Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Objetivo, lechugas del huerto (casi) todo el año 4º) Variedad Cogollos de lechuga

Por Félix Maocho
15/10/2015

Como cogollo se conoce la parte interior, tierna y más apretada de la lechuga considera la parte mas apreciada de la lechuga, que a veces se separa del resto para consumir a parte. Sin embargo, habitualmente denominamos “cogollos” una variedad de lechugas enanas apretadas formando cogollos, por lo que son llamadas también por ello ”cogollos” o “baby”, que de natural son de pequeño tamaño y forman cogollos y que se consumen cuando han alcanzado sólo unos 10 cm de altura aproximadamente.

A estas lechugas enanas dedico hoy el post, pues considero que son una variedad que conviene cultivar en un huerto familiar y más aun en un maeeto huerto, pues son plantas muy adecuadas para su cultivo en mesas de cultivo o en macetas no excesivamente grandes, que si somos capaces de controlar bien el riego, precisan una humedad constante, nos darán grandes satisfacciones y nos permiten alternar su diferente forma de consumo, con la de la lechuga tradicional.

Los cogollos se caracterizan por ser tiernos y apretados y tener hojas fuertes, gruesas y muy rugosas, con el nervio central desarrollado, con un color que varían del verde claro de las hojas exteriores al amarillo de los interiores. Los más afamados son los cogollos de Tudela que son una la variedad enana de la lechuga romana Lactuca sativa L. No obstante hoy en día, los cogollos se cultivan en muchos sitios y no todos son de esta variedad característica de Tudela.

Se suelen elegir variedades de lechuga de poco talla, que no acogollan en esferas como la col, sino longitudinalmente. No obstante la mata tiene hojas exteriores muy verdes que hay que eliminar y aprovechar solo el cogollo

Los cogollos suelen tener un sabor ligeramente amargo y más fuerte que el habitual en la lechuga y aunque existen muchísimas formas de prepararlos, incluso cocidas y rellenas, lo habitual es que se consume como producto fresco en ensaladas, cortados en medios o cuartos de lechuga, cortando longitudinalmente siguiendo el tronco central, con el fin de mantener las hojas unidas al tallo, pues en este caso importa conservar su estructura crujiente.

Como de costumbre pongo una serie de sobres de semillas que por precio y cantidad son adecuadas a un huerto familiar, que creo que son fácul de encontrar en nuestro Garden Center habitual y si no siempre se pueden adquirir por Internet.

Lechuga Cogollos de Tudela

Lechuga Romana enana o tipo “baby”, de aproximadamente 20 cm de altura. Acogolla muy bien, solapando las hojas, siendo las hojas del cogollo de color verde amarillento y muy abullonadas. Siembra en semillero evitando temperaturas elevadas para una buena germinación. El trasplante se puede hacer en el suelo o en tiestos dejando a cada planta una separación de unos 30 cm.

Fecha adecuada de siembra enero y febrero y agosto y septiembre recolección, 3 o 4 meses después o sea de abril a junio y noviembre a diciembre

Lechuga Cogollos de Tudela

Siembra directa: enero y diciembre en clima mediterráneo y continental. Siembra en semillero: enero y febrero. Recolección En abril y mayo en clima mediterráneo. En mayo y junio en clima continental.

Lechuga Cogollos de Tudela

Fecha adecuada de siembra febrero y marzo y septiembre y Octubre en semillero con trasplante cuando tenga unos 5 cm. Recolección, 3 o 4 meses después de abril a junio y noviembre a enero

Lechuga Cogollo de Tudela (Ecológico)

Lechuga Little gem cogollo 

Variedad muy precoz de color verde oscuro. Forma cogollos medianos y muy atractivos, gustoso, dulce, con hojas abullonadas y apretadas. Siembra de De Enero a Abril y de Agosto a Noviembre. cosechando todos los meses del año, si la climatología lo permite, excepto los meses de más calor.

En este caso no hay coincidencia en las recomendaciones de siembra y recolección de los cogollos. Según mi opinióm sembrando escalondamente cada mes podemos obtener cogollos entre los tres y cuatro meses después de la siembra y que se deben trasplantarse a su lugar definitivo (sea bancal, mesa de cultivo o tiesto de al menos 20 cm) más o menos a as tres semanas de la siembra cuando la plantita ya tiene unas cuantas hojas y un cierto tamaño.

El riesgo de este cultivo es que es muy exisgente en cuanto a tener siempre humedo el terreno, algo que sobre todo cultivando en tiestos no muy grandes es complejo. El segundo riesgo es que estas plantas tienden a espigar, (crecer y dar flor), con más facilidad que las lechugas grandes, por lo que el número de fracasos si estamos en un clima como el del interior de la meseta es muy probable en los meses calorosos del verano, cosa que ser menos probable en climas como el atlántico donde las plantas espigarán con menos facilidad.

En mi opinión en un clima fresco, húmedo y poco extremo como el del norte, podemos sembrar de enero a abril y de Agosto a Noviembre y recoger cosechas todo el año, En un clima como el del centro de la Peninsula yo recortaria la siembre de febrero a abril y de agosto a octubre, si se tiene invernadero, pues tambien las heladas las dañan. Con esas siembras no se podrán tener cogollos ni al inicio de la primavera ni en los meses mas calurosos del verano.

Felix Maocho

indice

 

15 octubre 2015 - Posted by | Horticultura | ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: