Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Libros – El Hijo de la Sra. Glenn, nos da mucho más, en historias y calidad literaria que ciertos novelones de gran éxito popular

La Librería de Javier
27/5/2013

.

Edith Wharton (Reino de Cordelia)
Título original: The son
Traducción de Susana Corral
136 Páginas – 14,95 €

Leer a Edith Wharton es uno de los más sublimes placeres de la literatura. Sus obras, que han ido saliendo poco a poco en varias editoriales españolas en los últimos tiempos, nos permiten reconocer a una escritora excelente con un dominio de la creación de tramas muy destacado. Y es que Edith Wharton es una autora que nos sorprende en cada nueva obra que se rescata del olvido.

En esta página ya he comentado dos preciosas novelas que han sido un gran éxito de ventas en la librería y que se puede ya decir que forman parte de la historia de la literatura universal. “Las hermanas Bunner” y “Xingú”, editados sublimemente por Contraseña, son dos textos muy diferentes en su confección y que nos atrapan desde las primeras líneas. “El hijo de la Sra. Glenn” es otra gran obra de esta no demasiado conocida escritora norteamericana que acabó estableciéndose en Francia, desde donde desplegaría su mayor producción literaria.

La Sra. Glenn no ha tenido suerte en la vida. Acaba de enviudar y su hijo murió hace tiempo en un accidente de aviación en los comienzos de la Gran Guerra. Pero le queda un consuelo: encontrar un hijo que tuvo de su marido, cuando éste estaba casado con otra mujer, antes de con ella, y recuperarlo. Un amigo de la pareja investiga el caso y da con su paradero, aunque sus datos no sean muy precisos. Por ello la Sra Glenn se dirige a España e Italia y logra dar con él, bastante enfermo, y con un matrimonio que guarda muchos secretos.

Cuando vi a la Sra. de Stephen Glenn en la cubierta del Scythianno la reconocí.
Había transcurrido ya más de la mitad del viaje y contábamos con llegar a Cherburgo al cabo de cuarenta y ocho horas cuando apareció en cubierta y se sentó a mi lado. Estaba tan hermosa como siempre y no aparentaba ni un solo día más que la última vez que la había visto —hacia el fin de la guerra, en 1918 debió de ser- no mucho antes de que mataran a su único hijo, el aviador. Sin embargo ahora, cinco años después, la miraba como si fuera una desconocida. ¿Por qué? Desde luego no se debía a su cabello blanco. Había tenido la suerte, habitual entre las americanas, de encanecer mientras el rostro al que enmarcan las canas sigue siendo joven, y una decena de años antes, cuando solíamos coincidir en las cenas o en la ópera, aquella diadema de plata ya la coronaba. Al fijarme mejor comprobé que su rostro seguía intacto. Entonces ¿por qué estaba tan cambiada? Tal vez fuese la tenue arruga de preocupación que se apreciaba entre sus cejas oscuras y muy marcadas; o la firmeza de sus ojos, aquellos ojos oscuros, iluminados por las estrellas, que parecían haberse hundido más bajo los párpados y asomar tras el arco de una caverna como un atisbo de la noche. Pero ¡la comparación resultaba demasiado sombría para unos ojos tan tiernos como los de Catherine Glenn!

Los que hayan leído algo de Edith Wharton sabrán que enfrentarse a una nueva obra de esta reputada escritora es pasarse a disponer unas horas de amenidad dentro de la mayor calidad literaria posible. Y es que Edith Wharton sabe bien cómo estructurar una obra dosificando datos y emociones y, sobre todo, haciendo retratos psicológicos impresionantes de sus personajes.

En “El hijo de la Sra Glenn” la trama es más viajera que en la mayoría de sus otras obras, pero sólo en apariencia. Los intereses y la idiosincrasia campan a sus anchas dotando al texto de una fuerza y vitalidad inusitadas. Y es que nuestra escritora supo asimilar aquello que su tiempo le enseñaba y lo plasmaba con sabia habilidad en las obras que nos legó. Los intereses de un matrimonio venido a menos y que sólo les interesa el dinero de la pobre mujer, unido a los sacrificios que hace para poder salvar al hijo que recupera del marido fallecido le pasan mella a Catherine Glenn. Aunque a la postre siempre queda algo de fuerza y entereza para salir del apuro. Con una escueta frase que aglutina el peso de infinitos detalles de la prosa de la escritora, todos ellos con gran carga de profundidad -y que son santo y seña de la excepcional clase literaria de Edith Wharton– acaba esta bellísima obra que es una muestra de la gran literatura del siglo XX.

Edith Wharton (Nueva York, 1862 – Saint-Brice-sous-Forêt [Francia], 1937). Fue una de las escritoras americanas más populares de comienzos del siglo XX, ganadora en 1921 del Premio Pulitzer por La edad de la inocencia. En 1885 se casó con el banquero Edward Wharton, de quien se divorció en 1913. Durante la década de 1890 escribió relatos para Scribner’s Magazine, y en 1920 publicó una novela histórica titulada El valle de la decisión. Su fama literaria se consolidó con La casa de la dicha (1905), obra poblada de personajes pertenecientes al cerrado y artificioso mundo social en el que ella misma se había criado. En 1907 se estableció definitivamente en Francia. Su novela corta Ethan Frome, una trágica historia amorosa entre personas corrientes ambientada en Nueva Inglaterra, se publicó en 1911. Posteriormente Wharton produjo un gran número de novelas, libros de viajes, relatos (entre los que destacan algunos cuentos de fantasmas memorables) y poemas. Entre sus novelas sobresalen Las costumbres del país (1913) y El hijo de la señora Glenn (1935). Wharton, primera mujer merecedora de un título honorífico de la Universidad de Yale, ofreció una visión irónica y desapegada de la época victoriana, con especial preocupación por el sutil juego de las emociones en una sociedad que censuraba la libre expresión de sentimientos.

“El hijo de la Sra. Glenn” es una impresionante novela que, en sus escasas 136 páginas nos da mucho más, en historias y calidad literaria, que ciertos novelones interminables de gran éxito popular y dudosa calidad. De lectura obligatoria.

Una mención especial para el editor, Jesús Egido, cuidando al máximo esta obra, con una excelente tipografía y una portada y sobrecubierta con dos bellas ilustraciones muy apropiadas al texto, obras del gran pintor retratista  norteamericano John Singer Sargent.

La Librería de Javier

 

Ficha técnica

Título: El Hijo de la Sra. Glenn
Autor: Edith Wharton
Título original: The son
Editorial: Reino de Cordelia
Traducción de Susana Corral
ISBN: 13: 978-84-940940-1-9
Colección: Literatura
Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
Lengua: CASTELLANO
Páginas:  136
PVP  14,95 €

 

 

 


Anuncios

27 mayo 2013 - Posted by | Libros | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: