Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Cultivo de la cebolla (texto actualizado)

Por Félix Maocho
18/7/2015

Descripción general

Dada la cantidad de variedades de plantas de cebollas, la descripción se ajusta a las características generales que tiene la gran mayoría de ellas, pero puede ocurrir que determinadas variedades se aparte mucho de estos requerimientos, por lo que habrá que consultar en cada caso al suministrador, los requerimientos específicos de la variedad que nos suministra.

La cebolla procede del Asia central, y del Mediterráneo. Es una hortaliza cultivada desde los primeros tiempos de la agricultura. Las primeras referencias se remontan hacia 3.200 a.C. siendo muy cultivada por egipcios, griegos y romanos. En la Edad Media se seleccionaron las variedades de bulbo grande, que son las que han dado origen a la inmensa mayoría de las variedades modernas.

Ya emtonces er un alimento hhabitual, por ejemplo dada su grado de conservación era el rancho frío acompañado de un pedazo depan que se daba a os tropas en combate, de ello el dicho de “Contigo pan y cebolla”, como los unicos elementos imprescindibes para sobrevivir, si se tiene buena compaía.

La forma y colores de los bulbos son muy variables característicos de cada variedad, pero todos tienen en mayor o menos concentración un olor y sabor típico con notable poder bactericida. Semillas Batlle  nos presente una amplia variedad de semillas, que pueden servirnos como guía de las principales tipos de cebolla que hay, pero aun así, estas no son mas que una parte centesimal de las variedades que existe en el mundo e incluso solo en España.

La cebolla es unaplanta del género de las Liliaceae, su nombre científico es Allium cepa L. Planta: bianual, en el primer año de las semillas crea el bulbo y en el siguiente crea la flor y las nuevas semillas. Por tanto si no queremos obtener semillas, sino que las obtenemos por compra o cambio de semillas, obtendremos las cebollas en una sola anualidad, periodo que se puede reducir aun mas si partimos de comprar plántulas. pero si queremos realizar el ciclo completo y obtener semillas de cebolla, deberemos cultivar cebollas en dos anualidades en el primero obtenemos las cebollas y en el segundo cuidaremos algunos bulbos seleccionados del año anterior para que florezcan y posteriormente obtengamos las semillas.

Hay algunas variedades no muy habituales de cebollas que son plantas vivaces o perennes.

Las cebollas tienen el tallo reducido a una especie de botón o base circular plana muy corto (disco caulinar). Por debajo de la base crecen numerosas raíces en todas las direcciones cortas y poco ramificadas, blancas, espesas y simples, mientras que inmediatamente por encima, crecen las hojas carnosas e hinchada que pronto se constituyen en bulbo, formado por bastantes capas gruesas y carnosas en el interior, que sirve de despensa de sustancias nutritivas de la planta, necesarias para producir en la última fase un brote de floración.

El bulbo está recubierto y defendido por unas pocas membranas secas, delgadas y semi transparentes, que son las hojas exteriores. En sección se observa un eje central llamado corma, siendo cónico y provisto en la base de raíces fasciculadas rodeado de hojas superpuestas más o menos esféricas .

En la última fase de la planta, del bulbo sale un tallo recto y vertical y hueco que se cubre de hojas puntiagudas que nacen del bulbo, de 80 a 150 cm de altura en el momento de la floración.

Las flores son hermafroditas, pequeñas, verdosas, blancas o violáceas, que se agrupan en umbelas, (forma de sombrilla) , el fruto es una cápsula con tres caras, de ángulos redondeados, que contienen las semillas, las cuales son de color negro, angulosas, aplastadas y de superficie rugosa.

Es un cultivo extendido por todo el mundo, pues hay gran número de variedades que se adaptan a diferentes climáticas, no obstante la inmensa mayoría de las variedades prefieren el clima cálidos, razón por la cual tanto la Península, como en los archipiélagos, son especialmente adecuados para la siembra de cebollas. Las fechas de siembra y de recolección varían mucho en función del clima local y del tipo de cebolla pues existen tanto variedades de la cebolla tempranas como tardías.

Requerimientos del cultivo

La cebolla, (Allium cepa), es una de las hortalizas más populares en el huerto familiar, pues unen un consumo elevado en cualquier familia junto a ser uno de los cultivos considerados como “fáciles” dentro del huerto, siempre que se trate de engordar las plántulas de cebolla hasta obtener los bulbos, unido la velocidad en obtener la cosecha en esta última modalidad, entre cuatro o cinco meses, mo necesitando ademas, excesivos riegos ni precisa de grandes cuidados, excepto el retirar las malas hierbas..

Humedad

El único cuidado esque hay que tener es que es muy sensible al exceso de humedad, y el stress de pasar de sequía a humedad bruscamente, que pueden ocasionar el agrietamiento de los bulbos. Una vez que las plantas han iniciado el crecimiento, la humedad debe mantenerse constante por encima del 60%, (lo cual no es excesivo)  para ellos si es imprescindible conviene dar  mínimos riegos, o mejor aun aerosoles de humedad  Al final del cultivo,mas o menos un mes antes de la fecha prevista para la cosecha, se reduce la humedad para mejorar su conservación.

Riego

Para este tipo de plantas es ideal el riego que permite que el agua llegue a las raíces pero no mojan la planta, por tanto es optimo el riego por manga exudaste y el riego en surcos, teniendo las plantas en lo alto del surdo. También es adecuado el riego gota a gota, siendo el menos adecuado el riego por aspersión.

La plantas en el semillero se mantendrán como es habitual en semilleros constantemente en tierra húmeda (no encharcada) y con nuen nivel de humedad ambiental Una vez trasplantadas al bancal el primer riego se debe efectuar inmediatamente después de la plantación, Posteriormente los riegos serán los indispensables a intervalos de unos 15-20 días. El número de riegos es mayor para las siembras tardías, puesto que su crecimiento coincide con la primavera o verano, mientras que serán menos los riegos en siembras de variedades tempranas, realizados al final del verano y otoño, que se desarrollan durante el invierno y la primavera.

Hay que encontrar un cierto equilibrio a la hora d regar, algo de escasez de agua durante el desarrollo del bulbo, favorece la conservación del bulbo, pero la confiere un sabor más acre y tendrá un tamaño mas pequeño. En cualquier caso, se interrumpen los riegos de 15 a 30 días antes de la recolección.

Si se posee un tensiometro, el riego se realizará teniendo en cuenta la tensión del agua (sequedad de la tierra) que se puede medir con un tensiómetro, siendo conveniente regar antes de alcanzar los 20-30 centibares, El tipo de suelo también condiciona la cantidad de riego, necesitando más agua los más arenosos, así mismo hay que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de regar, la temperatura y sequedad del ambiente, así como la calidad del agua, pues a mayor salinidad, hace falta más agua para mantener alejado el frente salino de las raíces.

Luminosidad

La planta exige estar expuesta a mucha luz, lo ideal es a pleno sol. Una luminosidad reducida pueden incidir en la floración, fecundación y el desarrollo vegetativo. En su cría en invernadero, en los momentos críticos puede ser crucial la interrelación entre la temperatura diurna y nocturna y la luminosidad. por lo que quiza haya que tener el invernadero iluminado algunas horas

Suelo

Hay que tener en cuenta que las raíces de esta planta no están proporcionadas con el tamaño de la planta por lo que han de asentarse en terrenos bastante ricos en alimentos. Es por ello bastante exigente en la calidad del suelo. Prefiere suelos fértiles y que no sean arcillosas. El terreno debe estar con un buen abonado de fondo, rico en Nitrógeno y Potasio. Si se aporta estiércol, es preferible hacerlo 3-4 meses antes de la siembra y este será el único abonado que se de a la planta, puesto que el estiercol va dispensando poco a poco sus minerales.

Prefiere suelos sueltos, sanos, profundos y ricos en materia orgánica, de consistencia media y no excesivamente calcáreos. Los suelos arenosos, si no son pobres son muy adecuados a estas plantas, los menos adecuados, son los terrenos pedregosos y poco profundos, los bulbos no se desarrollan bien y adquieren un sabor fuerte, pero se puede solucionar con solo con preparar bien el suelo dejando una capa superficial de unos 2/3 cm. de tierra fina libre de piedras haí donde vayan a crecer las plantas .

La planta es sensible a los hongos, en Primavera controlar Mildiu, Botritis (en años lluviosos) y los trips durante todo el cultivo. No soy partidario de utilizar fitosanitarios en un huerto familiar salvo algunos muy inocuos (y por tanto no muy eficaces), si se utilizan otros se deberán seguir todas las instrucciones de la casa suministradora. Un buen control de la humedad de las plantas dificulta la aparición de hongos,  También es importante rotar los cultivos en el mismo suelo, dejando buen margen de distancia entre ellos, superiores a los tres años, por ello es conveniente establecer en los bancales una rotación de cultivos con ciclos de cuatro años y dentro de cada bancal, no destinar la misma parte del terreno del bancal a soportar cultivos de Liliaceae, en dos ciclos seguidos. Las mejores cosechas se obtienen en terrenos no utilizados anteriormente para cebolla.

pH del suelo

La cebolla es medianamente sensible a la acidez, oscilando el pH óptimo entre 6-6.5. se puede mejorar añadiendo cal viva al terreno, algo que además favorecera el crecimiento de las cebollas.

Temperatura

Como indicamos, existe una gran cantidad de variedades, siendo algunas muy resistentes a climas fríos, pero en general, es planta de clima templado, aunque en las primeras fases de cultivo, durante la formación y maduración del bulbo, soporta temperaturas bajo cero, pero posteriormente requiere temperaturas más altas y días largos, eligiéndose para ello la primavera, en las variedades precoces y verano-otoño para las tardías. Es la falta de insolacion más que el frio lo que afecta al crecimiento de los bulbos, por ello en invierno se crían mál incluso en invernaderos

Abonado

1000 kg de cebolla contienen 1,70 kg de fósforo, 1,56 kg de potasio y 3,36 kg de calcio, lo que indica que de no estar la tierra en un estado muy fértil, será necesario complementar el abonado con abono mineral que cubra las necesidades tradicionales de la planta. En suelos poco fértiles se producen cebollas que se conservan mejor, pero, lógicamente serán más pequeñas.

Para obtener bulbos grandes, se necesitan tierras bien fertilizadas. Sin embargo no deben cultivarse las cebollas en tierras recién estercoladas, si se utiliza estiércol como abono, debe haberse estercolado el año anterior, en cambio se puede utilizar sin problemas compost pues su acción es menos agresiva con la planta aunque tiene efectos de forma más persistente que el estiércol.

En caso de precisar abono mineral es mejor repartidlo en dos o tres pequeñas dosis que darlo todo junto en gran cantidad. De tratarse de un bancal pobre en materia orgánica, se puede iniciar el cultivo con un abonado de cobertura, mezclando previamente a la siembra, una dosis de abonado que tenga 5,2 grmoa de nitrato, 0,6 gramos de potasa y 0,6 gramos de fósforo por metro cuadrado que destinemos al cultivo de la cebolla.

Posterior a los dos/tres meses añadir 2,5 de nitrato y 0,3 gr de potasa en el momento en que comienza la formación del bulbo, lo que influirá tanto en el tamaño del bulbo como en su conservación.

Las plantas de cebolla necesitan también mucho calcio, pero normalmente , no suele ser necesario añadirlo al terreno, su propia composición y el que arrastran las aguas de riego suele ser mas que suficiente.

Conservación de las cebollas

Una buena conservación permite prolongar al el suministro a la cocina pero no es un objetivo fundamental pues para ello tenemos otra solución que es una buena planificación de la siembra de modo que nos permitirá tomar cebollas frescas sin necesidad de conservarlas casi todo el año. Por tanto bastará solo conservar puntualmente como máximo en los momentos menos favorables el consumo de tres meses, para garantizarnos el autoconsumo durante todo el año.

Siempre es preferible sembrar poco y tener el huerto muy bien cuidado, que sembrar mucho y no tener capacidad suficiente para tenerlo perfecto, pues de confundirnos por defecto, siempre podremos comprar en la tienda de la esquina lo que nos falte, y resulta menos molesto y con frecuencia, más barato que añadir el trabajo de cuidar el huerto, la conservación y almacenaje de productos, para terminar comiéndolos, habiendo perdido necesariamente parte de los nutrientes.

Principales variedades de cebollas

Hay variedad de cebolla con bulbos de diferentes formas y colores. Por tanto hay que utilizar algún criterio para clasificarlas basado en la forma y color del bulbo, modo de multiplicación, estación en que se consume el producto, etc. A parte de que existan cientos de variedades, todos los años aparecen nuevas, con características específicas diferentes, como resultado del cruce entre variedades existentes, por lo que el intento de describirlas en este pos supera los límites que nos hemos propuesto del pots, por lo que nos limitamos a indicar las más sembradas en España.

La gran cantidad de variedades existentes busca conseguir, que además de adecuarse bien a las condiciones climáticas del cultivo, las variedades presenten homogeneidad, es decir todas salgan más o menso del mismo grosor, sabor y color, conseguir una buena conservación, soportar la mecanización agraria y los procesos de clasificación, lavado y envasado, tener sabor menos acre e irritar menos a los ojos, precocidad, resistentes a las enfermedades y en algún caso al frío, eliminando defectos como la terminación precoz, que estropean el bulbo.

Habiendo tal cantidad de variedades conviene siempre atenerse a lo que el suministrador indique como forma más idónea de cultivo para una variedad dada.

En función del tamaño del bulbo

Este es un criterio comercial más que científico, normalmente las cebolla tiene más aceptación en el mercado cuanto más grandes sean. Un tamaño grande no esupone necesariamente mayor calidad pero el público las valora más generalmente por lo que hay una alta producción de variedades de cebollas más bien grandes.

En función de ello, hay tres grandes grupos de variedades, cebollas gigantes, cebollas corrientes y cebolletas.

Las primeras tiene bulbos que sobrepasan los 10 cm y las últimas son las cebollas pequeñas que se destinan fundamentalmente a la preparación de encurtidos,

En función del color del bulbo

Al igual que el anterior es un criterio comercial más que científico pues las cebollas blancas son apreciadas por los compradores más que las cebollas que tiene alguna coloración en su interior.

Cebolla Blanca, muy apreciada, con un bulbo redondo, un poco puntiagudo en la parte superior, de gran tamaño, notable precocidad y sabor dulce y buena conservación.

Cebolla Morada, presenta un bulbo redondo, algo puntiagudo en la parte superior, bastante grande, dulce y de buena conservación, menos apreciada por los consumidores pero de buen sabor.

Según la temporada de recolección

Este es más próximo a un criterio científico, pues está relacionado con la resistencia al frío y al calor de las variedades tanto en su fase de plántula, a la de formación del bulbo.

Cebollas de primavera/verano

Spring, es la variedad más temprana, la recolección comienza a principios de abril y finaliza a finales de mayo.

Babosa, la recolección comienza en mayo y acaba a mediados de junio, tiene un bulbo en forma de cono invertido, aplanado en la parte superior. De color verdoso y con un sabor dulce

Liria, se recolecta desde mitad de junio a finales de julio. Tiene forma esférica, ligeramente oval y un color amarillo dorado, es dulces y poco picante.

Cebollas de otoño/invierno

Cebolla amarilla azufre presenta un bulbo aplastado, túnicas apretadas, espesas y adherentes, de un amarillo vivo ligeramente verdoso.

Cebolla Gigante de forma esférica o ligeramente aplastada, color amarillo pálido y a menudo voluminosa. Muy buscada para la exportación a Inglaterra.

Modo de cultivo

En macetas

Si se va a cultivar en macetas utilizar para el trasplantado final macetas de 20 cm de diámetro y 20 cm de profundidad como mínimo. Si son mas grades o son jardineras se pueden sembrar a 20 cm entre si  y diez centimetros del borde.

En bancales

Preparación del terreno

El terreno debe estar esponjoso en una profundidad 30 cm. En suelos compactos la profundidad debe ser algo mayor 35 cm, no es necesario mas por la corta longitud de las raíces. Si no tuviéramos bancales con esa profundidad se puede cultivar sobre caballones o surcos dispuestos a una distancia de 40 cm., de modo que consigamos esa tierra suelta sin excesivo esfuerzo. Al menos los dos primeros centímetros de donde crezca la planta deben ser de tierra suelta y sin guijarros para que el bulbo no se deforme,

En bancales bien labrados el marco habitual es de 20 x 10 pudiendo ser hasta menor en bancales profundos, pero no en exceso pues las raíces al ser superficiales no aprovechan la profundidad en toda su potencia.

Ciclo vegetativo de la cebolla

Se distinguen cuatro fases:

1.- Crecimiento herbáceo

Siembra

La época de siembra varía según la variedad y cuando tengamos planificada efectuar la recolección. Varían mucho en función de la variedad y de las características climáticas del lugar, por lo que habrá que seguir en cada caso las indicaciones dadas por el proveedor de las semillas, En cualquier caso cada variedad tiene varios meses de posible cultivo, Conviene por ello hacerlo en lotes mensuales para poder recolectar cebollas el máximo de tiempo posible y evitar con ello las molestias de tener que conservarlas.

La siembra de la cebolla puede hacerse de forma directa o en semillero para posterior trasplante, siendo este método el más empleado. Es necesaria una cantidad próxima a los 4 g/m2 de semilla, en principiantes resulta mas sencilla de esparcir mezclando esta cantidad con una cantidad de arena fina y sembrar la mezcla uniformemente.

Cambien se venden semilla pildoradas es decir semillas recubiertas de productos fitosanitarios y nutrientes que las protegen, que se utilizan igual que las semillas desnudas.

Normalmente se realiza la siembra a voleo, a veces se siembra a chorrillo formando cordones. Se recubren las semillas con 0,5 cm de mantillo si es en semillero caliente o con una capa de mantillo de 3-4 cm. de espesor si se siembra directamente en los bancales. En el semillero las plantas se siembran uniformemente tratando de dejar las semillas a una distancia de unos 3 cm. Por lo que en un tendremos aproximadamente 33 plantas en 33 filas es decir una metro cuadrado, desdecir aproximadamente 1000 plántulas /m2 del que obtendremos finalmente, aproximadamente la tercera parte más vigorosa

Al germinar se forma un tallo muy corto, donde se insertan las raíces y en el que se localiza un meristemo que da lugar a las hojas. Durante esta fase tiene lugar el desarrollo radicular y foliar.

Cuidados en el semillero y formación de plántulas

En semillero a los 8-10 días debe comenzar a verse nacer las plantas. Pasados unos 15/20 días cuando todas las plantitas hayan nacido es el momento de efectuar una primera limpieza eliminando del semillero las plantas más débiles allí donde haya dos muy próximas, lo más práctico es cortarlas con una tijera pequeña muy afilada, como para cortar uñas duras, o simplemente arrancarlas con cuidado de no remover en exceso la tierra del semillero de modo que las plantas queden repartidas uniformemente.

Probablemente a los dos o tres meses tengamos que efectuar un primer trasplante del semillero a una bandeja para plántulas más grandes donde se siembran de forma individual cada una en su recipiente, (mas o menos un diámetro de 5/6 cm por plántula, elegiremos dejar solo tres plántulas por cebolla a plantar definitiva, seleccionando aquellas que presenten mejor aspecto.

Es importante mantener el semillero limpio de malas hierbas, pues debido al crecimiento lento de las plantas de cebolla y su escaso grosor de sus raíces padecen mucha competencia de otras hierbas que puedan criarse.

Trasplante definitivo

A los tres o cuatro meses llega el momento de proceder al trasplante. Se inicia la paralización del sistema aéreo y la acumulación de las sustancias de reserva en la base de las hojas interiores, que engrosan y dan lugar al bulbo. El inicio de este proceso marca el momento de proceder a trasplantar las plántulas al bancal definitivo. Si compras las plantulas en un vivierista tu ciclo de cultivo se iniciará en este momento.

Para horticultores poco experimentados aconsejo cultivarlas en este momento. Este ciclo se puede obviar si partimos de plántulas compradas en Garden Center o viveros especializados en huertos.

2.- Formación del bulbo

La plantación se realiza con ayuda de una azadilla, colocando una planta por golpe, colocando la planta con su cepellón de tierra y apretando suavemente la tierra del bancal a su alrededor para favorecer el arraigo. El marco habitual es de 20×10 cm., si se utilizan los caballones entre surcos se dejara entre caballones 40 cm. Y estos tendrá una altura de unos 30/35cm. Con plantas a 10/15 cm entre sí. Seguidamente se da un riego, repitiéndolo a los 8-10 días.

Durante este periodo se produce formación la acumulación de la sustancias que se acumulan en el bulbo. Se requiere periodos largos de luz, y si el tiempo que dure esta fase es proporcional a la temperatura. Dependiendo de la variedad la cebolla mostrará más o menos resistencia a la falta de luz y de temperatura en esta fase. Al final de esta fase es cuando se recogen las cebollas para su consumo dejando sobre el terreno o traspasando con cuidado a un tiesto, solo aquellas que deseemos conservar para obtener semillas.

Desherbado

Mantener el campo libre de malas hierbas, ya que al tener poca superficie foliar invade rápidamente el cultivo y afecta mucho al rendimiento. Cada quince días dar un repaso al terreno desherbando con la mano o con ayuda de una azada.

La limpieza de malas hierbas es imprescindible para obtener una buena cosecha, pues establecen una fuerte competencia con el cultivo debido al corto sistema radicular de la cebolla. Se realizarán repetidas escardas con objeto de y eliminar las malas hierbas a la vez que se aprovecha para airear el terreno e interrumpir la capilaridad. El momento de hacerlo es cuando sea necesario por la aparición de malas hierbas y siempre antes de que las malas hierbas invadan el terreno.

Finalizado este periodo se procede a la recolección de las cebollas para el consumo dejando sobre el terreno o trasplantando delicadamente a grandes tiestos (de 30 cm) las cebollas que deseemos dejar para la obtención de semillas, con el fin de dejar el terreno expedito para otra plantación.

Herbicidas químicos

No vemos la utilidad de usar herbicidas químicos para erradicar malas hierbas en un huerto familiar donde las superficies a escardar, (unos pocos metros cuadrados), es muy reducida y donde los herbicidas si pasan por error a cultivos muy próximos puede llegar generar grandes catástrofes. En el caso que alguien considere duro o costoso el deherbado manual , cabe sembrar las cebollas sobre unn plástico negro que impide que las malas hierbas reciban la luz y por tanto su germinación.

Puesto que, insisto,, el espacio que dedicaremos a las cebollas es muy reducido , sinceramente no considero necesaria esta precaución, pero quien tenga una extensión media a la cebolla puede considerarla adecuada esta práctica

Sin embargo si alguien tiene una extensión razonablemente grande de cebollas y razonablemente aislada puede ayudarse mediante herbicidas par ahorrarse alguna de las frecuentes labores de escarda que hay que efectuar.

Recordamos siempre que deben leerse detalladamente las indicaciones del fabricante, pues estos productos pueden contaminar productos que van a ser alimentos de personas e incluso pueden tener peligro para quien los distribuye, como norma de precaución siempre deben darse estando totalmente cubierto por la ropa, con gafas protectoras y mascarilla y guantes de goma.

Las materias activas de los herbicidas de preemergencia más utilizados en el cultivo de la cebolla son: Pendimetalina, Oxifluorfen, Propacloro , Trixalaxil y Loxinil octanoato.

Recolección de las cebollas

Lo más importante es que antes de la recolección, la cebolla haya perdido el exceso de agua por lo que se tendría que prescindir del “último riego”. Más o menos un mes antes de la recolección suspenderemos los riegos. Cuando veamos que los bulbos han alcanzado el tamaño que corresponde a su variedad o que las puntas de sus tallos comienzan a secarse ha llegado el momento de cortar el riego.

Sabemos que ha llegado el momento el momento de la recolección cuando las hojas tengan aspecto de secas y adquieren un color amarillento o marrón claro.

Una semana antes de la recolección es deseable un tratamiento antifúngico de amplio espectro (contra Fusarium, Rizoctonia, etc..) para que los bulbos entren en el almacén lo más limpios posible. Otra solución más ecológico, (y quizá práctica para pequeñas cantidades), es frotar el bulbo con un trapo suave para eliminar el posible moho así como la tierra que lleve adherida.

En general, si el terreno estaba bien labrado. las cebollas se arrancan tirando suavemente con las manos de sus hojas, en el caso que no saliera, nos ayudaremos de mi golpe de azada, por debajo del bulbo. Una vez arrancadas las días más esparcidas por el bancal unos cuatro días mas, (excepto las que pensemos dejar para semillas que las trasplantaremos con cuidado a tiesos amplios).

Si pretendemos una larga conservación, conviene darlas una vuelta todos los días para que se sequen de forma homogénea por todos los lados. De pretender solo que duren dos o tres meses basta con que las demos una única vuelta y si se van a comer inmediatamente ni eso.

Después de su secado se trasladan a una almacén seco y fresco lo más oscuro posible. Cuando han pasado varios días secándose se pueden recoger y almacenar. No todas las cebollas se conservan igual de bien, según la variedad se conservarán más o menos. La mejor forma de conservar las cebollas es formar una trenza con las hojas fe las cebollas de modo que vayan quedando a cada lado las cebollas, La trenza se cuelga verticalmente para que terminen de secarse, de esta forma se conservan fácil al menos dos meses. una solocion mas rápida es introducirlas en una malla de plástico.

Si no te quieres tomar la molestia o esperas poder consumirlas en menos tiempo, simplemente cortalas el tallo y guardalas no muy acumuladas en cajas ventiladas como por ejemplo las de plástico de rejillas de fruta, No las acumules demasiado en cada caja y busca ponerlas en el sitio más oscuro que encuentres. El secreto de una buena conservación pasa por guardar cebollas bien secas en un sitio seco, fresco, ventilado y oscuro.

3.- Reposo vegetativo

Solo se aplica a quien quiere obtener semillas el segundo año, Por lo que esta fase y la siguiente no se aplican a quien no desee tener por si mismo las semillas.. La planta detiene su desarrollo y con el bulbo maduro entra en latencia, En esta fase tan solo hay que preocuparse de regar sin exceso periódicamente y eliminar las malas hierbas que aparecieran eventualmente

4.- Reproducción sexual

En el segundo año la planta sale de su latencia y genera un tallo floral recto y vertical de 80 a 150 cm de altura en la punta de la cebolla, que en su extremo tiene inflorescencia en umbela, (como una sombrilla). Las flores son hermafroditas, pequeñas, de colores verdosos, blancas o violáceas que dan lugar posteriormente a los frutos, unas cápsulas de tres caras, con ángulos redondeados, que contienen en el interior las semillas, de color negro, angulosas, aplastadas y de superficie rugosa. Este video explica una forma de separar las semillas que hay en las flores

Como siempre las semillas recolectadas, se dejan secar resguardadas de la humedad y una vez totalmente secas, se meten en sobres hechos con papel secante como el de cocina, dentro de un bote de cristal que cierre hermético, por ejemplo de mermelada. Se escribe una nota con los periodos de siembra y cuidados característicos de esa variedad y se introduce con las semillas cerrando el bote. Por fuera rotular el bote con el nombre de la variedad y la fecha. Las semillas se conservan por varios años en estas condiciones pero es preferible utilizarlas a la siguiente estación.

Plagas y enfermedades

Al crear la cebolla y la familia de las Liliaceae en general, una acumulación de reservas alimenticias, atrae a muchos insectos que quieren apoderarse de esas reservas. Ellas se defienden con insecticidas naturales que les dan su olor y sabor característico, pero como es habitual existen insectos que se especializan en este tipo de plantas que se han hecho inmunes a los repelentes naturales. Observaremos que muchos de estos enemigo pasan el invierno en forma de pupas enterrados en el suelo de ahí la importancia de rotar este cultivo y no plantar Liliaceae en el mismo terreno dos años consecutivos.

Por otra parte una aglomeración de tejidos jugosos, son blanco de la aparición de mohos, pese a la protección coriacea y seca con que se protege el bulbo. No debe por ello de extrañarnos que los principales enemigos de los cultivos de la cebolla sean insectos especializados en plantas de la familia de las Liliaceae, algunos específicos de la cebolla y los hongos que atacan a muchas plantas en condiciones de humedad alta.

Por todo ello la cebolla presenta muchos enemigos y enfermedades a los que dedicaremos un próximo post.

Félix Maocho

Texto actualizado el 15/7/2001

Extractado y adaptado a huertos familiares de Infoagro

indice

Anuncios

17 julio 2015 - Posted by | Horticultura | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: