Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Mujeres de mi tiempo – Pilar Miró, pionera en Televisión

Por Félix Maocho
10/8/2015

Pilar Miró, fue sin lugar a duda, uno de los más grandes realizadores de la época más gloriosa de TVE, la transcurrida entre 1965 y 1990, o la que va desde la apertura de Fraga como Ministro de Información y Turismo, que se resume en la famosa la frase “Con Fraga hasta la braga”, al comienzo de las televisiones privadas, cuando la por el pastel publicitario, hizo a todas bajar los presupuestos por programa hasta hacer imposible realizar programas de calidad, se acabaron para siempre, Estudios 1, series como Curro Jimenez, y concursos como Uno, dos,tres, no hay presupuesto para ellos.

Pilar Miró necia el 20 de abril de 1940 en Madrid, en el seno de una familia de militares. A Ramón Miró, militar monárquico, nadie le preguntó en que bando quería hacer la Guerra Civil, como a la mitad del ejercito, le tocó caer en el bando perdedor, bando que probablemente no hubiera elegido, pero en vista de ello tuvo que pasar una dura depuración, que le supuso perder puestos en el escalafón pero no le apartó del ejército, por ello Pilar, se crió en un modesto piso de las casas de militares del barrio de Arguelles en Madrid.

Se dice que su primera vocación, como la de un montón de niñas de su generación era ser misionera, pero siempre la gustó el cine, no como espectadora, sino como persona capaz de crear aquellas historias. Una película “Mujercitas”, fue como un campanazo, no solo la descubre la fuerza del cine, sino la posición de la mujer en la sociedad. Treinta años después confiesa, “Algo misterioso se apodera de mí cuando vuelvo a ver Mujercitas. Puede que sea simplemente, la suplantación del personaje de Jo, inigualable June Allyson, ese peculiar modelo de Peter Pan que se adelanta un siglo a la conquista de la sociedad masculina por la mujer”.

Pese a ello, decide estudiar Derecho, y en la facultad coincide con alguien que tendrá que soportar ‘bullying’ de sus compañeros, se le apoda ‘campanita’, según parece, por ser “tan tontín”. Pilar, que nunca se arrugó ante nada, se hizo amiga de “campanilla”, “Campanilla” no olvidará esta valentía y pasados los años, será a Pilar a quien elija nada en menos, que para retransmitir en directo y por televisión de su boda con la Princesa Leticia.

Su estancia en Derecho fue breve, no le fue bien y probó suerte en Periodismo, carrera mas afín al mundo de la imagen y del cine que tanto le apasionaba desde niña. Finalmente ya trabajando se matriculó en la Escuela Oficial de Cinematografía y se licencia en 1968 donde obtiene el diploma de guionista.

En 1960, con 20 años Pilar intenta entrar en TVE como locutora de continuidad. Hoy ya nadie sabe que es eso, como desconocen que es la “Carta de ajuste”, las locutoras de continuidad era unas locutoras de guardia, que entraban en antena, en los momentos que se cortaba la emisión normal, para por ejemplo conectar con Eurovisión o cambiar la retransmisión a Barcelona, ellas llenaban el espacio de tiempo que necesitaban los técnicos en los cambios, diciendo cosas como “Permanezcan atentos a la pantalla”.

Fracasa pero no ceja en su empeño y como buena española, se busca una recomendación y no tarda en encontrarla, unas tías suyas, son amigas de Blas Piñar. Él era entonces Consejero Nacional del Movimiento, Procurador en las Cortes y Director General del Instituto de Cultura Hispánica. Con esta recomendación, entre en TVE como secretaria, trabajo para el que claramente no valía, era torpe, desordenada, despistada, … alguien incluso le sugirió que lo dejara.

Pilar recordó que la Blanca Álvarez, a la que había conocido casualmente en la primera prueba, se había ofrecido a ayudarla. Blanca era otra mujer, aun más pionera, de locutora pasó a ser la primera mujer en ocupar cargos ejecutivos en TVE, e indudablemente en ese mundo de hombres, las mujeres hacían piña y Blanca älvarez la ayudo. Habló con unos y con otros hasta lograr que Pilar fuera recibida por el director de programas, Victoriano Fernández de Asís, que la mandó a los servicios informativos, donde se encargo de modificar los textos de las noticias para ajustarlos a las imágenes recibidas.

De ese puesto pasó a ser allí paso a ser ayudante diversas tareas, hizo de todo, de ordenar los platós antes de su utilización a regidora de estudio, os auxiliar de montajes de películas, y su valedor, Fernández Asís, la apodó cariñosamente ‘la botellita lacrada’, porque apenas hablaba y sabía guardar los secretos.

En los pequeños y artesanales estudios de TVE en el Paseo de la Habana, hizo absolutamente de todo auxiliar de redacción, meritoria, redactora, puso rótulos, ayudante de realización…Intervino en labores secundarias en informativos, concursos, programas religiosos, musicales. cientos de programas. Algo tenían los estudios del paseo de la Habana que se perdió cuando crecieron, no había especialistas todos hacían absolutamente de todo, de forma que la experiencia que acumulaban los que allí trabajaron era total y absoluta. A esa experiencia y conocimiento del medio, se sumaban unos reflejos y un total control de los nervios.

Condiciones ideales para la realización de retransmisiones en directo, lo más difícil de hacer en TV, sobre todo, si se trata de retransmisiones no experimentadas previamente los toros o el fútbol, sino de algo inédito, donde la sorpresa puede surgir en cualquier momento por lo que necesita un realizador capaz de mantener la calma en cualquier circunstancia y de reaccionar al instante.

Llega la época de esplendor de TVE se han abierto los Estudios de Prado del Rey, paseo de la Habana, solo se queda para preparar los programas a Iberoamerica y se han abierto estudios en Barcelona tanto en Mirarmar como en un cine de Hospitalet y ella comenzaba a dirigir su primeros programas dramáticos. En el trabajo era dura y seca, pero segura, algo que agradece en el Realizador, sobre todo en los directos cuando todos tienen los nervios a flor de piel.

Su primer programa como realizadora, fue lógicamente en el que en aquella mentalidad más le pegaba, “Revista para la mujer” y de la mano de su mentor Victoriano Fernández de Asís hizo su primer trabajo no específicamente femenino

También hizo su primer trabajo in específico Foro TV, moderado por el propio Fernández Asís, peros no se la seleccionaba para los programas estrella de la televisión los programas dramáticos

Por el 1964 entonces llega a Jefe de Programas de TVE un hombre que estaba predestinado a dirigir a la nación, Adolfo Suárez y casi coincidente, llega también el primer aviso que le daba su endeble salud. A sus 24 años Pilar sufre unas simples anginas que complicadas con su delicado corazón la ponen en de muerte, los médicos le advierten de su delicada salud y su la probable corta vida que la espera.

Esto la empujó a exigir en televisión lo que ella ansiaba, dirigir programas dramáticos no quería morir sin haber realizado su sueño. “Se coló una vez más en el despacho de Adolfo Suárez, nuevo jefe de Programas de TVE. ‘¡Quiero dirigir un espacio con actores, estoy harta de revistas para la mujer!’. Le había reclamado su pase a dramáticos varias veces, pero Suarez pensaba que una mujer no se haría respetar en un plató.

Dos años después 1966, por fin llega su oportunidad ,consiguió dirigir su primera novela, “Lilí.”,Una telenovela de cinco capítulos. Roto el hielo todo fue más fácil. le encargaron más novelas y llego a dirigir más de cien programas de todo tipo. Consiguió grandes éxitos, como la serie de veinte capítulos de media hora de “La pequeña Dorrit”. Pero su gran sueño realmente era dirigir películas. Pero el riesgo de no ser respetada por actores o técnicos planeaba en el ambiente y tuvo quizá que “pasarse”, se ganó fama de realizadora de intransigente en el trabajo, capaz de poner firme a todo el equipo desde el primer momento.

Pronto pasó a ser “uno más” entre los realizadores de “la casa” y como tal, tuvo que participar en igualdad de condiciones que los demás en las peleas y zancadillas que se repartían entre ellos, nadie la puso dificultades por ser mujer, pero tampoco nadie tuvo el menor miramiento por que lo fuera. Tuvo una vida llena de luchas y logros profesionales, que coronó, en los últimos años como realizadora, con la elección de la Casa Real como realizadora de la retransmisión del enlaces de los Príncipes de España, como broche final de una carrera. Una retransmisión en directo perfecta que pocos realizadores habrían sabido realizar con la calidad que ella lo hizo.

25.145.000 espectadores siguieron la retransmisión. según los datos facilitados por TVE, se trata del día de más audiencia de televisión en toda la historia de España desde que se tienen registros de audímetros.;probablemente solo superado por la final del Mundial de fútbol 2010.

Sin embargo, un poco antes de este éxito, un hecho en su vida marcara un antes y un después. Una una operación a vida o muerte. Hacía tiempo que se encontraba mal, con ahogos y un constante cansancio El doctor Rábago le diagnosticó su mal y no se anduvo con tapujos, le explicó su enfermedad y su posible operación sin ocultar los riesgos. Un día le dijo de sopetón: “Pasado mañana te opero; no podemos esperar ni un día más”. Tenía que someterse a una rapidísima operación a corazón abierto, un trasplante de válvulas, un tipo de intervención que entonces aun era algo muy novedoso y de dudoso resultado.

No quiso despedirse de nadie, solo sus más íntimos lo sabían. El 13 de julio de 1975, Pilar Miró se levantó temprano llamó a su amigo Pedro Erquicia para que la acompañara a unos análisis de última hora. Luego, pasó por Prado del Rey para resolver temas pendientes de “Los tres maridos burlados” de Tirso de Molina en el que estaba trabajando. Su único rasgo de coquetería, se acercó a una tienda a comprar camisones, comió sola en su casa, preparó una maletita y tomó un taxi para ir a la clínica.

Allí la esperaban sus íntimos, Blanca Álvarez y Jesús Martín. Luego llegó más gente. Se había corrido la voz. Miguel Ángel Díez y Emilio Gutiérrez Caba, de su mismo grupo sanguíneo, se ofrecieron para posibles emergencia. Su ingreso en la Clínica se extendió y la propia Pilar pidió a otro de sus íntimos el jefe de decoradores de TVE Bernardo Ballester que impusiera orden. Bernardo fue desde entonces quien decidía quién podía visitar a Pilar y quién no. Todos los amigos y amigas de Pilar Miró pertenecían a la órbita de televisión, técnicos, actores, guionistas, mi un solo amigo ni pariente fuera de ese área.

Sobrevivió a la operación, estuvo varios días en la unidad de cuidados intensivos, El corazón no rechazaba las válvulas y cada día que pasaba aumentaban las probabilidades de éxito. Bernardo Ballester seguía haciendo guardia en la puerta de la habitación, pero aun tenía un asunto más que llevar a cabo y estaba preocupado, pues no sabía bien ni cuando hacerlo. ni como hacer. Por fin se decidió:

– Tengo dos malas noticias que darte, Pilar.
– ¿Malas?
– La primera es que la operación te va a costar 300.000 pesetas.
– ¿De dónde las saco? ¿Y la otra?
– Y… se ha muerto tu madre… Ayer. (…)

Escribió en su diario “Estoy feliz de estar viva, pero estoy angustiada de estar sola, y obsesionada”, si bien su vida profesional fue coronada por el éxito su vida privada se caracterizó por una sola palabra la soledad.

Si la primera enfermedad la valió para reunir fuerzas y hacerse realizadora de Televisión, este segundo golpe la valió para dar el salto a lo que deseaba hacer antes de morir, dirigir cine. Su primer largometraje cinematográfico fue “La Petición” rodada en 1976 en plana convalecencia de su operación. Quienes no hayan participado en un rodaje desconocen el esfuerzo físico y psicológico que supone para su director, en el rodaje de un film el director trabaja con frecuencia 16 horas diarias tomando decisiones de difícil marcha atrás.

A parte de rodar los planos y decidir entonces sin verlos si valen o no, carga con capuchinos mas trabajos, ensaya los planos a rodar con los actores, supervisa decorados y vestuario, revisa los planos que se han revelado en el laboratorio, decide que decorados se pueden destruir y cuales se van a tomar en el plató, planifica el rodaje del día siguiente, … Supone sesiones de trabajo agotadoras de toma constante de decisiones con mínimos márgenes de error. Solo el deseo de dirigir a cualquier precio, puede empujar a un convaleciente cardíaco a realizar tal trabajo.

El estreno de “La Petición” tuvo muchas complicaciones, pues la censura no aceptaba algunos planos de sexo explícitos mostrados en el film, sin embargo estos problemas no fueron nada comparados con los que se encontró en su siguiente film, “El Crimen de Cuenca”. En 1979 el productor Alfredo Matas la llama para para dirigir “El crimen de Cuenca”, guión donde se denunciaba el uso por la Guardia Civil de la tortura como método de conseguir confesiones. Aunque se refería a un caso ocurrido hacía mucho tiempo, el tema seguía siendo de actualidad. Una película polémica que tuvo enemigos desde que se anunció el rodaje. De hecho, su estreno, programado para el 13 de diciembre de 1979, fue parado en el último momento el Ministerio de. Cultura determinó que “la película podía contener escenas constitutivas de delito”.

No solo eso tuvo que soportar un juicio por un tribunal militar. Hasta marzo de 1981 finalizó el calvario. Por fin se levantó el secuestro que pesaba sobre la película y se sobreseyó el proceso, que ya para entonces ya no era un tribunal militar, sino civil el que lo llevaba. “El Crimen de Cuenca” ha teniendo el “privilegio” de ser la única película secuestrada por la autoridad en la nueva etapa democrática.

Con mucho retraso se estrenaron ambas películas, “La Petición” y “El crimen de Cuenca” y es justo reconocer, que sus “problemas” ayudaron a crear cierta expectativa que se reflejo en la taquilla. En caso del “El crimen de Cuenca” el retraso, hizo que otro hecho ocurrido en el mes anterior, el intento de golpe de Estado el 23 de febrero de 1981, donde la Guardia Civil tuvo un papel de primer orden, dio al estreno una vigencia adicional,

Un gran éxito de publico, además refrendado por la crítica. Con “La Petición” obtuvo el Premio Revelación al Mejor director, concedido por el Círculo de Escritores, y el Premio al mejor Guión que le otorgó el Sindicato Nacional del Espectáculo. Por su parte, “El Crimen de Cuenca” fue invitado a participar en la Berlinale, festival al que fue naturalmente acudió sin apoyo oficial.

Embarazada y con el juicio por “El crimen de Cuenca” aun pendiente, haría la película mas autobiográfica de su filmografía “Gary Cooper, que estás en los cielos” (1980), una arriesgado producción, en el que Pilar Miró efectuá una autoconfesión pública de su soledad. En esta película Mercedes Sampietro recibe el Premio a la mejor interpretación femenina en Moscú, que igualmente fue del agrado del público.

Una nueva etapa iba a iniciarse en la vida de Pilar Miró, entre 1982 y 1985 ocupara el cargo de Directora General de Cinematografía, lo que supone una parada en su carrera de director de cine.

Su entrada en la política había ocurrido mucho antes, ella nunca ocultó su ideología de izquierdas y por ello en 1977, en plena transición española, el PSOE la pidió que fuera el asesor de imagen de un joven Felipe González, líder del PSOE. Pilar le pinta canas en las sienes para ofrecer una imagen más madura y curtida del incipiente líder. Gana la UCD, pero el PSOE consigue desplazar de la Izquierda al Partido Comunista y se consolida como segunda fuerza.

En 1982 vuelve a actuar cono asesora de Imagen y esta vez Felipe Gonzalez consigue el Poder y llama a su asesora de imagen a ocuparse de la Cinematografía del país. Su misión es clara, preparar el cine español ante su entrada en la CEE. Su gestión muy proteccionista tuvo entusiastas y detractores, una de sus consecuencias más lamentables es que ayudo a poner en contra del cine español al publico al considerarlo un gremio vendido al PSOE ,algo que continuará y ampliaran con Zapatero y “los de la ceja”.

Su política de ayuda al cine se centra en la llamada “Ley Miro” que destinaba la mayor parte de los recursos económicos destinados al cine a la subvención de proyectos cinematográficos, es decir, a películas que aún no habían comenzado a rodarse, (subvenciones a priori), en vez de hacerlo en función de la recaudación de taquilla. Ello en principio ebria ayudar al proyecto más audaz frente al proyecto más populachero, pero la cosa es bastante más complicad.

Las críticas a esta política se basaron en que la Ley Miró no consiguió crear un tejido industrial sólido, y que en cambio creo una picaresca basada en la obtención de subvenciones. Pues las subvenciones se otorgaban en función de lo que dijera un “comité técnico”, plagados de partidismo, amiguismo, y otros tipos de intereses bajo cuerda. Su mejor defensa, su mandato coincide con una buenas época del cine español, en especial con el explendor de Almodovar, quizá sea casualidad pero no obstante son hechos.

Estas críticas a su labor y una nueva dolencia cardíaca, la llevó a dejar el cargo y volver a la dirección. Hace la película basada en una adaptación libre de la novela de Goethe, que sin llegar a deslumbrar cubrió muy dignamente su papel.

Pero pronto el gusanillo político la pica de nuevo, pues la ofrecen el puesto que no puede eludir, la dirección de “su casa” de TVE. Entre 1986 y 1989 vuelve a ocupar un cargo político dirigiendo el Ente de Radiotelevisión Española,

La misión también es este caso es clara, preparar a la televisión pública para poder competir con las privadas que se iban a autorizar próximamente. Tenía Miró para ocupar este puesto, una buena baza su conocimiento de TVE. Busco fortalecer televisión mejorando la programación matinal, apostó por producciones propias como El Quijote o El Lute, mejoró los viejos estudios Broston para hacer los nuevos Estudios Buñuel, potenció programas de entretenimiento y audazmente intentó independizar TVE del Poder, de los Telediarios a los programas de entretenimiento y esto último le costo serios disgustos sobre todo con el segundo en el poder, Alfonso Guerra .

Su “reinado” esta marcado por cosas que resultaron chocantes, comparado tanto con lo hecho antes como con lo que se hizo después. Miró sólo pedía a sus colaboradores no tocar al Ejército, la Casa Real y la Constitución. En el resto de temas, libertad plena.

En TVE comenzaron a aparecer enanos clavados a Felipe Gozalez en brazos de un Javier Gurruchaga y se dejaba hablar a la oposición política, Ello la hizo que los palos le llegaran de todos los lados, los previsibles de la derecha y los no previstos que llegaban del propio partido que la había elegido para el puesto, en especial de Alfonso Guerra al que nunca le gusto la elección lo que resaltó con su clamorosa ausencia el día de su nombramiento. .

Las elecciones municipales de 1987 significaron un revés mayor de lo esperado para el PSOE, que perdió en 21 de las 27 ciudades ganadas en las elecciones anteriores, El PSOE culpo a RTVE del desastre, en una reunión interna, Alfonso Guerra acusó de malo el tratamiento que TVE habían dado al PSOE en la campaña electoral. Según Guerra, TVE había permitido que dirigentes de la oposición que no eran candidatos para las municipales, ni para autonómicas ni tampoco al Parlamento Europeo, aparecieran en pantalla censurando al Gobierno.

Sin embargo el palo vino final de la otra parte, unos trajes de fiesta de Pilar Miró, utilizados en actos públicos fueron cargada a las cuentas de TVE. Esas facturas llegaron a la oposición de forma anónima e incluso se sospechaban que llegaban enviadas por gente del PSOE disconforme con su labor, pero en manos de la oposición esas facturas fueron la base para acusarla de una malversación de fondos.

El caso es que esas facturas, que la misma Pilar Miró reconoció que era ciertas, pues consideraba que la ropa que se hacía para asistir a actos públicos, había que considerarla “gastos de representación” fueron la base de un proceso y aunque en el juicio fue absuelva, la opinión pública la condenó y con ella buena parte de la prensa.

Tras el revuelo de la facturas, nuevamente volvemos encontrar a Pilar tras las cámaras de cine, Amante del riesgo, hará una película en verso “El perro del Hortelano· de Lope de Vega, una provocación en un cutre cine español, ¡En verso!. Pocos creyeron en el proyecto. Pero viéndola, el público se reía, se emocionaba y lo que es más importante la recomienda a otros. Al final, el filme conquistó siete Goyas. Entre otros a la Mejor Dirección

Una última película uestra su decepcion con la política, “Tu nombre envenena mis sueños” se basa eb ¡n una novela del también decepcionado Juaquín Leguina,  antiguo Pesidente de la Comunifad de Madrid y esritor de la novela en que se basa el guión,

Pero Pilar que estaba realmente muy enferma, aun tuvo fuerzas para hacer otra cosa mas en “su casa”, nuevamente a petición de la Casa Real, se la solicitaba dirigiera la boda de de Cristina de Borbon en Barcelona. Fue su última gran producción quince días después fallecía de un infarto.

Félix Maocho

10 agosto 2015 - Posted by | Cine y teatro | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: