Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – La invención del amor, sobre el amor, el recuerdo, la soledad y el olvido

La Librería de Javier
1/7/2013

.

José Ovejero (Alfaguara editorial)
Premio Alguara de novela 2013
244 Páginas – 18 €

El vértigo de asomarse a una novela es tanto más inconmensurable cuando más nos involucramos los lectores en la obra, ya sea con el protagonista o con la historia que nos cuenta el escritor. Es por ello que aunque algunas novelas pasan ante nuestra vida como repentinas tormentas de verano, otras nos dejan un poso indeleble, una marca en nuestra piel, la cual nos puede durar toda nuestra existencia. 

José Ovejero, con “La invención del amor”, nos ofrece la oportunidad de conocernos algo más a través de las inquietudes, aventuras y deseos de un personaje tan normal como cualquiera de nosotros en el Madrid de hoy en día.

No suelo leer novelas que tienen la etiqueta Premio Perico el de los Palotes. Menos aún cuando esas obras llevan la distinción de dicho premio antes de su salida a la venta; uno es un perro viejo y ya sabe un poco de qué van estas cosas. Asimismo no suelo valorar las críticas de las revistas que están subvencionadas por ciertas editoriales.

En ellas cualquier obra que pertenezca a estas casas “patrocinadoras” será de calidad sublime mientras que las de las otras permanecerán desaparecidas. O serán masacradas sin menoscabo. “La invención del amor” es una novela que ha obtenido el Premio Alfaguara de novela 2013 y que estoy seguro será blanco de excelsas críticas en todas las revistas del mercado. Y en verdad se lo merece. Pocas obras captan la atención del lector de la manera que lo hace la obra de José Ovejero y que nos atrapa hasta la última frase, preguntándonos cómo conseguirá el escritor -y por ende el protagonista- salir airoso de la madeja narrativa en la que nos ha metido.

“Estás muerto cuando deja de atraerte el placer, cuando ya no piensas más que en evitar el aburrimiento y no te importa que tu vida sea más ausencia -de dolor, de pasión, de entusiasmo- que contenido. El mayor enemigo de la felicidad no es el dolor, es el miedo. Para estar realmente vivo tienes que estar dispuesto a pagar un precio por lo que obtienes. Y ahí es donde yo fallo. Me estoy volviendo perezoso; me cuesta pagar para obtener y tiendo a conformarme con lo que me sale gratis, es decir, con poca cosa.” (pag. 43)

Samuel es copropietario de un almacén de material de construcción que no atraviesa buenos momentos. Una madrugada, después de una fiesta que acaba al amanecer, recibe una llamada desconocida a través del teléfono fijo, el cual no suele utilizar, y en la que un anónimo le comunica que Clara, una especialamiga de él, acaba de morir en un accidente de carretera. Y le comunica que podrá visitarla en el tanatorio de la capital, en donde está el cuerpo de ella. Samuel se sorprende de la llamada ya que nunca ha conocido a ninguna Clara, pero a pesar de ello decide acudir al tanatorio. Allí, después de un desgraciado accidente, conoce a Clara a través de una foto que reposa sobre el ataúd. Y cae enamorado de la difunta.

José Ovejero ha construido una muy original novela con los mimbres con los que se tejen las obras clásicas de la literatura. Y del cine. Porque “La invención del amor” no solamente atrapa en su lectura sino que nos permite casi tocar, ver y oler a los personajes de ella. Y lo más importante, nos tiende una mano para que, al igual que Samuel, nos quedemos absolutamente prendados ante la figura de Clara, ese bello cadáver presente en toda la obra pero que, desgraciadamente, el protagonista no pudo conocer en vida.

Y es que a las pocas páginas del texto planea sobre nosotros una historia de las que se quedan pegadas a nuestra piel y grabadas en la memoria. En este caso el recuerdo me lleva a “Laura”, la majestuosa película de Otto Preminger del año 1944, una de las primeras cintas que recuerdo de mi infancia. Y cuyo recuerdo nunca se me ha borrado.

“Clara tenía los ojos muy grandes y la boca pequeña y me imagino con los labios cerca de sus orejas musitándole tiernamente mi murciélago e imagino también su risa; para reírse se ponía la mano delante de la boca quizá porque pensaba que tenía los dientes feos; en la foto tiene la boca cerrada y no se ven sus dientes.” (pag. 32)

“La invención del amor” es la construcción de un pasado inexistente pero necesario para nuestra vida. Un pasado basado en la foto que Samuel roba en el tanatorio y que, a partir de la cual, comienza a tener vida a través de su deseo e imaginación. Porque los recuerdos, como la rememoranza de los rostros, surgen de una imagen inmóvil (pag. 43), una imagen que nos permite recrearnos en facetas posibles de su existencia y, ya puestos, de la nuestra.

Una buena novela no acaba en su última página, sino que revive una y mil veces y crece en nuestra memoria con el paso del tiempo. Y esa característica es la que más me atrae de la novela de Ovejero. Las disquisiciones sobre el proceder ante las adversidades, los pensamientos sobre la vida, el amor, la muerte, los deseos… La novela es muy rica en matices y además, como buena novela, funciona con un mecanismo de precisión a la hora de dejarnos atrapados en su trama.

A ello -la maestría del buen narrador, no me cabe la menor duda- influyen esos finales en alza que incluye cada cierto tiempo. O los increíbles deslices de Samuel a la hora de crear una historia recurrente y que, cuando menos se lo piensa, quizás por ese enamoramiento difícil de contener o el recuerdo de lo que una vez hubiera podido ser, deja al descubierto ciertos “gazapos” captando la atención de su interlocutor y, por ende, la del lector. O por esa estructura que fluye sin paradas ni fisuras con detalles originales y sorprendentes. En fin, una de las grandes novelas de estos últimos tiempos y que dará mucho que hablar.

José Ovejero nació en Madrid en 1958. Desde que ganara el Premio Ciudad de Irún 1993 con su poemario Biografía del explorador, ha cultivado todos los géneros, siendo especialmente reseñable su libro de viajes China para hipocondríacos, merecedor del Premio Grandes Viajeros 1998, y su novela Las vidas ajenas, ganadora del Premio Primavera 2005. Desde su primer galardón hasta el último, el autor ha continuado cultivando el género narrativo con novelas como Añoranza del héroe, Huir de Palermo, Un mal año para Miki, Nunca pasa nada (Alfaguara, 2007) y La comedia salvaje (Alfaguara, 2009) —que obtuvo el Premio Ramón Gómez de la Serna 2010—, con libros de relatos como Cuentos para salvarnos a todos, Qué raros son los hombres y Mujeres que viajan solas, y con ensayos como Escritores delincuentes (Alfaguara, 2011) y La ética de la crueldad (Premio Anagrama de Ensayo 2012).

“La invención del amor” es una espléndida novela sobre el Madrid de hoy en día, sobre el amor, el recuerdo, la soledad, el olvido y nuestras vacías existencias. Una obra que atrapa desde la primera hasta la última frase y que recomiendo encarecidamente a todo buen lector.

La Librería de Javier

Video de la autora hablando sobre la novela.

Ficha técnica

Título: La invención del amor
Autor: José Ovejero

Premio Alguara de novela 2013
Editorial: Alfaguara editorial
Colección: Hispánica
Géne5ro: Novela
ISBN: 9788420414690
EAN: 9788420414690
Formato: 15×24
Encuadernación: Rústica
Lengua: CASTELLANO

Publicación: 22/05/2013

Páginas:  244
PVP  18 €

 


 

Anuncios

1 julio 2013 - Posted by | General |

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: