Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Un régimen para adelgazar – Como mantener el régimen y la vida social

Por Félix Maocho 
18/4/2014

Posiblemente en cualquier país del mundo sea igual que aquí, pero me parece que en este país la costumbre es aun más exagerada. Aquí no se concibe una sola reunión social, sea reunión de amigos, celebración familiar, o acuerdo de negocios, donde no se acabe alrededor de una mesa cubierta de bebidas y comidas.

Sea simplemente para tomar “una copa”, sea una merienda campestre, o una cena en un lugar de postín, o un incluso un desayuno de trabajo. Aparecerán inevitablemente abundantes viandas y bebidas, todas ellas generosamente calóricas que hacen trizas cualquier régimen de adelgazar que puedas tener.

He encontrado una estrategia muy interesante que aconseja J. Escanella especialista en Inteligencia Emocional y director de EMOS centro de cursos y asesoría personal en habilidades directivas, coaching y productividad.

En un post de su blog llamado “Técnica del doble paracaídas: cómo resistirme al “picoteo”,  explica como te debes afrontar este “reto”, preparando tu dimensión emocional antes de salir de casa.

Como Escanella explica perfectamente su método en su post, y en mi opinión, su métodp de auto preparación, puede ser útil a muchos, aconsejo ir a su blog y leerlo allí directamente.  Sin embargo yo que desconocía esta técnica he solucionado en el tiempo que llevo de régimen este mismo problema por mis propios medios, que en síntesis son los mismos que aconseja Escanella en su post, negociar contigo mismo las condiciones como te vas a saltar el régimen previamente, pero con alguna ligera variante que paso a explicar por si a alguien le resulta útil.

Comienzo dividiendo el periodo de régimen en dos fases , la fase ADELGAZAR, en la que el objetivo es perder peso, que en mi caso duró tres meses y una segunda fase posterior MANTENER, de duración indeterminada, en la que el objetivo es mantenerte al rededor del nuevo peso conseguido sin permitir pasar de ciertos límites.

Fase ADELGAZAR

El la fase ADELGAZAR  trato de ajustarme lo más posible al régimen de adelgazar que estoy siguiendo. En mi caso fue el régimen que me entrego la Dra. Belén Sierra y que me ha sido totalmente eficaz, permitiéndome perder, sin sensación de hambre, cinco kilos al mes, o lo que es lo mismo 15 kg en tres meses. (Aprovecho para comentar una c vez más que si se desea reducir más de 5 Kg de peso debe hacerse bajo control médico).

En esta fase, una comida de amigos y en general cualquier convite, supone un grave y peligroso obstáculo al objetivo marcado de pérdida de peso, por lo que decidí no asistir a ese tipo de eventos. Como no es sencillo, decidí quedar con mis amigos paa ir , después de la comida o cena, a la hora de los cafés, cundo ya el que no comas no supone aguar la fiesta a los demás.

Afortunadamente ahora suelen tener en casi todas las casas bebidas bajas en calorías como Coca Cola Zero, o cerveza, Damm Free  sin alcohol y baja en calorías, aparte del agua fresca, recomiendo en especial estas dos marcas, bastante fáciles de encontrar que se pueden tomar con total tranquilidad y sin tasa pues su resultado calórico es nulo, pues su baja cantidad de calorías se compensa con las calorías que tienes que gastar para elevar su temperatura, generalmente por debajo de los 15º a los 36º del cuerpo humano. Por tanto puedes tomar de estas dos bebidas , o mejor aun agua con un poco de zumo de limón tanto como te apetzca sin que aumente tu ingesta de calorías. Si los amigos eran de plena confianza les solicitaba que por favor tuvieran algun bote de este tipo de bebidas.

Así pues, asistiendo después de las comidas y tomando cafés, infusiones sin azúcar, (puede ser con sacarina si lo prefieres) y bebidas “light” y no “picando” absolutamente nada, puedes cumplir mal que bien con tus obligaciones sociales y el régimen.

Fase Mantener 

Otra cosa es en la fase  MANTENER basada en un régimen atenuado cuyo objetivo es el mantenimiento del peso. Yo me peso semanalmente, generalmente los lunes, y en función de lo que indique la báscula, planifico mi régimen para la semana siguiente. Me he mercado una banda de peso entre los 71 Kg como peso mínimo y 73 kg como peso máxim0, esto lo hago así porque es muy dificil mantener un peso estable después de adelgazar, pues no estás en un punto de equilibrio natural.

Si estoy por debajo del peso mínimo, (algo que aun estáa por ocurrir), me olvido en esa semana de cualquier tipo de régimen, pues tampoco quiero quedarme esquelético ni mucho menos entrar en bulimia. Si me acerco peligrosamente o sobrepaso en peso máximo, (lo que ha pasado un par de veces), vuelvo al régimen de adelgazar con toda su intensidad, pues lo que más me preocupa es el “efecto rebote” del que ya he escrito en otro post, pero si me encuentro en el área intermedia, sigo haciendo el mismo, régimen atenuado y celebro como un homenaje a mi cuerpo todos los festines que se me pongan a tiro con motivo de mi vida social.

Régimen atenuado

El régimen atenuado es le mismo régimen que para adelgazar que indiqué más arriba, pero saltando con mesura alguna de sus prohibiciones, admitiendo los rebozados, algo de salsa, o pequeñas cantidades de alimentos prohibidos, como patatas, arroz, legumbres y pastas de forma que hagan más agradable la mesa desde un punto de vista gastronómico y sobre todo más sencilla la confección de mis menús, pues con esta pequeña elasticidad bastantes de mis platos pueden coincidir con los del resto de la familia.

Con este tipo de régimen, si mantienes las licencias gastronómicas que te permites, dentro de un margen moderado y sigues absteniendote de comer platos excesivamente grasos o calóricos, así como de tomar pan en las comidas y de “picar” entre horasl fuera de lo previsto en almuerzos y meriendas, vienes a adelgazar unos 300 gr a la semana, que se compensan, o bien abriendo un poco más la mano en la semanas siguiente, o bien con estas comidas sociales en las que no pongo más límite, que tomar raciones un poco más reducidas en aquellos platos excesivamente calóricos, como puedan ser los platos de cuchara 0 los dulces.

Con este sistema llevo ya más de un año y he conseguido mantener mi peso entre los límites previstos, pero no puedo saber cuando podré de cesar de tener un control estricto sobre lo que como, quizá nunca pueda hacerlo, sin embargo tengo la esperanza de que algun dia me estabilice en mi nuevo peso porque de momento he obsevado que ya tengo menos apetito y que realmente me pongo menos en el plato porque mi cuerpo se va habituando a comer menos.

Como todo en esta, vida siempre hay una parte mala y una buena, la mala, claramente es dejado de comer cosas como el queso que me encantaba, la  buena es que cualquier pequeño festejo se transforma para mi en un festival gastronómico, que un hijo venga a comer a casa y en vista de eso hagamos macarrones, o que unos amigos nos inviten en su casa, es todo un festín, en el que al mayor cuidado y calidad en el menú, se añade el aroma que tiene el estar haciendo algo prohibido.

No obstante acabada la fiesta, un día es un día, vuelvo al plan de siempre y ya van para 14 meses que inicie mi plan de adelgazar.

Félix Maocho

PD.- Todos los post que he escrito sobre el tema los encuentras aquí en sentido inverso del más moderno al más antiguoí

18 abril 2014 - Posted by | Vida Sana | , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: