Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – Las chicas de campo, obra luminosa escrita con una sencillez apabullante

La Librería de Javier
29/10/2013

Las chicas de campo
Edna O’Brien (Errata Naturae)
Título original: The country girls
Traducción de Regina López Muñoz
302 Páginas

Las chicas de campo (…) se acabó de imprimir en los talleres de Kadmos por cuenta de Errata Naturae Editores en octubre de dos mil trece, más o menos medio siglo después de que el párroco de la iglesia de St. Cronin, sita en la aldea de Tuamgraney, recorriera los treintaycuatro kilómetros que distan hasta la pequeña ciudad de Limerick y allí, en una librería provinciana y pacata, encontrara, seguramente por una confusión imperdonable del librero, tres copias de la supuesta escandalosa novela que por entonces causaba sensación en Londres y Nueva York, firmada por una tal O’Brien, a la que el párroco no había leído nunca pero que pudo reconocer como su paisana gracias a la foto de la solapa, lo que le obligó, digámoslo así, a comprar las tres copias con el dinero del cepillo del domingo, llevárselas de vuelta a la aldea y quemarlas públicamente en la plaza que queda frente a su iglesia y donde la autora había pasado su infancia jugando a Mr. Fox, a Johnny Hairy y a Plainy Clappy.

No es normal que empiece a hablar de una novela citando su última página, y menos aún aludiendo a la nota de los editores sobre la fecha de la salida de la obra de los talleres de imprenta. Pero una vez acabada la obra, y leyendo tal apostilla, no he podido resistir la tentación de ponerla como encabezamiento de esta crítica ya que resume muy bien el espíritu de la obra de Edna O’Brien.

“Las chicas de campo” es el primer libro de la autora y que conmocionó la Inglaterra de los años 60. Y es además el primero de una trilogía de lectura obligada que cuenta a grandes rasgos la vida de Edna..

En una pequeña aldea de Irlanda, llena de pastos, animales y lluvia, vive Caithleen, la protagonista de esta novela. Su madre, mujer desdichada y maltratada por el padre de ella, alcohólico y jugador empedernido, tiene una vida desastrosa y un día decide irse de casa. Caithleen, ayudada por una beca, opta por entrar en un convento junto a su amiga del alma, la despiadada Baba, para huir de la monotonía de sus vidas. Pero esa estancia dura poco y comienza un deambular por diferentes ciudades y ambientes.

Lo primero que salta a la vista de esta deliciosa novela Las chicas de campo” es la frescura de su escritura. Una obra luminosa escrita con una sencillez apabullante y que cautiva al lector al primer momento. Unas historias amables y divertidas de unas chicas de pueblo que quieren “cambiar de aires”, pero que chocan con la moral puritana que aún impera hoy en día en esos pequeños pueblos. Y entre las ganas de aventura de su compañera Baba, frente a la búsqueda del amor puro de Caithleen, sus vidas dan un vuelco inesperado llegando a establecerse en la gran ciudad, en donde acaba esta obra.

A lo largo de sus páginas podemos apreciar los aspectos de suciedad y abandono en las casas de campo irlandesas, muestra a escala de la visión decrépita de un país en el que el alcohol corre por las venas de todo ser, como así se puede ver en ciertos capítulos en los que los padres alientan y consienten la bebida en hijos (p. 156), la pedofilia en varios de los personajes de la obra y el maltrato aceptado dentro del núcleo familiar (p. 60), siempre dentro de una religiosidad imperante y constrictora que choca con esas prácticas.

Gotas de humor e ingenio salen a relucir en este bello texto en el que siempre permanece la esperanza de salir a flote mientas las protagonistas van perdiendo la inocencia y se desvanecen las existencias de sus seres queridos. Pero sobre todo, Las chicas de campo” es un impresionante alegato sobre la independencia de la mujer y su libertad fuera de las cadenas de los hombres. Muy en la línea de la escritora norteamericana Fanny Flagg (“Tomates verdes fritos”), “Las chicas del campo” es un texto que marcó un hito dentro de la sociedad de la época y que sigue, cincuenta años después de su publicación, siendo una impresionante, tierna y muy recomendable novela para todo tipo de lectores.

Desperté sobresaltada y me incorporé de inmediato. Únicamente me despierto de esa forma cuando algo me angustia; aun así, en un primer momento no entendía por qué tenía el corazón tan acelerado. Entonces recordé. La razón de siempre: él no había vuelto a casa todavía. Me demoré un momento en el borde de la cama antes de levantarme, alisando con una mano la colcha de satén verde. A mamá y a mí se nos había olvidado doblarla antes de acostarnos. Me deslicé despacio hasta tocar el suelo y sentí el contacto del linóleo frío en las plantas de los pies. Encogí los dedos de forma instintiva. Tenía unas zapatillas, pero mamá me obligaba a reservarlas para cuando iba a casa de mis tías y primos; y teníamos alfombras, pero las guardábamos bien enrolladas en los cajones hasta que llegaban las visitas de Dublín, en verano.

Edna O’Brien (Tuamgraney, Irlanda, 1932), es una de las voces más prestigiosas de la narrativa en lengua inglesa de nuestro tiempo, aclamada tanto por la crítica como por los más prestigiosos autores contemporáneos. O’Brien siempre sintió la necesidad de escribir; sin embargo, en 1950 terminó sus estudios de Farmacia, que había comenzado obligada por su familia. Su carrera literaria arrancó, precisamente, con la novela publicada ahora por Errata naturae, Las chicas de campo (1960), que le proporcionó fama mundial, tanto por su calidad literaria como por reivindicar la independencia de las mujeres en un ambiente hostil. Considerada la grande dame de las letras irlandesas, desde la publicación de esta obra, Edna O’Brien ha creado un corpus literario único: como las novelas The Lonely Girl, Girls in their Married Bliss y A Pagan Place (todas ellas de próxima publicación en Errata naturae), el libro de relatos Saints and Sinners, una obra de teatro sobre Virginia Woolf titulada Virginia y dos importantes biografías: sobre James Joyce y sobre Lord Byron respectivamente.

“Las chicas de campo” es una deliciosa y deslumbrante novela de una de las voces más prestigiosas de Irlanda, Edna O’Brien, de la que espero en breve que se publiquen algunas obras más.

La Librería de Javier

Ficha técnica

Título: Las chicas de campo
Autor: Edna O’Brien
Editorial: Errata Naturae
Título original: The country girls
Traducción de Regina López Muñoz
Colección: El Pasaje de los Panoramas
ISBN: 978-84-15217-58-9
Formato: 14× 21,5
Lengua: CASTELLANO
Páginas:  302
PVP    18,50 €

 

 

29 octubre 2013 - Posted by | Libros | ,

2 comentarios »

  1. a ver, si no publicas el epub y el pdf gratis de estos libros, como que no eres partidarios de internet “feten” realmente… lo importante es leer pero no se esta por eso, ponemos trabas, pagos para leer … sinsentidos en este mundo que llega
    y que no nos interesa enterarnos a ninguno lo que llega …

    Comentario por Sunfas Tradelo ("Garepubaro Saenz") | 1 noviembre 2013 | Responder

    • “El gato es mio y lo foyo cuando me dá la gana”. No consiento que un lector me diga lo que debo o no debo publicar. No soporto la censura

      Si a un lector no le gusta lo que publico, tiene dos soluciones, la primera y la más sencilla no leerme, la segunda algo más complicada, escribir el su propio blog poniendo o eludiendo lo que le parezca oportuno, como hago yo.

      Comentario por felixmaocho | 2 noviembre 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: