca la puá del lado que se levantó la corteza de modo que la corteza del portor solape el trozo descortezado de la púa. Se ata y protege con mastic.

Este método se utiliza para la variedad cultivada por una nueva. Resulta de más fácil ejecución y reemplaza al de hendidura en cualquier circunstancia.

Costado o lateral

lateral

Consiste en situar una púa en un tronco o rama mucho mas grueso que la puá y que ademas no hay interés en desmochar. En este sistema no es necesario hacer previamente una poda, Se conserva buena parte del ramaje, aunque podan ramas para que dejen espacio a las nueva. En la corteza del portainjerto, se efectúa una incisión en forma de T en la cual se introduce una púa, con dos o tres yemas, cortada en bisel. Para la sujeción de la púa puede utilizarse una tachuela o clavo. La zona de injerto y el extremo superior de la púa se cubren con mastic.

Permite injertar muchas puás en una misma rama por lo que puede substituirse una variedad por otra en poca tiempo.

Injerto de púa inglés

inglés

Para realizar este injerto el patrón y la puá han de ser de aproximadamente el mismo diámetro, de no coincidir habrá que colocar ligeramente desalineados de modo que el cambium de ambos coincidan en una zona al menos

Para hacer el injerto se descabeza la rama con un corte en BISEL de unos 4 cm. y se hace una hendidura en el bisel a 3 cm. del extremo, con la púa se hace lo mismo. Se ha de procurar

que los cortes queden a 5 cm. de una yema, para evitar que, al entrelazar las lengüetas del patrón e injerto se abran demasiado. Cubrir con mastic la herida y cuidar el atado, incluso “entablillando” la unión con algunos palillos.

Injertos de Yema

El injerto de yema, consiste en insertar sólo lo mínimo iprescindible una yema con un mínimo del cambium y la madera subyacente. El inkerto de yema tiene tres grandes tipos diferentes:

Escudete

escudete

En el injerto de yemas , una yema fértil con algo de corteza se inserta bajo la corteza de una rama. Es el injerto más empleado debido a su fácil ejecución y buen éxito de prendimiento.

La vareta que va a ceder la yema se desfolian, conservando un trozo del peciolo (rabito) de la hoja para facilitar la manipulación de la yema, así como para protegerla. La yema se extrae por medio de dos cortes: uno transversal, a un centímetro por encima de la yema, y otro longitudinal, comenzando a 2 cm por debajo de la yema.

El corte longitudinal ha de ser limpio, ejecutándolo en una sola intervención, es decir, sin repasar. La extracción supone cortar una porción de madera de la vareta situada debajo de la yema, la cual normalmente no se elimina.

Sobre el patrón a injertar, generalmente de un año y con un diámetro de 8 a 25 mm, se efectúa un corte transversal y otro longitud, en forma de T, que únicamente afectan a la corteza. Seguidamente con la espátula de la navaja se ahuecan las dos alas de la T y se introduce la yema de la variedad, debiendo evitar que su extremo superior quede por encima de la T (si sobrepasa se corta el trozo sobrante).

A continuación se procede al atado, comenzándo por la parte inferior y procurando que no queden huecos por donde pudiera entrar aire, pero dejando al descubierto la yema. Este injerto no requiere el empleo de mastic.

El injerto se considera que ha prendido cuando la yema se hincha y el trozo de peciolo amarillea y cae de forma natural. Si el peciolo se deseca, volviéndose oscuro, y no se desprende, el injerto no ha prendido. Cuando la yema injertada brota en primavera, el patrón se descabeza por encima del punto de injerto.

Chapa

chapa

Este tipo de injerto empleado en frutales como el nogal y cítricos y en especies de corteza gruesa en las que el injerto de escudete sería más difícil y de menor efectividad..

Tanto el patrón como la variedad deben estar en crecimiento activo para separar fácilmente las cortezas. Suele efectuarse en ramas jóvenes de 2 a 10 cm de diámetro. El éxito de este injerto es igual o mayor que el del injerto de yema o escudete y es preferible para árboles de hueso, pues que el exudado gomoso es inferior que en otros injertos.

Previamente, dos o tres semanas antes del injerto se eligen en los árboles de la variedad a injertar las varas de las que se extreman las yemas. Han de ser varas sanas de un año y en ellas se eligen las yemas a injertar. Se corta el limbo de sus hojas, dejando el peciolo (rabillo) de las mismas. Pasadas las dos o tres emanas es fácil desprender los peciolos y dejar libre la yema situada en su axila. Con esta operación se facilita el atado de la chapa, en especial en especies frutales como el nogal que tienen la base del peciolo muy gruesa, lo que dificulta el buen atado.

Con una navaja se desprende un cuadrilátero de corteza (chapa) que lleva una yema.

El patrón d¡se puede preparar de tres formas:

  • 1. Eliminando de la corteza un trozo del mismo tamaño que la corteza de la yema del mismo tamaño y forma.
  • 2. Dar tres cortes en forma de doble T, levantamos la corteza con la navaja y colocando la chapa bajo las cortezas,!!br0ken!!
  • 3. Dando tres cortes en forma de U invertida, desprender la corteza y colocando la chapa bajo ella

Posteriormente atar bien dejando la yema sin ataduras y proteger todas las heridas con mastic para evitar la deshidratación.

Cuando hay una diferencia excesiva de grosor entre las cortezas del portador y la yema, rebajarla con la navaja por los bordes en contacto hasta dejar las dos cortezas sensiblemente iguales para no dejar huecos al atar

Chip o astilla

Chip

Es un injerto de chapa mejorado, pues es puede realizarse en épocas en que la corteza no se desprende bien. Es especialmente adecuado para la vid, pues las yemas de esta especie son muy gruesas e impiden un buen ajuste en los injertos de escudete.

La yema de la variedad a injertar se obtiene mediante dos cortes, el primero a un centímetro por debajo de la yema, transversal profundo y ligeramente inclinado hacia abajo (de modo que al final deje un pequeño bisel) y el segundo se efectúa longitudinalmente, iniciándose a unos dos centímetros por encima de la yema, cortando una “astilla” con la corteza y parte de madera.

En el portor se hace una incisión similar en tamaño, pero en profundidad suficiente para que siempre que llegue al cambium, Si la corteza del patrón es más gruesa que la del injerto , el hueco a efectuar en el portor sera similar en tamaño pero mas profundo. de forma que se pretenda que el máximo de los costados coincidan los cambium de ambas tramas.

Se cubren con mastic las heridas y se ata con cinta plástica para evitar la deshidratación. La yema ha de quedar libre, y la ligadura debe permanecer hasta que la yema emita un brote de 8-10 cm. Cuando suceda se procede al descabezado de la varied no deseada. Si fallara el injerto, se puede hacer uno nuevo, un poco más abajo que el anterior, al no haberse descabezado el patrón la rama seguirá vigorosa.

Cuidados posteriores  al injertado

Elimina los brotes tiernos que salgan por debajo de la zona del injerto que hacen la competencia a nuestro yema.

Los injertos de yema se deben desatar hacia los 15 días porque agarran muy rápidamente y si no los desatas pueden ahogarse cuando brotan.

Los injertos de púa no los desates hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. La mejor forma de desatarlos es cortar la ligadura con un cuter por el sitio más alejado de los injertos. Y separar la ligadura que se habrá acartonado con el mastic.
Si lo crees necesario “entablilla” o pon un tutor a la ramita injertada para que el viento no la mueva hasta que agarre. Aunque en los injertos de púa el cambio de diámetro es lento, pudiera pasar que la atadura estrangulara el paso de la savia, por ello salvo que sea auto degradable conviene arrancar la ligadura cuando estemos seguros que el injerto ha perdido

Por último, paciencia, hay plantas más difíciles de injertar que otras. Por ejemplo, lo más probable es que no funcione hacer un injerto sobre Roble o sobre un Abedul; sin embargo, los injertos de Cerezo pueden agarrar casi el 100%, no queda más solución que insistir.

Félix Maocho

.

Extracto de

 

indice

 

28 noviembre 2015 - Posted by | Horticultura | ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: