Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Un régimen para adelgazar realmente efectivo – La importancia del almuerzo y merienda


Por Félix Maocho
5/12/2013 

Como indique anteriormente , he adelgazado de forma permanente 22 kilos siguiendo un régimen que me resultó rápido, efectivo y con el que no pasé hambre, El régimen fue dirigido y controlado por la Doctora Belén Sierra, que también se encargo de controlar médicamente el adelgazamiento. Quien dese consultar con la Doctora dejo sus señas d al final del post.

No me cansaré de recomendar, que busquen asesoramiento médico si desean iniciar un procesos de adelgazamiento de cierta importancia, como fue mi caso, donde buscabamos y conseguimos reducir en un quinto de mi masa corporal, pasar de los 94 kilos a los 72, pues tal reducción, puede ocasionar desequilibrios en el organismo, que conviene detectar y corregir cuanto antes.

Sin embargo otra cosa es pretender perder tres o cuatro kilos que tengamos de más. Esto en mi opinión, se puede conseguir con un mes de dieta, y un ligero control de peso posterior, sin poner en en ningún momento en peligro nuestra salud.

El régimen que he seguido, tienen como una premisa fundamental hacer cinco comidas al día, es decir, intercalar almuerzo y merienda, entre desayuno, comida y cena, algo que me extrañó, pues yo pensaba que un régimen de adelgazar exigiría comer menos.

Ese forma de pensar es un error y quien para adelgazar deja de comer almuerzo y merienda, puede estar incluso actuando en contra de lo que se propone, que es reducir la ingesta total de calorías. Al comer cinco veces al día, eliminas dos riesgos, el “picar” entre horas y el sentarte a la mesa con ansia de comer.

Cuando me puse a régimen, una de las cosas que descubrí, (y me sorprendió el descubrimiento), es que había estado comiendo un cuarto de kilo de queso a la semana, sin que realmente tuviera conciencia de ello, y lo noté, porque el queso era de las cosas que siempre entraban en el suministro semanal del hipermercado y desde que me puse a régimen, desapareció de la lista, porque, salvo yo, nadie lo comía de forma habitual en casa. Puede ser que tu debilidad no sea el queso , sino la mantequilla, las mermeladas, los frutos secos  o el chocolate, pero es muy probable que este c ingiriendo una gran cantidad de calorías sin que te apercibas de ello,i

Yo me había habituado, cuando hacía una pausa en mi quehacer diario, a cortar un poco de queso y tomarlo, (con el lógico acompañamiento de pan), con un café con leche. Así que al menos tres veces al día, tomaba ese pequeño bocadillo, SIN QUE FUERA CONSCIENTE QUE LO TOMABA, y sin que realmente me apeteciera comerlo, sino más bien, solo era una forma de distraerme y premiar a mi cuerpo en las pequeñas pausas de descanso, que hago a lo largo del día. Mucho de lo que comemos, solo hacemos como para daros un pequeño premio, sin que realmente nuestro apetito lo reclame.

Reglamentar esas comidas intermedias, tiene la virtud de disciplinarte en tu alimentación y acostumbrarte a no comer entre horas, pues entre otros motivos, eres consciente de que, o que acabas de comer hace un rato, o que te falta muy poco para volver a comer, y por otra parte, cuando te sientas a la mesa a hacer las grandes comidas del día la comida y la cena, no solo tienes conciencia que has almorzado o merendado. sino que además, como solo han pasado tres horas desde que hiciste esa comida intermedia, estás aun a media digestión, con lo que tu ansia por comer disminuye, sentándote para alimentarte, pero sin la sensación de excesiva hambre. En total que comes menos sin darte cuenta de ello.

Por otra parte esas comidas suministran, una equilibrada mezcla,  aunque en cantidades moderadas, de glúcidos en forma de pan, proteínas, en forma de conserva de pescado, o pechuga de pavo, vitaminas y minerales en forma de tomate fresco y algo de grasa del aceite de oliva sin freír.

Repasemos lo que dice el régimen sobre estas comidas:

  • Almuerzo – 1 tostada de pan con , jamón , lomo o pechuga de pavo cocida (ningún otro fiambre o embutido)
  • Merienda – 2 tostadas repartidas a lo largo de la tarde y una latilla de pescado o mejillones.

Realmente, como indiqué en el post anterior, yo subí a dos tostadas el almuerzo pues a cambio no tomo más que el café con leche bebido en el desayuno, porque en ese momento, mi estómago no aguanta más, también reduje los embutidos a tomar solo embutido de pechuga de pavo, sin sal ni grasa que hace e “EL POZO”, pues en mi caso, a parte, (o como consecuencia), de mi peso, también tenía la tensión alta y colesterol, por lo que ya de antes, tenía desaconsejado tomar sal, lo que hacía poco conveniente en mi caso tomar jamón o lomo. Sin embargo si ese no es su caso no creo que sea cosa de autoflajelarse, ¿por qué renunciar a un poco de “pa amb tomaca y pernil” de vez en cuando?.

Así pues, yo tomo entre comida y meriendas cuatro tostadas de la marca Recondo en la especialidad sin sal ni grasa, un par de lonchas de pechuga de pavo, sin sal ni azúcar de EL POZO y mas o menos dos tercios de una lata de sardinillas o de mejillones en escabeche aparte de cubrir las tostadas con una buena capa de tomate rallado y especiado, que da sabor a alimentos como el pantostado y la pechuga de pavo que casi carecen de sabor.

A ello se juntan varios  cafés con leche (sin azúcar y eche descremada), pues de siempre soy muy cafetero, sin tasa por el numero que quiera tomar, pues ellos alegran las fases de descanso, sin que realmente aumenten significativamente la ingesta de calorías.
Debe quedar claro, que almorzar y merendar te hacen perder peso, si sustituyen todas las calorías que habitualmente tomabas entre horas así como las que ingerías en bebidas como la cerveza, licores o el vino. Si tienes costumbre de beber entre horas, debes limitarte a tomar cafés o tes, fríos o calientes sin azúcar y con leche descremada, o bebidas no alcohólicas y bajas en calorías, que afortunadamente se encuentran hoy en abundancia en el mercado en sustitución de la Coca Cola tradicional o las cervezas.

Alimentos que se toman entre comidas 

Debido a la importancia que tienen en este régimen, voy a hablar un poco de los alimentos que conforman estas comidas:


Pan Recondo sin sal ni azúcar

Por comodidad y economía lo suelo comprar en los llamados envases ahorro de 80 tostadas con lo que a cuatro o cinco tostadas cada día, un paquete me dura unos 15 días, lo cual no crea ningún problema, salvo el espacio que ocupan, pues al menos en el seco clima de Madrid el pan se conserva perfectamente ese tiempo, dentro de la bolsa de plástico que tiene como embalaje, guardado en un armario .

Este pan se deja comer, aunque no es especialmente apetecible, es crujiente pero de sabor neutro, son solo un soporte crujiente de lo que coloques encima de él. El único problema que le encuentro, es que las tostadas resultan muy quebradizas, por lo que tienden a romperse de improviso, algo que tiene su peligro, cuando son el soporte de una capa de  tomate rallado y unos mejillones en escabeche. Quien consume estos biscottes se acostumbra a comer inclinado sobre el plato, con el fin que los trozos quede improviso se desprenden de la tostada de Recondo impregnados de tomate y escabeche tengan menos probabilidad de terminar aterrizando en tu traje.

En los supermercados no tengo especial dificultad en encontrar, ni esta marca de pan tostado, ni esta especialidad, la hay en dos formatos de envase este gigante de 80 tostadas que yo compro porque se ajusta su duración a mi cadencia de visitas al Hiper, pero hay otro más razonable de 30 rebanadas, que quizá sea más adecuado para quien no tenga escesiva capacidad de almacenamiento en su casa.

Como no puedo asegurar que esta marca, que radica en Madrid, llegue a las tiendas de alimentación de España, informo que hay otro pan similar, fabricado por Bimbo, que quizá llegue de forma más generalizada, denominado “Tostadas sin sal” que en su composición también tiene cero azúcares y que por tanto es muy similar a este que es el que yo tengo probado. La presentación que he encontrado en Internet es de 160 gr. que deben ser unas 15 tostadas, pero es posible que también tengan envases de mayor tamaño más económicos

 Latas de pescado.


Yo suelo tomar tanto sardinillas en aceite como mejillones en escabeche, aunque a veces por variar un poco y no cansarme, paso a tomar otras conservas de pescado como bonito en aceite, o otras presentaciones mejillones en salsa de vieras y cosas parecidas. Tampoco soy fiel a ninguna marca en concreto, diría que me dejo llevar en cada momento por lo que hay en oferta, y con frecuencia compro las marcas blancas de los hipermercados, sin que haya observado por ello grandes diferencias de calidad.

La experiencia me dice que en contra de lo habitual, aquí las latas más interesantes para nuestro caso, son las mas baratas, pues suelen tener la misma calidad de producto que las caras, pero la diferencia esta en el calibre de las conservas. Las latas de mejillones que suelo comprar,  informa que contiene unos 18 mejillones, igual que la que muestro en imagen, mientras que las latas más caras tiene para el mismo tamaño y peso de lata, hasta 4 únicos mejillones por upuesto mucho mas grandes, igual pasa con las sardinas, cuanto más pequeñas son las sardinillas, suelen ser mas baratas las latas.

Claro está, si vas a dar un aperitivo, es mucho más aparente y se comen mejor pinchados en un palillo, los mejillones grandes que los pequeños, por tanto tiene más demanda y si unimos que son más raros, la consecuencia  es que son máas caros. Sin embargo. yo prefiero calibres pequeños, pues aparte que d son mas baratos,  se distribuyen mejor en la tostada, es mucho más fácil repartir y comerse una tostada con ocho pequeños mejillones que con solo dos grandes aunque la el peso de los moluscos sea el mismo.

Por otra parte en estas latas de bajo precio, el contenido bien muy apretado, pues probablemente, al fabricante le sale más a cuenta, darte sardinillas minúsculas, que el mismo volumen en aceite de oliva. Así que al menos mi experiencia indica que debes comprar las mas baratas. Lo que si hago y quizá no sea lo más acertado es comprar latas pequeñas de las que tienen mas omenos 10×4 cm de superficie. Sinceramente no he hecho números, pero dado que las conservas se pueden trasladar a botes hermeticos de mermelada y que posiblemente, en esos botes y guardados en la nevera el contenido de una lata se conserve adecuadamente una semana, a lo mejor compensaba por precio comprar envases de mayor tamaño, ejo ese punto pendiente de hacer alguna prueba,

Con todo, elegir la conserva más mas barata no deja de ser una difícil decisión en la mayoría de supermercados, pues no es facial saber si es más barato comprar un pack de 3 latas redondas que en conjunto hacen 120 gramos escurridos a 1,72 euros, o latas de 212 gramos escurridos a 1, 36 a si que simplemente me decido por la que más me atraiga entre las que a ojo me parecen las más baratas y me preocupo mucho mas del calibre ue indican las latas que de su precio.

El pavo sin sal.

El pavo sin sal comencé tomándolo de unas bandejas que tenían unas cuantas lonchas ya cortadas , que costaban 1€ por lo que realmente no eran caras. El problema está en que la bandeja tal como te la presentan, se guarda mal en la nevera, pues al ser este pavo un producto muy jugoso y la nevera ser “No frost”, las lonchas se resecan a una velocidad pasmosa, transformandose,  un alimento que debería ser jugosa, en una especie de plástico muy poco apetecible.

Asi que o te tomabas de una sentada todo el contenido, lo cual es excesivo para un almuerzo, en el que te tomas solo un par de lonchas 0 una vez abierto el paquete,había que amontonar las lonchas no consumidas, una encima de la otra, y envolverlas bien con un film de plástico, eliminando en lo posible el aire dentro del paquete, (pretendo y alisdando con la mano el film, con objeto de sacar el aire  y guardar el paquete así hecho en la nevera.

A poco de comenzar, me di cuenta que sería más sencillo comprar en la seccion de embutidos, lonchas recién cortadas de un “pavo” completo como el que se ve en la esquina de la imagen y pedir al charcutero, que uno me lo envasara en varios paquetes normal y el resto al vacío. Así, hoy compro de golpe más o menos un kilo de pechuga de pavo pero me lo embalan en cuatro paquetes, uno de forma normal para consumir más o menos de inmediato y los otros envasados al vacío para consumir más adelante.

Envasados al vació y en la nevera, (ojo en el frigorífico, no en el congelador, pues el hielo rompe la estructura de la “carne”), dura indefinidamente mientras el que me estoy comiendo, que yaal menos melo dan en lonchas amontonadas correctamente lo envuelvo en un gran film de plástico sacando el aire como indiqué anteriormente, para que no se reseque.

La pechuga de pavo sin sal ni grasa de el POZO, es sin lugar a duda un plástico de dudosa procedencia, que no sabe a nada, pero tiene una textura adecuada, y al no saber no aburre, Es lo mejor que se puede decir de ella, aparte de que no debe tener ni calorías ni alimento, pero eso es solo una apreciación personal, a lo mejor es pura proteína, aunque me estrañaaría.

Por otra parte he comprobado que semejante embutido, no es fácil de encontrar. En mi supermercado,si lo tienen siempre pero en otros sitios que he querido comprarlo, no lo tiene y es menos probable que lo tengan, cuanto mas tienda de delicatessen sea la charcutería, pues evidentemente este embutido, no es considerado por los charcuteros profesionales, como algo que pueda hacer las delicias de ningún grumet. Mi consejo, si su tensión se mantiene razonablemente baja, es que se dediquen al lomo y al h jamón pues aunque indudablemente, son unos embutidos  mucho más carosno tien ni punto de comparacion en cuanto a palaadar con la pechuga de pavo sin sal ni grasa.

El tomate.

Inicié el régimen rallando los tomates con un rallador que compre en un chino parecido a este, un recipiente cuya tapa tiene unas perforaciones que rallan el tomate. A mi juicio el mejor tomate que he tomado es el rallado con este aparato, pero a pesar de todo pronto me cansé de utilizar este aparato.

El tomate es una cosa sucia y molesta de rallar y en este instrumento sufres tratando de apurar la pulpa de tomate, mientras corres grave peligro de dejarte la piel de la mano en las rugosidades de la tapa. Aparte queda el trabajo de limpiar todo lo que ensucia un único tomate que rallas. Francamenteealgo pesadísimo de hacer dos veces en el día.

Así que poco a poco, he evolucionado hacia un método más cómodo, pero de menos calidad gustativa, Bucar los dos tomates mas blando que encuentre en la nevera, cortarlos en grandes trozos y echarlo en el vaso de la Minipimer añadiendo ya algo de aderezo, batiendo todo lo menos posibles, es decir tratando de dejarlo grumoso, en trozos pequeños, pero no hecho puré fino, en la medida de lo posible, como lo deja el rallador manual que les indiqué al principio.

No es lo mismo ciertamente pero es mucho más cómodo de hacer. Además he descubierto que el tomate rallado guardado de un bote de cristal reciclado de la mermelada, con tapa de rosca y en la nevera dura perfectamente una semana, por lo que hoy he pasado de rallar tomates dos veces al día a triturar dos/tres  tomates a la vez que me duran mas o menos 5 días.

Uno de los riesgos mayores de este régimen, y supongo que de todos los regímenes de adelgazar es la monotonía. Yo empece ahora hace once meses el régimen y aunque ya llevo ocho meses con un régimen de mantenimiento, mucho menos estricto, sigo de régimen, pues en un caso como el mío. mantenerse delgado exige seguir controlando lo que comes, pues no se trata tanto de perder peso, como de cambiar tus hábitos alimentarios e incluso la capacidad de tu estómago y eso es labor de mucho tiempo, poiblemente tenga qe seguir preocupado de lo que coma el resto de mi vida, si pretendo no recuperar todo el peso que perdí.

Así que todos los días tomando tostadas Recondo con mejillones, o para variar con sardinas en aceite, o en el mejor de los casos con pavo sin sal, pues naturalmente es aburrido. Una forma de variarun poco ese panorama  es aderezar el tomate con diferentes formas. Por ello yo cundo hago mas tomato triturado me dejo llevar algo por la inspiracion y cambio la receta, echando o no hechando y en diferentes proporciones condimento al tomate, es decir acompañando al tomate, con difernetes proporciones de algunos de los ingredientes de la siguiente lista:

      • Cebolla
      • Ajo natural,o sal de ajo
      • Perejil
      • Pimiento rojo
      • Orégano
      • Aceite
      • Vinagre

Echando o no estos condimentos y variando sus proporciones, busco hacer la salsa de tomate mas agradable o al menos diferente. Es una forma de dar variedad a aquello que de natural no la tiene. Invito a quien siga estos consejos a buscar nuevos sabores, mezclando el tomate con moderación con estos u otord ingredientes, picantes, especies de diferentes tipos, hierbas aoromáticas etc, para de esa forma con las reglas alimentarias que tiene estas comidas menores del día. Pueden conseguir con ello que en las épocas de más estricto régimen, hacer de estas pequeñas comidas el momento más placentero a la mesa tanto por el buen sabor que se consigue como por lo iesperado de los resultados.

Aclaración (Disclaimer)

Sólo considero necesario acudir a facultativos médicos en el caso que se esté grueso y se deseen bajar un numero elevado de kilos, si sólo se desea bajar un número reducido de kilos, por ejemplo dos o tres, creo suficiente y sin riesgo seguir esta dieta por 2/3 semanas.

Belen Sierra ha sido y sigue siendo mi médico de cabecera desde hace un montón de años y tengo absoluta confianza en su capacidad profesional, pero no me une a ella nuingun interes comercial, familiar o afectivo, aparte de la natural amistad tras años de relacion entre un paciente y su médico. El presente post, sólo lo hago, por una parte, por agradecimiento personal por quien me mantiene a los 70 años en razonable buena forma física y menttal y por otra por mi deseo de hacer llegar a mis lectores, el convencimiento que es posible adelgazar sin excesivo esfuerzo y porque personalmente he comprobado que ello da mejor calidad de vida. (aun que te abstengas  apartado en cierto grado de los nada despreciables placeres de la mesa) . Para contctar con la clinica de la Dra. Belen Sierra en Madrid, llamar a:

Clinica Fuente del Berro
c/ Fuente del Berro, Nº 22 – 1º C 
Teléfono  9140118 66
Localizacion en Google Maps 

Félix Maocho

5 diciembre 2013 - Posted by | Vida Sana | ,

4 comentarios »

  1. Excelente trabajo enumerar los productos que van bien para desayunar o merendar. Yo debería de empezar a hacer algo de régimen y creo que el plan de las cinco comidas, no tomar queso ni beber cerveza van a ser mi primer paso ¡ya te contaré!
    Un abrazo.

    Comentario por Montse | 6 diciembre 2013 | Responder

    • Montse, cuando empece este régimen, (por consejo médico), sinceramente no creí que fuera a adelgazar, pues nunca pasé hambre, algo que suponía que era necesario, sin embargo adelgace en los primeros meses a razón de 5 kilos por mes, mucho más de lo que yo creí que fuera posible adelgazar.

      Perdí en total 22 kilos en unos cinco meses, un quino to de mi peso y ahora llevo otros seis que estoy a “medio régimen”, un régimen mucho más suave, para mantenerme en el peso que he alcanzado. A mi juicio, el mayor problema de cualquier régimen es la monotonía de la comida, creo que es algo necesario para adelgazar, pues necesitas no solo comer cosas ligeras, sino que no te atraiga mucho lo que comes. Cuatro meses como me pase´yo comiendo verduras y pechugas de pollo a la plancha, (casi sin aceite), o pescado, (sin rebozar), son duros, pero si ves que realmente pierdes peso y no sufres hambre, sino solo la ausencia de la buena mesa, se soporta razonablemente bien.

      Por supuesto adelgazar mucho, como he hecho yo, exige un control facultativo que perióodicamente te haga análisis de sangre y vigile los desequilibrios que se te pueden originar. Lo que te digo que par mi que tengo 71 años el perder peso me ha dado calidad de vida, por un lado ha aumentado mi capacidad de movilidad, lo que aumenta el ejercicio que hago y con ello el bienestar general y además ha ayudado aa rreglar muchas cosas que tenía mal, ácido úrico, principio de reuma, tension alta, colesterol, …..

      Si te decides a hacer régimen suerte.

      Comentario por felixmaocho | 6 diciembre 2013 | Responder

      • Félix, la verdad es que este artículo y los anteriores que he leído me han convencido, quiero perder unos kilos de más que se me van acumulando y creo que empezaré una dieta, pero eso después de las fiestas que no quiero perderme los turrones ni la copa de cava, jaja.
        Gracias por tus consejos, ya te contaré.
        Un abrazo.

        Comentario por Montse | 8 diciembre 2013

      • No seré yo el que te aconseje ponerte a dieta en vísperas de Navidad, pero pasado Reyes, Año Nuevo, vida nueva

        Comentario por felixmaocho | 9 diciembre 2013


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: