Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Un régimen para adelgazar – Lo que nos alimenta, es lo que produce la flora bacteriana

Por Félix Maocho 
9/7/2014

Solemos pensar que somos individuos capaces de vivir solos como ermitaños y que elegimos libremente vivir en comunidades de personas, en pueblos o ciudades, es porque tiene ventajas prácticas, pero no porque lo necesitemos, porque estamos perfectamente capacitados para vivir solos, en un refugio, con tal de tener a nuestro alcance. los suficientes alimentos y bebidas.

Sin embargo, la realidad es otra, cada persona es en realidad una inmensa comunidad de seres vivos formadas por cientos de especies diferentes, que viven asociadas simbólicamente en una estructura común, que llamamos cuerpo humano, que sirve de residencia a todos, de modo que el cuerpo se trasforma en un hábitat cerrado, donde todos pueden crecer y multiplicarse, alimentándose del los alimentos que el hombre ingiere, mientras que a su vez, contribuyen con su actividad a alimentar y mantener el cuerpo humano como el hábitat favorable a todos.

Es la llamada endosimbiosis, donde hay un ser vivo en este caso el Homo Sapiens, que en su interior porta una serie de otros seres en un asociación que es en conjunto beneficia, todas las partes. Suiza nadie ha pensado que de vivir en un ambiente estéril que acabara con toda nuestra flora bacteriana, tardaríamos pocas horas en morir, y tampoco han tenido en cuenta que solo un pequeño cambio en el hábitat donde se se encuentra la flora bacteriana, nos produce unos vómito y colitis, que nos dejan en pocas horas totalmente postrados.

Viene esto a cuento, porque una forma de adelgazar, (que no aconsejo a nadie), es precisamente atacar al equilibrio de nuestra flora bacteriana, pues si esta deja de transformar los alimentos que comenos en productos asimilable por nuestros intestinos, por más que comamos, no conseguiremos alimentar nuestro cuerpo.

Hay que tener en cuenta, que aunque la naturaleza y la evolución han creado sistemas correctores que permiten mantener el hábitat donde habita nuestra flora bacteriana dentro de unos parámetros más o menos estable, bastan pequeños cambios para provocar destrozos en ésta, que tardan en tiempo en normalizarse. Por ejemplo, solo con enfriarse, es decir disminuir la temperatura del sistema digestivo en unos pocos grados, en plena digestión, se produce un “corte de digestión”, es decir, una interrupción en los procesos habituales que trasforman los alimentos que hemos comido, en sustancias capaces de ser absorbidas por nuestros intestinos, con la insustituible colaboración de toda nuestra flora bacteriana.

Este pequeña incidente, que todos habremos sufrido alguna vez en nuestra vida, es suficiente para que nos demos cuenta la importancia que tiene un buen funcionamiento con nuestra flora bacteriana.

Pero que es la flora bacteriana.

Pues curiosamente siendo algo fundamental e para nuestra existencia es algo que se ha investigado muy poco, desde luego sabemos mucho más del funcionamiento del hígado o los riñones que de la composición y funcionamiento de nuestra flora bacteriana. Muestra de ellos es que solo hace poco se ha hecho en profundidad un censo de los seres vivos que forman la flora bacteriana y se han identificado mas de 500 especies nuevas, Con ello el número de seres vivos diversos (la mayoría bacterias) que viven, o pueden vivir, dentro de nuestro cuerpo se elevan por encima de las 2000 especies sobre las que de forma mayoritaria desconocemos cual es su función y papel.

Señal de lo extraordinariamente compleja que es esta comunidad de seres que viven dentro de nuestro cuerpo y lo poquísimo que sabemos de ella, por no saber ni siquiera sabemos distinguir las que tiene un efecto beneficioso para el hombre, las que mas o menos son indiferentes y las que tiene un claro efecto perjudicial, de las que se calcula que debe haber aproximadamente un centenar..

Si supiéramos más sobre ella la podríamos dividir en tres grandes grupos respecto del punto de vista del individuo más grande, el ser de la especie Homo Ssapiens. Es decir son medidas de lo beneficiosos que son para muestro cuerpo.

Parásitos

El primer grupo serían los parásitos, o seres que se aprovechan de vivir dentro de nosotros sin aportar nada a los demás del grupo. Elementos famosos de este grupo, pero extraños, pues la inmensa mayoría son bacterias y levaduras, pero no seres mucho mas desarrollados y complejos, son las lombrices, que se alimentan de lo que comemos, y lo único que producen son tres efectos, indeseables comerse alimentos, lo cual pudiera ser bueno para reducir las calorías de la ingesta, sin que nosotros tengamos que hacer nada raro, y otros dos efectos molestos, ciertos picores y le rechinar de dientes nocturnos.

Un gusano menos conocido y mucho mas eficaz a la hora de hacernos adelgazar es la solitaria, (Taenia solium), un parásito capaz de vivir en el intestino delgado de los seres humanos, donde llega a medir 3 o 4 mts. La eficacia de la solitaria es tan grande a la hora de “robar” alimento a los humanos es tan grande que no se conoce nadie gordo que tuviera una solitaria.

No obstante no conozco ningún régimen basado en criar una tenia dentro de tu intestino, el motivo puede ser lo repugnante del sistema que haga de el algo muy dificil de “vender”, o también es posible que haya fuertes contraindicaciones que lo hagan desaconsejable. A mi, que soy lego en la materia, este procedimiento me parece en principio desagradable pero mucho menos traumantizante, que el seccionanrte quirúrgicamente un pedazo de estómago que es un sistema muy utilizado para combatir la obesidad mórbida

A parte de estos gusanos parásitos, (y otros menos habituales) , muy posiblemente soportemos todos una colonia de bacterias que viven a nuestra costa sin hacer nada de provecho.

Durante muchos siglos de existencia del ser humano han debido ser una pesada carga que se nos llevaba una parte de los exiguos alimentos que podíamos llevar a la boca, y aun en muchas partes del mundo aun serán una carga en poblaciones subalimentadas, sin embrago en la pequeña franja de territorio en la que hemos tenido la suerte de vivir, donde el alimento es superabundante, habremos de considerarlos una bendición, pues nos permiten disfrutar algo más de los placeares de la mesa.

Los parásitos mas exitosos de acuerdo con la evolución, son los que no enferman al comensal e incluso consiguen no enfermarle y pasar inadvertidos, claramente el parásito fracasará su existencia supone o bien la muerte del comensal o al menos si le incapacita para poder vivir sano y por lo tanto conseguir abundante alimento. los que son peligrosos, pomo las bacterias del cólera o simplemente molestan como las lombrices, pronto se encuentra un sistema de librarte de ellos

Comensalismo

Algo mejor que el parásito es el comensal, Como el parásito el comensal vive del huésped sin aportar nada, solo que lo que pasa es que vive de aquello que el huésped desecha, por tanto podemos decir que es un “gorrón” como el anterior pero que en este caso no tiene coste para el comensal. Es algo así como el gato que vive de las sobras de la comida, pero no caza ratones.

Ente especies puramente parásitas y especies comensales hay un continuo de especies, que hacen difícil trazar una frontera en la que pasan de comer alimentos aprovechables por el cuerpo humano a comer alimentos del que el cuerpo humano no se puede aprovechas como es la celulosa o el almidón.

Mutualismo

El extremo por el otro extremo es el mutualismo, donde ambos seres vivos se benefician mutuamente de su acción, el gorrón deja de ser gorrón para pasar a ser huésped del hotel. El caso mas conocido de mutualismo fuera del cuerpo humano, son la asociación  entre las plantas leguminosas y las bacterias que fijan el nitrógeno atmosféricos y forman nódulos en sus raices, Ambas especies se benefician de este trabajo en colaboración la planta fija el carbono por fotosíntesis y alimenta a las bacterias con productos orgánicos y las bacterias le devuelven el favor entregando productos nitrogenados sin necesidad de que en el terreno haya abono. Otro caso son las bacterias que son capaces de romper la celulosa de modo que los rumiantes, puedan aprovechar la energía de la paja y otras fuentes de celulosa, que les permite alimentarse de productos vegetales que otros mamíferos, como el hombre no es capaz de aprovechar.

De igual forma hay una multitud de bacteria y levaduras especializadas en digerir muchas sustancias que el cuerpo humano no puede digerir directamente pero si puede digerir sus subproductos o simplemente los restos de estos organismos.

Beneficios de la flora intestinales

La flora intestinal es fundamental para muchos procesos que se producen en la digestión

  • Producir enzimas necesarios para fraccionar productos complejos en productos mas sencillos y controlar el pH
  • Estimular los movimientos de los intestinos, (peristáltismo), que evita tanto el estreñimiento y la diarrea.
  • Transformar las sales biliares cuida la mucosa intestinal activando el crecimiento de epitelio.
  • Hacer de gendarmes, impidiendo la implantación de bacterias malignas segregando antimicrobianas específicas
  • Luchar contra las bacterias oportunistas que entran en el sistema digestivo

Por ello hace una acción que ponga en peligro la flora bacteriana es muy delicado, Por ejemplo los antitéticos con su acción de amplio espectro rompen a veces el equilibrio bacteriano razón por la cual se aconseja tomar yugueros que en su forma natural son un cultivo de bacterias para reponer lo antes posible la flora bacteriana afectada. (Los yogures industriales suelen tener una posterior pasteurización para aumentar su periodo tiempo de caducidad, y sis bien ello no cambia sus propiedades alimenticias, si elimina gran aparte de las bacterias por lo que su efecto en la recuperación de la flora bacteriana es actualmente menor).

Algo que puede desequilibrar la composición media de los alimentos o la alimentación de la flora bacteriana son los regímenes basados en el desequilibrio alimentario, tanto aquellos que prescinden absolutamente de las grasa, los azúcares o los glúcidos, como el de excesos de proteínas, pues si bien es cierto que la falta en absoluto de uno de estos tipos de alimentos impide la digestión de los otros, no es menos cierto es que resultan totalmente nefastos para el hábitat de la flora bacteriana, por lo que hemos de considerar muy peligrosos.

Igual puede ocurrir en los régimen os que consisten en la ingesta machacona de un determinado alimento o bebida, sea te verde, o comer kakis, cualquier régimen basado en el desequilibrio alimentario son armas de doble filo, son preferibles por ello al menos de momento los regímenes equilibrados que simplemente son ligeramente hipocalóricos, que m antiene el equilibrio en el interior del cuerpo y simplemente ingieres algunas calorías por debajo de las que consumes, lo que obliga al cuerpo a utilizar sus reservas alimenticias en grasas que precisamente las conserva el cuerpo para esas circunstancias.

No obstante quizá encontremos la forma de controlar el delicado equilibrio de la flora alimenticia, y favoreciendo delicadamente el desarrollo de los comensales, o reduciendo algo la actividad de los mutualistas podamos , aprovechar de forma absolutamente natural una menor cantidad de calorías de las que hemos ingerido con la alimentación , bien porque nuestros comensales, comen mas de lo habitual o bien porque nuestros mutualistas, generan menos productos de trasforman menos productos de forma que se cumpla de una vez esas promesas de los “regímenes milagro” actuales de comer lo que queramos y perder peso, Hacia ello van encaminadas unas serie de investigaciones sobre la flora bacteriana sin que de momento, que yo sepa se hayan conseguido resultados-

Les dejo una serie de post ene los que se haba de las investigaciones que se están llevando a cabo en este área.

Félix Maocho

PD.- Todos los post que he escrito sobre el tema los encuentras aquí en sentido inverso del más moderno al más antiguoí

 

 

 

 

Anuncios

9 julio 2014 - Posted by | Vida Sana | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: