Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Cultivo del Ajo

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/39/Allium_sativum_Woodwill_1793.jpg/250px-Allium_sativum_Woodwill_1793.jpg

Por Félix Maocho
1/12/2012

Descripción general

La descripción se ajusta a las necesidades que tienen las variedades de ajos que comúnmente se encuentran en España, pero pudiera ocurrir que determinadas variedades exóticas, se aparte mucho de estos requerimientos por lo que habrá que consultar en ese caso al suministrador la forma de cultivar específicamente esa variedad. Las variedades de ajo comunes son el ajo blanco, y el rosa o morado, que pueden ser gigantes y normales.

Se conoce como Ajo, o Ajo blanco y su nombre científico es Allium sativum L. Su clasificación científica completa es:

                • Reino: Plantae
                • División: Magnoliophyta
                • Clase: Liliopsida
                • Orden: Asparagales
                • Familia: Amaryllidaceae
                • Subfamilia: Allioideae
                • Tribu:  Allieae
                • Género: Allium
                • Especie: A. sativum

El ajo, procede de Asia desde donde pasó al área mediterránea y de ahí al resto del mundo, 3.000 años A.C. ya se consumía ajo en la India y en Egipto, Los españoles la introdujeron en el siglo XVI en el continente americano Una característica particular del bulbo es el fuerte olor que emana al ser cortado. Esto se debe a dos sustancias altamente volátiles, la aliina y el disulfuro de alilo.

Su sistema radicular consiste en muchas raíces secundarias muy largas y ramificadas que se unen una central corta y poco profunda formando un tallo. Este tallo crece de 40 cm, a más de 55, terminando a veces en  flores. Las hojas crecen alternativamente a derecha y a izquierda y son mientras están verdes tiernas y sin nervios aparentes, macizas y carnosas, a diferencia de las de la cebolla que son huecas.

La raíz bulbosa que se denomina vulgarmente “cabeza de ajo” y está compuesta por 10/12 “dientes”. reunidos en su base por medio de una membrana delgada, a su vez los “dientes” están envueltos en una membrana similar, a veces algo rojiza, transparente y muy delgada, semejante a las que cubren todo el bulbo.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9f/Knoblauch_7133.jpg/250px-Knoblauch_7133.jpg

flor y fruto del ajo (excepcional)

El ajo no suele florecer, pero a veces, cuando se forma la flor, se encuentran en ella bulbillos, que reproducen la planta como si fueran dientes. Las flores se encuentran contenidas en una espata membranosa que se abre longitudinalmente en el momento de la floración y permanece marchita debajo de las flores. Se agrupan en umbelas. Cada flor presenta 6 pétalos blancos, 6 estambres y un pistilo.

Aunque se han identificado casos de germinación de las semillas, las plántulas son de  bajo vigor por lo que se considera que el ajo es un apomíctico obligado, término que indica que se reproduce por embriones sin existir fecundación. Este es el motivo de que se mantengan el fenotipo de las plantas de una generación a la siguiente, con solo los mínimos cambios que se puedan producir accidentalmente, pero no por mezcla de genes entre dos plantas diferentes de igual o distinta variedad.

Temperatura

Es planta que prefiere para su desarrollo un tiempo fresco pues además adquiere un sabor más picante en climas fríos. El cero vegetativo del ajo corresponde a 0ºC. A partir de esta temperatura se inicia su desarrollo. Hasta que la planta tiene 2-3 hojas sin crecer  las heladas que habitualmente se dan en la península en suelos situados por debajo de los 800 metro. Para conseguir un desarrollo vegetativo vigoroso es necesario que las temperaturas nocturnas permanezcan por debajo de 16ºC.

Ya en pleno desarrollo tolera altas temperaturas (por encima de 40ºC) siempre que tenga suficiente humedad en el suelo. Por todo ello, en España es una planta adecuada para el cultivo en el interior de la península mejor que en las franjas costeras y en las islas. No obstante, no es excesivamente exigente en cuento al clima y si este no excesivamente caluroso en la época del crecimiento, lo soporta relativamente bien, aunque no sea el clima óptimo.

Humedad

Es planta de secano, por lo que puede prosperar sin riego, no obstante prefiere una humedad en el suelo un poco por debajo de la que satura el campo, por ello el suelo ideal es el que drena bien.

El ajo se adapta muy bien a la mayoría de suelos donde se cultivan cereales. Prefiere los  suelos francos o algo arcillosos, con contenidos moderados de cal, ricos en potasa y en materia orgánica y con cierta humedad.

Riego

Agradece algo de humedad permanente hasta el período anterior a la cosecha. El riego a aplicar depender de las condiciones climáticas ý es diferente según las etapas de desarrollo, así como de la textura  del suelo. El riego ideal es el riego que lleva la humedad directamente a la tierra sin mojar la planta, como puede ser el manga exudante, el riego a pie entre surcos, o el riego gota a gota, sin embargo tambien aguanta el riego por aspersión, siempre que no este riego sea espaciado.

Se calcula que repartido a lo largo de todo su ciclo, en caso de hacerlo óptimamente necesita 260 litros por m2  y a esta cantidad hay que descontar la que reciban por la lluvia.

Antes de sembrar conviene dar un buen riego al campo y sembrar cuando la tierra este húmeda, pero sin charcos. Diez días después de la siembra, se recomienda aplicar un segundo riego ligero, que mantenga la tierra con un buen nivel de humedad, para favorecer la germinación de los dientes de ajo, que no lo hayan hecho con el primer riego, así aseguramos la emergencia de casi todos los dientes de ajo.

A partir de ese momento y durante los primeros seis o siete meses, se suelen dar riegos distanciados entre 15 y 25 días, esperando a que la capa superficial del terreno quede casi seca entre ellos. Posteriormente se eleva la frecuencia de los riegos de acuerdo con la temperatura ambiente, aumentando la frecuencia de riego a ocho y diez días entre ellos, eliminando el riego al menos 20 días antes de la cosecha.

Las necesidades desde la brotación hasta el inicio de la bulbificación son bajas y en un año de pluviosidad normal, suele ser suficiente con la lluvia. Las necesidades aumentan durante la formación del bulbo y es en ese momento, que si tenemos la posibilidad de regar los ajos, es conveniente hacerlo, pues suele coincidir con la temporada de lluvias escasas.

Pasado el periodo de la formación de los bulbos, las necesidades de agua van decreciendo, hasta que dos semanas antes de la recolección se hacen nulas. En cualquier caso el último riego se debe aplicar a los 15 o 20 días antes de la cosecha, para que dejar las cabezas de ajo lo más secas posibles en el momento de la recolección, lo que mejorará su conservación.

Los ajos son de secano, es decir que con mayor o menor dificultad prosperaran en secano si el año es razonablemente húmedo, sin embargo en estas circunstancias, se necesita un especial cuidado en la eliminación de malas hierbas, pues los ajos con unas raíces superficiales, compite mal con las “malas hierbas” en la consecución de la humedad de la tierra.

La humedad del terreno en contacto con las cabezas ya maduras provocan en las túnicas externas ennegrecimientos y podredumbres, ocasionados por la acción de hongos saprófitos, que en ocasiones deterioran la calidad de la cosecha, por ello es conveniente regar menos al final del ciclo y eliminar el riego unos 20 días antes de su cosecha.

Suelo

Como todas las plantas que acumulan reservas alimenticias en el subsuelo, (patatas, zanahorias, o cebollas), los ajos atraen mucho a sus depredadores específicos, por lo que suelen dejar su huevos y larvas en la tierra en donde se plantaron los ajos, razón por la cual, si en cualquier caso se aconseja la rotación de cultivos, en este caso es prioritario. En ningún caso deben plantarse ajos detrás de ajos, cebollas o cualquier especie perteneciente a la familia Liliaceae.

Tampoco es recomendable cultivar ajos después de remolacha, alfalfa, guisantes, judías, habas, espinacas, ni después de arrancar una viña o una plantación de frutales. Los cultivos precedentes al ajo que se consideran más adecuados son: los cereales (trigo, cebada,…), colza, patata, lechuga, col y pimiento.

Los cultivos de ajo deben rotarse después de tres años como máximo, (preferible cuatro), para evitar las plagas y porque además provocan mucho agotamiento del suelo.

El ajo prefiere los suelos ligeros, así que remueve bien los que sean más pesados.

Para preparar el terreno de secano se deben comenzar las labores unos seis meses antes de la siembra, Debe tratarse el terreno en profundidad (30-35 cm), seguida de 2 ó 3 rastrillados superficiales cruzados con el fin de dejar el terreno el objetivo es dejar el terreno mullido y esponjoso en profundidad, para que la tierra retenga más humedad . Se aprovecha esta primera labor para enterrar en profundidad los abonos orgánicos.

Por supuesto, el ajo es un candidato perfecto para el bancal profundo, pues este por su constitución ya esta mullido y esponjoso, y solo precisa el que se el entierre el abono orgánico, o en su defecto compost mezclado con algo de abono compuesto.

El método habitual de siembra del ajo es el de surcos sobre todo si se hace en secano, El ancho de los surcos será de 40/50 cm y unos 20 cm en la cresta del caballón. El surco recoge mejor la lluvia, la separa de la planta y la dirige hacia la tierra. en terrenos de regadío como suele ser el huerto familiar no es imprescindible el surco pues sus raíces no van a padecer falta de humedad.

En bancales con riego se suelen plantar en bandas que no superan los tres metros de ancho con pasillos de 0,70 /1,00 metro de anchura por donde circularemos para cuidar las plantas sin necesidad de pisar el suelo. (Obviamente en un bancal profundo todo esta técnica está de más sea cual sea el tipo de bancal)

Principales variedades de ajos

https://i1.wp.com/subirimagen.infojardin.com/subir/images/klz1285129645p.jpgLa casi exclusiva multiplicación por “dientes” da a esta planta una gran estabilidad de caracteres, por ello hay un número limitado de variedades cultivadas, las más comunes es la blanca que suele ser más tardío, rústico, de buena productividad y excelente sabor y la rosada. No obstante dentro de estas variedades hay subvariedades caracterizadas por la forma de la cabeza, su color o tamaño..En los últimos tiempos se ha introducido en España el ajo chino mucho más grande que está desplazando en un elevado porcentaje al ajo tradicional.

El ajo blanco común, (con envoltura de dientes plateada), es tardío, de cabeza no muy grande, su fácil conservación y su fuerte sabor le hace ideal para consumir seco

https://i1.wp.com/www.jardininfinito.com/134-344-large/ajo-morado-allium-sativum.jpgEl ajo rosa, (envoltura de dientes rosácea), se consumen tiernos, es más precoz, pero no se conserva tan bien como el blanco. Con frecuencia la pigmentación de la envoltura pasa a los dientes que suelen ser más gruesos y cortos que los blancos.

Tambien se clasifican por el tipo de tallo

Ajo de cuello duro: El tallo posee floración y genera hijuelos.

Ajo de cuello blando: Debido a que no produce hijuelos, tienen mejor rendimiento, ya que sólo utilizan la energía para la producción del bulbo. También resisten períodos de almacenamiento más prolongados en comparación con el ajo de cuello duro.

https://i1.wp.com/www.caretas.com.pe/1999/1598/web/cartas/110-1-c.jpgLos ajos gigantes procedentes de la China, son similares al ajo blanco, pero tiene menos sabor, por lo que en mi opinión no compensa el tamaño con el sabor que ceden, sin embargo, son muy bien aceptado por el público, por lo que si cultivamos ajos para su venta, no podemos de dejar de tenerlos en cuenta.

Modo de cultivarlo

Cada uno de los dientes puede dar origen a una nueva planta de ajo, pues poseen en su base una yema terminal que es capaz de germinar incluso sin necesidad de plantarse previamente.

El ajo es una hortaliza resistente y fácil de cultivar. La profundidad a la que se planten los dientes depende del tamaño del bulbillo, entre 2 cm.  para los pequeños y 4 a lo sumo para los más grandes. Se introduce el diente en el hoyo con la punta hacia arriba y se cierra el hoyo rellenando el hoyo y cubriendo la semilla con una capa de tierra fina.

La siembra se suele realizar entre  octubre y noviembre, aunque a veces se realizan plantaciones tardías a finales de diciembre y principio de enero inclusos posteriores si es para ajo tierno. El ajo tiene múltiples usos incluido los medicinales pero aquí nos vamos a centrar únicamente en los usos  culinarios, aun así se toman en verde como ajotierno, frescos y secados al aire o desecas y en laminas o en polvo. Tambien se utilizan grandes cantidades de ajos en encurtidos y escabeches.

Actualmente aumente el consumo de ajos por la fama que están adquiriendo sus excelentes cualidades para la prevención de enfermedades.

En función del uso que les vayamos a dar en nuestro caso habrá que calcular la cantidad de cabezas de ajo que deseamos obtener y el marco de plantación, pues el ajo destinado a ajotierno o ajetes, puede ir mucho más apretado que el ajo seco, pues no alcanza su tamaño adulto,

Por otra parte el ajete conviene sembrarlo en tandas mensuales para tener mayor tiempo de recolección de la cosecha. Por el contrario, el ajo plantado para consumir el bulbo, se consume normalmente conservado al aire, por lo que no merece la pena fraccionar las siembras, pues el consumo se hace en cualquier caso poco a poco, a lo sumo, se puede plantar algunos ajos rosas, en octubre, para tener cuanto antes una cosecha para consumir en fresco y el grueso de la plantación de ajo blanco hacerla en noviembre para conservar en ristras y comer desecados el resto del año.

El ajo pude también deshidratarse y usarlo en láminas o molido, y en algunos casos se necesitan ajos en cantidad para encurtidos, si es así, habrá que destinar más espacio para la siembra.

Es difícil encontrar en las casas de semillas ajos para siembra, pues la no desvirtuarse la semilla, basta comprar en cualquier tienda de alimentación unos ajos con buen aspecto y sabor, para conseguir el suministro de los dientes que se necesita para la siembra.

Para conseguir los “dientes” de siembra desgranar “cabezas de ajo” que hayamos considerado de calidad, que se presenten regulares y con las características habituales en esa variedad como máximo diez días antes de la siembra para evitar que se deshidraten, pues los bulbos desgranados pierden más humedad que en cabeza, y con ello pierden  poder germinativo.

No deben pelarse los dientes, sino que se siembran dentro de su membrana individual.

Es importante seleccionar los dientes destinados a plantar, escogiendo los más sanos y representativos de la variedad para conservar sus cualidades. .

Personalmente no tengo en cuenta las fases de las luna para hacer mis siembras, pero se dice que es importante que la siembra se efectúe a parir de la luna creciente pero nunca en luna llena. Como indico, yo personalmente soy escéptico en este tipo de creencias, y nunca las he tenido en cuenta, pero uno se encuentra este tipo de recomendaciones en lugares de consulta no solo tradicionales sino incluso profesionales, por lo que lo añado por si alguien quiere tenerlo en cuenta.
Cultivo de ajos para consumir el bulbo

Conviene sembrar en otoño, pues para obtener unas buenas cabezas de ajo es preciso que la planta pase varias semanas a bajas temperaturas.

https://i2.wp.com/revistafemenina.com/wp-content/uploads/2010/10/ajos-dos-macetas.jpgEn macetas

Se pueden cultivar en macetas  que sean mas o menos de 20 cm ,de diámetro por 20 cm. de profundo. En cada maceta se planta un diente, Conviene tener cuidar más los riegos pues las macetas tienden a secarse antes que el suelo,

En bancales

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQfC5Qw0HsrFZ9vQdxF6eaELoCUrAIeepYCahGny-D2fvcUeqD8OgDebemos decidir si lo hacemos en surcos o en bancal plano, con un buen sistema de riego por goteo o por manga exudante considero preferible sembrar en plano, si se piensa regar “a manta” o no regar mejor hacerlo con surcos.

Los surcos serán de unos 20/30 cm de altura situados entre a 40/50 cm de distancia, en lo alto del surco se plantan los dientes en hoyos situados a una distancia entre 8 y 10 cm según el tamaño de la cabeza.

En plano se plantan con un marco de 25×25  en líneas al tresbolillo, o sea, de modo que los hoyos se encuentren en los vértices de un triangulo mas o menos equilátero.

También puede cultivarse en arrietes, bordeando los cuadros de cultivos hortícola, colocados en filas distanciados a 10 cm. El problema en este caso es que las plantas que bordean no deben necesitar mucho riego.

https://i1.wp.com/www.gardencenterejea.com/UserFiles/Image/tareas/december%20(10).jpgOtra posibilidad para ahorrar espacio de cultivo es plantarlos en macetas de unos 7 cm, una por diente, y colocarlas en una cajonera fría hasta que se vayan a trasplantar en primavera. El trasplante se realiza a principios de primavera, cuando el diente ya ha brotado y el nuevo tallo alcanza por lo meno un 50% de la longitud del diente.

El consumo de ajo varía mucho en función del uso que cada familia le dé al cocinar. Una cifra aproximadamente para una familia de cuatro personas, es la de un consumo de tres cabezas de ajo al mes, curándonos en salud y pensando en las mermas, pensemos en sembrar 4 ajos mensuales, por tanto para tener para todo el año bastaría con sembrar 48 ajos. Es decir , plantándolos a manta con un marco de 25×25 supone  siete filas de siete ajos o un superficie aproximada de unos 4 m2 . A esta superficie habría que añadir el espacio que pensamos que consumiremos en otra forma, como desecado, o en encurtidos.

Por otra parte cabe desecar totalmente el ajo seco y utilizarlo como “ajo en polvo”, o “sal de ajo”, o en escamas más manejable, y es como se utiliza generalmente se ha difundido en la moderna cocina europea, sin embargo a mi me hace el efecto que pierde una parte importante de su aroma.

https://i1.wp.com/blog.coquum.com/wp-content/uploads/2012/05/Alls-tendres-www.recetin.com_.jpgCultivo de ajos como ajetes

El marco en bancal profundo se puede reducir a 20×20  calculando un consumo de 5 ajetes por  ración y mes, para una familia de cuatro miembros, cada tanda de ajos para ajetes estará formada por 20 ajos  que ocuparan 5 filas de 4 ajos o sea una superficie algo menor que 1 m2 por tanda, como podemos plantar hasta cuatro tandas de octubre a enero supone en conjunto 4 m2 lo que destinamos a esta modalidad de cultivo.

Como no vamos a consumir el bulbo sino las hojas, el que el bulbo se desarrolle poco no tiene importancia, por lo que no hay problema en sembrar al final del invierno.

Abonado

El ajo precisa una fertilización superior a otras hortalizas y además es muy sensible tanto al excesos como a la deficiencia de fertilizante. Como término medio, para obtener 10 kg. de planta de ajo se precisan 23 gr. de nitrógeno, 1,42 gramos de potasa y  2,50 gramos de fósforo. El abono fosfórico favorece sobre todo la conservación del producto

Los abonos orgánicos maduros deben ser incorporados uniformemente en el terreno algún tiempo antes de la siembra, para dar tiempo a descomponerse, Si el abonado es abundante no hay que volver a abonar, pues este abono se descompone poco a poco suministrando de forma continuada las sales minerales a la planta.

Si no tenemos suficiente abono orgánico y vamos a recolectar ajos secos, los abonos es nitrogenados complementarios se fraccionan en 3 o 4 veces repartidas a lo largo se su ciclo vegetativo, pues no conviene el nitrogenado en exceso induce a un desarrollo excesivo de las hojas, en detrimento de los bulbos. Por otra parte, el exceso de nitrógeno, no redunda en el tamaño de las cabezas y afecta a la calidad del ajo; pues en muchos casos las membranas del bulbos se agrietan y se pudren los ajos.

En cambio, si vamos a sembrar para ajo tierno, conviene hacer solo dos abonados minerales, uno a la siembra y otra cuando se inicie el crecimiento vegetativo con el fin de fomentar el crecimiento de las hojas.

El fósforo y la potasa conviene en cualquier caso  añadirlo al principio de la siembra. El ajo es sensible a la carencia de boro y molibdeno, por lo que de ser necesario se puede añadir algún compuesto de oligoelementos.

Labores

Se sugiere dar de tres a cuatro rastrillados superficiales durante el ciclo para eliminar las “malas hierbas” , y disgregar la costra de la superficie, con el  fin de mullir el suelo y lograr una mejor infiltración del agua de riego. Hay que cuidar rastrillar muy superficialmente y un poco alejado de los troncos de las plantas para no dañar sus raíces.

Escardas

Las raíces del ajo cubren poco el terreno, por lo que se facilita el desarrollo de malas hierbas que compiten fuertemente por las reservas hídricas, por ello es de suma importancia mantener el cultivo limpio de malas hierbas, mediante escardas. Se realiza la escarda manualmente arrancando las hierbas sin afectar a los ajos. Una pequeña herramienta de jardinería puede ser de gran utilidad en este trabajo o simplemente arrancándolas a mano, pues en un huerto familiar hablamos de pequeñas superficie,

Eliminar malas hierbas es sobre todo esencial en el primer periodo de su desarrollo cuando las plantas son más débiles, pero siempre es conveniente.

En un huero familiar no se deben utilizar los herbicidas recomendados para los cultivos extensivos, pues das las pequeñas distancias entre hortalizas, y la rotación de cultivos a la que sometemos a las parcelas afectaremos sin poderlo evitar a otras cosechas de hortalizas.

Mulching

Una solución para evitar la proliferación de “malas hierbas” es cubrir el suelo con “mulching”  o desechos orgánicos,  como cortezas de árbol o de otro origen cualquiera  en trozos de tamaño mediano, esparcidos entre las plantas de ajo una vez que estos despuntan.  este “mulching” impide la llegada del sol a la tierra y con ello la germinación de “las malas hierbas”.

Otra solución es extender un plástico negro y perforar en los sitios donde van a ir las plantas. El problema es que esta film impide el fácil riego de las plantas lejos de las mismas, lo que es complicado salvo que por ejemplo se riegue mediante una manga exhudante. Personalmente no uso estos plásticos porque generalmente al envejecer se destrozan y ni desaparecen del toso y es fácil de modo sencillo del terreno,

Recolección

El ajo tierno comienza a brotar cuando la planta ha pasado unos tres meses desde que se plantó descontando el tiempo en que está “parada” debido a las bajas temperaturas. La planta crece cuando las mínimas superan los cero grados, por tanto, en el interior de la Península, los ajos plantados en octubre y noviembre suelen necesitar cinco meses, mientras que los plantados de diciembre a marzo pueden germinar en tres meses

https://i0.wp.com/3.bp.blogspot.com/_8zVdYoyxM60/SalycmklMOI/AAAAAAAAFEk/xFl9ikSS5IA/s400/DSCF6421.JPGAjetes

Los ajos se pueden tomar verdes y tiernos (ajetes), que se utilizan como condimento en tortillas y otros guisos sin embargo el verdadero gran bocado aparece casi al final de su cultivo. Cuando la planta adquiera unos 30/40 cm. de altura, un par de semanas antes de que el ajo esté dispuesto para ser cosechado,se puede arrancar y tomar el brote central que llaman porrino o ajo porro, sin que tenga nada que ver con eo puerro, sino que son ajos tiernos más crecidos, el brote es el tallo donde a veces v crece la flor del ajo, este porrino, o ajo porro  es una delicia gastronómica  que puede cosecharse igualmente y que se consumo a modo de espárrago .

Ajo seco

En pleno verano de junio a agosto, (en el hemisferio  norte), se desean totalmente las hojas. Es entonces cuando ha llegado el momento de recogerlos. Habrán pasado plantados pues 8 meses, en las plantaciones de otoño y solo 4 meses o 4 meses y medio en las plantaciones de primavera. (estas últimas Darhan ajos de poco sabor, por lo que conviene más consumirlos como ajos tiernos.

https://i1.wp.com/pictures2.todocoleccion.net/tc/2010/10/20/CO%200403%20RISTRA%20DE%20AJOS%20(9).JPGSi el objetivo es obtener semillas para una siembra posterior, deben cosecharse cuando las hojas comienzan a marchitarse, pero si lo que deseamos es una buena conservación mejor es esperar a que las hojas se sequen completamente.

Pasados de 15 a 20 días del último riego, con la tierra seca en profundidad y en un día de calor se procede a arrancar los ajos. Depende del tipo de suelo que se pueda hacer simplemente tirando del tallo o si es muy pesado quizá haya que levantar la tierra que los contiene con una palas de punta o legón.

Lo conveniente es dejarlos,(si no amenaza lluvia), depositados sobre el suelo cuatro o cinco días para que el sol termine de desecarlos. posteriormente se trasladan para su clasificación y enristrado pues hay que dejarlos secar completamente.

Allí se deben limpiar los bulbos de la tierra que tengan adherida. En esta primera operación se seleccionan y apartan aquellos bulbos mejor conformados, sanos y que respondan totalmente a las características de la variedad cultivada para usarlos como simiente del año siguiente. Guardar los bulbos suficientes para replantarlos al año siguiente.

A continuación se enristrarán los bulbos, para facilitar su conservación y almacenaje. Para manejar los tallos se humedecen algo, se arrancan las hojas más exteriores, y con las hojas restantes se trenzan las cabezas en cadena formando una coleta de unos 25 ajos para facilitar su suspensión en un local seco y ventilado, donde acabarán por perder la humedad que aún pudieran alojar. Las ristras se colocarán bajo techo, en lugar bien seco y ventilado en especial durante los tres primeras semanas las deben mantenerse en un lugar tibio, soleado y con buena ventilación, para que se sequen o curen, posteriormente ya necesitan menos cuidados en su conservación.

Plagas y enfermedades del ajo:

Como todas las plantas bulbosas y otras que acumulan reservas de alimentos tienen muchos depredadores ávidos de alcanzar esa reserva de alimentos. Los principales son:

Mosca de la cebolla (Phorbia antigua Meig), larva de 6-8 mm. Color gris-amarillento y con 5 líneas oscuras sobre el tórax. Alas amarillentas. Patas y antenas negras

Tiña del ajo y de la cebolla (Lita alliela) Las larvas presentan una longitud aproximada de 1 cm y color verde claro. Los adultos son lepidópteros de color pardo, de aproximadamente 0,5 cm de longitud.

  • Polilla (Laspeyresia nigricana Steph) El insecto perfecto es una mariposa de 15 mm de envergadura. Sus alas anteriores son de color azul oliváceo más o menos oscuro y salpicadas de pequeñas escamas amarillo ocre; las alas posteriores son grisáceas. Las larvas son amarillas de cabeza parda, de 15 a 18 mm de largo.
  • Gorgojo del ajo (Brachycerus algirus F.) Mide de 4 a 5 mm de longitud, de color pardo negro, con pequeñas manchas blancas en los élitros.
  • Nemátodos (Ditylenchus dipsaci Kuehn), Los machos y las hembras son vermiformes los adultos miden de 0.9 a 1.8 mm de largo
  • Mildiu (Phytophthora infestans) hongo que aparece en ambiente cálido y alto nivel de humedad.
  • Roya (Puccinia allii, P. porri) Origina manchas pardo-rojizas que después toman coloración violácea.
  • Podredumbre blanca interior “Boixat” (Sclerotium cepivorum) Las hojas adquieren color amarillento que puede comenzar por la unión con el tallo.
  • Peronospora herbarum. En hojas hay veces que se rodea de una aureola amarilla.

Normas de prevención y control

Como siempre en un huerto familiar es más fácil tomar medidas preventivas que combatir las enfermedades una vez aparecidas, pues los remedios que podemos tomar han de ser suaves para no comprometer otros cultivos y neutra propia seguridad. No aconsejo en ningún caso utilizar productos fitosanitarios en un huerto familiar, pero si podemos utilizar remedios permitidos por la agricultura ecológica que son menos agresivos y más seguros. Aun con estos debemos tomar los máximos cuidados para no contaminar otros cultivos ni intoxicarnos personalmente en su aplicación.

  • Las medidas preventivas son las siguientes:
  • La primera y fundamental norma de prevención pasa por la rotación de cultivos
  • Desinfección de semillas. Por cada kilogramo de semillas deben emplearse 50 g de M.A. de heptacloro.
  • En las zonas donde la Polilla (Laspeyresia nigricana Steph) es endémica, se recomienda sembrar pronto.
  • Riegos de agua adecuados y distanciados permitiendo que se seque la corteza del terreno

Félis Maocho

Compendiado, extractado y adaptado a los huertos familiares de los siguientes documentos: InfojardinInfoagroWikipedia

.
.
indice

Anuncios

1 diciembre 2012 - Posted by | Horticultura | , ,

17 comentarios »

  1. Gracias, siempre muy interesante sus comentarios. Saludos

    Comentario por yanis | 3 diciembre 2012 | Responder

    • De nada. Encantado de conectar con alguien que considere interesante lo que escribo.

      Comentario por felixmaocho | 3 diciembre 2012 | Responder

  2. Me encanta la agricultura kiero trabajar con bosotro mitelefono ez 672519230

    Comentario por Anulfo de león | 6 agosto 2013 | Responder

  3. He sembrado unos pocos ajos,me gustaria saber el precio y la comercializacion.
    Mi telefono es 686641642

    Comentario por Juanjose | 29 marzo 2014 | Responder

    • Sinceramente lo desconozco tendría que entrar en tratos conu alguien que venda ajos en mercadillos, (pues supongo que son pocos), como máximo le pagaran un 30% del precio que el los venda.
      En Hipermercados, no creo que compraran pequeñas partidas y además los que comercializan son normalmente chinos, de gran tamaño pero poco sabor, sin embargo e son los que le gusta comprar a la gente,

      Comentario por felixmaocho | 29 marzo 2014 | Responder

  4. Estupendo,no se puede ser mas detallista,yo suelo sembrar todos los años unos pocos mas como etretenimiento que como negocio,enhorabuena.

    Comentario por juan barrero | 1 diciembre 2014 | Responder

    • No conozco nadie que tenga un huerto familiar como negocio. Unos lo tenemos como hobby, otros por comer cosas cultivadas por nosotros mismos otros por convicciones morales-ecológicas y muchos por una mezcla de las tres cosas. Quien lo hace por dinero no tiene ni idea de matemáticas y solo suele durar dos temporadas como mucho. El huerto familiar, no puede competir con el huerto profesional

      Comentario por felixmaocho | 1 diciembre 2014 | Responder

  5. El pasado año ,por hobby,sembré cincuenta dientes de ajo, en un pueblo de Gredos,Ávila. Gran parte de ellos les salió un tallo con una bola al final, esas cabezas tenían una dureza que las hacía desechable.¿cuál es la causa¿.muchas gracias. Un cordial saludo.mi correo.nicolascg@yahoo.es

    Comentario por Nicolás | 23 enero 2015 | Responder

    • Sospecho, (me faltan muchos datos), que esas bolas que cuentas en el extremo superior del tallo, son semillas, (Mira la imagen que hay al principio del post sobre ellas).

      En efecto las semillas tiene la misma forma del ajo, pero no son comestibles, sin embargo el ajo auténtico, que está al comienzo del tallo se puede comer igual que aquellos que no han florecido.

      Comentario por felixmaocho | 23 enero 2015 | Responder

  6. Hola Feliz Muchas gracias por tus consejos, te comento que yo hice una prueba de cortar a la parte superior del diente aprox 6 mm y este germinó al cabo de unos 10 días ya tenia un brote aprox de 5 cm de altura, mi duda es si esto le puede afectar al desarrollo de la cabeza del Ajo ya formada.

    Comentario por Hugo De La Victoria | 4 marzo 2015 | Responder

    • Realmente no lo se con seguridad, ojalá no afecte, si ha germinado y comienza a crecer la planta, normalmente no tiene por qué, puesto que el 0% de las semillas es una acumulación de energía para mantener la planta viva hasta que forme raíces y hojas que la alimenten. Lo que pasa es que no tengo ni idea si has eliminado parte de ese 90% o del 10% restante.

      Comentario por felixmaocho | 5 marzo 2015 | Responder

  7. sembre un ajo y recien salio lel tallo cuando podre tener ajo para comer k tarda en acerse

    Comentario por jaime piqueras | 19 agosto 2016 | Responder

    • Si lo lo desea como ajo seco, es decir como cabeza de ajo y no como ajo tierno, si lo sembró en su debido momento, del mes de Octubre a Diciembre, el mes de Agosto es el mes ideal para desenterrarlo. Si en este momento comienza a salir el tallo, mucho me temo que lo sembró muy tarde, aguante lo mas que pueda hasta que comiencen los fríos del otoño.

      Comentario por felixmaocho | 19 agosto 2016 | Responder

  8. MI COMENTARIO por favor es si se puede mojar los dientes de ajos antes de plantar gracias

    Comentario por joaquin lorente | 18 noviembre 2016 | Responder

    • No se de nadie que realice esa practica, pero si aconsejan, (si se puede. porque el ajo es cultivo de secano), regar antes de sembrar.

      Mi opinión personal es que no les hará ningún daño y es posible que les ayude a germinar, Solo me preocupa que al humedecerse el diente de ajo, se vuelva más delicado y sufra en exceso con las manipulaciones imprescindibles para sembrarlo.

      Posiblemente, en algunas zonas tengan la costumbre de ponerlos en remojo antes de sembrarlos y en otras no tengan esa costumbre, Lo único que sé, es que no es imprescindible, pero pienso que no es perjudicial, pero no sabría decir cual de las dos prácticas es la mejor, Yo preferiría, si se puede. regar suavemente antes de sembrar y sembrarlos los qjos secos, pero no es más que una opción personal.

      Comentario por felixmaocho | 18 noviembre 2016 | Responder

    • Yo no recomendaría mojar los ajos antes de sembrar por que si luego la tierra no tiene humedad, por lo que sea, puede que germine y que no disponga de agua para empezar a crecer. Es mejor que cuando el suelo se humedezca, bien por la lluvia o por que se riega, el ajo germine por su cuenta. Es un opinión basada en mi experiencia y modestos conocimientos.

      Comentario por MundoHuerto.com | 26 septiembre 2017 | Responder

      • He estado muy ocupado con asuntos personales estos días y casi no he tenido tiempo de entrar en Internet tan pronto como pueda contestaré este comentario, Disculpe las molestias

        Comentario por felixmaocho | 8 octubre 2017


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: