Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Por qué cultivar hortalizas autóctonas.

Por Félix Maocho
4/14/2010

Quien siga este blog, habrá observado la preocupación que tenemos por recomendar, que en lo posible, se cultiven verduras tradicionales y autóctonas, y ello por dos motivos, porque muchas de ellas se han dejado de cultivarse por no ser “comerciales”, es decir adecuadas para los huertos tecnificados que surten nuestros mercados, sin que   ello supone ni mucho menos, sino con frecuencia lo contrario, que esas semillas tradicionales no sean las más adecuadas para un huerto familiar.

Por otra parte, nosotros, los que tenemos el huerto como un hobby y no como el principal medio de ingresos, podemos permitirnos el “lujo” de contribuir con nuestro huerto a mantener la biodiversidad, cultivando estas plantas tradicionales, pues la tendencia actual, es centrar la producción de hortalizas, solo en un puñado de variedades “comerciales”, abandonando la siembra de todas las demás, lo cual es peligroso pues reduce la biodiversidad. 

Por otra parte las razones que tiene en un huerto industrial para desechar determinadas semillas, no son las mismas que tendría un hortelano de un huerto familiar. Por poner un ejemplo; habrán visto en el mercado unos tomates esféricos muy colorados que nacen en racimos, que son todos igual de grandes y con el mismo estado de maduración.  

Esos tomates son ideales para una plantación industrial, porque todos son de calibres comerciales, ni muy grandes, ni muy pequeños, maduran todos a la vez, lo que ahorra mucha mano de obra de recolección y permite arrancar la plantación de tomates después de la cosecha rápidamente puesto que todos maduran al tiempo. Por último tiene una ventaja más aguantan perfectamente largos transportes, lo que hace felices por ejemplo a los hortelanos canarios, que tiene que meter en un barco sus hortalizas para venderlas en la peninsula.

Todas esas consideraciones son de gran valor para una empresa grande de horticultura y ello empuja a muchos grandes cultivadores a seleccionar esas variedades, sin embargo, esas mismas propiedades, no son valoradas, o incluso son inconvenientes, en un cultivo familiar, Ejemplo de virtudes poco valoradas, que aguanten bien el transporte, cuando el transporte que van a tener, son los escasos metros que separan en huerto de la cocina.

El que sean del mismo calibre, tampoco suele ser virtud muy valorada por el aficionado, que se diferencia del comprador de supermercado, en que está acostumbrado a comer tomates de cualquier tamaño y no desprecia un tomate, porque tenga un crecimiento irregular e incluso no duda en comerse un tomate con señas de picado de la mosca, eliminando solo una pequeña porción alrededor de la picadura, pues él los ha cultivado y sabe que todos son igual de sanos y de ricos.

Algo que pasa de ser virtud, a ser defecto, es que los tomates maduren a la vez en la planta, pues eso puede ser una ventaja cuando se pagan jornales para cargar camiones que se llevarán el tomate a los mercados, pero, ¿qué haces en un huerto familiar si toda la cosecha de tomates te madura el mismo día?, ¿No será preferible tener variedades en las que los tomates vayan madurando unos antes y otros después, poco a poco de forma que tengas unos cuantos tomates maduros el máximo de tiempo posible?.

Pues así, lo suelen hacer las variedades autóctonas, no por nada, sino porque precisamente se seleccionaron durante siglos, esa propiedad, para tener hortalizas durante le frutos frescos el máximo de tiempo posible.

Y observará que no hemos hablado de lo más  preocupa al horticultor familiar, ¿Sabrán ricos esos tomates? Pues vamos a descubrir un secreto a voces, de todas las características que le preocupa a un cultivador industrial a la hora de seleccionar una semillas, la textura y sabor en boca, de las verduras, es de las que menos le preocupa.

Todos nos quejamos que hoy las verduras y las frutas que compramos en los Hipermercados no saben a nada, pero nadie se preocupa de elegir las verduras por la variedad, sino solo por el aspecto y el tamaño y claro está, los comerciantes ponen en su tienda, lo que la gente quiere comprar y no los mejores productos.

Así que pondrán a la venta unos productos muy bellos y muy coloridos y muy uniformes,  pero que tiene un sabor intermedio entre plástico y el cartón, si la gente quiere esos bellos objetos, ¿por qué va a ser el comerciante el que les lleve la contraria?.

Mi consejo es que sembréis variedades autóctonas conocidas por su buen sabor. Quizá obtengáis unas cosechas discretas en cantidad, pero será más segura, pues muy probablemente resista mejor la climatología y plagas locales mejor que las comerciales, siempre más delicadas y necesitadas de más cuidados y además asegurareis un buen paladar en vuestra mesa.

Félix Maocho

 

 

 

 

.

4 noviembre 2010 - Posted by | Horticultura | ,

4 comentarios »

  1. 100% de acuerdo. Deberíamos exigir en los supermercados que nos dejasen probar la fruta y verdura antes de comprarla. Tal vez así optaríamos por la más sabrosa en vez de la más aparente.

    Comentario por Maocho Jr | 4 noviembre 2010 | Responder

  2. Yo tengo un huerto pequeñito al final de mi patio. Se podría decir que he tenido que sacrificar el tener un jardín de los que te diseñan hoy en dían en un plis plas, previo pago de un pastón, por tener un huerto. No es cierto. Desde que empecé a diseñar mi patio, hace cinco años, cuando empezaban a construir mi casa, tuve claro que quería un patio y no un jardín, y por supuesto un huertecito donde plantar mis tomates, lechugas, acelgas, pimientos….En cuanto a las variedades, nunca me he planteado que sean autóctonas, aunque supongo que lo son, ya que compro los planteles en una pequeña tienda donde venden productos de huerto y, además están buenísimos. Como no tengo mucha idea de horticultura me limito a pedir lo que me gusta y me dejo aconsejar por los que saben. De momento me funciona. Ah, y animo a todo aquél que tenga un poquito de patio o terraza, que se atreva a cultivar tomates. No tiene precio picar uno de éstos una tarde de verano a la sombra de la pérgola.

    Comentario por Dolors. | 5 noviembre 2010 | Responder

    • Me gustaría que periódicamente me mandaras noticias y fotos de tu huerto

      Comentario por felixmaocho | 5 noviembre 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: