Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Cómo eliminar los residuos vegetales del huerto – Capítulo IV

Por Félix Maocho
9/11/2011

Continuando con la explicación de cómo conseguir deshacerse de los residuos vegetales habíamos llegado por un lado a definir el compostaje y sus variantes, mulching por un lado y vermicompostaje por el otro, las formas más eficaz y ecológica de deshacerse de tan molestos residuos. (Aunque no la más económica ni la más cómoda)

Por otra parte habíamos explicado como preparara los residuos y cómo tiene que condiciones tiene que cumplir una compostera. Entramos ya por lo tanto en la explicación de cómo se composta. El proceso lleva las siguientes fases:

1º Echar los residuos a la compostadora.

La teoría indica que convienen alternar en la compostadora capas de más o menos 3 cm. de grosor de material rico en Nitrógeno, (para simplificar restos verdes, como malas hierbas, “abono verde” o tallos tiernos y restos verdes de cosecha), y de material pobre en Nitrógeno, (para simplificar materia seca, como astillas de poda, paja, hojas secas etc.).

Esto que resulta fácil de entender, es imposible de cumplir en la practica, pues el huerto produce los restos que produce y los produce cuando quiere él y no cuando te conviene a ti, salvo que lo planifiques previamente, lo que es de locos, porque bastante lío es planificar sensatamente los cultivos, como para preocuparse de planificar también sus restos.

Unas veces tendrás abundancia uno tipo de restos y otras de otros, Cuando siegues el abono verde, tendrás abundancia de materia verde, pero cuando astilles los restos de la po

da, tendrás abundancia de materia seca, y casi con toda seguridad ambos momentos no coincidirán en el tiempo, por lo que a la hora de la verdad a la compostadora irá todo sin orden ni concierto. (Y así va en la mía).

La razón de ese consejo que no se puede seguir, es que se ha comprobado que el compostaje se realiza mejor, si en la mezcla de restos hay una proporción equilibrada de Nitrógeno y de Carbono y se ha visto que los restos verdes son ricos en Nitrógeno, mientras que los secos, son en gran parte celulosa, que no tiene Nitrógeno.

Hay un truco para conseguir ese equilibrio que consiste en añadir UN POCO de abono, animal, o en su defecto mineral, (¡Vade reto!,  dirán los ecologistas), para subir el Nitrógeno de los restos o añadir paja o papel, (blanco, con poca mancha de tinta y en blanco y negro), picado o mejor aun, pasado por la destructora de documentos, que añade Carbono a las capas con exceso de Nitrógeno.

He de confesar, que yo echo las cosas a la compostadora tal cual me las encuentro y no rectifico de ninguna forma la mezcla, pues hay que tener en cuenta que como vamos a mezclar posteriormente los restos, como explicaremos, terminan mezclándose unos con otros, en cualquier caso, con solo el inconveniente, que los tiempos de compostaje se  alargan, pero eso tiene una soluciona simplemente, más capacidad de compostaje, (Yo ando ya por los 5 m3).

En esta imagen tiene en aspecto que van adquiriendo los restos que hechamos a la compostera y el volumen que ocupan, es una buena orientacion para saber en que grado de descomposicion se encuentran nuetros residuos.

Despues de una primera fase en que los resifuos conservan los colores natrulesm, verdes, o pajizos, van adquiriendo en conjunto un color prado claro donde aun se identifican las estructuras y texturas de los materiales que echamos en la compostera. Ello indica que aun se encuentran en la fase inicial de fermentaacion, que por otra parte es la más expectacular en cuanto a la rapidez en los cambios, a la vez que el volumen desciende con gran rappidez al ceder ls estructuras de los tejidos vegetales y compactarse la masa.

Cuando el compost ha adquirido una textura uniforme y ligera un color marrón oscuro, ha terminado la fase de fermentación, la temperatura del nucleo de la compostera se reduce y se inicia entonces la fase de descomposición que es mucho más lenta. Poco a poco se obscurecen más y más los restos a la vez que cada vez tiene mas aspecto de carbón vegetal. Cuando no se encuentren restos vegetales reconocibles y el color sea muy obscuro y uniforme, ha acabado el proceso.

2ª Humedecer los restos

Hay que saber distinguir entre humedecer y empapar, se trata de humedecer. Los microorganismos, levaduras, hongos e insectos que interviene en este proceso, necesitan del agua para reproducirse y desarrollarse, así que si falta el agua, nuestra colonia de trabajadores por cuenta propia, disminuirá. Pero si sobra agua, el agua impide que el aire, otra materia importantísima para esta colonia, llegue a la superficie de los residuos.

En consecuencia, tanto la escasez como el exceso se pagan con la ralentización del proceso, pero como ocurre en el juego de las siete y media, “el pasarse es peor”, sobre todo en el fondo de la compostera, donde se puede originar un charco, pues entonces el aire no es que falte, es que no existe y corremos el mayor riesgo que puede ocurrir el mayor peligro en una compostera, que se interrumpe la fermentación aerobia, de agradable olor a bosque y se inicia la fermentación anaerobia, de desagradable olor a alcantarilla.

En Villajoyosa, que es donde tengo el huerto, llueve muy poco por tanto solo hay riesgo de pasarse con el riego de la compostera, pero en lugares más húmedos, deben prever un dispositivo de drenaje de las posibles escorrentías, A mi modo de ver, el más práctico y barato, es poner en el fondo de la compostera unos 5/10 cm, de guijarros de nodo que el fondo de la compostera drene con facilidad y no pueda entrar en putrefacción y poner alrededor de la compostera, una zanja de drenaje que aleje el agua de su entorno.

Pero por otra parte si queremos compostar en un tiempo razonable tendremos que proporcionar humedad a la compostera. Como digo mejor es ser conservador y quedarse corto en el riego, pues ello solo conlleva más lentitud en el proceso. Según la frecuencia de vuestra visita al huerto, puede ser tan sencillo como tocar un poco los restos que están a dos o tres centímetros de la superficie y si se notan secos, añadir unos cuantos litros de agua con una regadera.

Si vuestra visita es más espaciada, habrá que poner, sobre todo en tiempo seco, un sistema de gota a gota parecido al que utilizan los hospitales de forma que con una o dos gotas de agua por minuto, se compense el agua que se pierde por evaporación, que no es mucha, pues hay que tener en cuenta que la capa exterior de la compostera, que en cualquier caso no fermentará, hace de bufanda del resto defendiéndolo del aire, el sol y las altas temperaturas y con ello su humedad.

Una gota por minuto puede parecer poca cosa, pero puede suponer fácilmente de 3 a 4 litros por día, o sea, que el deposito para una semana debe tener una capacidad aproximada por gotero de 25 litros. Si como yo tiene 5 compostadoras con dos goteros cada una, hablamos de 250 litros, algo que supera lo que uno puede tener en alto sin necesidad de hacer una buena peana.

La solución que yo he encontrado es tener una deposito de plástico de 25 litros al que he adaptado en el interior una boya de cisterna de WC, de modo que cuando está escaso de agua, deja paso al agua de riego hasta que se llena. A partir del depósito, puesto en alto, salen unos tubos de plástico que venden para regar flores en verano, que por un extremo tiene un plomillo para que se hundan en el fondo del agua y por el otro, acaban en una especie de zanahoria de cerámica, que clavo en el compost. La cosa es un poco chapuza y dista mucho de ser la mejor solución, pero es una solución.

3º Remover los restos

Como hemos indicado, la remover los restos conseguimos resolver dos problemas, el que se mezclen los restos secos y los verdes o sea el Carbono y el Nitrógeno y que lo que quedó en el exterior, pase al interior, pues como indicamos, la capa exterior de la compostera, sufren más la sequedad y el frío pues el viento le roba la humedad y calor, y en consecuencia casi no se pudre a diferencia del núcleo de la compostera, Razón por la cual, es imprescindible dar vueltas a la compostera de vez en cuando.

¿Cuándo? Pues cuando el centro haya acabado la primera fermentación. Forma de contestar típica de un técnico, que es muy precisa, pero que no nos aclaran nada. Si observan la gráfica que acompaña a este párrafo, Verán que la forma de saberlo es conocer la temperatura que hay en el centro de la compostera.

Durante la primera fermentación en un caso de compostaje perfecto, (que, casi con seguridad, no va a ser nuestro caso).

Observarán que hay dos curvas casi simétricas, en el valle de las dos curvas es cuando debe hace la primera mezcla. La primera curva indica que el centro de la compostera después de unos días alcanza una alta temperatura que mantiene por unos días hasta que transformado el material comienza a disminuir la temperatura, es el momento de revolver los restos para que nuevo material sin fermentar de que hay en la capa exterior de la compostera se sitúe en el cetro y se reinicie nuevamente el proceso con otro ciclo de fermentación.

Como de costumbre, la realidad no es tan idílica. Carezco, (y no aconsejo comprar), uno de esos termómetros sonda, de más o menos, un metro de largo que se pueden clavar en los restos y darnos cuanta de la temperatura del núcleo de la compostera, único indicador válido para saber cuando esta acabando la fermentación del núcleo. Por otra parte, por pura probabilidad, mucha de la materia vuelve a caer después de mezclada, en un sitio semejante al que ocupaba, la del centro en el centro y la de los lados en los lados.

Por tanto, una parte apreciable de materia no fermenta con un solo cambio y otra parte solo servirá de incordio en el centro de la compostera. Mi experiencia dice, que para conseguir que todo fermente, se necesitan al menos tres cambios distanciados unos diez días. Tambien me dice la experiencia que justamente te vendrá fatal dedicarte a hacer la mezcla de restos cuando te corresponde y no siendo urgente pospondrás el trabajo. No pasa nada, solo que……, tardarás mucho más de lo indicado en compostar todo.

4ª Mulching, vermiculita o compost.

Por otra parte tampoco los residuos entran de golpe en la compostera sino que se añaden poco a poco según los recoges del huerto y los preparas, hoy echas unas malas hierbas, pasado mañana los restos de una cosecha, y una semana más tarde, las astillas de la poda o y la hierba de un abono verde.

En total tienes en tu compostera residuos con diferente antigüedad y varios grados de descomposición. Por esta razón, al remover los restos aprovecho para cribarlos, coloco sobre la compostera que quiero rellenar con los residuos de otra compostera una chapa agujereada con agujeros de un centímetro, puede ser una gran criba, o una rejilla o algo similar.

Echo sobre ella una palada de restos, una parte de los residuos mas fermentados y rotos cae sin dificultad por los agujeros y otra parte que son trozos grandes que no pasan por los agujeros, bien porque son matas o tallos que aun están sin fermentar y alguna que otra piedra o trozos duros como astillas grandes de madera o las partes mas duras y gruesas de las plantas que tardarán bastante en decomponerse.

Separar el mulching

Estos últimos trozos, que en conjunto son pocos los destino para mulching, por tanto los separo y los echo en una compostera donde no riego, pues al contrario que el resto de los residuos, deseo que no se destruyan sino que como están se utilicen como cobertura de la tierra, con el fin de que eviten el nacimiento de malas hierbas y protejan el suelo de la erosión de la lluvia y del calor del sol intenso, a la vez que añaden biomasa que mejoran la capilaridad de la tierra y que poco a poco al descomponerse finalmente, irán produciendo compost en el propio terreno.

Separo lo fermentado de lo que aun no fermentó

Los trozos que simplemente aun están sin terminar de fermentar les vuelvo a poner en la misma compostera. Así, por lo tanto, en un huerto de tamaño medio (más de 15 m2 de bancales), se necesitan al menos tres depósitos la suficiente ventilados de capacidad suficiente para mantener los residuos producidos. Uno para el mulching, sin riego y simple almacén de restos hasta su uso en el huerto, una compostera  para la primera fermentación y otra compostera para la transformación final en compost ambas con riego (humedad), En la primera se da una vuelta el compost y se criba cada 10 días, ( mas o menos), y en la segunda se da la revuelve el contenido cada mes y medio (mas o menos) hasta la total desaparición de materia orgánica identificable.

Alimento para la vermicompostadora

Si tuviéramos un a vermicompostadora (una compostadora con lombrices de tierra rojas), u más o menos la mitad de este compost a medio hacer lo iríamos echando en capas a la vermicompostera,  (tambien húmeda y más exigente de control de humedad y temperatura), como alimento para las lombrices.

Sonre el cuidado de una vermicompostadora hablaremos  otro día con detalle De momento baste saber que es similar al compostaje, solo que al ser las lombrices seres muchomas desarrollados que los hongos y levadiuras que hasta el momento han sido los principales autores de el proceso de descomposición, son tambien más delicados y precisan  de un control mas cuidadoso del habitat. Sin embargo a su favor las lonbrices tiene un atisbo de inteligencia y una capacidad de desplazamiento, lo que las permite trasladarse por si solas, de una zona de la lombricompostera desfavorable para su desarrollo a otra favorable, lo que tiene como consecueencia, que no tendremos necesidad de remover los restos, ellas solas los renueven y se cambian de sitio a poco favorables que sean las circunstancias exteriores, fundamentalmente, temperatura, humedad, obscuridad y pH.

Pueden leer los post dedicados a la lombricultura que encontrarán aquí:

Proceso final de compostaje

El resto sigue su curso de descomposición, hasta producir compost que es un material mas bien negro y uniforme, donde a simple vista no se es capaz de descubrir de qué parte de las plantan proceden.

Cuando este hecho puede cortarse el riego y  guardarse en sacos y ya no importa que se reseque, sin embargo la experiencia me dice que el huerto precisa tanto compost que n siempre lo tendremos destinado a algún uso y que incluso nos precipitaremos en utilizarlo.

Como ven el proceso de compostar es bastante más complicado y lleva bastante más trabajo  espacio, agua etc. que lo que idílicamente nos explican los abundantes ecologistas de salón. Con ello no quiero desanimar a nadie a que lo haga, no es excesivamente duro y las fechas entre los diferentes procesos se pueden posponer, solo se alargará el tiempo de los residuos en la compostera. Solo he intentado que tengan clara cual es la realidad del proceso y que si lo inician sepan con detalle que es lo que les espera por el camino.

Félix Maocho

Cómo eliminar los residuos vegetales del huerto


.

Félix Maocho

9 noviembre 2011 - Posted by | Horticultura |

13 comentarios »

  1. Luis. Considero excelente su trabajo sobre el compostaje por lo detallado y realista. Yo vengo haciendo algo parecido pero no tenía criterio suficiente para sentirme seguro de si lo hacía bien o mal. Ahora veo que estoy en el camino acertado. Aplicaré aquellos detalles que usted indica y que yo aún no había adoptado.

    Comentario por luis ruiz astola | 19 febrero 2012 | Responder

    • Muy agradecido por sus palabras, agradecería si es posible que haga algunas fotografías de la compostadora a lo largo del proceso y mme mande una nota ami buzón que encontrará en contactos. Saludos

      Comentario por felixmaocho | 19 febrero 2012 | Responder

  2. Sr. Maocho, un afectuoso saludo.
    No manejo con soltura estos medios de comunicación y por eso no he encontrado su dirección para enviarle este correo. Me permito enviarlo al mismo lugar del anterior a pesar de extensión. Disponga de él como usted considere apropiado.
    Animado por su amable invitación le expongo lo que sigue:
    Dispongo de un terreno de unos mil metros cuadrados, de forma rectangular (25 m. de frente al Sur X 40 m. de fondo hacia el Norte), abierto a los cuatro puntos cardinales y muy bien dotado de agua para riego. En él he establecido mi huerto familiar, con los cultivos (surcos y árboles) orientados de S a N.
    Al cultivo de hortalizas dedico unos quinientos metros cuadrados de superficie. El resto está ocupado por una caseta de aperos, una zona de entrada en la que aparco el coche, otra para dejar todos esos cachivaches que en la huerta resultan tan útiles pero que uno no sabe bien dónde dejar, dos franjas laterales destinadas a árboles frutales y los caminos para moverme con soltura por todo el huerto.
    He organizado el huerto de manera que cada temporada cultivo sólo la mitad del terreno disponible. Para ello he divido el espacio en dos mitades, una delante de la otra, alternándolas cada temporada. De este modo cada año cultivo una mitad, dejando en descanso la otra media, consiguiendo con ello varios beneficios:
    1.- La tierra descansa alternativamente.
    2.- El laboreo regular durante el periodo de descanso higieniza el suelo, me permite combatir con eficacia las malas hierbas sin utilizar productos químicos y limitar la incidencia de plagas e insectos indeseables (prácticamente no tengo necesidad de utilizar insecticidas).
    3.- Puedo controlar el trabajo y la producción, adecuándola a las necesidades de la familia, sin sentirme desbordado como me ocurría al principio hasta que adopté la estrategia actual.
    4.- La tierra en descanso recibe los restos de la huerta que quiero enterrar sin someterlos al proceso de compostaje (vainas y tallos secos de las leguminosas, hojas de los árboles en otoño, restos gruesos de hortalizas tales como alcachofas, tomates, plantas duras de los pimientos,…) los cuales, hasta que comienza la temporada siguiente, han tenido tiempo suficiente para realizar la degradación natural en el propio suelo gracias a la acción de las bacterias y demás agentes presentes en él.
    5.- Y, por último, me deja espacio suficiente para, sin apreturas y con aspecto relativamente “estético” atender al compostaje de todos los restos de huerta que quedan por reciclar.
    Y es a este último punto a donde pretendía llegar. Discúlpeme el rodeo pero quería justificar el modo que yo empleo para realizar la labor de compostaje que he adoptado:
    Todos los restos de huerta que reciclo son de relativamente fácil degradación.
    Comienzo colocando una base con restos de poda gruesos a fin de evitar que el posible encharcamiento por exceso de agua debido a la lluvia o riego pueda afectar a la masa a compostar.
    A continuación, sobre esa base, con los primeros restos de la huerta hago un montón ligeramente alargado, de unos 80 cm. de anchura en la base por unos 40 cm. de altura. La parte superior la dejo plana para que el agua de la lluvia o la del riego para humedecer el montón no se escurra y humedezca el montón por igual.
    A partir de lo anterior voy añadiendo la nueva materia a compostar formando una especie de caballón, de tanta longitud como sea preciso. En mi caso llega a alcanzar unos diez metros de largo. Periódicamente se da vuelta al caballón colocando lo de arriba abajo y viceversa.
    Siguiendo este proceso nos encontramos conque la parte primera del caballón ya tiene el compost a punto para poder ser utilizado mientras que la parte última todavía se encuentra en vías de compostaje. Para utilizarlo se criba (yo lo hago con una barca de plástico de ranuras suficientemente amplias) reincorporando los restos gruesos nuevamente al caballón. Y eso es todo.
    Yo, aparte, le doy un uso particular al caballón. Como el proceso por este método es muy largo, aprovecho tal circunstancia para sembrar tempranamente una fila de patatas bajo la base del caballón. El calor del proceso evita que se hielen y permite tener unos cuantos kilos de patatas más tempranas que en la plantación normal. Un atento saludo.

    Comentario por Luis Ruiz Astola | 20 febrero 2012 | Responder

    • si no he entendido mal cada año trabaja un huerto digamos de 400 m2 que quitando senderos de acceso etc. se quedará en uns 300 sembrados. Según mi experiencia se da Vd. una soberana paliza si lo lleva solo, en mi opinión es mucho para una persona que no tenga del huerto una profesión remunerada.

      Mi consejo es en general concentrar el trabajo en una parcela pequeña de modo que se siembre menos pero se tenga muy cuidada. Puede ver en las fichas de siembra mensuales que encontrará en el Indice de o horticultura, ( https://felixmaocho.wordpress.com/indice-de-horticultura/ ),
      las superficies que aconsejo sembrar para una familia de cuatro personas.

      En cuanto que deje la mitad del huerto en barbecho no me parece mal porque si tiene espacio de sobra para que va a sembrar todo, la duda que me entra es si no sería mejor sembrar alguna leguminosa como por ejemplo el trebol y enterrarlo en verde, es el llamado abono verde.

      De todas formas a parte a que siembre conviene que la divida en cuatro bancales y vaya rotando los cultivos, según sean de raíz ( menos las patatas), de fruto y las patatas, de hoja y de flor semillas y legumbres, pues hay plagas de hortalizas que dejan sus crías enterradas al pie de la hortaliza y si se siembra antes de cuatro años una hortaliza semejante, por ejemplo tomates y pimientos que son solanaceas, en el mismo terreno las plantas sufren un ataque mucho mayor, que si se siembra en un terreno virgen de esa plantación durante cuatro años.

      Por último la forma de compostar es correcta, de hecho es la que se utiliza en plantas de compostaje industriales solo que suelen “abrigar” con tela de saco el caballón para que no se enfrie la capa superficial y se descompongaen mayor cantidad con lo que hay que dar menos vueltas al compost. Las plantas industriales utilizan este sistema porque tiene maquinaria que pasa por encima del caallon y remueve automáticamente el compost.

      Yo le sugiero que pruebe el modelo de compostadora hecho con tela metálica que muestro en este post, ( https://felixmaocho.wordpress.com/2011/10/31/huerto-familiar-%E2%80%93-como-eliminar-los-residuos-vegetales-del-huerto-%E2%80%93-capitulo-iii/ ). es sencillo y barato y para remover el compost basta abrir la tela metálica colocarla al lado y colver a cargar el monton anterior en el nuevo emplazamiento.

      Creo que trabajará menos y compostara bien (con solo que le tome el truco a la humedad que tiene que tener el compost). claro esta que por este principio pierde una ventaja que tiene ahora Vd, la cama caliente para la siembra. Pero como tiene mucho terreno compresé un pequeño invernadero. yo recomendaba este del que hablo en un post ( https://felixmaocho.wordpress.com/2010/05/02/huerto-familiar-montar-un-invernadero-prefabricado/ ), pero hicieron una partida con un plástico que se desintegraba con el sol, ahora el fabricante me ha asegurado que ha cambiado el tipo de plástico y que si resiste los rayos UVA pero mo estoy seguro de ello.

      Saludos suerte y téngamé informado.

      Comentario por felixmaocho | 21 febrero 2012 | Responder

  3. Hola Félix,
    quisiera hacerte una consulta relativa a la compostadora y los bancales en alto. En mi jardín tengo una compostadora de madera y cuatro bancales en alto hechos con las mismas piezas de la compostadora.
    ( http://www.hornbach.de/data/shop/D04/001/703/140/39/DV_8_2064962_01_20111124105018.jpg )
    Y en los cinco elementos tengo el mismo problema: las raíces que crecen desde el suelo hacia arriba son tantas q no me permiten remover la tierra y las hojas con q los relleno cada otoño.
    En los Bancales incluso puse una capa de ramaje para evitar el contacto directo con el suelo pero ni aun asi lo evite.

    Es común este problema?
    se conoce otra solución q poner una lamina de plástico por abajo para evitar la invasión? (solución a la q le veo casi mas problemas q ventajas… todo sea dicho)

    Muchos saludos

    Jesús

    Comentario por Jesús Maicas | 27 marzo 2012 | Responder

    • Probablemente las raíces provienen de un arbol relativamente próximo mas o menos en un radio de 5 metros, pero a veces ´hay más distancia, sabrás cual es porque estará más lozano que los similares de su misma especie. Yo tengo un ficus que extiende sus raíces mas de 10 metros y tuve otro, que hube de cotar y quemar con ácido es tocón para que no rebrotara, porque me invadíó el pozo negro. las tubería de desagüe y estaba levantando los cimientos de la casa.

      Realmente tienes un buen problema, pues las raíces van a ir hacia la humedad por cualquier sitio y si extiendes una red impermeable, o se encharca el terreno, porque no encuentra forma de drenar, o por donde drene van a intentar entrar las raíces.

      ¿Qué puedes hacer, cuando localices una raíz, trata de descubrir de donde viene, en el bancal será sencillo, porque si lo tienes bien labrado, generalmente tirando se levantara la raíz sin grandes problemas, fuera del bancal, la cosa ya se complica y quizá tengas que cavar cada poca distancia haciendo catas para descubrir que dirección lleva la raiz. Trata de cortarla lo más lejos que puedas del bancal, pues con ello matas no solo esa raíz, sino todas sus derivaciones a derecha e izquierda.

      Es lo más útil, pero me temo que los vas a tener que hacer periódicamente si no cortas el árbol que manda las raices, algo que no te aconsejo, salvo que te levante la casa o el daño que pueda hacer sea muy grande, lo que puedes hacer es podarlo enérgicamente para que necesite menos alimento.

      Respecto de las raíces que van a la compostera son menos problema, con un cortasetos, una segueta larga, o algo parecido siega debajo de la compostera periódicamente y más materia para compostar.

      Saludos e informa y si puedes documentaló con fotos para que pueda explicar tus resultados a los demás.

      Suerte con las raices.

      Comentario por felixmaocho | 27 marzo 2012 | Responder

      • Muy buenas Félix,

        muchas gracias por tu respuesta, antes de q se me olvide.

        Desgraciadamente todo el sentido común q tiene tu respuesta se da de narices con mi jardín.

        Tengo dos castaños de más de 12m de alto mas de 100 años, no más allá de 5m del composter o de los “bancales”.

        Los “bancales” están flanqueados por un seto de hayas (carpes) en su lados norte y oeste y un haya de 5m de alto en el lado este.

        Por lo q veo me habré de acostumbrar a vivir con esas raíces hasta q deshaga los bancales o renueve el composter.

        Luego se verá.

        Muchos saludos

        Jesús

        Comentario por Jesús Maicas | 2 abril 2012

      • Tal como lo presentas, en efecto vas a tener que convivir con las raíces, no vamos a cortar castaños centenarios para sembrar lechugas.

        Si ves que convivir con ellas es imposible, te aconsejo crear amplias jardineras separadas del suelo. Lo más sencillo es poner palets reciclados en el suelo, se venden de reciclaje y es fácil que te los regalen en las obras. Sobre ellas, poner bolsas de rafia de polietileno, (o un toldo de este material dándolo forma en las esquinas con grapado, atornillado o cosido), este naterial es parecido al que tienen los sacos con asas que se utilizan para llevarse 1 m3 de escombros. Los llenas de buena tierra un unos 25 cm de altura como mínimo.

        Es lo que se hace para cultivar en terrazas. Bolsas practicas para ese uso, son las bolsas azules de IKEA que tiene en todas las cajas y creo recordar que valen 50 cents. cada una. La tela de rafia la encuentras para toldos de sonbra en Leroy Merlin

        Respecto de la compostera usa una hecha con un cerrado de cerca de plástico o de alambre, , este dibujo te valdrá de idea https://felixmaocho.files.wordpress.com/2008/12/compostera-2.gif?w=273&h=306&h=272

        De vez en cuando retiras la cerca, la montas al lado y te será fácil retirar el compost y cortar las raíces en un sitio y rellenar con el compost en el nuevo lugar de forma que asi quede revuelto.

        Comentario por felixmaocho | 2 abril 2012

      • Cierto, muchas gracias lo de los palets puede ser la clave.

        Lástima q no te pueda dar feedback en un par de semanas….

        más bien me llevara un par de lustros, pero ten por seguro q lo probaré.

        Muchas gracias de nuevo Félix.

        Jesus

        Comentario por Jesús Maicas | 2 abril 2012

      • Hola de nuevo Félix,

        ya he montado el composter, basado en la idea del “pallet” y algo evolucionado.

        dime, si te interesa, como mandarte las fotos.

        los resultados del nuevo composter los sabré la primavera q viene, pero me ha sorprendido mucho q en las semanas q me ha llevado entre deshacer los antiguos composters y montar el nuevo lo mucho q ha madurado el compost en un simple montón en el suelo.

        Muchos saludos

        Comentario por Jesus | 15 junio 2012

      • No te debiera extrañarte, lo único que hacemos es copiar un proceso natural de reciclado de biomasa. En la naturaleza se hace compost, allí donde la materia orgánica se acumula arrastrada por el agua de lluvia. Si hay aire y hay humedad la biomasa se hace compost relativamente rápido, salvo la capa superior, desecada por el aire, razón por la cual nosotros tenemos que remover la compostera para que lo externo pase al centro.

        Encantado si has hecho fotos puedes mant darlas en un email a felixmanocho@gmail.com

        Comentario por felixmaocho | 15 junio 2012

  4. Hola! de casualidad llegué a tu blog y me encuentro que la foto del primer compostador, hecho con cajas de panadería, es una foto que saqué hace tiempo a mis compostadores!
    Sólo quería hacer notar mi sorpresa pues me alegra que mis ideas puedan ser útiles para alguien.

    Un saludo desde Galicia!

    Comentario por Neter | 10 abril 2012 | Responder

    • Esta compostadora es la que tengo yo pero con ocho cajas de frutería que son mas o menos de la mitad de altura que las tuyas. Para mi la ventaja es que revolver el compost es algo tan sencillo como volcar una caja en otra que este vacía. si la cajas no son muy grades las maneja perfectamente una sola persona y por otra parte ocupan poco espacio.

      Si se te ocurrió a ti, te felicito, pues es una idea muy barata y practica, (a mi las cajas me las regalaron en una frutería)

      Compite en precio y sencillez, con otra que encontré en Infojardin de un horticultor que se hace llamar Detripaterrones, que consiste en un simple cerco circular de tela metálica que se cierra con algún sistema que sea fácil de abrir. Normalmente dos tablas clavadas em el borde de la tela metálica que se unen entre si con dos o tres aldabillas.

      En mi opinión, si tienes bastantes restos este sistema es muy practico, pues tiene bastante capacidad y para revolver el compost, basta que de vez en cuando, abras el cerco, lo quites y coloques al lado de donde estaba y vuelvas a cargar en él el compost que habrá quedado como un montón, al lado del nuevo cerco, con ayuda de una pala de picos,

      Comentario por felixmaocho | 10 abril 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: