Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Hacer un huerto urbano partiendo desde cero

Por Félix Maocho
9/5/2012

Hoy campo y ciudad son dos conceptos contrapuestos, donde hay campo no hay ciudad y viceversa. Esto se ha debido al crecimiento desmesurado de las ciudades, pues antiguamente las ciudades estaban rodeadas de campo y los suburbios, que etimológicamente dice “bajo la ciudad” eran huertos y fincas de cultivo que alimentaban a los habitantes de la ciudad.

Si bien dentro de la ciudad limitada por una muralla defensiva las edificaciones se amontonaban y llenaban todo el espacio disponible, bastaba que con un corto paseo, los habitantes cruzaran las puertas de la muralla, para encontrarse en pleno campo junto a las tierras y los ganados que les daban de comer.

Hoy en cambio no necesitamos de las murallas para sentirnos seguros, pero la ciudad se ha rodeado de unos suburbios de cemento que a su vez les rodean mas y más suburbios totalmente urbanizados, de forma que en las grandes urbes tiene que recorrer mas de 40 km. para llegar a ver campo.

Como reacción a esta situación desde hace relativamente poco tiempo se está levantando una conciencia, tendencia, o moda, como quieran definirlo, que propugna la introducción en la medida que se pueda de la naturaleza dentro de las ciudades. A mi ordenador llegan todos los días acciones en este sentido. Acciones como crear los tejados verdes, o cubiertas vegetales,  jardines verticales,      macetohuertos, o cultivos en terrazas y balcones, son cada día noticias más habituales.

Otro movimiento es la colonización de parcelas de cultivo por personas que desean cuidar un pequeño huerto. Uno de los negocios más florecientes en esta época de crisis, es parcelar en pequeños lotes,. Viejos huertos próximos a la ciudad, imposibles de adaptar a las exigencias de los nuevos métodos de cultivo y que por ello, estaban hasta hace poco abandonados, para alquilarlos a particulares que desean tener un pedazo de tierra para cultivar.

Respondiendo a este deseo muchos ayuntamientos están transformando en huertos sociales,  muchos viejos terrenos que tenían sin utilizar, pues por un lado cubren una demanda social creciente y por otro dan uso a terrenos que de otra forma tendrían que transformar en jardines con el correspondiente coste a cargo de las arcas municipales.

Sin embargo es la gente, quien por las buenas ocupa terrenos baldíos y abandonados. Con ello ocurre que se producen enfrentamiento con los propietarios de estos terrenos sin ningún uso tanto si la propiedad es pública. como si lo es privada ,

Hay problemas derivado del uso temporal de propiedades improductivas que deberían ser contemplados de una forma más realista en las leyes. Por un lado, parece absurdo que una finca permanezca cerrada sin producir ningún fruto, (ni impuesto derivados de esa producción), porque el propietario del terreno no ha encontrado de momento una actividad rentable para ese inmueble. De otra parte tampoco puede ser que quienes ocupan una finca baldía por el solo hecho de hacerlo arrebaten los derechos que sobre la propiedad tiene su legítimo propietario.

Como ocurre en el caso de la ocupación de viviendas debería existir una legislación para estas situaciones que permitiera el aprovechamiento de esos bienes sin que ello supusiera la pérdida de derechos del propietario. A mí me gusta mucho la legislación inglesa que permite la ocupación de inmuebles abandonados a quien quiera hacerlo, sin que ello suponga merma de derechos de sus legítimos propietarios.

En las islas británicas, cundo tu no se desea seguir ocupando una vivienda pero de momento no la piensas dar ningún uso, por que no piensas construir inmediatamente o porque has cerrado el negocio que había allá etc.,  tiene la obligación de informarlo a la policía y entregarles las llaves del lugar, supongo, no lo sé, que con ello obtienes además una serie de pequeñas ventajas, como puede ser no pagar el IBI o no ser responsable de lo que pueda ocurrir a quien se introduzca en el interior de la vivienda.

Cuando la policía recibe este aviso inspecciona el lugar y si no hay riesgo de ser habitado porque no está en ruina inminente sino solamente deshabitado, incluye el inmueble en una lista. Cuando alguien desea ocupar uno de estos inmuebles va a la policía pide permiso y elige uno vacío, que puede ocupar legalmente, razón por la cual en Inglaterra no hay ocupas ilegales.

El “ocupa” puede vivir tiempo indefinido en ese lugar hasta que la policía le avise, (supongo que con un plazo prudencial, digamos un mes), que debe desalojar ese c local, aun que puede ocupar otro edifico que exista en las mismas condiciones en otro sitio.

El okupa sabe que las labores de acondicionamiento que haga en ese inmueble, es a su costa y a fondo perdido pues lo que no se puede llevar, como obras de albañilería y pintura o arreglos que haya hecho en el edificio se quedan en la casa, pero tambien en le tiempo en que haya estado viviendo que nadie le garantiza cuanto va a ser no ha pagado nada.

Por su parte, cuado el propietario decide a dar un nuevo uso al inmueble, avisa a la policía  que le devuelve la propiedad vacía tal como la entregó, (supongo que después de l plazo prudencial necesario para avisar a los okupas). De esta forma se aprovecha por quien tiene necesidad de ello un bien que su legítimo propietario no desea o puede aprovechar de momento, sin que ello suponga ninguna hipoteca o minusvaloración de la propiedad.

Algo parecido debe poderse hacer con los solares que quedan por uno u otro motivo abandonados en medio de la ciudad, Así se explica que el Ayuntamiento de Londres tenga la intención de haber puesto en marcha 2012 huertos en la ciudad para este año 2012

Si en España tuviéramos una legislación similar, nos libraríamos de muchos conflictos con los okupas, de difícil defensa moral pues se hace difícil entender que se pueda tener una propiedad abandonada sin beneficio para nadie mientras que a unos ciudadanos, precisamente los más necesitados de la sociedad, se les obliga a dormir en la calle. http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/438662/desalojados/los/okupas/la/fabrica/sombreros.html

De igual forma los conflictos habidos en Benimaclet con el BBVA. no se habría producido pues es evidente que el BBVA no tiene inconveniente en que alguien use ese terreno lo que no desea es que por tal acción se le devalúe su propiedad. Urge por tanto, que estas leyes se actualicen y permitan aprovechamientos de cosas que están hoy inexplotadas de una forma justa y ecuánime.

Desarrollo de un huerto urbano

Sin embargo la presión por hacer un huerto continúa en todas partes. Un lector de este blog, AurelioApe de Cantabria, me ha mandado una relación de su caso, que puede ser un ejemplo típico de iniciación de un huerto urbano. Su caso, como el de los vecinos de Benimaclet se trata de la “colonización” por parte de los vecinos de un terreno.

Desconozco si el terreno es de propiedad pública o privada, pero en este caso no ha habido problemas con la propiedad, por tanto si bien legalmente se trata de una ocupación “ilegal”, la acción se ha llevado pacíficamente y de momento nadie ha protestado. Los vecinos en la mayoría de los casos, carecen de la menor experiencia en huertos pero están llenos de ilusión y el espacio es un solar ciudadano es decir que contiene muchos restos de a antigua construcción que tuvo anteriormente, con lo que hoy han transformado un solar pelado y lleno de escombros en una parcela verde de su ciudad.

AurelioApe comenzó su huerto el 28 de diciembre de 2011. Esta imagen da clara muestra de cómo se encontraron “la parcela cuando empezaron la zanja que transformaría el solar en huerto. Como ven abundan los cascotes el terreno esta muy duro y apelmazado y abrir una zanja a pico es realmente duro. Los escombros le obligan a cavar profundo para retirarlos. Su proyecto es hacer tres bancales de 90 cm de ancho por 4,5 de largo, con unos 60 cm de profundidad, siguiendo las enseñanzas de Jonh Seymour en su libro “El Horticultor autosuficiente.

Unos pasenderos, “empedrdos con los cascotes que saca de los bancales le valen para cultivarlos sin pisarlos nunca, es la técnica que se llama de bancal profundo. La tierra es removida, cribada, y depositada de nuevo en el bancal mezclándola con paja y con estiércol de caballo, para esponjarla y fertilizar.

Si van a iniciar un huerto aconsejo lo siguiente,  durante dos o tres días antes de abrir la zanja, rieguen generosamente el terreno que piensan picar. La razón es que el terreno tiene siempre algo de arcilla, que es un producto que se dilata con la humedad, ello esponja la tierra y se ablanda en buena medida haciendo menos dura la labor del pico.

Por otra parte aconsejo la utilización de medios mecánicos que faciliten la excavación en una finca donde pueda entrar un tractor, aconsejo antes pasar un rotovator que rompe una capa superficial de unos 12/15 centímetros.  Se puede también arar a vertedera que profundiza más o menos 20 cm y en casos extremos se puede pasar un subsolador que profundiza a 50/60 cm.

El inconveniente que tiene esta labor es que es cara pues el tractor tiene que tener la potencia suficiente para realizarlo de 20 CV en el rotovaor a 80 CV en el subsolado como mínimo por lo que la encargar esta labor habremos de pagar la amortización de tractor, y aperos, (pues se consume bastante hierro en las rejas, el combustible y las horas del tractorista. .

Una segunda opción es alquilar un compresor de obras y perforar con martillos neumáticos las zanjas. Esta solución es más económica y además tiene la ventaja que la limitas a las zanjas donde quieres hacer los bancales y no a los senderos entre ellos. Para trabajar e con un martillo neumático conviene ponerse de acuerdo una cuadrilla para que mientras unos piquen el terreno los demás retiren con palas la tierra excavada. Si lo hacen así no olviden utilizar protección de oídos pues el ruido del aparato es ensordecedor y daña la audición.

Nuestro amigo Aurelio nos ha enseñado que hay una tercera forma de hacerlo que es a pico y con paciencia. Si uno no tiene mucha prisa y desea hacer ejercicio pues o es otra opción si hay muchos que paga por castigarse el cuerpo en un gimnasio, bien se puede hacer gratis el darle al pico para aquello que realmente nos ilusiona. Por último en este caso, ya ven el equipo necesario, pico y pala, una carretilla y un cedazo hecho con unas tablas y una tela metálica para separar los cascotes de la tierra.

En esta segunda fotografía se ve la labor ya más adelantada un bancal se ve ya lleno de tierra suelta, mientras que los otros dos que forman “su parcela” se encuentran ya en una fase avanzada de construcción. Si se fijan en la foto se ven las parcelas de otros mas adelantados en plena producción. En el bancal terminado  a 12 de enero 2012 que es cuando es esta foto Aurelio ha plantado medio bancal con unos 70 ajos, unos 170 rábanos y unas 56 acelgas. Que van creciendo mientras termina los otros

Verán que con los ladrillos que van saliendo de las zanjas han hecho una construcción que parece que rodea una palmera a modo de brocal. Posiblemente sea simplemente una acumulación de ladrillos en grupo para que no molesten. Hacen bien en guardarlos, porque en un huerto no faltaran posteriormente pequeñas edificaciones como semilleros, compostera etc. donde el uso de estos ladrillos reciclados pueda ser conveniente.

Una de las c duda de Aurelio es si ha de tener en cuenta la fase de la luna para la siembra. Mi opinión es que estas costumbres entran de lleno en las tradiciones cuya utilidad no ha demostrado la ciencia. No obstante toda la ciencia de la agricultura se ha debido a la acumulación de tradiciones difícilmente explicables cientificamente sino nacidas de la experiencia,

¿Cómo se sabe cuando hay que plantar los pepinos, pues por que lo dice la tradición lla ciencia tampoco tiene respuestas de porqué unas plantas hay que sembrarlas antes y otras después, indudablemente será debido a que unas hortalizas resisten peor el frío que otras o necesitan más luz para crecer, pero eso es trasladar u el problema de un punto, ¿cuando se siembran las hortalizas? a otro ¿por qué unas hortalizas resisten mejor el frío a necesitan mas luz que otras?

Por tanto sin atreverme a negar la utilidad de tradiciones que han arrastrado siglos de experiencia, tampoco he de creer que cualquier tradición por el mero hecho de serlo es válida, si no fuera así seguiría persignándome cada vez que me cruzo con un gato negro o evitaría vestirme de amarillo.

En concreto en la relación de las fases de la luna con los momentos propicios de las labores en el huerto yo no creo aunque no necesariamente eso no indica que este acertado, simplemente es que en mi corta experiencia no he notado ninguna diferencia, aun que he oído hablar mucho de ello, como tambien la gente habla de los signos del zodíaco.

En esta fotografía se ve el huerto finalizado y con el riego puesto. Una de las cosas que un huerto tiene que tener es agua y electricidad, no es posible regar con regadera un huerto  y para muchas labores utilizaremos máquinas eléctricas, para darse cuenta de las necesidades hídricas de un huerto indico las recomendaciones que da Infoagro para algunos cultivos habituales.

Tomates – “En la práctica en los enarenados de Almería la frecuencia de riego para un cultivo ya establecido es de 2-3 veces por semana en invierno, aumentando a 4-7 veces por semana en primavera-verano, con caudales de 2-3 litros por planta.” Es decir unos 50 riegos de 2,5 litro por planta es decir 125 litros de agua por planta o lo que es lo mismo, mas o menos 12 regaderas del tamaño de un cubo de fregar por planta.

Patatas – “La patata es un cultivo muy exigente en agua. Las alternancias de períodos secos y húmedos dan lugar a modificaciones en la velocidad de engrosamiento de los tubérculos, ya que son el origen de ciertos defectos como: grietas, surcos, estrechamientos, etc. Durante el periodo de tuberización las necesidades hídricas pueden llegar hasta 80 metros cúbicos por hectárea y día.” O sea 80.000 litros por 10000 m2 o  diariamente 8 litro por metro cuadrado por una media de 180 días de cultivo son 1440 litros de agua por m2 es decir 140 regaderas.

En huertos familiares de banca profundo cono son estos el consumo de agua por hortaliza es menor pues las plantaciones son algo mas apretadas y se evita la pérdida por evaporación y tambien la adopción de métodos ahorradores de agua como pueden ser las mangueras exhudantes, pero si bien el consumo por hortaliza es menor en un bancal profundo, al haber más plantas por m2, el consumo de agua por m2 de bancal es igual o mayor.

Es por ello que la existencia de agua corriente en un huerto es fundamental, así como que esta agua sea barata, como por ejemplo la de un pozo, pues si regamos con agua potable, pueden ponerse las verduras por un pico, pues lo que es razonable pagar por lavarnos con seguridad, puede no serlo para engordar unas patatas.

Yo espero y deseo que ese bidón de unos 25 litros de agua se pueda llenara con extrema facilidad pues si no  la cantidad de viajes que se va a dar nuestro comunicante acarreando agua va a ser elevada.

Otra cosa que me cuadra poco es que lo habitual al hacer una zanja, es que la tierra una vez esponjada y más aún cuando se añade una parte apreciable de mantillo y compost ocupe bastante más que el hueco que hemos picado, lo razonable es que sobresaliera unos 10 cm  sobre el nivel del terreno, cosa que en este caso no pasa, bien porque había tantas cascotes, (que ahora, hacen de empedrado en los senderos), que suponían una parte apreciable del volumen o bien porque el sobrante se ha amontonado en toro lado. Lo habitual es terminar el bancal con un ligero terraplén.

Vemos por fin los bancales ya sembrados y con las plantas creciendo. A simple vista veo una tierra un poco pobre. Un antiguo solar es en principio el peor espacio que podemos encontrar para construir, la razón es que para cimentar la casa se eliminó la capa superficial de arena, y con ella el mantillo vegetal en busca de un material firme donde cimentar la construcción, o sea lo menos adecuado para sembrar y son solo eso a es lugar se trasladaron,  muchos materiales calizos, cerámicos y los denominados áridos, que ya su nombre indica su poca aportación a la vida vegetación.

Una segunda fotografía de los cultivos, se ve que las plantas cubren el suelo del huerto.

A pesar de todo lo dicho vemos que las plantas han agarrado y que crecen por lo que es de pensar, que el suelo con los añadidos realizados es menos estéril que en lo que en la fotografía se aprecia

Generalmente el arranque de este tipo de huertos suele ser bastante problemático y solo el aporte de biomasa puede mejorar el suelo original, por ello yo hubiera recomendado sembrar inicialmente un abono verde, como trébol ,alfalfa o alguna leguminosa de alimentación animal, titos, algarrobas, veza. quizá mejor mezclada con avena  y segar y enterar en verde, cuando estuviera crecido, como una forma rápida, económica y ecológica de mejorar la tierra antes de proceder a cualquier cultivo hortícola.

En la siguiente fotografía se vislumbra un sistema de riego que viene a sustituir el inicial.

Un desconociendo lo que es este aparato con detalle, supongo por tener dos mangueras que acaban en el aparato que es un depósito regulador de llenado automático, con por ejemplo una boya de cisterna de water como control de la válvula de entrada de agua, la manguera que acaba en la parte de arriba que riega por gravedad las tuberías que alimentan a los goteros que parten de la parte inferior.

Un aparato de este tipo aun siendo tan básico, parece estar echo con un cubo de basura urbana, tiene la ventaja que al estar todo a la vista una fuga de agua es fácil de observar y de reparar, a veces sistemas más sofisticados que van enterrados tiene el problema que cuando detectas una fuga se han perdido miles de litros de agua y el daño producido con las humedades es más grave.

En la siguiente fotografía se ve los bancales con el situado en primer término con una cañas de enturorado unidas de cuatro en cuatro formando pequeñas pirámides.

.

El primer problema es dónde encontramos cañas, algo que parece obvio no lo es tanto pues las cañas que utilizamos antes deberían ser muy fáciles de encontrar pero hoy resulta más problemático, yo me suministro de buenas cañas en la finca de un vecino que previsoramente para su consumo plantó una mata de bambú, no es que el bambú en nuestra tierra crezca como en el Sudeste Asiático pero al menos crece lo suficiente para reponer las cañas que vamos necesitando pues el bambú es una magnífica caña que nos dura varias temporadas  aun que siempre hay alguna merma por roturas, o porque las cortamos para darlas otros usos.

Cada uno ha de buscar alguna forma de suministrarse de cañas, periódicamente y cuidar las cañas de una temporada a la siguiente por lo que yo las ato con el alambre de jardinería, el típico alambre cubierto de plástico que tiene muchas bolsas de patatas, que se maneja perfectamente con la mano, resiste bastante y se corta si dificultad, incluso con unas tijeras.

La forma que yo solo pongo las cañas en pirámide en los extremos mientras que el resto se apoyan en una caña horizontal al suelo que pasa por la intersección de dos cañas que forman una “V” invertida  y en otra caña horizontal que pasa a media altura por cada lado de la estructura de tienda de campaña que se forma.  La razón es que en esta espaldera puedes desplegar más fácilmente las plantas horizontalmente las plantas y que cuando sobrepasan la barra horizontal las dejo caer simplemente para el otro lado. Sin embargo cada maestrillo tiene su librillo. Lo importante es que la estructura sea lo suficientemente estable para que resista el viento cuando las plantas tapicen ambos lados del entutorado.

Por fin la primera cosecha, un manojo de rábanos

Una cosa que hemos de aprender a controlar es la cantidad que sembramos, no tengo forma de saber cuales son las costumbres culinarias de mi comunicante, pero a mi juicio raro será que en condiciones normales se tome tal cantidad de rábanos en un mes. Este es el típico error de principiante, mi experiencia es que en le huerto, o n se te pierde la cosecha por que la climatología es adversa o tienes una plaga, en cuyo caso obtienes poco más que lo que sembraste, o obtienes mucho más que lo que esperabas, el término medio rara vez lo consigues.

Por tanto una cosa que henos de encontrar es un lugar donde deshacernos de nuestros excedentes, mi consejo es regalar a la familia y amigos poco y casi siempre bajo pedido, no hay ser más odioso que aquel que cuando te acercas a su casa te llena los brazos de verduras que para colmo tu no comes habitualmente como chirivías, remolacha, o achicoria.

Tampoco aconsejo que te dediques a conservar o congelar verduras, parte de las ventajas de comer las verduras del huerto que es comerlas en toda se lozanía y con todo su sabor se pierde en cuando las conservas y aburrirás a tu familia haciendo comer verduras que nunca han comido una vez tras otra, aparte que se te irá más de lo que crres en recipientes, autoclaves y congeladores. Mi opinión es que salvo que alguna conserva te agrade especialmente hacer la pesrsonalmente como puede ser el tomate frito, o el chucrut, o algo así que realmente quieres evita las conservas y utiliza tus energías, dinero y espacio del bancal, el cultivar más hortalizas y más variedades de diferente momento de maduración para poder comer durante mas tiempo verduras frescas. Tengo una ficha con numero de plantas y espacios de cultivo aconsejado para una familia de cuatro personas.

Mi consejo es que si hay algún comedor de caridad lleves allí todos tus excedentes pues sea lo que sea será bien recibido, otra solución, es que lo vendas en un mercadillo pero como para eso tu producción será escasa, llega mejor a un acuerdo con un puesto de venta callejera que te compre la producción y nunca le pidas mas de un tercio de lo que él pueda llegar a sacar. Mejor será que aproveche a alguien que se pudran en la nevera de cualquiera.

Félix Maocho


indice

9 mayo 2012 - Posted by | General, Horticultura |

7 comentarios »

  1. Jolin la primera foto se me figura una estampa para la crisis esta, echaron por la tele hace tiempo cuando el corralito argentino una charla con argentinos de barrios de por alli, y estaban todos secos de dinero cultivando y criando gallinas al lado de sus casas para tratar de comer algo … que miedo son imagenes que da mareo por eso

    Comentario por Antonio Garcia Saenz | 9 mayo 2012 | Responder

    • Está demostrado que el número de huerto familiares es proporcional a la crísis económica que pasa un país. https://felixmaocho.wordpress.com/2009/03/24/huerto-familiar-combatir-la-crisis-a-golpe-de-azadon/

      Pero es que además en todo el mundo esta en auge lo “verde” como antes estuvo temer un jardín

      Comentario por felixmaocho | 9 mayo 2012 | Responder

    • En otra ocasion anterior fue en los primeros noventa, explicaban el estado de supervivencia tipico de los rusos y los paises del este, como esos pueblos y ciudades que dependian por ejemplo de la mineria ahora cerrada, pues el prototipo seria algo asi, cada familia recibe en pensiones y demas del estado como 60 euros al mes, y si logran añadir algo con chapuzas de albañileria y similar, y de lo que dan los huertos propios

      Comentario por Antonio Garcia Saenz | 15 mayo 2012 | Responder

      • Cuando todo falla, volvemos los ojos hacia el hogar de la Nadre Naturaleza, ¡Quien si no es nuestra Madre, se va apiadar de nosotros!

        Comentario por felixmaocho | 15 mayo 2012

  2. Me ha encantado este “reportaje” del hortelano de Benimaclet, eso vaya por delante , pero desde mi humilde parecer le podría “aconsejar” algunos aspectos para “maximizar” la producción de alimentos
    Desde mi experiencia ,( poner a funcionar de nuevo el huerto familiar detrás de la vivienda de mis padres ) la aplicación de métodos que antes se utilizaban poco podría aumentar las producciones
    Todo solar , casi siempre esta vallado con una tapia de ladrillos , en la pared que da cara al sur , se puede fabricar un pequeño invernadero con materiales muy sencillos incluso reciclados de lo que en muchas ocasiones se tira ( palets madreras eyc eyc )y poder “alargar” la temporada de cultivo
    Los lados de los solares que están vallados , se pueden utilizar también como “mesas de cultivo” a tal efecto en internet esta lleno de consejos para “fabricar” estas mesas, asi como de en el lugar mas improductivo ubicar una composteras que pasado un tiempo razonable , nos dara tambien sus frutos en forma de abono organico
    El huerto , maceto-huerto o lo que sea , aparte de ser una fuente de ingresos extras , es también la forma de unirnos a la naturaleza , y si observamos tranquilamente a la madre naturaleza, esta , nos dara todo lo que necesitemos y encima sera sano y agradable
    La parcela que dispongo , no es muy grande , pero suficiente para mantenerme ocupado casi todos los dias y el 90% de materiales que utilizo , son de lo que encuentro en la esquina de la calle en la que hay un almacén de construcción . aunque me quedo asombrado en ocasiones de lo que la gente llega a tirar
    Si alguien esta interesado en saber algo mas de los “inventos horticolas” le puedo “asesorar”
    Ernesto

    Comentario por Ernesto Garcia | 9 mayo 2012 | Responder

    • En mi opinión un huerto familiar, ni vale para ahorrar dinero ni vale para tratar de alimentarte de forma autosuficiente, y digo esto sabiendo que hay muchos que opinan lo contrario. En mi opinión un huerto familiar es ante todo un hobby y un hobby, sea el huerto o jugar al golf, o entretiene o no hay forma de justificarlo.

      Partiendo de la base que te entretiene, hay evidentemente otras ventajas, las principales son dos, una es que haces un ejercicio saludable y la segunda es que tienes la posibilidad de comer hortalizas en su justo grado de madurez, primer y principal razón por lo que las verduras de el hipermercado no saben como “las de antes”.

      Es imposible que una verdura cultivada de forma forzada, para que “madure” fuera de temporada, y que encima ha de cortarse algo verde. para que aguante durante unos varios días, diversos transportes, desde el huerto al centro de clasificación y embalado y de ahí al mercado central y desde él al supermercado y del m supermercado a tu mesa, lo cual supone mínimo cuatro dias y 600 Km., si es desde la península, y mucho más si viene desde Canarias o desde Chile, pueda competir en sabor con algo cortado en sazón que se traslada directamente del huerto a la mesa.

      Fuera de esto, que se puede obtener también comprando las verduras (ecológicas o no), de los pocos huertos locales que quedan, que generalmente se venden en mercadillos, no hay muchas más ventajas, pues según mi opinión, los productos del huerto ni son más sano, ni mas barato, ni en general y salvo en los periodos en que se recolectan las hortalizas más preciadas, los de mejor sabor, porque el que come los productos de su huerto, ha de comer en cada momento lo que la tierra tiene a bien producir localmente, sean nabos, o remolachas, mientras que en la tienda encuentras en cualquier epoca del año, judías verdes, tomates y pimientos, que suelen ser más apetecibles que la cosecha local.

      Por tanto, si de verdad te gusta cuidar un huerto, esta afición no necesita más justificación y es como si te gusta coleccionar sellos, no hay que buscar más razones, pues no son necesarias y si no te gusta, no creo que se encuentre explicación para hacerlo, cuando a 200 metros de tu casa tienes una gran variedad de verduras para escoger y a un precio realmente reducido.

      Podemos adornar nuestro hobby con todas las justificaciones adicionales que queramos inventarnos, ecológicas, sanitarias, económicas y morales, pero no estaremos más que autoengañandonos, solo hay una razón poderosa para tener un huerto, que te apetezca tenerlo. Claro está, que cuando hablo así hablo de tener un huerto en un país como España, si me hablas de Zambia o de Cuba, la cosa cambia, el huerto puede transformarse en la fuente principal de la alimentacion de tu familia, pero esas son otras circunstancias.

      Comentario por felixmaocho | 9 mayo 2012 | Responder

  3. Desde luego que si fuera por horas de “trabajo” que empleo en el huerto tuviera que ganarme la vida , estaria arruinado
    Supongo que cada tomate a precio hora de tiempo , me sale tan caro como si fuera caviar iraní , pero hay dos cosas que no me las puede dar el hipermecado
    El sabor , y la felicidad
    El primero es obvio , lo segundo es comer algo que yo he ayudado a crear ( aunque modestamente )
    Y lo que decias con respecto a coleccionar sellos , soy filatelico y lo que disfruto coleccionando sellos , no me lo puede dar otro pasatiempo
    ¡¡ En fin que siempre sere un poco Quijote ¡¡¡
    Un saludo

    Comentario por Ernesto Garcia | 10 mayo 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: