Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – La ridícula idea de no volver a verte, proporciona un ambito para extraer vida del dolor

 

La Librería de Javier
6/11/2013

RosaMontero (Seix Barral)
Biblioteca Breve
238 Páginas – 18 €

“Para vivir tenemos que narrarnos, somos un producto de nuestra imaginación. Nuestra memoria en realidad es un invento, un cuento que vamos reescribiendo cada día. (…) Contarnos lo que fuimos el uno para el otro, decirnos todas las palabras bellas necesarias, construir puentes sobre las fisuras, desbrozar el paisaje de maleza. Y hay que tallar ese relato redondo en la piedra sepulcral de nuestra memoria”. (p. 117)

Los que estamos acostumbrados a devorar libros día tras día, semana tras semana, topamos con un gran inconveniente: muchas veces nos parecen todos cortados con el mismo patrón. Y no es de extrañar. Las modas imperantes hacen que los escritores se amolden a lo que se lleva. Todo lo que sea por vender. Esa tendencia hace que las obras se parezcan unas a otras, y todas a una en particular y que despuntó entre las demás hace unos meses. Salvo aquellos que llevan una carrera marcada por una línea imperturbable y con una escritura sumamente personal, todas las demás no son sino el reflejo de lo que es fútil, de lo imperante. O de lo que las editoriales suelen comprar habida cuenta de los buenos resultados de otras por el estilo. Es por ello que el encontrarse con obras como “La ridícula idea de no volver a verte” es un soplo de aire fresco que reactiva las ganas de seguir leyendo y leyendo.

“La ridícula idea de no volver a verte” es una bellísima y sutil obra de Rosa Montero que clasificaría dentro del apartado de inclasificables. Tras lo que pudiera parecer una simple biografía de Marie Curie se esconde una obra de reflexiones y autobiográfica que nos hace detenernos cada dos por tres y releer las frases, espléndidas y brillantes, con que nos regala Rosa Montero.

El libro tiene su origen en el diario que Marie Curie escribió tras la inesperada muerte de su esposo, atropellado por un coche de caballos cuando aún era bastante joven. La investigadora, junto a sus dos niñas, tuvo que salir adelante en una época en la cual su trabajo no era bien ponderado, ya que ese cometido era cosa de hombres. A pesar de morir joven, Marie tuvo el honor de ser distinguida con dos Premios Nobel y otro más su hija, por los descubrimientos sobre radioactividad.

Pero lo realmente importante de esta delicada ¿novela? de Rosa Montero es la labor de engranaje de anécdotas y sentimientos que destilan al leer sus páginas. Y que nadie crea que esta obra, de algo más de 200 páginas, es algo que se digiere de sopetón. La versatilidad de momentos, curiosidades y sentimientos propios de la escritora -y que nos transmite a los lectores, que los sentimos todos ellos como nuestros- es tal que la emoción acude a nuestro lado cuando menos lo pensamos. Eso sí, sin un ápice de blandenguería ni ñoñeces. El diálogo de Rosa Montero sobre las vivencias de Marie Curie, y sobre todo tras la desaparición de su esposo, se une a las propias de ella tras la súbita muerte de Pablo, su pareja. Y ese entrecruzado de pensamientos y hechos nos produce una sensación de cercanía pocas veces sentida al leer una obra de literatura.

En “La ridícula idea de no volver a verte” se juntan divertidas ocurrencias -las imágenes de las vírgenes de Fátima (p. 128)- con otras inesperadas. Pero asimismo tenemos bellos pensamientos sobre la creatividad (p. 119), el sexo débil del hombre (p. 156), curiosidades sobre ciertos escritores (p. 196 a 199) junto a un recordatorio del mejor cuento breve de la historia de la literatura, “Wakefield”, de Nathaniel Hawthorpe, y que también es favorito de la escritora. La obra comienza con un arranque memorable:

“Como no he tenido hijos, lo más importante que me ha sucedido en la vida son mis muertos, y con ello me refiero a la muerte de mis seres queridos. ¿Te parece lúgubre, quizá incluso morboso? Yo no lo veo así, antes al contrario: me resulta algo tan lógico, tan natural, tan cierto.” (p. 9)

para acabar con un recordatorio a Pablo junto a una higuera imperecedera en el tiempo:

“(…) Ahora bien: eso no es todo lo que hay. Pero supongo que hace falta vivir mucho, y lograr aprender de lo vivido, para llegar a comprender que no hay nada tan importante ni tan espléndido como el canto de una niña bajo una higuera.” (p. 206)

Y entre medias, en medio de todo ese trabajado texto, la más bella de las obras de ésta ya curtida escritora madrileña. Rosa Montero nos comenta que no está su amado Pablo presente en la novela. ¡Claro que sí! Y de manera imborrable. Lo está en esas oquedades que deja su cincel a la hora de tallar la obra. Porque no es necesario citar para recordar, como no es necesario tampoco recalcar con obviedades y palabras vanas el amor que se tiene por y hacia una persona y que se refleja en ese sentimiento único que derrocha la escritura de Rosa Montero, junto a las sabias y sinceras palabras escogidas.

Rosa Montero Gayo (Madrid, 1951) Nació en Madrid en 1951. Estudió Periodismo y Psicología y trabajó para diversos medios de comunicación (Hermano Lobo, Posible, Fotogramas, etc.). Actualmente colabora en el diario El País. En 1978 ganó el Premio Mundo de entrevistas, en 1980 el Nacional de Periodismo y en 2005 obtuvo el Rodríguez Santamaría de Periodismo en reconocimiento a su trayectoria profesional. Recientemente se le ha otorgado el Doctorado Honoris Causa por la universidad de Puerto Rico.

Es autora de las novelas Crónica del desamor (1979), La función Delta (1981), Te trataré como a una reina (1983, Seix Barral), Amado amo (1988), Temblor (1990, Seix Barral), Bella y oscura (1993, Seix Barral), La hija del caníbal (1997, Premio Primavera), El corazón del tártaro (2001), La loca de la casa (2003, Premio Qué Leer al mejor libro del año en español y Premio Grinzane Cavour 2005 de literatura extranjera y), Historia del Rey Transparente (2005, Premio Qué Leer al mejor libro del año en español) e Instrucciones para salvar el mundo (2008).

También es autora del libro de relatos Amantes y enemigos (1998), de las obras relacionadas con el periodismo España para ti para siempre (1976), Cinco años de país (1982), La vida desnuda (1994), Historias de mujeres (1995), Entrevistas (1996), Pasiones (1999), Estampas bostonianas y otros viajes (2002) y Lo mejor de Rosa Montero (2006), y de los libros infantiles El nido de los sueños (1991) y la serie protagonizada por Bárbara. Su obra está traducida a más de veinte idiomas.

“La ridícula idea de no volver a verte” es quizá la más bella y enternecedora novela de Rosa Montero, a medio camino entre biografía y libro de memorias. Un texto que nos hará reflexionar sobre nuestra propia existencia y que nos deja un poso imperecedero página tras página. Inolvidable.

La Librería de Javier

Entrevista interesatisima a Rose Montero sovbre este libro

Ficha técnica

Título:La ridícula idea de no volver a verte
Autor: Rosa Montero
Editorial: Seix Barral
Coleccion: Biblioteca Breve
ISBN: 9788432215483
Encuadernación: Tapa blanda
Lengua: CASTELLANO
Páginas:  238
PVP    18 €

 

9 noviembre 2013 - Posted by | Libros |

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: