Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Filtrado del agua de riego

Por Félix Maocho
6/11/2013

Quizá en muchos huertos familiares de pequeño tamaño se riegue con agua potable, puede que otros afortunados rieguen con agua procedente de pozos, pero tambien serán muchos los obligados a regar con aguas de diferentes procedencias, que arrastran consigo una abundante proporción de partículas sólidas en suspensión, barro, arenilla, algas, hojas en putrefacción, etc.

Estas partículas, tienden a acumularse generando problemas a la hora de regar, sea cual fuere el sistema de riego que se utilice, pero los problemas que originan son casi insolubles, si como es aconsejable, tratamos de regar mediante métodos que minimicen el consumo de agua de riego. Mangas exhudantes y conductos estrechos, válvulas de control y goteros, se obturan pasado un cierto tiempo con estas impurezas y en el caso de que estas sean abundantes en el agua, ello ocurre con una rapidez alarmante.

La única solución que hay es proceder el filtrado del agua, de modo que se retengan en los filtros las impurezas y pase a los conductos de riego, agua con muchas menos partículas y sobre todo, de calibre más reducido.

Existen muchas formas de filtrar las aguas, y la elección de la más adecuada en cada caso depende de muchos factores, desde el coste de los aparatos, a la facilidad de mantenimiento, pero en todos los casos, hay que tener en cuenta dos factores, el caudal de agua a filtrar y su nivel de aporte de impurezas, pues es este punto el que suele condicionar la superficie del filtro y la presión de empuje, o de succión según los casos, que han de aplicar las bombas de riego para conseguir el caudal previsto y a la vez permitir el filtrado en condiciones optimas. Por todo ello no es posible dar una receta universal, sino simplemente presentar los modelos de filtrado y que cada cual aplique el que en su caso le parezca más conveniente.  .

Lo que es común es indicar que el filtro se puede sitiar en cualquier punto situado ante de entrar el agua en nuestro sistema de riego, por ello podemos elegir el lugar que se crea más oportuno, entre la entrada del agua en nuestro huerto y el punto donde estén las válvulas que controlan nuestro sistema de riego. Esta flexibilidad permite colocar el filtro ahí donde sea menos molesto, o bien en donde podamos aprovechar alguna circunstancia favorable para llevar a cabo el trabajo.

Filtro de cartucho

El sistema más sencillo para un filtrado de agua que trasporte pocas impurezas, es colocar un filtro en la propia tubería de paso del agua, que aproveche la presión de la propia tubería. Hay muchos modelos en el mercado por lo que podremos encontrar aquel que sea el más adecuado al grado de suciedad de las aguas y caudal que deseamos filtrar.

En el siguiente video vemos un sencillo filtro que se coloca directamente en el circuito del agua, que es suficiente si utilizamos agua limpia que ocasionalmente arrastre impurezas, como puede agua de un pozo con arenilla arrancas de las paredes. Un filtro de este tipo es una precaución que esté de más, por limpia que esté el agua que utilicemos,.

No obstante este sistema tiene un punto débil, más pronto o más tarde habrá que desmotar el filtro y limpiarlo y volverlo a colocar, pues cualquiera filtros de este tipo acabara colmatandose con el tiempo y obturan o disminuyen el caudal que proporciona la tubería . Algo que no tiene mucha importancia si lo que filtra son escasas arenillas que puede arrastrar el agua, que no llegan a obturar el paso, pero si pueden averiar elementos del sistema de riego, como válvulas y aspersores, pero si por ejemplo, el agua es de acequia o procede de la típica balsa de riego y transporta abundantes algas, habrá que limpiar el filtro con tanta frecuencia que será muy molesto o no será posible, si el huerto solo lo puedes atender los fines de semana.

Podemos crear sistemas de filtrado más o menos eficaces por decantación haciendo pasar el agua a través de una zona amplia de filtrado que retenga las impurezas.  Es el método tradicional utilizado en las peceras domésticas solo que llevado a tamaño industrial Es el método utilizado por ejemplo en las piscinas naturales de las que he hablado aquí   y aquí

Por ejemplo si tenemos una balsa de riego, podemos hacer atravesar el agua una capa de tierra y piedras que retenga las impurezas. Basta succionar el agua que atraviesa la capa desde el otro lado de la barrera de arena, para conseguir un líquido suficientemente limpio para nuestro propósito.

Si el sistema es generosamente dimensionado, bastará que muy de vez en cuando limpiemos los filtros haciendo pasar agua en sentido contrario. El problema es que el rendimiento no es muy alto si se hace a bajas presiones

Filtro de arena de flujop ascendente

Inspirado tambien en los filtros exteriores de pecera, están los filtros de arena de flujo ascendente rápido, parecido al indicado en la figura, que se puede construir a partir de un recipiente cilíndrico de unos 200 litros o aún de mayor tamaño. Tiene una cama de filtro hecha de arena gruesa (de, más o menos, 0,3 m de profundidad) con granos entre 3 y 4 mm de diámetro, apoyada en gravilla cubierta por una bandeja de metal perforada. La tasa de filtración efectiva para este tipo de filtro, para un recipiente de 200 litros  puede ser hasta de 230 litros por hora, por lo que además necesitaríamos un deposito o balsa de riego, que acumulara el agua filtrada entre los riegos, pero su rendimiento puede aumentar mucho si el paso del agua es impulsado con una bomba, eso sí, sin que el caudal sea lo suficiente potente para levantar la arena pues entonces dejaría de filtrar el agua convenientemente.

Si piensas hacer una cámara de decantación, hacerla de forma que el agua atraviesa varios filtros, cada vez más tupidos, de modo que las partículas mayores queden retenidas de forma separada de las más pequeñas. En lugares como Leroy Merlín y almacenes de obras puede adquirir los distintos materiales que necesita con los grosores de partículas adecuado.

El inconveniente de todos estos modelos, igual da que sean filtros de rejilla metálica, como si son filtros de arena, es que periódicamente, con alta o baja frecuencia hay que limpiar el filtro, bien lavando o sustituyendo los cartuchos filtrantes, o bien removiendo y lavando los lodos capturados. La frecuencia de la limpieza dependerá de la turbiedad del agua sin tratar y de la cantidad de agua filtrada, así como del tamaño del filtro.

Filtro de Arena a presión

Unos pasos más avanzados en la mejora de los sistema tradicionales esta en la solución dada a los filtros de arena de piscina, que son similares a los descritos pero introducidos en una gran olla que soporta el trabajo a presión del agua en su interior.

En ellos se hace circular de arriba abajo bajo presión el agua a través de una gruesa capa de arena encerrada en la gran olla  que aguante la presión interior. Como en todos los filtros más pronto o más tarde habrá que limpiar el filtro, pero en estos aparatos lo que se hace ex cambiar la dirección de paso del agua. con una válvula que permite varios procesos diferentes

 

 

Una única e ingeniosa válvula conecta como convenientemente cinco tubos que coinciden en ella

  • Entrada del agua sucia , (de la piscina o de el suministro que tengamos
  • El tubo que conecta con la parte superior del filtro (entrada del agua a filtrar)
  • El tubo que conecta la parte inferior  del filtro (salida del agua filtrada)
  • Salida de el agua filtrada ( hacia la piscina o hacia el equipo de riego)
  • Salida para purgado del filtro

Según la posición de la válvula  se pueden hacer estos diferentes procesos:

  • 1 – Filtrado, conduce el agua de entrada a la parte superior de la cámara mientras toma el agua inferior y la dirige a hacia los aparatos de riego (o nuevamente a la piscina según el uso que se de al filtro)
  • 2 – Desagüe, comunica el agua de entrada directamente a un circuito de desagüe. (Por ejemplo cundo queremos vaciar una alberca pero no regar con ese agua).
  • 3 – Cerrado, impide el la entrada de agua.
  • 4 –  Lavado, hace que el agua de entrada pase por la parte inferior del filtro y salga por el superior y se vaya por el desagüe de purgado para arrastrar los lodos.
  • 5- Circulación, conecta directamente el agua de entrada al circuito de salida de agua limpia sin pasar por el filtro de arena.
  • 6 – Enjuague, hace pasar en circuito cerrado el agua en sentido inverso al habitual, o sea  de la parte inferior de la cámara a la superior, produciendo con ello el removido de la arena del filtro, para desprender las partículas que tuvieran atrapadas, dejándolas nuevamente en suspensión para que un posterior lavado las arrastre sin problema.

Filtros de arena como estos, los hay para todos los tamaños y caudales y aunque están especialmente pensados para piscinas, pueden ser utilizados perfectamente para filtrar el agua de riego de una forma ecológica y el efectiva, sin más inconveniente que el gasto en energía que supone mantener la  presión del agua que circula dentro del filtro,

Sin embargo hasta ahora todos los sistemas estudiados adolecen del mismo problema, exigen un mantenimiento manual periódico del filtro, algo que nos obliga a por un lado recordar que de vez en cuando hay que hacerlo y por otra parte si no visitamos con frecuencia el huerto por estar lejos de nuestra residencia habitual, resulta difícil llevar a cabo.

La solución está  poner un filtro capaz de auto limpiarse, de modo que cuando llega a un cierto nivel de obturación, que generalmente se controla por la diferencia de presión entre las cámaras de pre filtro, y post filtrado, se procede automáticamente a la limpieza del filtro haciendo que el agua circule en sentido contrario. Igual que se hace en el filtro de piscina, pero automáticamente, arrastrando las partículas que hubieran quedado tanto en la cámara de prefiltrado como en el propio filtro hacia una salida de desagüe.

Como un ejemplo de funcionamiento de un filtro autolimpiante, (no porque lo recomiende, pues no lo he utilizado ni conozco quien lo utilice), les pongo un video sobre el funcionamiento del filtro STF

En mi opinión, sin tener en cuenta los costes que pueda tener este sistema en comparación con los otros y desde un plano meramente teórico, este procedimiento es el más adecuado, pues nos libera de la preocupación y engorro de la limpieza periódica del filtro, efectúa el proceso de limpieza en el momento adecuado, ni antes ni después, sino cuando realmente merece la pena llevarlo a cabo, y teniendo en cuenta las variaciones de suciedad que pueda sufrir el agua de entrada y los diferentes caudales de agua  que hayamos consumido en los riegos, en función de ser el clima seco o lluvioso, y además  garantiza que las bombas no padecen sobrecargas innecesarias de trabajo debido a la obturación de los filtros.

Falta por resolver otro problema que ninguno de estos filtros soluciona por si mismos, la remoción de posibles agentes patógenos. Si hay riesgo que el agua que vamos a utilizar para regar pueda estar contaminada, como el agua procedente de aguas grises o fecales, antes de proceder el riego con ellas, debe desinfectarla para volverla segura para su uso como agua de riego.

Siendo este un tema, especialmente delicado y pudiendo dar lugar a graves contaminaciones. (recuerdo el caso de las muertes ocurridas en Alemania achacada a unos pepinos, que tanto daño hizo a la horticultura española,, (aunque nunca se demostrara el origen real de las verduras contaminadas).

Por este motivo, si pretende regar con aguas con posibles o probables contaminaciones bacterianas, debe no solo filtrar las aguas, sino ponerse en contacto con un experto para que le asesore, tanto en la forma de descontaminarlas, como en el medio de llevar controles periódicos de la calidad de las aguas.

El reciclado de las aguas no solo es conveniente, sino que incluso, es la solución a corto plazo para resolver las demandas crecientes que produce la sociedad moderna, e incluso pueden suponer un abonado adicional para nuestro huerto, lo cual es una valiosa ventaja adicional, pero debemos utilizar esta agua sin riesgos, tomando las medidas de control y de descontaminación que aconsejen los expertos.

Por ello yo, que no se nada de esta materia, me abstengo de dar consejos sobre ello.

Félix Maocho

.

indice

6 noviembre 2013 - Posted by | Horticultura | , , ,

4 comentarios »

  1. Gracias, como siempre muy interesante. Saludos

    Comentario por yanis | 7 noviembre 2013 | Responder

    • Muy amable, Elogios como este me dan fuerza para continuar con el blog

      Comentario por felixmaocho | 7 noviembre 2013 | Responder

  2. Siempre acertado en las ventajas e inconvenientes de lo tratado.

    Comentario por ARMANDO | 10 noviembre 2013 | Responder

    • Muchas gracias, pero no se fíe en exceso, yo por mi parte hago todo lo que puedo por acertar, pero me conforma con acertar mas veces de las que me confundo, no soy seguro al 100%.

      Comentario por felixmaocho | 10 noviembre 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: