Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Huertos urbanos, hortalizas entre el asfalto. Una moda verde.

Por Félix Maocho
7/4/2012

Está aumentando mucho la afición al huerto, yo diría que se ha impuesto la moda de cultivar hortalizas.

Gente de ciudad, que hasta hace poco vivían totalmente de espaldas al campo y que de tener un terreno cultivable, lo dedicaban sobre todo a poner una piscina en medio del césped y como mucho cultivaban unas cuantas flores, pretende hoy cultivar hortalizas. Mis canales de información se llenan de noticias relacionada con la demanda de huertos urbanos.

Ante esta avalancha, no puedo más que alegrarme, aunque como yo soy perro viejo y ya he sido espectador de otras modas de urbanita, no puedo más que mostrarme un poco escéptico. A lo largo de mi vida he conocido el furor que se desató por jugar al tenis cuando ganó en Wimbledon Manolo Santana, en todas partes se construyeron pistas de tenis.

No las habíamos inaugurado, para ver como todos se pasaban jugar al Squach  porque lo jugaba el Rey, se abrieron club de Squach en todas partes para cerrar sus puertas poco después, pues hoy en día, lo que está de moda es el Padel, porque a eso jugaba José María Aznar.

Igual pasó con le Jogging, puesto de moda por Jimmy Carter, que desapareció nada más que los ayuntamientos se decidieron por hacer pistas específicas para correr, ( recuerdo en Madrid una en el Retiro y otra en la Casa de Canpo, hoy absolutamente abandonadas), que fue sustituido en el amor del público por el Skateboard, deporte que abandonamos una vez mas cuando nuestros despistados y lentos ayuntamientos habían acabado de construir las feas pistas de cemento que necesitan para sus circenses evoluciones los practicantes, (en Madrid recuerdo una en el Parque Sindical) ,  para pasarnos masivamente a montar en bicicleta, que mucho me temo abandonaremos, tan pronto los ayuntamientos hayan construido los carriles bici por toda la ciudad.

Con este antecedente, nada me extrañará, (aunque me alegraré mucho si me confundo), que dentro de unos años, una vez que los fabricantes nos hayan conseguido colocar el equipo del perfecto hortelano, y los ayuntamientos terminen de construir huertos municipales para todos, abandonen masivamente el público los huertos, para dedicarse a Dios sabe a que, tirar cometas, o bucear en los estanques, volviendo a quedar los cuatro gatos de siempre, que tenían ya un huerto, ante de la actual eclosión del amor por el huerto ·”ecológico” y “sustentable” que se ha levantado.

Por si deseas comenzar, como otros cientos a hacer un huerto, le voy a dar un primer y urgente consejo, antes de ponerse a trabajar como loco, y aún más, antes de comenzar a comprar todo tipo de herramientas y chismes, piense en lo que se realmente va a meter.
El huerto no exige mucha dedicación, pero si esclaviza bastante, pues no se trata de trabajar hoy mucho y dejar adelantado el trabajo porque me voy de viaje, sino de trabajar poco, pero con algo tan poco atractivo como la constancia. Lo ideal, todos los días y como mínimo, una vez por semana.

Si piensa poner el huerto en su vivienda de fin de semana, ¿Cómo lo va a cuidar cuando falles dos semanas seguidas en ir a la “parcela”? Lo ponga donde lo ponga ¿Ha pensado como va a cuidar el huerto en vacaciones, o cuando se ponga enfermo, o le dé pereza, o se deprima, porque una cosecha que ya tenía en la cazuela se ha perdido con un pedrisco? ¿Tiene idea el tamaño que puede llegar a tomar un calabacín si se corta tan solo quince días más tarde de la fecha en que alcanzó el tamaño adecuado?

Mi consejo es que un huerto sea cuidado al menos por dos personas de diferente familia, para que en caso de necesidad, uno cubra las ausencias del otro, no me vale marido y mujer, porque ambos, (y es bueno que así sea), suelen hacer juntos las vacaciones.

La solución más cara es tener un hortelano que visite el huerto una vez por semana, por ejemplo los miércoles, y que cuides personalmente el huerto el fin de semana,, Si el huertano se limita a hacer lo imprescindible, probablemente, si el huerto es del tamaño razonable para una familia, con 2/3 horas a la semana que le dediques, será suficiente para mantenerle en buen estado.

Si lo de pagar unas horas a un huertano queda fuera de tus posibilidades económicas, hay otras soluciones, por ejemplo cultivar el huerto a medias con otro, cada cual tiene y cuida su propia parcela, pero en caso de necesidad, puede echar una mano a tu vecino y viceversa.

En este sentido me parecen formidables los mini huertos municipales que están abriendo los ayuntamientos por todos los lados. Generalmente, no sé por qué, los reservan para jubilados, como si el que anda dando el callo, (y pagando los impuestos correspondientes a su actividad económica), no tuviera igual derecho o incluso más, e incluso, más necesidad que un jubilado, a utilizar sus ocios en un huerto, donde poder enderezar la columna vertebral, tras cuarenta, (o mas), horas de trabajo en una oficina, en una taller, o bajo tierra sin ver la luz en el metro.

Claro está, que quien trabaja, (igual que muchos jubilados), tambien puede alquilar una parcelita en minihuertos de alquiler que se están abriendo en toda España . En cualquiera de estos sitios tiene además la posibilidad de practicar además del cuidado del huerto, otra actividad también muy útil para el cuerpo y la mente, socializar con otras personas con tu misma afición.

Si vive en Madrid y cerca de la M30 por la zona norte te aconsejaría sobre cualquier otro huerto de alquiler una parcela en “La Huerta de Montecarmelo” por varios motivos:

  1. Primero, y diferenciador de cualquier otro, lo que pagues por tu huerto, (85€ al mes), va directamente a parar a la Fundación Carmen Pardo-Valcarcel, que se dedica a la bella, difícil y cara labor de facilitar la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual.
  2. Por 20 € más, vas a tener a tu disposición, tu Personal Keeper, uno de los discapacitados preparados en la institución, que se encarga de suministrarte información actualizada de tu huerto a través de una web, hacer tareas puntuales específicas de la temporada como: enmiendas, tratamiento de plagas, entutorados, tareas de limpieza y mantenimiento básico del huerto y en la reparación de desperfectos del riego o bancales. Será la mano ajena que te permitirá hacer las vacaciones sabiendo que a tu vuelta encontrarás el huerto bien cuidado.
  3. Por útimo, si no tienes ni idea de cómo comenzar, ellos te orientarán para que montes uno de estos tres tipos básicos de huerto, Huerto Frutal, Huerto Tradicional o Huerto Jardín, según tu persona preferencia, sea tener un huerto más jugoso, comestible, o fragante. (los diseños que abren el post se corresponden a cada uno de estos tipos de huertos

Si te decides por la solución de alquilar un minihuerto, se realista, que esté bien comunicado con tu casa, no creo que merezca la pena tener un huerto de alquiler a mayor distancia de tres cuartos de hora en coche de tu primera o segunda vivienda, pues pasada la euforia inicial, te va a dar mucha pereza levantarte el sábado para pasarte mas tiempo dentro del coche que trabajando en el huerto. Por eso lo ideal sería, como tradicionalmente ocurre en los pueblos, tener el huerto pegado a tu vivienda o como mucho a 10 minutos andando.

Una alternativa es aprovechar cualquier sitio en tu vivienda para colocar el huerto, hay mucha gente que esta haciendo huertos en terrazas, patios, pequeñas terrazas e incluso en balcones y ventanas.

Realmente para hacer un “huerto”, mas bien un sucedáneo mas o menos aproximado, solo necesita un lugar de cualquier tamaño con agua próxima y no tiene más limitaciones que el tamaño de la superficie y espesor de la capa vegetal que tenga el “huerto” y la insolación directa y luz que recibe. Podemos partir desde un solo tiesto para plantar perejil, como algo de mínimo tamaño, al cultivo de champiñones en el sótano, en la más absoluta oscuridad.

No obstante, a la hora de elegir que hortalizas vamos a plantar, hemos de tener muy en cuenta, el espacio que necesita un tipo de hortalizas, tanto en su parte aérea, como el grosor de tierra que precisan las raíces, pues hay hortalizas que tiene escaso porte, como la zanahoria o las patatas, pero en cambio necesitan obviamente, un razonable grosor en el sustrato, igual que hay hortalizas que necesitan una cierta superficie libre para prosperar, como algunas variedades de lechuga, y en cambio tienen raíces que son bastantes superficiales.

El otro fuerte condicionante de lo que podemos cultivar, es la luz y la insolación que tiene el lugar donde van a crecer las hortalizas. La mayoría de las hortalizas son procedentes de plantas salvajes originarias del trópico, Oriente medio, la India, Asia, Centro América.

Durante generaciones, algunas desde el tiempo de los caldeos, han sido seleccionadas por los hortelanos para ser cultivadas en huertos de otras latitudes, por eso podemos plantar muchas hortalizas y frutales pero no todos, y en los trópicos se dan hortalizas como la yuca o el cacao o el café, que no hemos sabido adaptar a climas como el español, pero incluso las que hemos adaptado a nuestro clima como los tomates o la lechuga, se han plantado durante generaciones en huertos sin ninguna sombra, sin edificaciones altas a su alrededor e incluso sin árboles en sus proximidades.

Esto limita loas plantas que podemos cultivar, casi todas se han adaptado a climas más fríos que donde nacieron, pero rara vez se aclimatan a una dosis escasa de luz. La mayoría de las hortalizas son auténticas devoradoras de luz solar, que no-solo necesitan mucha luz, sino incluso horas de sol directo. Esto supone un grave problema en mucho huertos urbanos, pues aun en el mejor de los casos, que son las terrazas de los áticos, suelen padecer la sombra de los inmuebles que la rodean, menos insolación suelen tener si están junto al bajo de un edificio, pues independientemente de la buena orientación que pueda tener el huerto, siempre padecerá sombra de los propios edificios, cercado y arbolado próximo.

Sin embargo para todo hay solución, pues aparte de que hay excepciones y existen plantas como, la fresa y las grosellas, que en la naturaleza se cría bajo los árboles del bosque y que por lo tanto, al contrario soportan mal el sol directo, hay otras que aun siendo plantas que necesitan sol, son variedades tempranas, seleccionadas porque prosperan con un día solar corto, por lo que puede que prosperen bien, cultivadas mas tarde, cuando el la sombra del huerto sustituye el efecto de los largos amaneceres y ocasos del otoño/invierno.

Siempre podremos cultivar algún tipo de plantas, pero antes de empeñarnos en cultivarlas, deberemos estudiar si nuestro huerto reúne las condiciones adecuadas para poder cultivar aquello que deseamos, pues eso no es siempre posible en un huerto umbrío.

En Internet, pueden encontrar información de lo que mejor se puede plantar en un “macetohuerto” que es el nombre que damos a los huertos hechos en jardineras, macetas etc. allí encontrarán el tamaño mínimo adecuado de los recipientes que llevan el sustrato según el cultivo que pienses realizar.

Como orientación en este tema, creo que debes leer mi post “Guía del macetohuerto para el bolsillo y el iPad“ en donde te oriento sobre sitios donde puedes encontrar información específica para esta modalidad de cultivo. Sin embargo he encontrado poca información sobre las necesidades lumínicas de las hortalizas, aunque no desespero de encontrarla, lo más útil que he leído es un post llamado “El huerto urbano sin sol“ que si bien a mi juicio tiene información muy interesante, es poco exhaustivo, pero al menos nos indica unas cuantes hortalizas para empezar nuestro huerto.

Félix Maocho

 


indice

7 abril 2012 - Posted by | Horticultura | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: