Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

“Patelo” es capaz de hacer el solo un motor de explosión en su casa, con un torno, un soldador y unas limas

Por Félix Maocho
23/2/2013

.

En la las culturas primitivas, la memoria de los ancianos eran el deposito del saber, conocían cual era el tiempo de sembrar y de recoger, la geografía de los territorios existentes más allá de la vista y la historia de la tribu, el arte de cocer la cerámica o de tejer cestos. Mucho más tarde se inventó la escritura y no hizo falta el saber de los viejos sino la cultura de los monjes. Las paredes del monasterio junto a cientos de libros religiosos se conservaron los conocimientos ancestrales, de medicina, de derecho, de filosofía, el arte y la ciencia, la música y la poesía y la prosa profana, y así siguió desde Caldea a la Edad Media pasando por Egipto y Grecia.

De repente, se descubre la imprenta y dejan de hacer falta los monasterios y la ciencia concentrada hasta entonces en unos pocos puntos, se difunde en tomos de papel por todas las partes y aparece la burguesía que atesora esos libros en sus bibliotecas y que trata incluso de crear enciclopedias que contengan todo el saber conocido, y así sigue quinientos años y un nuevo descubrimiento, Internet, dinamita las librerías, ¿para qué guardar en casa metros y metros de pesados y polvorientos libros si en la red esta todo el saber?. ¿para que vamos a tener la enciclopedia Espasa o la Brittánica, si existe la Wikipedia, mucho más grande y actualizada que no precisa comprarse junto a una estantería y además es más accesible, ubicua y cómoda de manejar que las enciclopedias clásicas.

Y todos felices, pero cada vez sabemos menos, hoy casi nadie sabe hacerse la ropa que lleva puesta, ni sabe fabricarse las medicinas que toma, ni reparar el coche que utiliza. Cosas como hacer punto, arreglar una plancha, tapizar un sofá, ordeñar una vaca, o ensilar hierba, se han vuelto arcanos que nadie sabe hacer. Tampoco se pueden hacer, salvo con ingentes subvenciones estatales, porque hoy resulta caríimo, porque necesiten necesariamente el concurso de muchos especialistas, como cantar a coro, hacer música de cámara, representar los obras del teatro clásico,

Y he aquí, que los jubilados, aquellos ancianos de la tribu, que se quedaron en una sociedad como un estorbo sin utilidad desde que se inventó la escritura, vuelven a ser necesarios, Ellos son los que nos pueden enseñar los museos a las nuevas generaciones o hacernos un jersey, reparar un electrodoméstico, zurcir una tela, hacer la matanza del cerdo, o ensillar un caballo, como son los que forman los coros que cantan Nabuco de Verd, o una gran orquestas de pulso y púa,  , o ayudan con su experiencia en los negocios y empresas a jóvenes emprendedores .

Y no solo eso, mantiene vivos oficios que están en trance de desaparición, por ejemplo José Manuel Hermo Barreiro “Patelo”, que a sus 72 años, con un torno de 80 años que compró a un chatarrero, y unas limas, ha construido replicas operativas de 10 motores de explosión que funcionan con aire comprimido para poderlos poner en marcha en lugares cerrados sin riesgos de intoxicación y los exhibe en colegios e institutos.

Un amigo, Antoni Gual, que comparte conmigo la pasión por el Meccano. me lo mandó por email porque estaba seguro que me gustaría. Este es un párrafo del email que le devolví:

Muchísimas gracias Antoni, es impresionante. ¡Que cantidad de tiempo hay que “desperdiciar” para encontrar algo parecido a la tranquilidad de espíritu!. Me impresiona eso que cuenta de los sueños que ya no  pueden emprender porque ya no tiene tiempo, (de vida), suficiente. Yo que nunca he tenido miedo a morir, hoy me da tristeza morirme, por la cantidad de cosas que me faltan por hacer y la cantidad de cosas que me gustaría emprender y como a “Patelo”, “ya no tengo tiempo”.

La vida se ve diferente cuando te jubilas, no tienes trabajo pero a cambio no tienes “tiempo libre”, todo el día andas ocupado y te das cuanta, que quizá el tiempo “que has perdido” es el único que has vivido. “Patelo” yo si te comprendo, pero además te envidio, eso si es “ganar el tiempo”.

Les dejo un video de la construcción de uno de sus motores pero si lo desean pueden encontrar más en esta dirección

Félix Maocho

Vía Antoni Gual 

Llugar que he consultado  LaInformacion:

Anuncios

23 febrero 2013 - Posted by | Meccano | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: