Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Ecomomía Colaborativa – La competencia de UBER se llama Amazon. ¿Y entonces, qué dirá el gobierno?

Por Félix Maocho
29/10/2015

En vista de la hostilidad con que los taxistas se han opuesto a UBER y el apoyo que han encontrado en la justicia de algunos países, UBER esta evolucionado para entrar en un mercado mucho menos conflictivo, el del reparto domiciliario.

Menos conflictivo, porque quien opera en ese mercado, por un lado no ha tenido que pagar una elevadisima una licencia municipal y por otra parte, porque al no haber más “numerus clausus” que los que dicta la competencia y el mercado, están acostumbrado a operar en un duro mercado competitivo, donde un competidor más, no es más que eso, un competidor más.

Sin embargo, UBER no lo va a tener sencillo en este área, pues si llegan a establecerlo, lo mismo que ellos lo hacen, pueden hacerlo otros y uno de los que se han subido al carro, no es nada menos que Amazon, el mayor gran almacén por Internet que existe en este momento y quien mayor problema tiene para resolver lo que pretendía a hacer UBER, llevar un paquete a domicilio.

Anazon ha puesto en funcionamiento un nuevo servicio, llamado Amazon Flex que al igual de UBER, busca rebajar costes de trasporte, mediante conductores con vehículo propio y tiempo libre, deseoso de ganarse un jornal repartiendo los pedidos a domicilio. De momento y de forma experimental, ya funciona en el área metropolitana de Seattle (USA), y tiene previsto extenderlo próximamente a Nueva York, Baltimore, Miami, Dallas, Austin, Chicago, Indianapolis, Atlanta y Portland y no me cabe la menor duda, que poco a poco lo extenderá a otros paises en los que opera, entre otros España.

Tal como lo presentan en USA, se trata de que te ganes entre 18 y 25 dolares a la hora por la entrega a domicilio de paquetes de Amazon con tu coche particular y un smartphone, trabajando los ratos libres que desees los días que desees. Evidentemente los sueldos de a Amazon no serán los mismos en USA que en Tanzania, pongo por caso, pero suponiendo que sueldos un 20% san bajos para España, supondría ganar como media unos 18€ a la hora. De modo que quien dedique a ello 4 horas, (media jornada), le supone ganar mas o menos 72 € al día, y dedicando cinco días por semanas, (20 días al mes), mas o menos 1400€, sueldo que supera con mucho, el sueldo mínimo, algo que es realmente interesante, cuando estamos hablando de un empleo de media jornada.

Claro está que a esa cantidad, habría que restar gastos especialmente, la amortización del coche, sus averiás y seguros, así como el consumo de combustible, y al resto que quede lo que corresponda para Hacienda y Seguridad Social, pues evidentemente Amazon no va a ocultar a Hacienda esos pagos por lo que nunca se podrá considerar como “dinero negro”.

Indudablemente es una solución de emergencia para muchos parados que pueden encontrar ahí, un medio de resistencia hasta encontrar trabajo en el mercado tradicional, así como para personas con dificultad de horario para acceder al trabajo laboral tradicional, como quien compatibilizar el trabajo en casa y fuera de casa y no consigue conciliar su horario familiar con el laboral, También será una alternativa para muchas asistentas a domicilio y personas que hoy tiene trabajos por horas, como empleados auxiliares de supermercado y camareros, que refuerzan las plantillas en momento punta de clientela.

Todo ello puede suponer un tirón hacia arriba de los sueldos mas bajos e inseguros, que termine subiendo el conjunto de la masa salarial, algo que comienza a ser conveniente, ahora que la situación económica de las empresa no es tan agobiante como antes.

Amazon Flex parece consistir en que Amazon establece en las áreas donde funcione Amazon Flex unos puntos de encuentro, donde sea fácil descargar los camiones que viene del almacén con los pedidos preparados y cargar los coches particulares. Los paquetes se recogen en un lugar cercano y se entregan en un radio que depende de la duración del trabajo acordado.Ahí cada coche cargará los paquetes a repartir, a ser posible todos en una pequeña zona geográfica y en número de paquetes tal, que lógicamente se puedan repartir en en el tiempo que tiene acordado. En función de los paquetes repartidos se cobra lo acordado.

Para ello buscan conductores con mas de 20 años de edad con coche y carnet, también será necesario un teléfono con Android y carecer de antecedentes penales, Recibiran una App que les facilitara el trabajo , tanto del reparto en si como de la contabilización de los ingresos que se perciben, Queda claro que no se establece ninguna obligación contractual entre Amazon y el “transportista” y que queda al albedrío de Amazon continuar el servicio de reparto con cada uno de sus transportistas. Por tanto la penalizacion de extravío, rotura, o retraso en las entregas puede ser la perdida fulminante y sin indemnización de ningún tipo.

Libremente se puede elegir cualquier bloque de trabajo, 2, 4 y 8 horas disponibles al día, o sea trabajar tanto o tan poco como quieres y probablemente modificar tu acuerdo si en la zona hay un tráfico de paquetes que lo justifiquen. En un futuro, cuando las áreas de reparto sean pequeñas, está previsto aceptar incluso reparto en bicicleta y puede que andando, asíi como poder libremente ampliar el trabajo hasta 12 horas diarias si así lo desea. Por tanto en el futuro puede ser el trabajo ideal para quien desea hacer a la vez un poco de ejercicio, o para los adictos al trabajo.

Evidentemente este sistema plantea en España problemas adicionales. ¿Se considera, autónomos a quienes quieran trabajar solo unas horas, o pueden aplicare el mimo criterio que se apalica a las asistentas?, ¿Habrá queja de intrusismo de los SEUR, UPS y compañía, como es habitual?. ¿Cómo y cuanto hay que devengar los impuestos y la Seguridad Social?

Pero supongamos que todos los problemas se resuelven mejor, que la forma un tanto arbitraria como se han resuelto los problemas entre UBER y los taxistas y el servicio, lo haga UBER, o Amazon se establece. ¿Cuanto tardarán en tener un servicio similar cualquier Hipermercado, tiendecita de barrio y Grandes Almacenes, así como todas las empresas de paquetería entre ciudades para recoger y entregar los paquetes a domicilio Si vale para unos vale para todos.
Eso puede hacer, que una parte pequeña, pero sensible, de la población trabajadora, tenga unas ventajas, y también unos inconvenientes, diferentes y nuevos en el mercado laboral.

Podremos hablar de autónomos de nueva especie, que cotizan por horas trabajadas, o lo que es probable por dinero recibido, por lo que muchos en el futuro, en el momento de la jubilación o de enfermedad resultaran “mediopensionistas”, pero como para entonces, se les habrá olvidado lo que cotizaron y reclamarán los mismos servicios de sanidad y retiro que quienes han cotizado por un trabajo continuado. ¿Es eso justo? ¿Podemos dejar que mueran sim asistencia por haber pagado menos a la SS?

¿Estamos abriendo la puerta a lo que, si Dios no lo remedia, será la forma de trabajar mas abundante a medio plazo, dentro de pocos  años?. En el fondo, no es más que ir un poco más allá en la externalización de los servicios, el trabajo ya no se va a China, se queda aquí, pero en condiciones un poco “asiáticas”. Claro, que al menos es un trabajo.

Félix Maocho

Este post pertenece a la serie “Economía Colaborativa” del que ya se han escrito

 

 

28 octubre 2015 - Posted by | Empresa y Marketing, Informática para PYMES | , , ,

4 comentarios »

  1. Buena reflexión, Felix, pero hay un requisito más que deben cumplir aquellos que quieran sumarse a este nicho de empleo.

    Según la normativa española vigente, quien cobre por llevar carga -desde 1 gramo a toneladas; como empresa de transporte o como autónomo- debe tener un carnet oficial de transportista que se obtiene tras pasar un examen. Quien se dedica al transporte sabe cuales son las consecuencias si la Guardia Civil o los Municipales te pillan sin dicha autorización y trabajando.

    En el caso de Amazon Flex, cabría la posibilidad de que la empresa se convirtiera en empresa de transporte y sus conductores estuvieran bajo el paraguas legal de su licencia, pero entonces los conductores -tanto con vehículo propio como de la empresa- tendrían que estar en plantilla, fijos o eventuales, pero en plantilla de Amazon Flex, lo que contradice el modelo de negocio que plantea la multinacional americana.

    En cualquier caso, sería un trámite más que deberían realizar los conductores y, cubierto el requisito, podrían operar legalmente como transportistas autónomos.

    Por último, decir que estoy de acuerdo con tu consideración final: sí, esto es posiblemente el futuro en el mundo del trabajo y no solo en tareas de baja cualificación profesional. Y sí, abre un importante problema sobre las cotizaciones, las atenciones sanitarias y el acceso a una pensión, y como siempre, nuestros preclaros legisladores ya están tardando y tardando y tardando……

    Gracias y un abrazo.

    Comentario por Unimouse | 29 octubre 2015 | Responder

    • Como indico en el artículo “Evidentemente este sistema plantea en España problemas adicionales” y uno puede ser el que indicas, por eso añado, “Pero supongamos que todos los problemas se resuelven mejor, que la forma un tanto arbitraria como se han resuelto los problemas entre UBER”

      En efecto, si se aplica estrictamente la ley, posiblemente se puedan agarrar, como en el caso de UBER, a eso para prohibir el servicio., Sin embargo, yo creo que seria algo muy traído por los pelos, pues todos transportamos bienes de nuestras empresas, sin que la policía nos haya dicho absolutamente nada. Por ejemplo, yo he sido lo que se llama “viajante” y siempre he transportado muestras, catálogos y cantidad de cosas de mi empresa en mi coche particular, por supuesto sin tener carnet de transportistas, y claro está, aparte de mi sueldo y comisiones, se me pagaba por el transporte un kilometraje, (que se declaraba a Hacienda), por tanto mirándolo con rigor, hubiera debido tener tarjeta de transporte y nunca la he tenido, como estoy seguro que no tiene los motoristas que hacen de mensajeros, o los repartidores de publicidad de los buzones, o el chiquito de la tienda de la esquina, (ni sus empresas), y como yo creo que las pasara a los cientos de “fregonetas” que andan por las calles llevando mercancías de un sitio para otro.

      Lo que si hay que tener en cuenta, que esto es una solución válida de trabajo para mucha gente, como lo es el trabajo doméstico de las asistentas, tambien por horas y sin contrato fijo y algo más que legalismos bastante trasnochados, (¿ para qué hace falta una tarjeta de transporte para llevar un paquete?), tendremos que buscar, para negar esta fuente de trabajo, a personas sin otra forma de conseguir ingresos, si no hay argumentos más serios.

      Comentario por felixmaocho | 29 octubre 2015 | Responder

  2. Está claro que la legislación podrá facilitar o dificultar las nuevas maneras de organizar el trabajo y el modo en que sacamos partido a los bienes de consumo. Pero la tendencia es imparable porque la tecnología nos aporta las herramintas necesarias para hacer con mucha más eficiencia cosas que hasta hace bien poco eran impensables.
    En mi opinión esto tarde o temprano obligará a repensar la definición de que es un trabajador, sus derechos, deberes y el modo en que realiza el pago de sus impuestos.
    Saludos!

    Comentario por Luis Hernández Peña | 30 octubre 2015 | Responder

    • Soy de su opinión. Creo que la tendencia es la que indicas, y que pretender que las leyes impidan el cambio de tiempos es imposible, como ya hemos comprobado con lo referente la Propiedad Intelectual, no solo en este país, sino en todos, y estamos viendo con la Economía Colaborativa, donde si bien han frenado, (de momento), UBER, no pueden frenar servicios como Blablacar o AirBnb, pues atacarían al fundamento de nuestra economía que es el turismo. A partem de tener que instalar un Estada Policía, que compruebe que cada persona que va contigo en el coche o habita en tu casa, lo hace por amistad o te paga el servicio.

      En este caso pesa ademas, la necesidad de dar salida a una serie de personas que desean trabajar. aun perdiendo parte de sus derechos como trabajadores. No se puede prohibir les que trabajen sin dar algo sustancioso a cambio y no se me ocurre que ofrecer a cambio. Dicho lo cual, me preocupa, porque pienso que lo que he llamado “condiciones asiáticas” de trabajo, es una inevitable tendencia a igualar las condiciones de trabajo en todo el mundo, algo inevitable desde la globalización, y con ello perdemos nosotros las privilegiadas condiciones que conseguimos al final del siglo XX.

      Comentario por felixmaocho | 30 octubre 2015 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: