Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Sexta gran siembra mundial de libros. Libera un libro en tu ciudad

Por Félix Maocho
6/12/2013 

.
PRÓXIMA CITA PARA SEMBRAR LIBROS EL 21/12/2013

La idea es “sembrar” (dejar), un libro el día 21 de diciembre de 2013 en la ciudad donde vivas o te encuentres en ese momento, en un espacio público, por ejemplo en un transporte público, un bar, un parque…., para que otro tonga la oportunidad de leer ese libro. De ese modo hacemos que ese libro entre a formar parte del “El Club de los Libros Perdidos“, esperando que quien lo encuentre, lo libere nuevamente al finalizar su lectura para que pueda ser disfrutado por otras personas.

El día y el lugar en dónde fue sembrado por primera vez y los datos de las siguientes liberaciones serán recogidos en una página dentro del libro de modo que sea posible saber por dónde ha viajado el libro.

El movimiento parte de la idea que hoy el libro impreso ha perdido una parte del sentido que tuvo hasta ahora. Los libros se guardaban en las estanterías de casa para que tanto uno mismo como sus descendientes tuvieran la posibilidad de volver a leer los libros que habíamos leído.

La realidad es que hoy, y más aun dentro de unos años, la gran biblioteca estará en Internet y todos tendremos acceso a sus libros, Internet será la Biblioteca Pública y Universal de todas las personas, una biblioteca privada no tendrá sentido, si deseas leer o releer un libro bastara que lo bajes de esa Biblioteca Pública, ¿Para qué conservarlos en tu biblioteca?.

Esto que cuento es el futuro, próximo pero aun futuro, aun tiene lógica que conserves algunos de tus libros, bien porque sean de consulta, bien porque quizá los quieras leer en un próximo futuro y aun no exista esa Biblioteca Pública y Universal en Internet.

Pero solo algunos títulos de tu biblioteca se merecen ese honor, la gran mayoría de los títulos no los piensas volver a leer nunca más, entonces ¿Para qué los guardas? ¿Para tus descendientes? Probablemente no tengan ni siquiera estanterías donde ponerlos. Entonces, ¿no es mucho más razonable ponerlos en circulación, para que otras personas que se topen por casualidad con ellos tengan la oportunidad de disfrutar como tu disfrutaste en su momento?

Algunos dirán que esa acción va en contra de la industria del libro y los autores, pues permites leer un libro a alguien que no genera derechos de autor, sin embargo yo lo veo como un agradecimiento al autor de ese libro, Supongamos que libero “Sinuhé, el egipcio” una famosísima novela histórica de Mika Waltari publicada por primera vez en 1945.

Pueden hacer la prueba con este libro o cualquier buen libro que tengan en su biblioteca, S i buscan en Google el título del libro encontrarán que las siete primeras entradas son invitaciones a descargar gratis el libro en PDF y hay que llegar hasta la octava entrada para encontrar el articulo de la Wikipdia que les linké en el título del libro. Sin embargo vayan a su suministrador habitual de libros y busquen este título., casi con toda seguridad no encontrarán el título en la libraría. Tambien les reto que vayan a la Biblioteca Municipal de su barrio, lo mas probable es que tmpoco puedan suministrar ese tomo, Puede solo que lo encontrara en las grandes Bibliotecas Nacionales, No más de una doce en todo el país.

Entonces, ¿a qué librero o editor perjudicamos regalando este ejemplar a un desconocido? Y al autor, aparte que muy probablemente esté muerto, puesto que no cobra de ninguna forma derechos de su obra, ¿No le hacemos un favor dibujando su nombre y su obra entre las nuevas generaciones?

En mi opinión, si elijemos para regalar, un libro que ya no se encuentra en las librerías, (que haya pasado más de dos años de su edición), que a nosotros nos impactara cuando lo leímos, (no tiene sentido regalar cosas aburridas), y que a nuestro juicio no resulta razonable pensar que lo queramos volver a leer, por ejemplo en mi juventud yo leí mu chas novelas de Agatha Cristie, con Hercules Poirot como protagonista, pero hoy pasada la juventud, no me vio releyendo esos libros. Y por último, que sea un libro de edición barata, por ejemplo un libro de bolsillo, de modo que no haya el riesgo de disminuir tu patrimonio con lo que un librero de viejo diera con el.

Regalando semejante libro, no habrás perdido nada, (si pasara que mañana lo quieres leer de nuevo, lo encuentras en Internet con facilidad), tampoco perjudicarán a terceros  y habrás dado la oportunidad, al autor de llegar a un lector más, y yo como modesto autor de este blog se lo que ello vale, y al casual lector, de conocer un texto que si no casi con seguridad nunca hubiera leído.

Si te he convencido, dejá un libro en un espacio público con una dedicatoria en una de sus páginas que indique:

  1. Que el libro forma parte de “El Club de los Libros Perdidos“.
  2. Que es de quien lo encuentre pero que al finalizar su lectura deberá ser liberado, para que pueda ser disfrutado por otras personas nuevamente.
  3. Que marque en la hoja el día y el lugar en dónde fue encontrado, así como el lugar donde el lo siempre, para que se pueda saber por donde ha viajado el libro.

Envuelve el libro en plástico para protegerlo de lo eleementoss si lo vas a dejar al aire libre¡Si decides participar comparte la iniciativa con tus amigos!

Félix Maocho

Más información 

6 diciembre 2013 - Posted by | Libros, Vivir en ... | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: