Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – Matar a un ruiseñor, una impresionante obra sureña,fresca como el día que se escribió

matar ruisenor harper lee libreria javier club lectura recomendaciones

La Librería de Javier
11/8/2015

.
.
Matar a un ruiseñor
Harper Lee
Título original: To kill a Mockingbird
Traducción de Harper Collins Ed.
350 Páginas
14,90 €

Cuando a un cliente o amigo le comento algún título de la librería para recomendarle, muchas veces les pido que hagan memoria y que me comenten títulos que hayan leído y les gusten, para así dirigir mis recomendaciones en esa dirección.

La mayoría de las veces no suelen recordar muchos títulos ni autores. Es normal, su trabajo es otro. El mío es el de recordar y recordar títulos, autores e historias. Se quejan de su mala memoria. Y ahí es cuando alabo esa deliciosa pérdida del ser humano. “Ojalá yo perdiera la memoria para algunas obras. Las disfrutaría como la primera vez que las leí”, es lo que les suelo decir.

Muchas veces repaso algunos títulos. Lo suelo hacer en verano, cuando menos novedades salen en las librerías. Y menos trabajo tengo organizando las tertulias del año, que me obligan a prácticamente leer la obra en su totalidad del escritor en cuestión.

En los veranos tranquilos de la librería releo algunas obras que me han marcado y veo como he cambiado con el tiempo. Las obras siguen siendo las mismas. Y tenía muchas ganas de volver a leer Matar a un ruiseñor, de la cual sí, sabía que la había leído y había visto la película correspondiente cuando era joven, pero de la que ya no recordaba absolutamente nada. Bueno, sí, la imagen de Gregory Peck sus gafas y una niña pequeña con coletas a su lado. Y el encuentro con esta sublime obra ha sido mejor de lo que esperaba.

Cuando tenía casi trece años, mi hermano Jem sufrió una grave fractura en el brazo a la altura del codo. Cuando sanó y por fin se disiparon sus temores de que nunca podría volver a jugar al fútbol americano, en raras ocasiones volvía a acordarse de aquella lesión. El brazo izquierdo le quedó algo más corto que el derecho. (…) Cuando transcurrieron años suficientes para poder verlos en retrospectiva, a veces hablábamos de los acontecimientos que condujeron a su accidente. (p. 13)

Matar a un ruiseñor es una impresionante obra sureña escrita a mitad del siglo pasado por la que no ha transcurrido el tiempo y la cual se encuentra, sesenta y cinco años después de su escritura, tan fresca como el día de su puesta de largo. A Harper Lee no le hace falta, a pesar del anuncio de una nueva obra en estos días, no le hace falta ningún otro texto para pasar a la posteridad. Matar a un ruiseñor es una obra de la que se habla mucho, muchas veces por parte de personas que han leído la obra, pero generalmente por otros que sólo recuerdan, muy vagamente, el argumento de la película. Y a ellos insto a coger este clásico reciente y ponerse a su lectura.

En el sureño pueblo de Maycomb vive un prestigioso abogado, Atticus Finch, viudo, con sus dos hijos, Scout, la pequeña niña narradora de la trama, y Jem, un chico a punto de pegar el estirón. Y junto a ellos Calpurnia, una criada negra que suple a la fallecida madre a la hora de darles una justa educación. Los problemas de los niños son los típicos de cualquier pequeño pueblo sureño en los años 30, en los que sucede la historia. Al encomendarle a Atticus la defensa de un chico negro, acusado de haber violado a una joven blanca, hija de una familia poco estimada en el pueblo, todo pega un giro imprevisto, y los chicos, a raíz de los acontecimientos, dejarán a un lado su infancia.

Tres años transcurren durante la trama de esta espléndida novela que, al poco de comenzar a leerla, ya ha conseguido meternos dentro de ella. Una obra en la que se nos habla de la pérdida de la inocencia, de la creación de valores para poder transitar por la vida, de cuestiones de castas en la América profunda y las consiguientes injusticias por cuestiones de racismo y prejuicios, de la presunción de inocencia y de la labor de los abogados en la justicia… y de muchas más cosas. Matar a un ruiseñor es una obra que nunca deja indiferente.

Podría tildarse de novela sureña con tintes góticos, ya que en la trama tiene bastante peso la historia de un huraño vecino que nunca sale a la calle y que guarda celosamente su intimidad en una desvencijada casa, pero también es una novela de aventuras juveniles, como así la tildaron quisquillosos críticos literarios de la época, a la vez que obra de juicios y social.

Pero sobre todo, y siempre según mi parecer, es una impresionante novela de iniciación, de esos años en los que la infancia se nos escapa como arena a través de los resquicios entre los dedos y entramos en los años en los que los cuentos pasan a ser historias reales. Poco más puedo añadir sobre esta obra sino incidir en los detalles autobiográficos de ella, con una vida de la escritora muy paralela a los aconteceres que nos detalla en la novela. Una obra muy sureña y que guarda bastante consonancia con El arpa de hierba, de Truman Capote, con quien tuvo una muy cercana amistad (y que es el autor de la foto de la solapa de Harper Lee), o con algunas de las obras de Fanny Flag, sobre todo con Tomates verdes fritos o la inconmensurable Daisy Fay y el hombre de los milagros.

Nunca llegarás a entender realmente a una persona hasta que consideres las cosas desde su punto de vista… Hasta que te metas en su piel y camines con ella.

Harper Lee nació en Monroeville (Alabama, EE UU), en 1926. En 1931, un conflicto racista acontecido en la localidad vecina de Scottsboro conmocionó a la sociedad estadounidense. Lee, testigo indirecto de los hechos, se inspiró en este suceso para escribir su primera y única novela conocida hasta 2015, Matar a un ruiseñor, convertida hoy en un clásico de la literatura norteamericana del siglo XX.

Amiga personal de Truman Capote, Lee decidió retirarse del mundanal ruido cuando alcanzó la fama. En 2007, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos por su carrera literaria.Premio Pulitzer en 1961, un año después el director Robert Mulligan la llevó a la pantalla en una inolvidable película que obtuvo dos Oscar® de la Academia: al mejor guion (Horton Foote) y al mejor intérprete masculino (Gregory Peck).En 2015 se ha reencontrado la novela Go Set a Watchman (Ve y pon un centinela), rechazada por sus editores en su momento y una de cuyas tramas secundarias es la que dio origen a Matar a un ruiseñor.

Matar a un ruiseñor es una obra maestra de la literatura, con una escritura fresca y sugerente que nos lleva a los años de la represión y racismo en la América profunda. De lectura obligatoria.

La Librería de Javier

Booktrailer  

Ficha técnica

Título: Matar a un ruiseñor
Autor: Harper Lee
Título original: To kill a Mockingbird
Traducción: de Harper Collins Ed.
Editorial: HarperCollins Español
IISBN: 9780718076849
Lengua: CASTELLANO
Páginas: 350
PVP: 14,90 €


11 agosto 2015 - Posted by | Libros | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: