Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Mantener las Teorías científicas lejos de las Ideología políticas

Por Félix Maocho
4/8/2015

.

Trofim Denísovich Lysenko (1898-1976), fue un ingeniero agrónomo soviético opuesto a la teoría genética aceptada por expertos en biología en todas sus ramas y de todas las partes del mundo.

Señores iluminados que pretenden navegar contra corriente de la ciencia, se han dado en todas las épocas de la historia, e incluso algunos, como precísamennte Darwin, padre de la teoría genética, tenían razón, también quien se opuso a las doctrinas científicas establecidas, fue Galileo y también tenía razón.

Aunque, quede claro, los casos en que se ha tenido razón son los menos, lo habitual es que no la tuvieran como en el caso de Lysenko. Fracasos monumentales en este sentido ha habido muchos y algunos afectaron a personas que en por otros motivos fueron considerados sabios. René-Prosper Blondlot, catedrático de Nancy, se emperretó en que había encontrado los Rayos N llamados precisamente así en honor de su universidad.

Los Rayos N eran asombrosos, podían atravesar multitud de materiales como metales opacos al resto del espectro, incluidos los recién descubiertos rayos X. Se podían almacenar en algunos cuerpos como el cuarzo, el hierro y el agua de mar, que así se convertían en emisores de rayos N. El aluminio, la madera, el papel y la parafina eran “malos almacenadores” de rayos N. Además, eran emitidos por el Sol y por el cuerpo humano, incluso tras la muerte.

Lo malo es, que solo eran observado por los científicos franceses, nadie mas en el mundo llegaba a verlos. Todo era, si no un claro fraude, una ilusión y un monumental error, El descrédito que este “descubrimiento”, supuso el fin de la carrera de René-Prosper Blondlot, abandonando el trabajo de investigación y terminó sus días en la locura y en supuso el descrédito para el conjunto de los científicos franceses durante un largo periodo de tiempo.

Cambien en España hemos tenido un científico de esta cuerda, Julio Palacios, muy competente y presidente de la Sociedad Española de Física y Química, miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que se negaba en considerar lo que todos y desde todos los campos daban por cierto, Julio Palacios rechazó los potulados de la teoría de la relatividad, y propugno un retorno a las nociones clásicas de tiempo y espacio absolutos. Estas cosas pasan en el mundo de la ciencia y han de ser consideradas como normales.

Para eso esta la comunidad científica para testar unos si las teorías y descubrimiento de otros son ciertas o no, e incorporar las novedades, si merecen la pena, al conjunto de teorías y principios aceptados por la mayoría.

Lo malo es cuando “El Poder” se cruza en el camino de estas disensiones académicas y toma partido por alguna de las partes , pues saca de su curso normal que es la discusión científica generalmente para imponer por la fuerza la validez de algo que cierto o falso, solo es una teoría sujeta a continuos cambios y revisiones. En la ciencia no hay verdades absolutas todo es cierto solo hasta que un experimento demuestre que no cumple lo que postula.


Galileo
 fue perseguido porque al propugnar el Heliocentrismo, acababa con las nociones de “arriba y abajo”, algo a que indirectamente se enfrentaba con el Credo, que exige un “arriba y abajo” para que Crtisto pueda “bajar” a los infiernos y “subir” al Cielo para sentarse a la diestra del Dios Padre.

Lo mismo le pasó a Darwin, que sin proponerse lo, presentaba al hombre como un descendiente del mono, como la lagartija lo es de los dinosaurios, y en consecuencia, no diferenciaba su aparición como especie, de la forma de aparecer las demás, por tanto atacaba indirectamente y sin proponérselo, el concepto religioso que exige que a nosotros Dios, nos hizo de forma diferente que a las bestias.

En el caso de Blondlot, era el “honor” de la ciencia Francesa la que entró en juego y algo así paso con Julio Palacios, aunque en menor grado, pues “El Poder” en España de aquellos años vivía tan de espaldas a la Ciencia y a la Universidad, que de lo que pasara en ella, ni se enteraban salvo que fuera una revuelta de estudiantes.

En el caso de Lisenko, “El Poder” entró de lleno al trapo y entonces ”El Poder”, tenía un nombre STALIN. La idea de que los caracteres no se recibían vía herencia, eran muy del gusto de un PODER que propugnaba la fabricación de un HOMBRE NUEVO, libre de la contaminación que hubiera podido tener de la “herencia de caracteres adquiridos” de la Época Zarista.

El lysenkoísmo, era el “apoyo científico” que necesitaban los postulados marxistas acerca de la moldeabilidad de la naturaleza humana, más allá de lo que impusiese la herencia genética. Por otro lado, tenía una vertiente práctica, era una solución el problema endémico del hambre en Rusia. pues Lysenko afirmaba ser capaz de realizar prodigiosos avances en la reducción de los tiempos de maduración de las cosechas, lo que permitiría, aumentar la zona de cultivo en las frías estepas, y obtener hasta dos cosechas en un año en las zonas cálidas.

Esta coincidencia de una teoría científica con la corriente ideológica de los dirigentes soviéticos y en especial de Stalin, hicieron que Lysenco fuera respaldado y promocionado, hasta el punto de identificar las teorías lysenkoístas con el régimen soviético, de modo que el lysenkismo se convirtió en la “ciencia soviética”. Lysenko publicaba sus “descubrimientos” no en publicaciones científicas, sino en medios genéricos de alcance popular.

Llegó por ello y durante más de treinta años, la única voz autorizada de la ciencia agrícola en la URSS, lo que supuso entre otras aberraciones, el llevar a prisión como contrarevolucionarios a numerosos científicos opuestos a sus teorías. Algunos, como Nikolái Vavílo, botánico y genetista, ese castigo le supuso la muerte en 1943 por malnutrición en la cárcel.

La genética se convirtió, según la concepción soviética, en “enemiga” del mundo obrero, y el ADN, (cuando más tarde fue descubierto), una superstición de los medios capitalistas occidentales.

Cuando uno ve en el monstruo que se transformo el Lysenkismo, por culpa, no de quien lo apoyó por motivos científicos, sino ideológicos, se echa a temblar, pues con frecuencia cuando oye hablar a “profetas” del ecologismo, mantener posturas científicas a contrapelo de la ciencia actual , como opinar que el nitrato amónico procedente de síntesis “envenena” a las plantas, pero si procede de descomposición de basura orgánica, las “fortalece y da mejor sabor a sus frutos”.

Postulados científicos que no entro a discutir si son correctos o incorrectos, pues creo que ese trabajo corresponde a la comunidad científica, que debe repetir los experimento que apoyan esas teorías y ver si llegan a resultados contradictorios con las teorías científicas comúnmente aceptadas o no. Sino que observo que se esta produciendo un cruce de ideas científicas, ciertas o falsas, como es la alimentación “natural”, con ideologías políticas que propugnan una vuelta a la “Arcadia Feliz” con postulados como el “Slow food”, el “Kilometro cero”, la “autonomía alimetaria” y cosas semejantes, que no están relacionadas en si mismo con la producción ecológica de alimentos, pero que les d provee el “apoyo científico” que necesitaban para sus “postulados ideológicos”, por lo que tan pronto como detentan el poder imponen estas teorías como un dogma por encima de cualquier objeción crítica, y amenazan a cualquiera que presente ideas contrarias, aunque estén perfectamente documentadas con ensayos de laboratorio que se pueden repetir tantas veces como se quiera.

Félix Maocho

Anuncios

4 agosto 2015 - Posted by | Horticultura | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: