Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

El e-lerning una forma efectiva de estudiar sin ir a clase

 

Por Félix Maocho 
4/11/2014

Son muchos los motivos que te llevan a una edades tempranas a abandonar los estudios para entrar en el mundo laboral, las causas mas comunes son ,la necesidad de ganar dinero, vivir alejado de los centros de enseñanza, o el fracaso escolar.

A estos jóvenes, Internet les da la una oportunidad para reincorporarse al estudio y mejorar su formación, sin necesidad de acceder a lejanas aulas, o tener que seguir el mismo ritmo de estudio de quienes solo tienen la obligación estudiar. Hoy por ejemplo he recibido publicidad de un Curso de educación infantil a distancia, dado por CEAC  que permite obtener el Título Oficial de Grado Superior en Educación Infantil, que a su vez es permite posteriormente si se desea acceder a estudios universitarios como, maestro, enfermero, técnico de trismo etc.

Sobre el papel, parece un curso interesante para quien desea prosperar en su formación. Pero, ¿ realmente, ¿la educación a distancia o e-lerning, es útiles a una persona de normal fuerza de voluntad para alcanzar la titulación deseada?.

Mi experiencia sobre la enseñanza a distancia no puede ser más nefasta, pero de ello han pasado 40 años y en este tiempo la tecnología ha evolucionado una forma asombrosa. Por entonces, ya casado y trabajando, intenté hacer la Carrera de Económicas,en la UNED, pero ni tan siquiera llegue a abrir los apuntes que me mandaron, Según mi información mi caso no es excesivamente raro los abandonos en la educación a distancia son muy superiores o los que se dan en la educación presencial.

Yo no fui en la universidad un alumno que brillase, pero no fui mal estudiante y aprobé sin excesivo esfuerzo curso por curso. Entonces, ¿Cual fue el motivo de mi rotundo fracaso en la educación a distancia?

En primer lugar considero que no tuve incentivo suficiente, ya tenia una titulación y un trabajo bien remunerado, del que, al menos por entonces, no pensaba cambiar. Por otra parte trabajaba con un horario extenso y de frecuentes viajes y además tenia hijos a los que atender. Quizá, todo ello explica mi fracaso, simplemente me faltaba el real deseo de seguir estudiando, algo que suponemos que no les ocurre a los jóvenes que por la razón que sea. dejaron la enseñanza reglada y quieren volver a recuperarla.

Tuve la dificultad añadida estar poco habituado a estudiar sin una cierta presión y vigilancia, tanto la indirecta ejercida por mi familia, como la más directa del profesorado, con la cadencia de las clases, laboratorios, practicas, pruebas y, exámenes, que te marcan el ritmo de estudios. Por otra parte con el paso del tiempo había perdido el habito de estudio y esto si es muy probable que les pase también a quienes desean reincorporarse al aprendizaje.

Si bien en principio, el poder marcar tu mismo el ritmo de estudios, parece una ventaja, la práctica demuestra que es conveniente seguir rígidamente un planing de trabajo, que quizá seas tu mismo el que te marques el ritmo de acuerdo con tus posibilidades, pero ese planing debe transformarse en ley inflexible que has de cumplir. Quizá mi error, (y el de otros muchos), es no haberme disciplinado, hay mucho peligro de que nunca hagas aquello que puedes hacer hoy o puedes dejarlo para mañana, yo al menos, necesito cierta presión y fechas de entrega para realmente hacer las cosas.

Esto supongo si es un riesgo latente en cualquier enseñanza en la que tu puedes marcar el ritmo, por ello yo creo que el que pretenda seguir un curso on-line debe marcarse y cumplir unos objetivos realistas, que no le ahoguen, pero que debe cumplir por encima de otras cosas, como puede ser el ocio o las obligaciones caseras. Tiene que tener un tiempo de estudio tan sagrado como si te hubieras apunta do a una academia.

Esta libertad es un truco comercial muy utilizado por centros como las escuelas de idiomas y gimnasios, para venderte un bonos de varias sesiones que puedes gastar como quieras, ellos saben perfectamente, que en muchos casos las sesiones vendidas, a las que tiene derecho el alumno, nunca accederá el alumno.

Y mayor riesgo hay si las sesiones son gratuitas, una pequeña encuesta en cualquier aula municipal gratuita de cualquier materia, teatro, pintura, gimnasia, etc. te dará un índice de absentismo muy por encima de los cursos en los que el alumno paga al menos minimamente las clases.

Quizá por todo ello Enrique Dans, profesor de IE, una escuela de negocios por Internet, de calidad reconocida internacionalmente, es escéptico de la eficacia de la infinidad de los MOOC, (Massive Open Online Course) cursos gratuitos online masivos y abiertos, ofrecidos gratuitamente en Internet, consistentes en en colgar simplemente los recursos en la red y pretender que se estudien. Pero en cambio no solo considera utiles sino que incluso es partidario defensor de los cursos por Internet y el como experto debe saberlo, pues además la materia de su especialidad es la Tecnología aplicadas a la Empresa y da por igual cursos presenciales y por e-lerming.

 

A juicio de Enrique Dans, lo que hay que hacer en el e-lerming, es aprovechar lo que la tecnología ofrece, para crear comunidades que estén más y mejor interconectadas y que puedan interactuar con más facilidad de la que hay en un entorno presencial, en los que el tiempo de cada clase es fijo y limitado y es imposible una atención personalizada a unos alumnos sin interrumpir la marcha del resto.

En esta enseñanza a distancia no se elimina el profesor, sino que por el contrario se implica aun más al profesor en la clase, estando presente en esa comunidad online, sin las limitaciones que se producen en las clases presenciales, donde el profesor solo tiene a mano, el material pedagógico que ese día haya llevado a clase y con la ventaja, de tener un tiempo de exposición variable, de acuerdo como el conjunto haya respondido al tema y puede dedicar mayor apoyo a los alumnos que lo precisen sin que ello suponga interrumpir la clase con el resto.

Por supuesto el problema del e-lerming reside precisamente en tener buenos profesores formados en esa tecnología que estén dispuestos a realizar un mayor trabajo que el que supone dar la clase en un entorno presencial.

En mi opinión hoy en día con un reducido esfuerzo económico en tecnología se pueden conseguir medios técnicos para recibir clases e-lerming, de mayor eficacia que en las clases presenciales , pero esa posibilidad, no es una cualidad automática que de el medio, exigen de alumnos y profesores superar una serie de retos, que no son mayores mi menores que los que se dan en una educación presencial, sino diferentes.

 

Félix Maocho

4 noviembre 2014 - Posted by | Empresa y Marketing, Informática para PYMES | , ,

2 comentarios »

  1. Mi problema es que ya no puedo pagarme el piso compartido y ya no podré ir a clases pero el grado que elegí me gusta lo que pasa que cada vez he ido a peor y unido al tema económico he tenido que elegir pero me pregunto si podría seguir intentándolo sin asistir a clase?

    Comentario por pili2015 | 3 enero 2016 | Responder

  2. Es una cuestión personal. To he conocido personas que trabajaban y estudiaban en la universidad. Naturalmente no todos valemos para hacer eso, personalmente yo no valgo. Hay que tener una tremenda fuerza de voluntad para trabajar 8 horas y cuando llegas a casa y los fines de semana ponerte a estudiar, pero hay quien lo hace.

    Comentario por felixmaocho | 3 enero 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: