Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Arduino – Una tricotosa CNC para hacerte la ropa a medida en casa

Por Félix Maocho 
21/4/2014

El movimiento Maker explora las posibilidades de volver a hacer las cosas por uno mismo, razón por la cual siente por las máquinas gobernadas por programas de ordenador, las llamadas máquinas de control numérico computarizado, CNC, un cierto fetichismo. El que sin necesidad de habilidad manual se puedan crear piezas de gran precisión y la posibilidad de poder modificar los programas que los producen, para hacer otros nuevos que cubran mejor las necesidades de cada uno, hacen de estas máquinas los mejores aliados de los Maker.

Hay dos palabras inglesas, “tunear” y “hackear”, que son utilzados por los “maker” para describir las acciones de modificar los diseños: “Tunear” o “customizar”, consiste en modificar un objeto para personalizarlo, para que se adapte mejor a nuestros gustos o necesidades, o bien para mejorar su rendimiento. Así por ejemplo tunear un coche, puede consistir solamente en pintar el coche diferente de la forma como salen de la cadena de montaje, o algo tan complejo, como modificar su motor y suspensión, con el fin de conseguir mejores arrancadas y estabilidad en las curvas.

Por su parte “hackear”, es la acción de de modificar un objeto con el fin de obtener resultados diferentes a los previstos por su fabricante. Por ejemplo, podemos hackear un portero automático y trasformarlo en una cámara de vigilancia del cuarto de los niños, o modificamos una cafetera para trasformarla en un destilador de grapa. Ambas acciones hacen de los “makers” mas que inventores, replicadores de objetos existentes, pero adaptados a sus gustos y necesidades.

Se complica la cosa, cuando un producto hakeado por un maker, es a su vez hakeado por otro y así una y otra vez, pues al final aparecen productos que poco o nada tiene que ver con el objeto inicial. Una de estas historias es la que les voy a contar hoy.

En 2011 un joven cerebrito, Steve Conklin decide hackear una vieja tricotosa que andaba por su casa, por poder introducir dibujos en los tejidos de punto. Por ejemplo a partir de un diseño dibujado en el ordenador, se podía obtenía un tejido de punto que reproducía el diseño.

 

.

Como es tónica habitual en el movimiento maker Steve Conklin, no solo no patentó su invento, sino que por el contrario, lo publicó en diversos lugares bajo licencia Creative Commons, que permite copiar libremente el experimento, así como realizar modificaciones sobre él, con tal que el producto quede amparado a su vez con una licencia Creative Common

Este tipo de licencias, si bien no proeje derechos de royaltis para el inventor, pero estimula que la comunidad Maker, partiendo de lo realizado, mejore sucesivamente sus características, consiguiéndose así en poco tiempo un producto más útil . Si deseas enterarse con detalle de este modelo, puede encontrar información detallada y documentación adicional en Adafruit

Dos artistas, Mar Canet y Varvara Guljajeva, que además son “maker”, se enteraron de la existencia de este modelo en el Makezine,  una página que recejo todo tipo de iniciativas de este tipo y pensaron que ese tipo de tricotosa les podría ser muy útil para trasladar a tejidos los diseños que realizaban.

Cuando se pusieron manos a la obra, descubrieron dos problemas en el modelo de Steve, el primero era que había partido de una tricotosa que tenía por algún trastero de su casa, un modelo Brother KH-930e, que hacía mucho tiempo que se dejó de fabricar y que no era fácil de encontrar en el mercado de segunda mano y que el diseño de Steve era muy específico para ese modelo y difícil de trasladar a otros modelos que se pudieran encontrar. Además la introducción de los diseños era muy compleja y farragosa, cundo tenían la complejidad que ellas pensaban dar a sus diseños, aparte que había que conocer Pyton, un potente lenguaje de programación, pero poco extendido entre los informáticos.

Por todo ello, decidieron partir de cero, aunque teniendo en cuenta naturalmente, el modelo de Steve y muchos de sus avances en el hackeo de tricotosas. Por otra parte, en sus averiguaciones preliminares descubrieron que la última generación de tricotosas domésticas, los modelos más avanzados de los aparecidos en el mercado después de los años 80, ya se podían generar dibujos en el tejido a partir de rudimentarias bases de datos, que en los primeros modelos, se soportaban con tarjetas perforadas, como las utilizadas en los viejos ordenadores y en los últimos modelos, con dibujos realizados en la pantalla del televisor, mediante un teclado conectado a la televisión que que a su vez generaba un fichero en diskettes de 3.5 pulgadas, que servía tanto para hacer funcionar a la máquina como para intercambiar patrones.

Con toda esta información se pusieron manos a la obra y crearon su “tricotosa gráfica” Knitic controlada por un ordenador, a través de una placa microcontroladora Arduino, que mejoraba ampliamente al modelo de Steve, como se puede apreciarse en este video. (en inglés)

Naturalmente Mar Canet y Varvara Guljajeva también licencian Open Source su “invento”, con lo que cualquiera, tiene permiso para copiar la tricotosa con acceso a toda la información o nuevamente, volver a hackear el invento para obtener una cosa diferente. Toda la información sobre Knitic puedes encontrarla en su página web 

La cosa no acaba aquí, Gerard Rubio pensó que el proyecto de Mar Canet y Varvara Guljajeva tenía aun algo que mejorar y era que se partía de una cara maquina de tricotar industrial. ¿No sería mas interesante poder construir la máquina de tricotar uno mamo y que funcionara con un software basado en el software creado por Mar Canet y Varvara Guljajeva. Por tanto el objetivo era tratar de fabricar una tricotosa, al estilo de las impresoras 3D RepRap, con piezas creadas con materiales sencillos y máquinas CNC, en un taller Maker, y algo de cacharería que se pueda comprar en tiendas de electrónica.

Se puso manos a la obra y ha terminando creando OpenKnit la primera tricotosa basada en Arduino de código abierto y bajo coste del mundo. Una máquina que ha costado a su creador 524, 13 € euros y en la que los ficheros de las piezas 3D, se pueden descargar para imprimir en una tarde.

La intención del proyecto, es similar a las que mueve las impresoras 3D, crear una máquina barata que sea capaz de producir prendas de ropa de forma automatizada a partir de archivos digitales y que con solo incluir tus medidas, obtengas prendas adaptadas a tu talla, con el fin de potenciar una comunidad que se intercambie modelos de ropa. El objetivo es que cualquier persona pueda hacerse su propia máquina y como consecuencia, una gran parte de su ropa sea confeccionada en casa, siendo ello una alternativa viable a la ropa industrial, que se puede comprar en cualquier almacén.

La máquina es aun un prototipo ya funcional pero aun poco fiable, que está en fase de mejora, pero de la que ya se han liberado toda la documentación, a la espera de que una nueva generación de Makers la evolucione y ponga a punto. Si quieres datos para hacer esta máquina, acude al pagina de OpenKnit  aparte de los ficheros para las piezas 3D hay la dirección de tiendas donde Gerard Rubio ha comprado los componentes que no se pueden hacer por uno mismo.

Si tenemos en cuenta que en solo tres años, cuando empieza esta historia hasta la fecha, hemos pasado de una modificación de una maquina industrial, hecha para que reprodujera dificultosamente unos dibujos en un tejido de punto, a una máquina totalmente hecha por uno mismo, capaz de crear una prenda en cualquier talla, con solo meter un fichero que bajas de Internet, no es aventurado asegurar, que dentro de otros tres años, una parte de la población, en especial la más joven, al igual que hoy tienen en casa un escanear, o un impresora, tendrá una tricotosa y parte de tu vestuario en vez de comprarlo en unos almacenes se lo hará a la medida en su casa.

Es difícil evaluar las consecuencias de este cambio, lo que es cierto, es que la digitalización está cambiando todos los cimientos de la sociedad que conocemos y que en pocas décadas, todo nuestra sociedad se regirá por parámetros diferente en lo que casi todo de lo que conocemos habrá cambiado radicalmente.

Ayer leía que AirBnb esta a punto de alterando la industria del turismo con la oferta de plazas entre particulares, esta mañana leía que Uber está a punto de revolucionar la Industria del Taxi, como antes lo hiciera el P2P con la música y el cine  , Amazon en la industria de los libros  y Twitter y Wahst App con el negocio de los SMS.

 

Unos cambios serán claramente a mejor, otros puede que tengan malas consecuencias, posiblemente los más, serán simplemente cambios que no treman mejoras ni inconvenientes a nivel global pero si que afectarán fuertemente al sector que los padezca. Todo ello nos pueden gustar o no, ilusionarnos o asustarnos, pero el Genio se ha escapado del tarro y ya no hay nadie que pueda volver a meterlo dentro. Debemos aceptar que vivimos en un mundo en cambio continuo y que nada podemos hacer ni nosotros ni los gobernantes para pararlo.

Félix Maocho

21 abril 2014 - Posted by | Robotica | , ,

2 comentarios »

  1. Hola Félix, muy interesante artículo y creo que has cogido la esencia de lo que esta pasando. Donde dices “pero poco extendido entre los informáticos” yo diria “pero complicado para los no informaticos”. Nosotros tambien estamos colaborando con Gerard Rubio adaptando Knitic para que sea la plataforma de software de openknit para cargar los patrones y controlar la maquina. Y si esperamos que haya muchas tricotosas DIY en un futuro próximo! creemos que es una máquina fantástica.

    Comentario por mcanet | 21 abril 2014 | Responder

    • Pyton es un lenguaje del que tengo las mejores referencias, aunque a mi entender lleva ya excesivos años en el mercado, por lo que es posible, (pero no lo sé con seguridad), que esté algo anticuado. Es un lnguaje de programacion especialmente adecuado en aplicaciones donde su problema sea la escalabilidad, como suelen ser en general las aplicaciones en la “nube”, pues en estos tipos de aplicaciones nadie puede evaluar a priori cuantos servicios han de ser atendidos simultáneamente, sin embargo, para una plicaación para hacer funcionar una única tricotosa, me parece que es poco adecuado. No lo conozco a fondo, como para saber si es complicado o no. en principio supongo que lo será como cualquier otro lenguaje de programación orientado a objetos.

      Espero que tengáis éxito en vuestro software gasta conseguir una plicacion capaz de “deformar” los patrones básicos con solo metre varias medidas anatómicas y espero que pronto la tricotosa adquiera el necesario buen funcionamiento y fiabilidad para superar la v fase betaa een la que ahora se encuentra. Al precio que habláis, creo muy factible, que si no una sola persona, si un pequeño grupo, pueda comprar colectivamente una tricotosa y hacerse con ella entre el 30 y 50% de sus prendas, permitiendo tanto economizar en ropa como vestir con la variedad y personalización que la ropa requiere.

      Comentario por felixmaocho | 21 abril 2014 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: