Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Calendario apícola

Por Félix Maocho 
7/5/2014

El objetivo de la serie de post dedicados a la apicultura, no ha sido hacer un Manual de Apicultura, labor para la que no estoy capacitado, ni hace falta que las haga, pues existen magníficas publicaciones dedicadas a ello tanto dentro como fuera de Jnternet, sino dar una visión rápida de lo que supone la apicultura, para que todos los que sienten el gusanillo de poner unas colmenas en su vida, sepan a qué se va a enfrentar.

Si después de la lectura de esta serie de post, sigue con la intención de cuidar unas colmenas , sería muy conveniente que diera alguno de los diferentes talleres de Apicultura que se dan para adquirir al menos una mínima practica en el manejo de los enjambres, ´para por fin posteriormente, proceder a la adquisición de alguna colmena y comenzar a poner en práctica sus conocimientos.7

Es este, (al menos de momento), el último post de la serie dedicada a la Apicultura, y en él pretendo dar una visión de los trabajos que hay que efectuar a lo largo del año  para le cuidado de las abejas, con el fin, de que a la vista de ellos, pueda evaluar si dispone de tiempo y ánimo suficiente para llevarlos a cabo.

Primavera

Se inicia la temporada apícola y deberemos hacer previsión de todo lo que vamos a necesitar para cuidar a nuestras abejas.

Realizaremos las tareas de mantenimiento y arreglo de la colmena. Habrá que efectuar operaciones de limpieza arreglo y el mantenimiento de material de explotación: cajas, , etc. con especial cuidado a los cuadros con panales almacenados de la cosecha anterior, para dejarlos en perfecto estado, insertando de ser necesario nuevos panales en los alambres de los cuadros.

Deberemos comprobar la calidad de las abejas reinas de acuerdo con el crecimiento de las colmenas, en las colmenas de crecimiento lento, habrá que sustituir las reinas, seleccionaremos la mejor colmena para cría de reinas e incitaremos a su criá introduciendo un panal con las celdillas adecuadas para la cría de reinas.

Habrá que decidir si eliminamos las colmenas muy débiles y pasamos a reforzar las fuertes procediendo a traspasar la población de abejas de un enjambre a otro evitando sus enfrentamientos. reforzando fuertes. Por otra aparte, igualmente y al contrario, habrá que decidir al multiplicación por núcleos provcendos eenjambrares artificiales.

En el mes de Marzo, se inicia la floración de algunas plantas, y la colmena despierta lentamente de su letargo invernal. A medida que los días se van haciendo más largos, comienza a aumentar la actividad en la colmena, la reina comienza a poner huevos aumentando la población de la colmena a gran velocidad. Durante todo el invierno la colmena ha vivido de las reservas de miel que hicieron en la temporada anterior, por lo que a en este momento deben estar en su momento más bajo.

Tenemos que comprobar periódicamente el nivel de reservas alimenticias de la colmena y asegurarnos de que siempre quede miel. Es posible que nos pasáramos en la cantidad de miel “robada” a la colmena, o que el despertar de la naturaleza se retrase, por lo que puede pasar que les falte alimento para alimentar convenientemente a tantas larvas como nacen en estos días, conviene por ello comprobar en el colmenar el nivel de reservas de cada colmena.

Una buena práctica es revisar superficialmente el estado de reservas de colmena, algo que es muy importante para el posterior desarrollo del enjambre. Preventivamente debemos suministrar jarabe azucarado y suministrar polen o sustitutos del polen a las abejas para facilitar la rápida formación de nueva miel, pero si deseamos obtener miel correspondiente a diferentes floraciones, es preciso tener en cuenta las floraciones que queremos aprovechar para obtener cosecha y por tanto seguir un estricto calendario de actuaciones en esta práctica de alimentación adicional.

También nos preocuparemos que tengan agua en un lugar próximo a la colmena para que su acarreo suponga el menor esfuerzo posible a las abejas. Periódicamente revisaremos que hay agua suficiente en los bebederos.

Realizaremos un tratamiento preventivo para la varroa, por ejemplo con Timol.

De vez en cuando será preciso proceder al mantenimiento y limpieza del exterior de la colmena, arrancando las malas hierbas que además de dar sombra, pudieran ser refugio de insectos dañinos, las colmenas deben estar en un espacio ca libre de vegetación.

Duyante el mes de Abril seguiremos con los mismos procesos que iniciamos en Mayo: Control y renovación de reinas y reforzar los núcleos de abejas con abejas de colmenas muy débiles.

Aumenta el riesgo de enjambrazón natural, algo que conviene evitar que se produzca en enjambres que no hayan mostrado un gran potencial.

Otro riesgo en este mues pueden ser los días lluviosos conviene tenerlo en cuenta a la hora de pensar con alimentr con pienso a la colmena.

A finales de la primavera en el mes de mayo, hay un rápido incremento en el crecimiento de la colmenas, Es le momento adecuado para añadir a las colmenas nuevas alzas, en función de su necesidad de espacio y de separar la zona de cría de la de calificación colocando en su lugar el separador de abejas. También ampliaremos las piqueras. para permitir salir el exceso de calor excesivo que las abejas pueden producir en el interior

Habrá que seguir con el control general, mientra que procedemos ha realizar tanto las últimas renovaciones de reinas como enjambrados. Una nueva labor si deseamos hacerla sera la recolección de polen cada dos días, para evitar que enmohezca y recolectar la miel cuando acabe la floración.

Posiblemente comencemos a obtener nuestra primera recolección, recogeremos solo panales de miel de la alzas que tengan las celdillas, (miel operculada), para tener la seguridad de que recogemos aquella miel que está en el estado óptimo de concentración

Si compramos colmenas nuevas, las colocaremos en una zona de cuarentena lejos de otros apiorios y observaremos su nivel sanitario, hasta no estar seguros que no portan enfermedades no las trasladaremos a su localización definitiva dentro de nuestro apiario.

Verano

A principio de verano las reinas trabajan sin descanso., hay multitud de largas, abundancia de polen y miel a medio preparar, lo que supone tener muchas celdillas libres El nivel de polen y néctar esta al máximo, estaremos atentos a colocar alzas en donde sea necesario y vigilar las señales precursoras de enjambrado, como la formación de celdas para la nuevas reinas. colmena.

A mediados de verano es cuando hay que estar mas alerta., comienzan a bajar el nivel de puesta de la reina. Y disminuye la necesidad de celdillas dedicadas a este uso mientras que las celdillas melíferas de las alzas, deberían de estar llenas de miel.

A finales del verano se pueden juntar varios enjambres que no sean muy grandes.

Con la llegada del calor hay que asegurarse que siempre haya agua próxima a la colmena, pues seria muy grave su escasez, también hay que controlar la buena ventilación de la colmena, a tal fin procederemos a abrir la piquera a lo largo de todo el ancho de la colmena. De ser necesario se ampliará con más alzas la colmena con el fin de que queden espacios suficientes sin marco para que circule el aire sin problemas.

Puesto que vamos a sufrir los rigores del calor, hay que comprobar que la cubierta aíslá lo suficiente del sol o si no establecer algún sistema de sombrajos que reduzca la temperatura También por ejemplo se puede blanquear la cubierta de la colmena con cal o escayola o bien cubrir con algún material aislante como porexpan sujeto con un peso para que no se vuele. La temperatura interior de la colmena se mantiene a 36 grados debido al trabajo para acondicionar el aire a esa temperatura que realizan las obreras, si la temperatura exterior no llega a ese valor no suele haber problemas, el problema aparece si se sobrepasa.

Durante los meses de verano comprobaremos con detalle el estado sanitario de la colmena, comprobando la salud de las abejas adultas, las crías, etc. comprobando el grado de infestación de varroa y otras enfermedades. Es conveniente vigilar los alrededores de las piqueras en busca de restos de largas o un numero excepcional de abejas muertas que nos informen de una infección de la colmena.

Igualmente seguir limpiando el área alrededor de las colmenas de a hierbas y arbustos que puedan servir de refugio a otros insectos o que valgan de entrada a los insectos y roedores al interior de las colmenas. Cuide que las avispas no le roben la miel.

En Junio se suele producir la matanza de zánganos, donde las abejas obreras les atacan y reducen la colonia de zánganos. Antes de ello las reinas vírgenes habrán iniciado sus vuelos nupciales, conviene vigilar la adecuada fecundación de reinas, con especial atención as la aparición de colmenas zanganeas.

En verano es cuando se produce la principal cosecha de miel. Continuaremos sustituyendo parte de la producción de miel sacando panales operculados y sustituyéndolos de ser necesario por panales de cera estampada. A medida que retiremos los panales procederemos a ir retirando también las alzas de modo que al final del verano no queden colmenas con alzas para prepararlas para la invernada.

En agosto procederemos a las últimas recolecciones de miel dejando suficiente para las necesidades del enjambre hasta la nueva temporada. De haber colmenas débiles deben agruparse con otras más fuertes antes del invierno. Una colmena que ocupe menos de 5 cuadros de abejas debe ser agrupada con otra. Podemos recuperar el pro poleo e haya quedado en los cuadros y alzas que hemos retirado si se quiere recolectar.

Otoño

En Septiembre se da por acabada la recolección, se devuelven los cuadros a la colmena cuanto antes, para que puedan acumular la miel para el invierno. Aproximadamente debemos dejar 10 kilos de miel por colmena. Según el peso y producción de un cuadro lleno de miel podemos evaluar aproximadamente cuanto tenemos que dejar, Generalmente se respeta la miel que haya en el al colmena y su cosecha solo la que se produce en las alzas.

En octubre también habrá que comprobar que el nivel de miel en la colmena es el adecuado (mínimo 10 kilogramos de miel). . Es preciso comprobar también si en el momento de la extracción se ha roto algún cuadro o panal y sustituirlo. Conviene cuando comience el frío pesar la colmena para poder evaluar por la perdida de peso la disminución de miel sin necesidad de abrirla

A continuación les toca a las abejas limpiar la colmena, y prepararla para el invierno, evitaremos en lo posible volver a abrir las colmenas. Si vive en una zona fría, prepare las colmenas para el invierno, protegiendo las colmenas con lonas de los vientos dominantes y si es necesario cubriendo con paneles aislantes las colmenas.

A partir de octubre reducir el tamaño de las piqueras con el fin de reducir la entrada directa del frío e inclinar algo las colmenas hacia las piqueras para que escurra el agua de lluvia que accidentalmente pueda entrar.

Por nuestra parte mediado el otoño por Octubre procederemos nuevamente a alimentar a las abejas con jarabe de azucarado y polen artificial para que las abejas produzcan sus reservas para el invierno y seguimos vigilaremos su estado sanitario. Deberemos dar un último tratamiento para la varroa, por ejemplo con Apivar

En este mes comenzaremos a cerrar nuevamente las piqueras con ello, además de evitar la entrada directa del frío, evitamos el pillaje de los depredadores. La cámara de cría debe delimitarse con un e separador llenando el espacio vació con material inerte, como virutas de madera, bolas de papel paja, etc. Podemos recuperar el propoleo e haya quedado en los cuadros y alzas que hemos retirado si se quiere recolectar.

En Noviembre comienzan a hibernar las colmenas, por lo que debemos abrirlas a menos que sea imprescindible, para evitar que se enfríen. En el caso de nevadas, limpiaremos las tapas para evitar reducir la temperatura de la colmena y dejaremos libre de nieve las piqueras .Los días soleados seguirán aun saliendo algunas abejas a explorar, podemos aprovechar estas salidas para alimentar el enjambre con polen artificial

Invierno

Durante el invierno se reduce al mínimo la actividad de la colmena. Controlando la entrada podremos observar las abejas muertas y observar si se produce en alguna colmena un deceso alarmante elevado de abejas, Asegúrese pesando la colmena de vez en cuando que las abejas aun tienen suficiente comida, y como prevención ponga un jarabe azucarado y polen artificial a su alcance.

La humedad es el mayor peligro pues enfría la colmena más de los que ellas pueden calentar, , Las coleas siempre deben quedar levantadas sobre el sel lejos del riesgo de encharcamiento y humedad aparte de vez en cuando deberemos vigilar externamente la colmena.

A partir de Diciembre nuestra dedicación al cuidado de las colmenas es mínima, lo que nos deja dejar tiempo para la revisión, limpieza y desinfección a fondo de todo el material

 

 

Félix Maocho

Indice de post sobre Apicultura

indice

Anuncios

7 mayo 2014 - Posted by | Horticultura | ,

1 comentario »

  1. […] Apicultura, – Calendario Apícola  […]

    Pingback por Huerto familiar : Apicultura, inventan una “ordeñadora” de panales « Felix Maocho | 6 marzo 2015 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: