Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Un régimen para adelgazar – Control periódico del peso

Por Félix Maocho 
28/7/2014

Algo que nos debe preocupar a todos, a los que no consigan adelgazar. a los que fuimos gordos y adelgazamos y los que nunca engordaron, es mantener el peso., Puesto que es difícil adelgazar, al menos evitemos engordar manteniendo nuestro peso,(más o menos), estable.

Especialmente importante es este punto para quienes conseguimos bajar peso, pues nos encontramos situados como en una pendiente. Hemos conseguido colocar nuestro peso ahí donde nos lo propusimos, pero no estamos en un punto de equilibrio natural, la situacion es bastante inestable, por lo que si seguimos haciendo régimen estricto, corremos el riesgo de caer en peligrosas enfermedades, donde se une la mala nutrición a trastornos psicológicos, como bulimia y anorexia. Pero si relajamos en exceso el régimen de comidas que hemos llevzdo, podemos caer en el no menos peligroso “Efecto rebote” del que hablé en otros post.

Para quienes no han adelgazado, bien porque no lo han intentando nunca, bien por que han fracasado en el intento también, es también interesante llevar el control de su peso para detectar cuanto antes, un aumento de peso que tiende a quedarse como definitivo.

Para ello el mejor control lo da la báscula, pero hay que saber hacer un uso juicioso de ella, pues de hacerlo mal puede llevarnos a conclusiones falsas y sobre todo a situaciones obsesivas. Por todo ello aconsejo las siguientes medidas.

1º) Definir cual es para nosotros y el peso ideal y marcarnos una margen de fluctuación alrededor de él que consideramos aceptable. En mi caso, mi médico y yo hemos decidido, de común acuerdo,  que mi peso ideal de acuerdo con mi estatura, edad  y constitución física, está  en 73 Kg,  y que es aceptable una fluctuación de 2 kilos tanto para arriba como para abajo, por tanto no tomaremos posturas extremas en tanto mi peso varíe dentro de ese margen,

2º) Definir previamente la actuación a seguir en caso que se salga del margen de previsto, tanto por debajo como por encima.

En mi caso la decisión que hemos tomado es seguir los días normales con el régimen básicamente igual que el que tenía para perder peso, pero ligeramente dulcificado, sobre todo en aquellos puntos que le hacen más “aborrecible”.

Por ejemplo, las carnes y pescados pueden ir rebozadas, pero la guarnición sera de verduras, (lechuga o/y tomate por ejemplo, pero no patatas), y que en los platos que lo considere imprescindible, añada algo de sal (mi régimen es sin sal, por la tensión alta que “disfruto”).

A cambio de eso los días que como con amigos o familiares, (normalmente unos dos días por semana), me olvido totalmente del régimen y, (sin cometer excesos), como de todo

Si por alguna circunstancia ei peso cayese por debajo de los 71 kilos (algo a lo que me he aproximado pero nunca he alcanzado, dejaría totalmente el régimen y si llegara a los 69 kg, pasaría a intentar hacer incluso una comida más calórica para ganar peso.

Por contra, si supero los 75 kg, (algo que si ha pasado en dos ocasiones), volveré al régimen de adelgazar con toda su crudeza hasta volver a colocar el peso dentro de la zona de fluctuación. Como eso ha ocurrido en dos ocasiones, después de Navidades y ligeramente en otra ocasión, puedo dar fe que el régimen que en su día me permitió perder 5 Kg, al mes sigue siendo muy efectivo en mi persona y que lo más que he tardado en reconducir el peso a la zona de fluctuación ha sido dos semanas, o lo que es lo mismo en quince días.

Control periódico del peso

Sabiendo que política a seguir solomos basta llevar el control del peso y actuar de acuerdo con lo que diga la báscula, mediste un control de peso sistemático.

Aquí llego un punto en el que aporto mi experiencia, pero que sé que es muy personal, por lo que no se si se adecua a la personalidad de todos. Para mi, el control exhaustivo me obsesiona, por lo que no lo practico y deliberadamente, me pongo unos controles periódicos distanciados en el tiempo y no llevo controles día a día.

Como casi todos tengo una báscula de baño, como también tengo un aparato de tomarse la tensión. Como la tensión es anterior a mi determinación a adelgazar la experiencia que tuve fue con este tema, que luego se trasladó al control de peso.

Como tomarse la tensión es sencillo y gratis, me la tomaba diariamente, Resulta que creemos que factores como el peso y la tensión son tan estables como la temperatura, por lo que un pequeño cambio de temperatura indica una situación anormal y ello, que es cierto para la temperatura, es falso para la tensión y el peso.

Tu tensión varia con cierta amplitud con solo que hables cando te la toman, incluso muchas personas el solo ofrecer un brazo para que le tomen la tensión hace que le suba la tensión, factores como, la hora, las preocupaciones que tengas del trabajo, si has paseado o viajado en coche etc. etc. influyen fuertemente en la tensión, no por supuesto para pasar de una tensión de 12 a 15, pero si para pasar de 12,8 a 13,2.

Cuando vas a tu médico, generalmente te toman la tensión tres veces, hacen la media y la comparan con la cifra que diste en la revisión anterior, hace un mes, tres meses o un año. La cifra que de tu tensión, ya le indican al médico algo muy importante, si la tienes alta, baja, o normal para tu edad, pero comparando esa cifra con la anterior, es donde el médico descubre algo que suele preocupar mas que la cifra en sí, que es la TENDENCIA, es decir, si tu tensión aumenta, baja, o está estable, pues eso le indica si el plan que te puso produce las consecuencias esperadas o no, y en función de ello, definirá el plan a seguir hasta la próxima revisión.

Si tu en tu casa tienes un aparato para tomarte la tensión y comparas el resultado con los valores del día anterior, las pequeñas fluctuaciones enmascaran la TENDENCIA y nada indican si te esta subiendo o bajando la tensión y de lo único que vale es para llevarte a la confusión y con frecuencia al desaliento. Como resultado de esa experiencia, (como digo personal y no se si transferible a los demás), yo tomé la decisión de guardar bajo siete llaves, el aparato de medir la tensión y conformarme con saber las cifras que me daban en los choques periódicos.

Si la experiencia no me valió para auto controlar la tensión, me valió como experiencia ñas después cuando decidí seriamente adelgazar.

Lo Importante es la Tendencia
Igualmente tengo en mi casa una báscula de baño y decidí pesarme todos los días y el resultado fue similar, me llevo a la confusión y al desaliento, solo que recordando la experiencia anterior pronto corté por lo sano y me propuse se solo pesarme una sola vez a la semana y tomar medidas de acuerdo con la TENDENCIA que de ello se desprendiera.

Pues ocurre como con la tensión, la diferencia d real de peso entre un día e y el siguiente queda oculta por una serie de factores sobre los que no hay control, ¿has sudado en la cama o no?, ¿te bebiste un vaso de agua?, ¿has evacuado o no?, cualquier cosa bastan para ocultar la realidad de si has perdido 80 gramos en un día. Un vaso de agua que pesa 250 gramos y oculta perfectamente una tendencia de pérdida de 80 gramos diaria que supone casi 600 gr y dos kilos y medio al mes. Por tanto puedes estar perdiendo o ganando peso velozmente sin que el pesarte todo los días lo detecte.

Vuelvo a repetir que esta es una experiencia personal, que a mi me ha ido muy bien, pero no estoy seguro que sea útil a todos. Yo me peso una vez a la semana en la farmacia, vestido pero sin ropa de abrigo, aun así, en la ropa puede haber una diferencia de peso, no pesan lo mismo unos vaqueros o un pantalón de tela fina, y puedo llevar mas o menos cosas en los bolsillos como monedas o papeles.

Por una monedita la báscula de la farmacia de al lado de mi casa me da un tiket en el que viene marcado mi peso y que me sive para llevar una especie de recordatorio de como ha ido evolucionando mi peso con el paso del tiempo, Por supuesto que esto de ir a la farmacia a pesarse puede sustituirse por pesarse en casa y apuntar el peso en un papel, Ahora bien , mi consejo es que se pesen UNA VEZ EN LA SEMANA, tomen las medidas que crean oportunas para la semana entrante y que se olviden tanto de la báscula como de la tentación de cambiar el régimen adoptado en los próximos siete días.

A mi si el peso me dice que estoy en 73 kg, (lo que he considerado como mi peso ideal), sigo con el nivel de régimen que llevaba hasta la fecha, si he bajado de ese peso, relajo el nivel proporcionalmente al peso perdido, entre un poquito más, por ejemplo añadir acompañar el desayuno con UNA GALLETA, o totalmente, si mi peso baja por debajo de los 71 kg (Algo que toda vía, despues de año y medio está por pasar).

Si por el contrario, si mi peso está por encima de los 73 kg, endurezco mi régimen actual, desde un poquito, por ejemplo elimino la fruta en la comida, a volver al régimen con toda su crudeza, si supero los 75 Kg (cosa que ha pasado un par de veces)

Así poco es como he conseguido mantenerme en la misma franja de peso por más de un año y poco a poco voy relajando mi régimen a la vez que acostumbro al mi cuerpo al nuevo peso. Claro está, que este método tiene sus inconvenientes, y que es el de chocar con la ansiedad de la gente que te rodea. Con frecuencia,  mi mujer quiere que en medio de la semana cambie los hábitos de comida. con la escusa de que ya he perdido peso en unos casos, o de que estoy engordando en otros. Puede que yo sea absurdament inflexible, pero yo no acepto más veredicto, que el de la báscula de la farmacia y en el día que le toque, mientras tanto sigo erre que erre.

Félix Maocho

Por si quieren saber quien es el médico que me controla dejo aquí su dirección

Para quien viva en Madrid y desee seguir este régimen con mi doctora dejo sus direccion. Yo personalmente no aconsejo proponerse perder mas del 10% de su peso si no es bajo un control facultativo. Otra cosa es tratar de perder menos de 5 kilos para lo que no considero imprescindible tal control

Si lo que a alguien le interesa es conocer el régimen que me ha hecho perder 18 kg de forma (hasta ahora) definitiva les dejo el post en el que se explica con detalle. Las características más relevantes de este régimen son:

  • Es un régimen efectivo, yo adelgace  en cuatro meses 18 kilos, además los eectos comienzaan a percibirse muy pronto por lo que los resultados ayudan a mantener la suficiente moral para continuar.
  • Es un éegimen acalórico, pero equilibrado, se comen proteinas grasas y cereales aun en los momentos mas duros del régimen, por lo que no se deben padecer carencias durante su duración, de todas formas en la fase dde perdida dura de peso, (5 kilos al mes), conviene hacerse un análisis de sangre mensual y en la fase de mantenimiento una cuatrimestral, par contolar cualquier desviacion imprevista. (por eso considero que debe tener un seguimiento facultativo
  • Se basa más en la constancia que en hacer “proezas puntuales”, al cabo de mas de año y medio sigo en régimen de mantenimiento y no hay fecha prevista de finalización. Ser obeso debe ser considerado en muchas personas como una enfermedad crónica.
  • No se pasa hambre en ningún momento, lo cul no quiere decir que no sea duro, generalmente los gordos, damos al cuerpo “homenajes” comiendo, que luego echas de menos, Recomiendo sustituir esos ·homenajes” por otros menos caóricos, en mi caso, barra libre de cafe con leche desnatada y sin azúcar.
  • No tiene acompañamiento de ninguna medicación ni farmacológica ni natural. En mi caso seguí tomando, eso si, los medicamentos que ya tomaba para el control de la tensión y el ácido úrico, (gota), aunque al perder peso, me han eliminaron el de la gota y me redujeron el de la tensión, por innecesarios.
  • La dieta es muy económica, pues se basa en consumo masivo de verduras de poco precio, asi como latas de sardinas y mejillones, que son entre el laterío, de las más económicas, sobre todo si se compra en latas grandes, Se conserva bien por un tiempo razonable en botes cerrados y rellenados con aceite hasta ek borde en la nevera. Mientras que tienes ahorro en alimentos más caros, como carne de buey, postres, bombones,  patatas fritas etc. Creo que quien diga que no puede seguir este régimen por motivos económicos se esta auto engañando.

Félix Maocho

 

 

 

 

 

28 julio 2014 - Posted by | Vida Sana | , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: