Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Inmobiliarias, hundido, Taxistas, tocados, llega “La Economía Colaborativa”

Por Félix Maocho 
11/6/2014

Nos guste o no, inventar Internet fue como sacar el Genio de la botella, una vez fuera, nada hay capaz de volver a meterlo. Nos guste o no, Internet influirá en casi todas las facetas de nuestra existencia, haciéndonos cambiar hacia delante de una forma que no controlamos. Todos estamos como si hubiéramos caído en medio de una corriente de agua, sólo podemos luchar para no ahogarnos, manteniendo la cabeza fuera del agua, y solo cuando la propia corriente nos deje en la orilla, descubriremos si hemos ido a parar a un lugar paradisíaco, o un desierto inhóspito.

Comprendo que este rafting no deseado no sea del gusto de mucha gente, y quizá debimos prohibir en su momento que se inventara Internet, pero quejarnos ahora que estamos en medio de la corriente, no tiene sentido más vale que gastemos nuestra energía en mantener la cabeza fuera del agua y aguantar lo más que podamos.

Algo que Internet ha traído es la economía colaborativa, o lo que es lo mismo, compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, objetos y servicios entre dos personas. Algo que en si no tiene nada de nuevo, el intercambio de bienes ya lo realizaba el hombre de las cavernas, o incluso nosotros mismos lo hemos practicado siempre, son los típicos favores entre familiares, vecinos y conocidos, pagados con otros favores o con dinero.

Si quedas con tu vecino para recoger los niños del colegio, una semana tu y una semana él, es “economía, colaborativa”, igual que cuando preparas el “tupper” para los hijos emancipados o riegas las plantas del vecino que se va de vacaciones. También hay “economía colaborativa “ cuando el favor se paga con dinero, lo habitual es que si el portero te riega las plantas, le des una propina, o que pactes un salario con las hijas del vecino que se quedan de “babysister” mientras tu vas a cenar con unos amigos, o llegues a un acuerdo para que alguien se lleve el perro a su casa, el tiempo que dura tu crucero por el Mediterráneo.

Como ven esto de la “economía colaborativa” es mas viejo que la tos, y lo que diferencia esta economía de la “economía tradicional” es:

  1. Se realiza con personas de tu “tribu”, familiares, vecinos y conocidos, (La confianza entre las partes es fundamental).
  2. Se intercambian favores, o si no es posible el intercambio de favores se paga el servicio prestado.
  3. Suelen ser cosas puntuales y no habituales. (Al portero se le dan propina por regar las plantas no por su trabajo de cuidar la finca)
  4. Si hay dinero, en el 99% de los casos es dinero negro, que no tributa a Hacienda.(Norma general)
  5. Aparte del ahorro de pago de impuestos, hay ahorros derivados de no necesitarse en la “economía colaborativa” las garantías que se precisan en la “economía real”.

Este último punto merece una aclaración mas extensa. Supongamos que como indicamos quedas con el vecino para llevar los niños al colegio una semana tu y otra él, aquí se acaba el acuerdo, tu pagas los gastos habituales de tu coche una semana y él paga los suyos otra otra. Como el coche ya le tienes y de todas formas lo ibas a utilizar para llevar a tus hijos, lo mas que se te ocurre imputar al servicio, es el consumo de gasolina derivado de trasportar un peso algo superior. Algo ínfimo.
Imaginemos que no consigues llegar a ese acuerdo y no te queda más remedio que llevar a los niños en el autobús del colegio. Entonces aparte de pagar religiosamente el IVA de la factura que te pasen, esta factura incluirá a demás de los gastos generados de cargar un peso superior los siguientes gastos adicionales

  • Salario y Seguridad Social de un chófer con carnet de 1ª Especial, no solo del tiempo que dedica a ese porte, sino de lo proporcional a las vacaciones, posibles bajas por enfermedad, y sueldo del conductor sustituto
  • Salario y Seguridad Social aparte de lo proporcional a las vacaciones, etc. de la persona que vigila a los niños en el autobús y cuida de ellos hasta que las familias los recoje en las paradas.
  • Gastos generales de la empresa de autobuses, desde el sueldo de Director General, al becario, más el alquiler de las oficinas y de las cocheras del autobús y la energía gastada en calentar y refrigerar el
  • Beneficio empresarial, del que el Estado se va a llevar el 35% como impuesto de sociedades
  • Gastos de acondicionamiento a la normativa exigida a un autobús para el transporte escolar
  • ITV Revisiones periódicas frecuentes del estado del autobús
  • Seguro ilimitado de accidentes
  • Licencia municipal, autonómica y estatal de transporte escolar
  • Amortización acelerada del autobús (no mas de 10 años de uso)

Y alguno más que que se me habrá pasado

Bien es cierto que esto se pagara entre todas las familias que transportan niños en el autobús, uno 40 niños, pero no lo es menos, que casi con toda seguridad, el transporte costará mucho mas que lo que costaba en el acuerdo con el vecino y ademas tus hijos se pasaran dentro del autobús como media tres cuartos de hora cuando antes en coche particular llegan en 10 minutos.Consecuencia, no de ahora, de siempre la “economía colaborativa” es mucho más eficiente y barata que la “economía real” .

¿Por qué no se practica?

Se prefutarán que si es cierto lo que cuento, ¿por qué no se practica de forma habitual? –  Porque hay que tener en cuenta  el punto 1º  indicado, “Se realiza con personas de tu “tribu”, familiares convecinos y conocidos, (La confianza entre las partes es fundamental). “ y tal como se ha comprobado en estudios psicológicos “tu tribu”, como media solo abarca 150 personas  y en tan exiguo entorno resulta altamente improbable que encuetres la oyra parte, que encuentres una persona, que viva próxima a tu casa y que lleve los hijos al mismo colegio y tampoco es cosa de confíar tus hijos a un cualquier automovilista que pasa por delante de tu casa.

Pero Internet lo ha trastocado todo  

Lo que pasa es que Internet ha cambiado las cosas, hoy vivimos en la “aldea global”,  en la cual tu “tribu digital” es ahora toda la superficie del planeta, pues aunque los habitantes de esa “aldea global” te sean desconocidos resulta fácil medir la reputación y solvencia de cualquiera como de si del vecino se tratase. Con lo cual a se amplia extraordinariamente la posibilidad de conocer una persona capaz de darte el producto/servicio que necesitas.

Internet han facilitado el conocimiento y contacto de personas desconocidas apareciendo una espacie de relaciones nuevas antes inexistentes que no sabemos ni como nombrar ¿Qué es un amigo en Facebook? – Según los expertos lSon una especie de compañeros con los que se mantiene un vínculo bastante estable que al mismo tiempo no supone ningún compromiso para las partes. Se añade y se elimina de la lista de contactos con suma facilidad

Para decir tal obviedad no hace falta ser expertos, todos tenemos claro que nada tiene que ver un amigo en FB con un compañero del colegio o del trabajo, incluso con un vecino. Lo que pasa es que no sabemos como llamar esa nueva relacion que realmente existe entre dos personas que dialogan en Internet.

Pero eso no quita, que si nos dice que tal película merece verla o tal restaurante es un desastre, ese consejo de la “economía colaborativa” nos  influye tanto. que nuestra actuación como consumidores en la “economía real”·queda muy condicionada por estos comentario, con consecuencias, unas veces resultan beneficiosas y otras catastróficas para quien ofertan esos productos y servicios.

Es muy fácil montar páginas web que sirvan de encuentro a aquellos que necesitan un producto/ servicio y quienes pueden suministrarlos y páginas donde se dejen la experiencia de uso de bienes y servicios como aviso a navegantes. Cada día resulta mas barato y sencillo hacerlas, es lo que en las nuevas tecnologías se llama tener menor “barreras de entrada”. En consecuencia son muchísimas las páginas que se dedican a el truque y venta de todo tipo de productos y servicios y si bien muchas terminan fracasando, hay una mínima parte que tiene un éxito explosivo y hacen tambalear le segmento de mercado donde impactan.

Además el tradicional trueque de bienes/servicios no tiene por qué ser a pares, sino que puede existir una cadena de truques que beneficie a todos los nodos de la cadena en la que cada nodo es receptor y vendedor de un bien o servicio diferente, o bien en otros caso se realiza un pago como Paypal que evitan la salida real de dinero de una país, sino que solo al final de miles de procesos se realizan las transferencias por la liquidación de miles de operaciones.

Por otra parte aparecen compañías que por mínimos cobros de dinero en forma de publicidad, actúan de jueces entre las partes y se encargan de recaudar y distribuir el dinero si hubiera falta de ello. El dinero negro adquiere formas como el PayPal, el pago por tarjeta de crédito, transferencia bancaria o últimamente y solo es el primer intento el BitCoin que sala sin problemas fronteras, facilitando la “economía colaborativa” que por otra parte solo necesita pequeñas cantidades de dinero contante y sonante para funcionar, pese a que pueda mover cada vez mayor segmento de la economía mundial. .

La tecnología moderna está curiosamente, potenciando el mas antiguo sistema económico de la civilización, la “economía de trueque”, a la que hoy, para que parezca mas moderna llamamos “economía participativa”, lo que obliga por parte del consumidor y productor un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo y venta, pasando de la adquisición de bienes en tiendas y mercados físicos, a modelos basados en plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales). Donde las barreras de la desconfianza se minimizan gracias a las valoraciones y referencias de usuarios que le han antecedido.

Esto supone un cambio económico, impensable hace solo dos o tres años, en los mercados tradicionales, que ha dado por llamarse “irrupción”, que está removiendo hasta los cimientos sectores enteros de la economía, sin que los afectados encuentren la forma fácil de hacerlos frente.

El concepto de “economía colaborativa” fue definido tan solo en el 2007 Ray Algar en un artículo titulado “Consumo colaborativo” en el boletín Leisure Report y se ha popularizado a partir del 2010 con la publicación del libro “What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” de Roo RogersRachel Botsman, que ademas difundió la idea una conferencia TEDxSydney. En este libro se expone la idea que lo que es fundamental EL ACCESO a bienes y servicios mientros que pierde importancia LA POSESION de los mismos.

Por ejemplo en el futuro va a ser mucho mas importante saber encontrar donde alquilar una bicileta ahí donde vayamos a tener una bicicleta. Con esto nos esta indicando algo que será una constante en un futuro inmediato un aumento del mercado basado en el uso temporal de bienes (alquiler) que en la venta de bienes.

Algo que si bien miramos ha ocurrido siempre en algunas áreas, es mas importante que donde estemos haya bares donde tomar un café que tengamos una estancia en donde t hacer y tomar nuestro cafe, preferimos el “alquiler” de un espacio en un bar a la posesión de ese espacio. Igual pasa con l el uso de transportes públicos y taxis, aun teniendo coche, por diversas razones, muchas veces preferimos utilizar para nuestros desplazamientos  medios de transporte que no son de nuestra propiedad.

La economía colaborativa en el mercado inmobiliario 

El sector inmobiliario se han adelantado en este área mucho más que el resto de los sectores, empezando por el mercado de venta y alquileres de viviendas y locales, donde empresas como Idealista  han supuesto el descalabro de multitud de pequeñas empresas dedicadas a la gestión inmobiliaria, pues si bien es cierto, que la crisis mobiliarias las dio de lleno y en cualquier caso muchas hubieran tenido que cerrar, no lo es menos que esa crisis a eclipsado el verdadero problema de estos negocios,

La dificultad en la venta de inmuebles, debería haber potenciado su valor de las empresas supervivientes de la crisis, algo que para su desgracia no ha ocurrido. Hoy en día, no son imprescindibles como lo eran antes, pues el propio propietario tiene fácil encontrar comprador y solo recurren a ellas los propietarios por comodidad, o por ampliar su área de búsqueda si lo consideran conveniente, pero las comisiones que cobraban por su servicio y las exclusivas que solicitaban han pasado a la historia.

Por otra parte y también siendo propiedad de Idealista esta la página web de Rentalia , lugar idóneo para el alquiler de casas rurales y el turismo de temporada, lo que ha acabado con otra actividad típica de los antiguos APIs (Agentes Colegiados de la Propiedad Inmobiliaria), que han tenido que abdicar de su vieja pretensión de ser intermediarios obligados en ventas y alquileres inmobiliarios.

Poco a poco esta actividad se ha extendido a parcelas especializadas como compartir pisos, cederse viviendas o alquilar viviendas para turismo, o vivienda habitual en todo el mundo, tanto de turísticas, como en ciudades dormitorio.

Acciones todas que en su conjunto han incidido en negocios afines como son los hoteles y plazas turísticas extra hoteleras  que no han dejado de notar la menor afluencia hacia sus establecimientos se quejan airadamente y tratan en una actitud, a todas luces neoludita, pero comprensible cuando ello que son “economía real” tienen que soportar una serie de gastos, que la “economía colaborativa” no tiene como vimos al principio del escrito, lo que les deja en precarias condiciones de competir.

Poco a poco esta tendencia se traslada a otros bienes como automóviles tanto nuevos como sobre todo usado. Billetes de avión , Bolsa Productos de consumo como pequeños electrodomésticos, nuevos o usados y mas y mas se extenderá en el futuro, cundo puede que ir a comprar un bien fuera de Internet suponga una acción tan poco usual como ir safari.

Consecuencias  

¿Y que consecuencia tiene eso? – Pues por un lado que aquel que no se haya adaptado a esta nueva modalidad, y ¡ojo1, de momento muy poco encuentran la forma de adaptarse, se quedara solo e un mercado decrépito, tanto si es comprador, porque cerraran montones de tiendas, como si es vendedor porque sus clientes menguaran a niveles que ni concibe.

Pero es que veamos lo que caracteriza el mercado colaborativo

Aldea Global, mercado global

Se realiza con personas de tu “tribu”. Solo que tu “tribu” es ahora la “aldea global· lo que quiere decir que si vives en Madrid tan próximo para muchas cosas (no para todo) es el que vive en Fuenlabrada como el que vive en Bangladés y por ejemplo para llevarte la contabilidad de tu negocio puede que te sirva tanto un señor que vive en un sitio como en otro. Esto a la larga lleva a una nivelación imperfecta pero nivelación al fin y al cabo del valor del trabajo en todo el mundo, lo que evidentemente va a perjudicar a los ciudadanos que hoy en día viven en la parte más desarrollada de la tierra en favor de los mas deprimidos.

Nuevos medios universales de trueque

Gran parte de las transacciones sera un trueque en cadena de favores. Al no ser ya los trueques a pares sino en cadena hace falta algo parecido a la moneda que es un medio universal de trueque, tu trabajas de oficinista y con tu salario pagas los cordones de zapatos que necesitas que quien los vende gasta en comprar un jarabe para la tos. Esto parecido pueden ser o bien nuevas monedas virtuales como la “bitcoin”, o sencillamente los “Banco de tiempo”,  o algún medio de trueque universal aceptado por todos.

Dos monedas moneda local y moneda universal 

Como esto ni mucho menos va a pasar de un día como otro nos ocurrirá como ocurre en otros países que necesitas poseer dos monedas que son entre si difícilmente compatibles, por poner el ejemplo de Cuba el “peso” y el “peso convertible” o mas parecido lo que pasa en muchos países que tienen su moneda nacional y los dólares y para determinados productos/servicios se pagan en una moneda y otros en la otra.

Pluriempleos

Le comercio colaborativo suelen ser de cosas puntuales y no habituales. Muy posiblemente tengamos que tener dos trabajos uno en la “economía real” donde ganemos un salario y un trabajo en la “economía colaborativa” donde generemos algo que podamos introducir en la cadena de trueques del sistema. Posiblemente este pluriempleo unido a la paulatina disminución de los empleos convencionales sea posible sin mas dedicación al trabajo que la actual, pues parece lógico que ante la falta de empleo en el “mundo real” este se “racione” entre toda la población.

Ministerio universal de Hacienda 

Si hay dinero, en el 99% de los casos es dinero negro, que no tributa a Hacienda. Pienso que esto es lo menos probable, pues la maquinaria estatal no ha cesado de combatir, lo que ellos llaman “el fraude”, desde que existe el Estado, pues esa fue la función principal desde que apareció.

Por ello es previsible que busquen “controlar” la economía colaborativa , (ponerla impuestos), y muy posiblemente para conseguirlo marchen hacia algo que hasta hoy no han sido capaces de hacer nunca en la historia de la humanidad, crear un organismo supranacional que recaude impuesto por igual en todas partes, en nombre de todas las naciones.

En mi opinión las practicas contables que hoy se trae las multinacionales para buscar pagar menos impuestos tiene sus días contados. Aunque en mi opinión siempre quedará una “Suiza” o unas “Islas Caimán” como paraísos fiscales y muy opacos, no tanto porque no se pueda eliminar, como porque los mismos Estados necesitan un lugar donde lavar los trapos sucios.


Importante la Imagen Personal 

Sera muy importante cuidar la “imagen personal” pues en la aldea global, como en la aldea de 100 vecinos, si la ciudadanía te da la espalda y no te permite comprar ni vender en sus establecimientos no te quedarás más remedio que emigrar. Pero ¿a donde ir fuera de la “aldea global”, es posible que tengamos que crear un “gueto para proscritos digitales” donde no llegue Internet y ellos mismo se organicen su sociedad como quieran y puedan.

 Félix Maocho

 

Anuncios

14 junio 2014 - Posted by | Finanzas y mercados, Inmobiliaria y futuro, Pensamiento | , , , , ,

2 comentarios »

  1. “tribu”,”trueque”,”economia colaborativa”, se confirman los temores de muchos la vuelta a la epoca preindustrial del siglo XIX y para atras, saldran anglicanismos para describir esta dantesca situacion “crowfurndandin””sundfoursocing”,pero siendo anglicasnimo tranquilo que eso es futuro es avance, etc ya se inventaran, y con la alegria que se ve la caida del estado social del bienestar europeo, en fin que hacer con los abuelos por ejemplo, nada que se busquen la vida en trueque que para darles una pension el estado tenia que ser muy malo y desactivar todos esos paraisos fiscales asi sea mandando el ejercito, eso no seria legal, segun estos partidarios del trueque por un lado( medidas desesperadas, rudimentarias, cuando no hay mercado monetario) y del paraiso fiscal por otro lado algo no cuadra aqui…

    Comentario por Garepubaro | 14 junio 2014 | Responder

    • Ya digo en el post:
      Comprendo que este rafting no deseado no sea del gusto de mucha gente, y quizá debimos prohibir en su momento que se inventara Internet, pero quejarnos ahora que estamos en medio de la corriente, no tiene sentido más vale que gastemos nuestra energía en mantener la cabeza fuera del agua y aguantar lo más que podamos.

      Creo sinceramente Sunfas, que ha llegado el momento de que dejes de lamentarte y trates de mantener la cabeza por encima del agua.

      Comentario por felixmaocho | 14 junio 2014 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: