Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – El chico de la trompeta, una deliciosa y testimonial obra de los comienzos del Jazz

La Librería de Javier
15/11/2013

El chico de la trompeta
Dorothy Baker (Contraseña Editorial)
Título original: Young man with a horn
Traducción de Ismael Attrache
Ilustración de cubierta de Alberto Gamón 250
Páginas – 19,50 €

¡Pero qué afortunados somos de poder tener a ciertas pequeñas editoriales que nos buscan, traducen y presentan perlas como “El chico de la trompeta”!

Varias cosas me han hecho decidirme a leer este libro. Quizá la primera de ellas ha sido saber que está editado por Contraseña, cuyos capitanes de travesía seleccionan textos de gran calidad y que nunca dejan indiferente. La segunda cuestión es que se trata de un libro sobre Jazz, género del que soy muy aficionado y del cual me apetece siempre leer para conocer más aspectos de esta música. Y la otra, y no menos importante, es que se trata de una novela, la primera escrita sobre este género en el año 1938 y que dramatiza – por decirlo de alguna manera, ya que la vida del protagonista es bastante dramática de por sí- la carrera de un músico casi olvidado pero inmensamente importante para el mundo del Jazz, como es Bix Beiderbecke.

“El chico de la trompeta” recrea, con muchas licencias, la vida del gran cornetista y pianista Bix Beiderbecke trasladando los hechos a un personaje inventado por la escritora, Rick Martin. A través de los cuatro apartados de que consta esta obra podemos ver la infancia, adolescencia, ascensión y rápida caída de un trompetista en los años 20, muy marcados por la depresión tras la Primera Guerra Mundial y la Ley Seca que imperaba en esos días.

“El chico de la trompeta” es una deliciosa novela que nos habla de muchas cosas. Ya en la desolada infancia del protagonista podemos apreciar el ambiente en el que viven los amantes del Blues y jazz de principios de siglo y la importancia que las iglesias tuvieron en la formación de estos músicos. Los comienzos de Rick estudiando y practicando piano, gracias al que tenían en la parroquia de su barrio, no es sino el punto de salida para determinar su futuro. Un futuro que se decantaría como instrumentista de viento al no disponer de suficiente dinero para un piano. Aunque las razones a las que alude en la novela son algo más poéticas.

Creo que me gustaría tocar mejor la trompeta antes de buscar trabajo. La prefiero al piano… No sé, da la impresión de que la tienes más cerca de la cabeza. Con el piano tienes las manos muy por debajo, pero la trompeta te la pones aquí arriba, cerca de la boca, y sientes que tiene más que ver contigo (p. 118)

Bix Beiderbecke fue un excepcional músico que protagonizó veladas irrebatibles allá donde tocaba y sus grabaciones, las que se han conservado hasta ahora, son objeto de estudio. Su técnica era impresionante, con un cuidado trasfondo clásico debido a sus influencias europeas y su afición al academicismo, hecho que le procuró un gran empeño en dignificar la música de aquellos años, en los cuales la mayoría de los grupos tocaba exclusivamente para que la gente bailara. Precisamente el protagonista de la obra se queja de ello y trata de elevar el nivel de su trabajo para procurar que los asistentes dejen de moverse sin escuchar a los músicos, respeten su trabajo y aprecien sus composiciones.

Hemos de tener en cuenta que Bix era descendiente de alemanes por lo que su nivel musical era muy superior al de sus contemporáneos. Y su perfección era tal que, cuando en cierta grabación no pudo llegar al nivel que él deseó en ese momento, se vino abajo, desistiendo de seguir y comenzando su declive. Bix, retratado en la persona de Rick Martin, era un genio de la improvisación cuya imaginación le superó en un cierto momento y le jugó una muy mala pasada. A ello contribuyó asimismo su nefasta afición a la ginebra, por la cual cayó en picado muriendo de una neumonía a la edad de 28 años. En medio de ello quedan los pasajes de las “bandas de negros sureños” entre los que tocaba como el “blanco raro” y con los que trabó una gran amistad, como en el caso de su amigo íntimo desde la infancia Smoke Jordan (en la realidad Paul Whiteman) y que le trató de salvar llevándole a un centro de desintoxicación, o las jam sesión en las que demostraba su gran talento hasta que llegaban las primeras luces del alba.

Una obra literaria impresionante que nos ayuda a apreciar el sentido de la música de Jazz de esos años, así como las grabaciones casi diarias de estudio, con discos de sólo dos temas y efectuados en baquelita; el compañerismo entre los músicos de las orquestas y su participación en grabaciones de varias bandas, o el deseo de llegar a la costa Este, para tocar en los locales de moda de Manhattan, buque insignia de la llegada a la cima de la fama en esos años. “El chico de la trompeta” es una deliciosa y testimonial obra de los comienzos del Jazz y lectura obligada para aquellos que amen este tipo de música.

—Hay que ver: tocas como si hubieras aprendido en una casa de putas, chaval; en una de negros, por más señas. (p. 127)

Dorothy Baker, cuyo apellido de soltera era Dodds, nació el 21 de abril de 1907 en Missoula (Montana) y se crio en California. Graduada por la Universidad de California, en 1930 se casó con el poeta Howard Baker. En 1938 publicó su primera novela, El chico de la trompeta, que obtuvo un gran éxito y sería llevada al cine en 1950 por Michael Curtiz. En 1942 se le concedió la prestigiosa beca Guggenheim, y al año siguiente apareció su segunda novela, Trio. Posteriormente publicó Our Gifted Son (1948) y Cassandra at the Wedding (1962). Falleció el 17 de junio de 1968 en Terra Bella (California).

“El chico de la trompeta” es una obra indispensable para conocer, a través del formato de novela, la vida de Bix Beiderbecke, alter ego en blanco de Louis Armstrong, y adentrarnos al Jazz de los años 20 con una ingente alusión a temas y bandas de la época.

La Librería de Javier

Ficha técnica

Título: El chico de la trompeta
Autor: Dorothy Baker
Editorial: Contraseña Editorial
Título original: Young man with a horn
Traducción: Ismael Attrache
Ilustración de cubierta: Alberto Gamón
Género: novela
Formato: 21 x 13 cm
ISBN: 978-84-940903-2-5
Encuadernación: rústica
Páginas:   250
PVP     19,50 €

Anuncios

15 noviembre 2013 - Posted by | General, Libros | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: