Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Cultivo del alficoz

Por Félix Maocho
3/9/2012

En el post que hablábamos del Alficoz, ante la duda de si es un pepino u otra cosa y a la espera de mejor información, me decanto por aconsejar cultivarlo como pepinos holandeses, plantas tutoradas que hay que podar de forma parecida a los tomates. Aunque ya informo que desconozco realmente si se cultivan como los pepinos o sea tutoradas, o como los melones o sea en mata extendida por el suelo. Dejaba así para más adelante averiguar la forma real de cultivo del Alficoz.

De momento, sigo sin tener fuentes 100% fiables de cómo se cultiva esta hortaliza, pero mis primeras averiguaciones apuntan a algo, que según la ley de Murphy, era previsible, de dos posibles formas de cultivo, similar a la que se aplica a los pepinos o a los melones, tomé la confundida.

Realmente los alficoz son melones con sabor a pepino, (entre otras cosas porque se consumen como melones verdes), y se cultivan como se cultivan los melones, es decir, son matas de gran tamaño que se cultivan arrastradas por el suelo. Buscando por Internet he encontrado las varias fuentes, que confirman que el alficoz es una variedad del melón común, la variedad flexus, y pueden más o menos cultivarse como tales.

El primer aviso lo recibí en un comentario del post anterior donde me decían.

El alficoz se cultiva rastrero, como el melón o las calabazas. Supongo que en caso de falta de espacio en el huerto podría “colgarse” de una red o valla como a veces se hace con los pepinos pero nunca lo he intentado. La planta se esparce mucho pero no llega a ser tan frondosa como la calabaza. Los frutos crecen abundantes y muy rápido, como el calabacín, y si no cosechas todas las semanas puedes llegar a encontrarte con alficoces tamaño boa constrictor. La temporada de cosecha es muy larga así que no compensa escalonar la plantación. Es más resistente a la humedad que el melón pero tampoco conviene que el fruto crezca sobre suelo húmedo.

Con esta pista de lo que debía buscar, redoble mi investigación en Internet y encontré al menos dos documentos que indican que se cultiva como si fueran melones. El más detallado me lo dió Horticasa, un proveedor de productos para el huerto familiar, que tiene una corta ficha sobre la forma de cultivo del Alficoz .

Así pues, con estos datos y otros dispersos que encontré por aquí y por allí, creo poder escribir una guía más o menos correcta de cultivo, (siempre abierta a cambios futuros que la puedan mejorar). En caso de no encontrar información imprescindible, seguí las normas de cultivo adecuados a los pepinos y el melón.

Descripción general

El Alficoz es un variedad de melón denominada flexus, su nombre científico es  Cucumis melo flexuosus, una cucurbitacea de la familia de los melones que a caracteriza por tener un fruto muy alargado, que a veces, de dejarlo crecer, hasta su maduración puede alcanzar hasta los tres metros de longitud,  y que se retuerce, por lo que vulgarmente también se el conoce por melón serpiente.

Uno de los primeros problemas que te encuentras, es que su nombre vulgar es bastante variable, lo que dificulta mucho la búsqueda de su cultivo en Google, la propia grafía del nombre vulgar varía y hay quien le denomina alficot, y hay quien le denomina alficoz y no he sabido cual de ambas grafías es la correcta, aunque yo me he pronunciado por la segunda.

Por otra parte, puesto que su sabor es claramente el de pepino, hay quien los considera indebidamente pepinos y quien los considera melones, así encontramos a veces que se le llama “pepino de alicante“, “melón serpiente” y otros muchos nombre similares o absolutamente dispares como “uri”. Por último algunas personas la confunden con sus parientes de la familia cucurbitacea, calabazas de forma similar, como la “calabaza de la serpiente” o “calabaza club“, Trichosanthes anguina.

Mirando por Internet he encontrado esta colección de nombres, cohombrillo amargo, elaterio, verdelobo, alficoz, balsamina picante, cogombrillo amargo, cohombro, , meloncicos, meloncicos del diablo, meloncillos locos, momordico, pepinillo, pepinillo amargo,, pepinitos, pepino amargo,  pepinos de lagarto,etc.

Por otra parte, estando la mayor producción en la parte más cálida de Asia, se le conoce internacionalmente, como “pepino de Armenia“, todo ello hace que se dificulte su difusión pues si por ejemplo una receta indica que se utilice Alficoz, y en el mercado lo llaman Pepino de Alicante, si no conocemos perfectamente lo que queremos, no sabremos encontrarlo.

Confirmamos que el alficoz en un melón que se cultiva principalmente en las zonas cálidas de Asia, tanto en China como del Sudeste Asiático, mientras que en Europa el gran productor es Turquía y de forma local, en España se cultiva por el Levante, principalmente en Alicante u Murcia. Se considera la India como el centro de domesticación de la especie, pues es donde mayor variabilidad genética se encuentra. Afganistán y China son considerados centros secundarios de diversificación del melón y también en España la diversidad genética es importante.

En la cocina sustituye con ventaja al pepino en cualquier receta, pues tiene un sabor mucho más suave y se digiere con más facilidad, por lo que aconsejo si lo encontráis en vuestro mercado sustituirlo siempre por el pepino en gazpachos y ensaladas y cualquier otro uso.

Es una planta del familia de las Cucurbitaceae de nombre científico es Melo flexuosus. Planta anual herbácea, de porte rastrero. Con un sistema radicular: abundante, muy ramificado y de rápido desarrollo. El tallo principal: están recubiertos de formaciones pilosas, y presentan nudos en los que se desarrollan hojas, zarcillos y flores, brotando nuevos tallos de las axilas de las hojas. Las hojas son redondeadas, casi en forma de riñón con cinco lóbulos. Las hojas también son vellosas por el envés.

Las flores son monoicas (flores individuales que son macho o hembra, pero ambos sexos se encuentran en la misma planta) y se polinizan fundamentalmente mediante los insectos. Las planta admiten la autopolinización, pero con frecuencia se da polinizaciones cruzadas con polen de otro tipo de melones. Tanto las flores masculinas como las femeninas son pequeñas de color amarillo pálido, con cinco divisiones redondeadas

Las polinizaciones cruzadas pueden dar lugar a frutos híbridos de poco valor pues no serán mi buenos pepinos ni buenos melones. En función de las regiones y los entornos, la distancia de aislamiento aconsejada con otras variedades de melones debe ser entre 400 metros a un kilómetro. Por ello puede ser conveniente auto polinizarlos con un pincel fino para conseguir para una polinización óptima.

El fruto es alargado de forma sinuosa y asurcada de gran longitud que cuando se consumen, a veces llega a pasar del metro y su grosor de 7 CMS. en su parte más abultada. Se han alcanzado frutos que en a su total maduración que han alcanzado hasta 3 metros de largo y 9 centímetros de diámetro, casi siempre doblado y retorcido.

Las semillas se parecen más a las de un melón que un pepino y en el momento de su consumo en mesa han de encontrarse absolutamente en leche para que sean tiernas y no amarguen, ello obliga a cortar los frutos aun verdes, cundo han alcanzado un diámetro de unos 6 cm. de diámetro.

Su sistema radicular consiste en muchas raíces secundarias muy largas y ramificadas que se unen una central corta y poco profunda formando un tallo que en la base tiende 2 a cuatro centímetros. Este tallo crece echando hojas alternativamente a derecha y a izquierda.

Su gran envergadura no la hace adecuada para su cultivo en tiestos pudiendo solo intentarse en jardineras de gran tamaño.

Requerimientos del cultivo

Temperatura

El Alficoz es de climas cálidos y no excesivamente húmedos, por lo que en regiones húmedas y con escasa insolación es difícil su desarrollo apareciendo alteraciones en la maduración y calidad de los frutos. Las zonas ideal de cultivo en la península es el Levante, principalmente las provincias de Alicante y Murcia, y además necesita pleno sol, no se desarrolla bien a la sombra. Aguanta mal el frío.

Las temperaturas críticas varían para cada estadio del desarrollo. En cualquier caso se paraliza el desarrollo por debajo de los 5 ºC, y de ser persistente esta temperatura la planta perece. Al comienzo de su desarrollo precisa temperaturas que no desciendan de los 18ºC, con un suelo que no descienda de 12ºC. En el momento de la germinación la temperatura no debe descender de los 17ºC estando la temperatura optima por los 25ºC

Aguantando sin problemas máximas de 35ºC si conserva la suficiente humedad.

Las mismas temperaturas entre 17 y 35ºC con una óptima alrededor de lo 25ºC son las adecuadas para la floración, necesitando para la maduración del fruto un mínimo de 27ºC. Estas temperaturas de alguna forma limitan las regiones donde este fruto puede crecer sin excesivos cuidados, aun que podemos ampliarla fuera de ellos si la primera fase del desarrollo la realizamos en macetas dentro de un invernadero.

Humedad

La primera cosa que debemos estar atentos los huertanos es a dos peligros  oidio y mildiu, dos enfermedades comunes de los pepinos y melones por lo que deben aplicar normas preventivas contra los hongos espaciando principalmente los riegos para permitir periodos secos alrededor del cuello de la planta..

Al inicio del desarrollo de la planta la humedad relativa debe ser del 65-75%, en floración del 60-70% y en fructificación del 55-65%. Por encima del 80% hay riesgo de pudrirse por los hongos, pero también una sequedad por debajo del 50% afecta la polinización de las flores y dificulta la fijación del polen al estigma de la flor.

Riego

Es importante que el suelo drene bien pues los encharcamientos causan la asfixia radicular y podredumbres en frutos. Necesita bastante agua en el período de crecimiento y durante la maduración de los frutos para obtener buenos rendimientos y calidad. Se debe dejar secar la superficie de la tierra entre riego y riego para combatir la podredumbre, por ello es mas adecuado colocar los planteles en lo alto de un amplio surco y regar abundantemente “a manta” el pie del surco para que el terreno próximo a la planta se sature de humedad, seguido de prolongadas fases sin regar.

Conviene que la planta quede apoyada en los surcos de modo que permanezca separada del suelo húmedo y conviene situar bajo los frutos ladrillos u otros soportes que permitan la circulación del aire por debajo.

La extracción máxima de agua y de nutrientes tiene lugar justo después de la floración del alficoz. Durante la fase de floración, si el cultivo se muestra sano, puede ser conveniente provocar una ligera sequía que provoque un estrés hídrico para facilitar el “enganche” de las flores recién cuajadas.

Tambien se puede  utilizar goteros si tenemos una cantidad de agua reducida o esta es de alto coste, como el agua potable de uso doméstico. En ese caso colocaremos varios los goteros rodeando la planta a cierta distancia por ejemplo una circunferencia a 20/30 cm del tallo

El consumo medios es aproximadamente de un 3 litros de agua por planta y día cuando la planta ha alcanzado el máximo tamaño, La calidad del agua de riego es otro factor a tener en cuenta, a peor calidad, mayores son los volúmenes de agua, ya que es necesario desplazar el frente de sales del bulbo de humedad.

Luminosidad

La planta exige estar expuesta a mucha luz, lo ideal es a pleno sol, es planta que crece mal a la sombra pese que haya mucha luz. Si se decidiera criar en invernadero puede ser crucial la interrelación entre la temperatura diurna y nocturna y la luminosidad.

La duración de la luminosidad en relación con la temperatura, influye tanto en el crecimiento de la planta como en la producción de las flores y ritmo de absorción de elementos nutritivos.

El desarrollo de la flor está estrechamente influenciado por la temperatura y las horas de iluminación, de forma que días largos y temperaturas elevadas favorecen la formación de flores masculinas, mientras que días cortos con temperaturas bajas inducen el desarrollo de flores con ovarios.

Suelo

No es muy exigente en suelo, pero prefiere suelos ricos en materia orgánica, profundos, mullidos, bien drenados, con buena aireación y pH comprendido entre 6 y 7. Tolera moderadamente la salinidad tanto del suelo, como en el agua de riego, aunque esta salinidad supone una reducción de la producción.

En cambio es sensible a carencias de microelementos como de abono. Es un cultivo que necesita un rico abonado. Tambien es necesario que el suelo sea escaso en arcillas para que drene con facilidad y no se encharque.

Variedades de Alficoz

No conozco más variedad que la que habitualmente se siembran por Alicante, En Turquía, productor principal debe tener mayor variedad de este tipo de hortalizas, pues en fotografías he visto frutos con variedad de coloridos y lisos y no con estrias coo los que conozco en España, pero estas variedades no llega a España.

Las semillas que tiene Semillas Batllé  producen frutos con las siguientes características, frutos de forma sinuosa y asurcada de gran longitud que a veces llega a pasar del metro y su grosor de 10 a 12 cms. en su parte más abultada. Es de color verde oscuro, marcado con surcos longitudinales profundos de un verde más pálido, siendo más grueso en el extremo de la flor. El cambio color de la fruta a amarillo marca la maduración, momento en el cual tiene un olor fuerte melón.

Sin embargo no es planta que produzca todos los frutos iguales, en una misma planta se pueden encontrar frutas rodamiento que son de largo y retorcido y otros son anchas y ovales. A veces incluso el mismo fruto será delgado y serpenteante en el lado del tallo, pero hinchado en el otro extremo similar a un melón.

Hay que cortarlos y consumirlos cuando aun no han alcanzado la maduración total par que conserven el sabor a pepino, aun que mucho más suave y digestivo. Donde mejor se conserva es en el frigorifico. Es preferible consumirlo en poco tiempo pues no aguanta mucho tiempo.

Si se les deja crecer en exceso, las semillas se endurecen y amargan mientras que pulpa adquiere un sabor demasiado dulce para sustituir al pepino.

Calendario de cultivo

Sembrado

Se puede elegir entre un sistema u otro dependiendo de la época de cultivo, pero para producciones precoces estamos obligados a realizar la siembra en semillero debido a la limitación de la temperatura del suelo. En Murcia y Alicante se utiliza el siguiente calendario de cultivo

No se suele realizar realiza siembra directa si hay riesgo que la temperatura baje en la moche por debajo de la 15 grados, aun que se puede defender la siembra bien con campanas individuales (hechas con botellas de plástico de 8 litros o mediante túneles de plástico si se realiza grandes cultivos. Por ello lo habitual es sembrarlas en tiestos en semilleros de cama caliente durante los meses de Febrero a Mayo

Si se siembra directamente se hacen hoyos con un marco muy amplio  150×100 cm haciendo un hoyo que se rellenan de mantillo y se  siembran cuatro o cinco semillas que hayan estado igualmente a remojo de durante unas 10 horas, para posteriormente reducir en cada hoyo las plantas a las dos más vigorosas.

Por tanto para obtener una planta necesitaremos partir como media de seis semillas para terminar seleccionando la mejor

En cualquier caso, para proteger las plantas del frío se hace un hueco o se rellena el tiesto con mantillo y una ligera capa de tierra encima donde se depositan ligeramente enterradas 3 semillas que se han tenido previamente en remojo unas 10 horas, de las que después se seleccionará la planta mas vigorosa, cortando las otras dos.

Posteriormente, un mes después aproximadamente, (de Marzo a Junio), se trasplantan a los bancales con un marco muy amplio  150×100  colocando dos plantulas en cada hoyo.

En las plantas trasplantadas en Marzo y Abril conviene proteger la planta del frío por la noche, como en un huerto familiar podemos cubrirla con un plástico colocado sobre unos soporte se medio circulo de alambre hincados formado una cruz sobre la planta a modo de cúpula hasta que se aleje el riesgo de noches frescas. Mientras que las plantas trasplantadas en Mayo y Junio, a partir de septiembre habrá que protegerlas por la noche si queremos que sigan dando frutos en Septiembre y Octubre.

El fruto lo empezarán a producir unos cinco/seis meses después de su siembra por lo que en Murcia y Alicante se producen hacia los meses de Junio a Octubre. Recolectar  el fruto cuando alcance una longitud de 25 a 30 cm y un grosor de 3 a 5 cm  No conviene consumirlos más grandes pues pierden el sabor a pepino y las semillas se vuelven duras.

Una misma planta va produciendo frutos por un largo tiempo y como estos son de gran tamaño y como normalmente el consumo familiar de pepino es bajo, para una familia de cuatro personas creo suficiente plantar una planta en Febrero y otra en Mayo para tener suficiente suministro durante todo el periodo al principio. Por lo que tendremos suficiente con 12 semillas

Para conseguir semillas para el año siguiente, proceder como con los melones, seleccionar una buena planta que haya resistido buen las epidemias y depredadores y que haya dado buena producción. Dentro de ella un fruto que mejor presente las características del Alficoz, con el fin de evitar en la medida de lo posible plantas que se hayan hibridado con polen de otro tipo de melones.

Dejarlo madurar totalmente unido a la planta, antes de que comience su pudrición, abrir el fruto y poner a secar en sitio húmedo y seco sus pepitas y separa a mano las semillas pequeñas y las defectuosas así como cualquiera que por el motivo que sea no sea uniforme con la mayoría y deja secarlas al aire completamente, sobre un papel absorbente. Se guardan en un sobre hecho con papel secante y etiquétalo poniendo la fecha. Escribe una nota con los periodos de siembra y cuidados característicos de esa variedad e introdúcela con las semillas y cierra el bote y guarda todo en un frasco de cristal hermético en sitio fresco y seco.  Por fuera rotule el bote con el nombre de la variedad y la fecha. Las semillas se conservan por varios años en estas condiciones pero es preferible utilizarlas a la siguiente estación.

Acolchado

Consiste en cubrir el suelo del bancal con una película de polietileno negro de unas 200 galgas, con objeto de: aumentar la temperatura del suelo, disminuir la evaporación de agua, impedir la emergencia de malas hierbas, aumentar la concentración de CO2 en el suelo, aumentar la calidad del fruto, al eludir el contacto directo del fruto con la humedad del suelo. Puede realizarse antes de la plantación, o después para evitar quemaduras en el tallo.

Invernaderos de túnel

En plantaciones tempranas, una vez realizado el trasplante, se puede proceder a la colocación de tunelillos de plástico para incrementar la temperatura. Para ello se colocan arcos de alambre cada 1,5 metros aproximadamente, que se recubren con un film que se sujeta al suelo con la propia arena. El film que mejores resultados está dando es el polímero EVA, que además de proteger de las bajas temperaturas, impide el goteo por condensación, evitando o reduciendo el riesgo de pudrición.

Como en un huerto familiar se plantan muy pocas plantas se procede a crear con cos semicírculos de alambre una especie de cúpula encima de d cada planta que se cubre con el plástico. Deberemos abrir de día periódicamente el plástico un rato para dejar que escape el vapor de agua que puede crear un ambiente propicio para la proliferación de hongos.

Poda

No he encontrado  literatura referente a la poda del alficot, por lo que supongo que esta no es necesaria, máxime cuando se busca en esta planta es tener un alto número de frutos de pequeño tamaño, pues uno de los problemas de esta hortaliza es que sus frutos son muy grandes para el consumo que habitualmente hace de pepino una familia. Por tanto en principio parece adecuado no podar para tener más frutos de menor tamaño.

En cambio debemos hacer revisiones periódicas para retirar las hojas enfermas o viejas, con el fin de aumentar la aireación de la planta y la insolación de los frutos, lo que redundará en su beneficio. Como medida de precaución retirar del bancal lo cortado con el fin de evitar propagación de enfermedades. Los restos cortados se pueden echar en la compostera, salvo que haya en alguno claros síntomas de enfermedad, en cuyo caso, lo más prudente es quemarlos.

Enfermedad del Alficot “Colapso” o “muerte súbita del melón”

Uno de los problemas que tiene el alficoz el “colapso” o “la muerte súbita” de la planta, una enfermedad que padecen en general los melones, aunque hay determinadas variedades que la soportan mejor que otras, por lo que las variedades comerciales suelen ser especies híbridas de plantas de buen fruto con plantas resistentes. Según parece el Alficot, es de las planta que aguantan poco esta enfermedad y no existen en el mercado especies híbridas que sean resistentes a esta enfermedad. Según parece la enfermedad viene asociada a la presencia de determinados hongos del suelo. Por tanto una medida preventiva básica y extensible a cualquier hortaliza es cumplir escrupulosamente el ciclo de rotación de cultivos.

Como medidas preventivas adicionales seguiremos otras que tambien son comunes a cualquier hortaliza:

  • Utilizar semilla sana.
  • Eliminar restos de cultivo tanto alrededor como en el interior de los invernaderos.
  • Ventilación para disminuir la humedad relativa.
  • Evitar exceso de humedad en suelo. Retirar goteros del pie de la planta.
  • Deben retirarse los frutos infectados y hojas enfermas o secas.

Otra medida preventiva sería a solarización de la parcela  que vamos a dedicar a este cultivo, algo que deberemos haber previsto con suficiente  tiempo pues esta práctica solo se puede realizar durante el verano.

Un tercer sistema es la desinfección del suelo mediante riegos funguicidas, sistema que no recomiendo en absoluto para un huerto familiar pues el uso de fitosamitarios es siempre peligrosa en un huerto de reducidas dimensiones donde es imposible tratar una parcela sin que la contaminación se extienda por todas las cercanas, aparte que el riesgo que suponen para l propio aficionado el uso de estos productos

Queda un cuarto método totalmente inocuo  seguro, a la vez que distraído para el horticultor aficionado que es injertar las plantas de alficoz en pies de variedades de calabaza resistente a esta enfermedad, algo que recientes experimentos han demostrado que es sumamente eficaz.

Injertado del Alficoz.

Tratamos de conseguir el injerto del alficoz sobre plantas de calabaza,  resistentes a esta enfermedad, en el documento que he encontrado utilizan como pié la Cucúrbita híbrida RS-841 de Royal Sluis, pero muy probablemente vale cualquier calabaza de resistente a enfermedades como por ejemplo.

Para ello, una semana antes de sembrar las semillas de Alficoz sembramos la variedad de calabaza resistente, por ejemplo, la Calabaza dulce “Buen Gusto” de Semillas Batlle Semillas que se siembran igual que las de Alficoz, incluso manteniéndolas en remojo previamente las semillas unas 10 horas. Pasada la semana después se siembran normalmente las semillas de Alficoz.

Tres semanas después se procede a injertar el brote principal del Alficoz en la plántula de calabaza, que se mantiene una semana más en el semillero, con el fin de que de tiempo a agarrar el injerto.

No he encontrado un video de injertos de Alficoz pero he encontrado un vídeo de injertos del tomate que es similar y que nos explica claramente como llevar a cabo el injerto.

Este método de injertar plantas de frutos escogidos en plantas de resistentes es general en muchos cultivos como por ejemplo el tomate como hemos visto y es un sistema aceptado por las estrictas reglas de los “Huertos Ecológicos”.

Aporcado

Con el fin de favorecer la formación de raíces se suele cubrir la parte inferior de la planta con arena. El rehundido es una variante del aporcado que se lleva a cabo doblando la planta, tras haber sido ligeramente rascada, hasta que entre en contacto con la tierra, cubriéndola ligeramente con arena, dejando fuera la yema terminal y un par de hojas.  Buscamos aumentar la superficie con raíces.

Sobre todo se suele realizar en terrenos muy arenosos, que necesitan mayores raíces para el aporte de alimentos, en terrenos ricos no es necesario, aunque un poco de aporcado del tronco nunca viene mal.

Abonado

Como todos los melones el Alficot es una planta ávida de abono el nitrógeno abunda en todos los órganos; el fósforo también es abundante y se distribuye preferentemente en los órganos encargados de la reproducción (ya que es imprescindible en las primeras fases de elongación del tubo polínico) y en el sistema radicular; el potasio es abundante en los frutos y en los tejidos conductores del tallo y de las hojas; el calcio abunda en hojas, donde se acumula a nivel de la lámina media de las paredes celulares y juega un papel fundamental en las estructuras de sostén.

Una nutrición deficiente en nitrógeno produce una fuerte reducción en el crecimiento total de la planta, con especial incidencia en el sistema radicular, aunque los demás elementos se encuentren en concentraciones óptimas. El tipo de sal utilizada como fuente nitrogenada también puede influir sobre el comportamiento de la planta, según su facilidad de asimilación. Sin embargo como en todo la virtud es el término medio Durante la floración un exceso de nitrógeno se traduce en una reducción del 35% de las flores femeninas y casi del 50% de las flores hermafroditas.

Una deficiencia en fósforo puede ocasionar la disminución del crecimiento de la parte aérea en un 40-45%, que se manifiesta tanto en la reducción del número de hojas como de la superficie foliar, y en un 30% para la raíz. Cuando concurren niveles deficientes de fósforo y excesivos de nitrógeno durante la floración y fecundación, se produce una reducción de hasta el 70% del potencial de floración y una disminución considerable del número de frutos fecundados.

Una deficiencia severa de potasio durante la etapa de floración puede producir una reducción de hasta el 35% del número de flores hermafroditas.

Todo ello nos lleva a un abonado previo a la siembra generoso  de todos los elementos , lo ideal es añadir un abono de origen natural bien curado a vermiculita, de no ser posible, añadir junto con materia vegetal inerte como compost o mulching un abono bien compensado con los tres elementos nitrógeno, fósforo y potasio en una cantidad media lejos de los máximos recomendados por el fabricante y añadir más abono en el momento previo a la floración, Existen en el mercado abonos complejos sólidos cristalinos y líquidos que se permiten una dosificación adecuada.

No olvidar el aporte de microelementos, pudiendo encontrar en el mercado una amplia gama de sólidos y líquidos en forma mineral y en forma de quelatos.

Puntualmente ayudar a la planta en momentos críticos de su desarrollo o bajo condiciones ambientales desfavorables, que mejoran las condiciones del medio y facilitan la asimilación de nutrientes por la planta.

Félix Maocho

En extractado y adaptado de varias fuentes siendo la principal las instrucciones para el Cultivo de melones de Infoagro 

Otras direcciones de interés

  • Ensayo sobre el injerto del alficoz, para obtener alficoz resistentes a la “muerte súbita”
  • Horticasa – la mejor explicación de cultivo que he encontrado
  • Kuka lugar de donde he tomado la ilustración sobre los periodos de siembra y recolección

 

indice

3 septiembre 2012 - Posted by | Horticultura | , ,

5 comentarios »

  1. […] En la cocina sustituye con ventaja al pepino en cualquier receta, pues tiene un sabor mucho más suave y se digiere con más facilidad, por lo que aconsejo si lo encontráis en vuestro mercado sustituirlo siempre por el pepino en ….  […]

    Pingback por Huerto familiar – Cultivo del alficoz « Felix Maocho | ecoagro | Scoop.it | 7 septiembre 2012 | Responder

  2. Hola, vivo en la sierra de Madrid y los puse el año pasado a modo de prueba en el huerto, se dieron bastante bien, de sabor excelente y fáciles de cultivar, este año he puesto muchísimas matas, sustituyendo al pepino, os animo a cultivando, saludos.

    Comentario por juan | 19 mayo 2013 | Responder

    • La sierra es un lugar magnífico para para tener un huerto, salvo durante los meses de invierno en el que el frío y la nieve lo hacen impracticable. Nueve meses al año es tiempo suficientes para tener magníficas cosechas, sobre todo si se complementa el huerto con un semillero caliente o mejor un buen invernadero.

      Comentario por felixmaocho | 19 mayo 2013 | Responder

  3. Hola referente al melon serpiente hay dos clases mi esperiencia fue que un vecino del huerto familiar lo sembro y eran alargados y gusto al pepino al principio y regusto de melon maduro al final,yo compre semilla de la casa rocalba para plantar y eran como el pepino mas grande y grueso y tenia gusto a pepino si quieres te enviare fotos de mi cultivo.hasta pronto.

    Comentario por nyx | 19 julio 2013 | Responder

    • realmente son pepinos suaves, pero melones, pepinos u calabazas, son especies muy próximas de la misma familia botánica y tiene muchas variedades que entre todas forman casi un continuo de una espeie a la siguiente

      Comentario por felixmaocho | 19 julio 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: