Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – El Biochar, un aditivo natural para la mejora del huerto

Por Félix Maocho
23/12/2013

El Biochar es un material carbonoso obtenido a partir residuos de alto contenido en carbono, como pueden ser restos de poda, bagazo de caña o remolacha de la elaboración de azúcar, restos de serrería, pechinas de aceite y últimamente se han añadido aprovechamiento de lodos de depuradoras de aguas residuales de ciudades.

El biochar se consigue mediante pirólisis, (del griego piro, ‘fuego’ y lisis, ‘rotura’) o descomposición de la materia orgánica y todo tipo de materiales, mediante el calentamiento en ausencia de oxígeno. Es parecido a la vieja práctica de producir carbón vegetal, haciendo arder madera bajo una capa de arena, solo que el objetivo es ahora obtener un producto destinado a mejorar el suelo agrícola y no a la obtención de combustible..

Esta practica tiene su antecedente en la agricultura de la amazonía desde épocas precolombinas. Los nativos utilizaban “biochar” para mejorar la productividad del suelo, quemando desechos agrícolas en trincheras, que cubrían de arena, dejando la labor de diseminar las cenizas a la lombriz Pontoscolex corethrurus, que esparcía y mezclaba posteriormente estos residuos de carbón vegetal con el suelo mineral, los europeos llamaron a esa práctica “terra preta de Indio”.

El método a de zanjas amazónico, se ha mejorado mediante equipos de pirólisis cerrados, desde deficientes hornos portátiles que procesan productos a “pie de obra”, a grandes instalaciones, que aprovechan no solo el carbón vegetal que llamamos biochar, sino además aceites que puede utilizarse como biocombustible y gas que se utiliza, en primer lugar, para mantener la temperatura que necesita el proceso y el excedente, para generar energía eléctrica. El Biochar es un material que se puede utilizar para mejorar las propiedades del suelo, aumentando la productividad de la tierra, a la vez que contribuye a fijar el carbono en el suelo, dada la gran estabilidad del carbón vegetal, lo que retrasa su degradación, contribuyendo a la reducción CO2 de la atmósfera.

Recientemente se han añadido el procesado de los lodos que se depositan en la depuración de las aguas del alcantarillado de las grandes ciudadanas. que aumentan cada vez más- Con su transformación en biochar contribuyen a reducir las basuras urbanas que se producen. Los lodos, tal como se generan en las depuradoras, no pueden ser utilizados en la agricultura, porque poseen elevado contenido en sales, metales y compuestos orgánicos, algunos de ellos tóxicos.

Por ello precisan un posterior proceso que retire estos compuestos dejando tan solo un producto no contaminante de alto contenido en carbón. Parte de este proceso es también la pirólisis, que contribuye a descomponer una parte de las sales y reduce la solubilidad de los metales existentes en el lodo, mientras se crea el biochar.

pirólisis, (del griego piro, ‘fuego’ y lisis, ‘rotura’), es la descomposición de la materia orgánica y todo tipo de materiales, mediante el calentamiento en ausencia de oxígeno. Es una especie de destilación fraccionada, con la diferencia que los compuestos orgánicos de descomponen y reaccionan entre si creando productos mas sencillos, entre ellos el carbón vegetal, Así mismo la pirólisis, descompone una parte de las sales y reduce la solubilidad de los os metales existentes en los lodos de depuradora, dejandolos aptos para su uso en terreno agrícola.

Cuanto más depurado es el proceso, más se retira del medio ambiente CO2 de efecto invernadero, y se controla la emisión al aire de subproductos de una combustión deficiente, como pueden ser furanos, negro de humo y otros productos tóxicos.

Con procedimientos industriales, de la pirólisis se obtienen tres tipos de productos, gas, aprovechado normalmente para la generación de energía eléctrica, aceites, que se pueden a utilizar como combustibles añadidos al gasóleo, y un resto de sedimentos finos, (tierra y cenizas), y carbón vegetal, que es lo que se conoce como Biochar, La proporción de estos componentes varía según la temperatura a la que se someta el proceso, y el nivel de oxígeno que se aplique, siendo a temperaturas relativamente bajas, (400-500 ° C), y en ambiente pobre de oxígeno cuando se produce más carbón vegetal.

Los rendimientos típicos son 60% de bio-aceite , 20% biocarbón, y 20% de gas de síntesis a temperaturas altas (700ºC) mientras que en las lentas se produce mucho más biochar (~ 50%). Cualquiera que sea el proceso , una vez arrancado, produce energía neta. Se suele considerar que el la pirólisis consume solo el 15% de la energía que se produce.

La generación de lodos de depuradora es cada vez mayor y con lo que aumenta la preocupación de su gestión por lo que se realizan numerosos estudios. En España lidera este área de investigación la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), a través del Grupo de Valorización de Recursos en colaboración otro grupos de investigadores el Instituto de Ciencias Agrarias el Departamento de Ingeniería Ambiental de la Universidad Tecnológica de Creta (Grecia) y del instituto de Ecología de la Academia China de Ciencias (Guangzhou). En la actualidad, se investiga ampliar la aplicación a otro tipo de residuos orgánicos susceptibles de ser transformados en biochar,como restos de elaboración de caña y remolacha, subproductos de serrería o pechinas del aceite. .

También son muy prometedoras lineas de investigación que utilizan microondas como medio de convertir de manera eficiente la materia orgánica a biocarbón a escala industrial.

Formación de agregados del suelo tras la adición de biochar (Autores: A. Méndez, M. Terradillos, G. Gascó)

Los resultados obtenidos con el biochar, nombre acuñado por Peter Read para designar el carbón utilizado como el mejoramiento del suelo, muestran cómo la adición de biochar al suelo mejora su calidad, (en concreto la de retención de humedad, el pH y la actividad biológica), y mejoran los rendimientos agrícolas. Las plantas que requieren mayor nivel de potasa y elevado pH, el biochar es un corrector de suelos adecuado para mejorar el rendimiento. El biochar reduce la lixiviación de nutrientes y la acidez del suelo por lo que reduce las necesidades de irrigación y fertilizantes.


Imágenes de la estructura de biochar tomadas con un microscopio electrónico de barrido. (Autores: A. Méndez, M. Terradillos, G. Gascó)

 

Otro efecto positivo demostrados del uso de biochar es la fijación de carbono en el suelo. El biochar que es estable, fijo, y el carbono puede almacenar grandes cantidades de gases de efecto invernadero en la tierra durante siglos, lo que podría reducir o detener el crecimiento de los niveles de gases de efecto invernadero atmosféricos, y al mismo tiempo su presencia en la tierra puede mejorar la calidad del agua , aumentar la fertilidad del suelo, aumentar la productividad agrícola y reducir la presión sobre los bosques primarios.

Félix Maocho

Fuentes

 

 

23 diciembre 2013 - Posted by | Horticultura | ,

2 comentarios »

  1. Pirólisis… no pirrólisis…

    Comentario por Paco | 9 diciembre 2016 | Responder

    • Corregido. Gracias

      Comentario por felixmaocho | 9 diciembre 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: