Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Patatas cultivadas según el método de John Seymour.

Por Félix Maocho 8/21/2012

En su famoso libro el Horticultor Autosuficiente John Seymour recomienda cultivar patatas en un barril en un párrafo que decía:

Un método muy eficaz, y que tiene la ventaja de exigir muy poco espacio (es suficiente incluso con un patio), es el cultivo en barril. Se llena el fondo del mismo con una capa delgada de tierra y se planta una sola patata “semillera”. Se añade más tierra conforme la planta crece con el resultado que se forman nuevos tubérculos en el suelo añadido. Por último la planta verde emerge en la parte superior del barril. Hay que esperar a que florezca y entonces sólo se vacía el barril. Dentro aparecerá gran número de patatas. […/…]

John Seymour, El horticultor autosuficiente (Página 134)

Con este sistema sorteamos varios problemas que plantea el cultivo de las patas. El primero es el facilitar el crecimiento de las raíces de las patatas, estas raíces tienen un débil poder de penetración, por lo que requieren para su desarrollo un suelo muy mullido, pues además en estas raíces inicialmente muy finas, es donde aparecen los rizomas o tubérculos de forma oval o redondeada, que en su madurez serán las patatas, pero para que ello ocurra la planta hade podes apartar la tierra para hacer un hueco, lo que exige que esta este muy mullida. Si no fuera por este “truco” jamás raíces hundidas 60 cm. o más en el suelo podrían generar los rizomas.

Sustrato

Por otra parte aunque es una planta poco exigente en cuanto a la calidad del suelo necesita que es suelo no sea compacto y pedregoso para que sus órganos subterráneos se desarrollen libremente, sin embargo conviene que el  suelo no presente ni huecos ni terrones y sea homogéneo con el fin de facilitar el desarrollo radicular, el crecimiento de los tubérculos y la emergencia rápida y homogénea de la planta para reducir los ataques de parásitos.

Además, como nosotros personalmente  vamos a proporcionarlos el suelo les daremos el suelo que prefieren, un suelo que en los cinco años anteriores no haya cultivado plantas solanaceas es decir ni patatas, ni pimientos  ni tomates, ni tabaco, plantas que son afines y con las que coincide en muchas plagas y enfermedades y que sean ligeros o semi ligeros, es decir más bien arenosos que arcillosos, mejor una mezcla de ambos con mayor proporción de arena y ricos en humus.

Es imprescindible que el suelo sea arenoso y con mucha materia orgánica para conseguir dos cosas, que no se apelmace como le ocurre al barro con el peso de la tierra superior y que mantenga la porosidad suficiente para que toda la tierra se mantenga húmeda. Un suelo adecuado lo podemos preparar perfectamente utilizando la mezcla de Mel, mezclando a tercios arena, del tipo que se echa en el cemento, tierra normal de la capa superior del huerto y vermiculita, o en su defecto compost mezclado con abonos naturales, como el estiércol, que mejora las condiciones físicas del suelo, pero empleando con precaución el abono, pues un exceso puede suponer excesiva fertilización, por tanto si es de gallina utilizar menos cantidad que si es d estiércol de oveja o caballar y este en memos cantidad que el estiércol de vaca que es el más ligero.

De no tener ningún tipo de abono natural puede añadirse algo ( unos 10/20 gr.), de abonos minerales equilibrado de nitrógeno fósforo y potasio, (15, 10, 30) pero de acción prolongada, como el que suele utilizar en jardinería, para que se disuelva poco a poco, con el fin de ir aportando los minerales a la planta de forma continua.

Riego

Hay que controlar el riego perfectamente pues en los terrenos secos las raíces crecen más con lo que el número de tubérculos aumenta. Por ello se mantiene cierta escasez de humedad antes de formarse los tubérculos para que se favorece el desarrollo de las raíces y con ello aumenta el número de patatas, sin embargo, como en todo, no se puede abusar, pues su tamaño con ello también se reduce considerablemente, por lo que si abusamos obtendremos una gran abundancia de patatas de 3 o 4 cm. de diámetro , que en mi tierra llaman “marraneras” porque lo único que se puede hacer con ellas cocerlas y darlas de pienso a los cochinos.

Por otra parte el exceso de humedad reduce el porcentaje de la fécula que hacen a los a las patatas demasiado acuosas y poco sabrosos y así como de difícil conservación, además se facilita el desarrollo de enfermedades, además. Por ello deberemos controlar bien este el riego de modo que haya humedad constante desde el momento de la siembra, a unos 7,5 cm de profundidad, hasta la aparición del extremo de la planta sobre la superficie del terreno, regando a partir de ahí más espaciadamente, dejando que casi se seque totalmente la tierra en el intermedio hasta que aparezcan las flores.

A partir de ese momento comienza la temporada de mayor necesidad hídrica pues el es el periodo de tuberización donde se puede llegar a utilizar hasta 4 litros por planta si el día es cálido. A medida que la planta crezca vamos añadiendo más y mas tierra en capas de unos dos centímetros cada vez.

Desarrollados ya los tubérculos se vuelve a los riegos mínimos hasta la cosecha, pues mucha agua pudre las patatas. Como hablamos de muy pocas matas podemos incluso regarlas a mano con regaderas pero lo adecuado es el método del gota a gota, Sin embargo convendrá de vez en cuando regar abundantemente la planta para eliminar el polvo de las hojas.

En neumáticos
El método propuesto por John Seymour fue mejorado por el mismo al proponer la siembra en neumáticos que poco a poco se apilaban unos sobre otros como se ve en esta imagen como nos cuenta Picarona en su blog, mostrándonos una fotografía de un cultivo real.

El objetivo es evitar el problema mas obvio de el método del barril, cultivar una planta “devoradora” de luz en un agujero, con el sistema de adicional neumáticos siempre tenemos la planta a ras de suelo.

No obstante como apunta Picarona y otros contertulios de Infojardín, el neumático no es ni mucho menos un envase neutro.

Creo que exageran los que consideran que puede ser cancerígeno, pero indudablemente hay otros medios de conseguir un envase “crecedero” más adecuado, pues lo menos que podemos decir de el es que es antiestético y transforma nuestro huerto o terraza en un vertedero terccermundista.

Habrá quien considere esta razón, frívola y de poco peso comparada con la otra, pero yo el primera motivo no llego a creermelo, entre otras cosas, porque uso sin preocuparme para todo, serones de goma negra, pero los que practicamos el huerto como relax de los sentidos, deseamos movernos c por un terreno no reñido con la estética.

Sacos 

 

Por todo ello yo propugno utilizar sacos de rafia de plástico como los que se utilizan en las obras para la retirada de cascotes. Me ha llegado esta publicidad de Planeta Huerto, un saco llamado Bacsac de 100 litros de volumen que según sus fabricantes tiene las siguientes propiedades

Maceta Saco 100 l. 50 cm de diámetro. (60 €)

Están fabricados con tejido vegetal y tela geotextil permeable que permite la transpiración de la tierra y que el agua se filtre a través del tejido.  Llevan un filtro UV que protege el tejido de la decoloración y el desgaste. Su gran ventaja es que es muy ligero, fácilmente transportable y se puede colocar en cualquier superficie.

Con el sistema BACSAC podemos crear huertos urbanos para el cultivo de plantas aromáticas, verduras, hortalizas e incluso en los modelos más grandes podemos plantar

Yo le veo solo un inconveniente, que me parece caro, pero creo que en cualquier almacén de material de construcción encontraremos sacos de rafia blanca por mucho menos precio, por lo que para el caso es lo mismo, aun que esta tiene un par de prácticas asas que me parece especialmente adecuado para mi idea, que no es otra que doblar los bordes del saco en cinco a modo de acordeón de forma que las asas queden en la parte superior y llenar el fondo con 10 cm del sustrato que les indico tal como recomienda John Saymour, sembrar, (cuando pase la época de hielos) e ir tirando para arriba de las asas poco a poco a medida que se vaya echando más sustrato y a ver que pasa.

Supongo que este sencillísimo esquema del doblado del saco aclarará como yo creo que deberíamos doblar el saco para posteriormente poder irlo desplegando poco a poco con solo tirar de las asas hacia arriba sin tener que nover en exceso las ramas de la planta como ocurre cuando poner¡s un neumático.

Aún tenemos tiempo de buscar el saco pues no debe sembrase, (salvo que lo hagamos en invernadero), hasta tener la seguridad de que las temperaturas nocturnas no bajan de los 0ºC, y las diurnas superan los 7ª,

Y digo a ver que pasa, porque por lo que he leído por ahí, (no tengo experiencia propia),  los resultados no son tan idílicos como indica John Seymour, los que escriben y justo es reconocer que escriben más fácilmente los que tiene fracasos que los que tienen éxito, no son muy alentadores, les hay desde el que no consiguió nada al que ha recogido unos 10 l kilos de patatas, pero solo de la parte más profunda del bidón.

En mi opinión y basándome en los que indican ni acertaron a la hora de elegir el sustrato, excesivamente arcilloso, (hay quien habla, que el fondo era un adobe), ni han cuidado como exige esta planta y más en este tipo de cultivo, los riegos. De todas formas no puedo asegurar los resultados, Razón de más para que lo intentemos, puesto que no vivimos de ello, tiene su aliciente adiciona el superar las dificultades, a ver quien es el lector que me explica que lo ha logrado y nos cuenta la receta a los demás.

Y no todo son desventajas, este cultivo tiene a mi modo de ver dos ventajas, la primera es que necesita muy poco espacio y e se puede hacer tanto en un huerto como en una terraza, (a ver esos esforzados del macetohuerto), no exige trabajar tan duro como exige el aporcado de las patatas, que es otra forma de enterrarlas pero dando al azadón y es terriblemente sencillo y nada cansado su recolección, no hay que cavar, se vuelca el saco y a separar las patatas del substrato,  sin picar ni un poco. En esta dirección explico la forma de cultivar patatas en bancales tradicionales

Félix Maocho

. .

Anuncios

8 febrero 2012 - Posted by | Horticultura | ,

3 comentarios »

  1. Hola
    Gracias por el post

    Si queréis más consejos para poder plantar patatas, aquí os dejo un artículo que espero os guste y os sirva para ayudaros a plantar patatas. Seguro que con esto tendréis patatas siempre que queráis.
    http://hogar.uncomo.com/articulo/como-sembrar-patatas-360.html

    Saludos

    Comentario por Flor | 7 septiembre 2012 | Responder

    • Gracias por los consejos para las patatas. Claros y concisos

      Comentario por felixmaocho | 7 septiembre 2012 | Responder

  2. Si veo bien el experimentar cosas nuevas y que salgan bien, pero sigo creyendo que lo mejor es acondicionar un pequeño espacio, para tu cultivo hurbano. gracias por todas esas ideas.

    Comentario por goyojona | 5 noviembre 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: