Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Viajar – Cuevas del Agua, la Cuevona y la Ruta de los Molinos.

Por Félix Maocho
20/8/2010

Pocos pueblos de España pueden presumir de tener un fenómeno natural excepcionalmente raro, Uno de ellos es Cuevas del Agua una aldea de apenas medio centenar de habitantes a unos siete kilómetros de Ribadesella que es la cabeza del concejo.

La región limítrofe entre Asturias y Santander es de naturaleza kárstica, o lo que es igual. de suelo calizo, ello permite que el agua disuelve la caliza formando curiosísimas formaciones geológicas en una geografía atormentada por la erosión del subsuelo.

Uno de lo fenómenos más curioso es la Cuevona de Cuevas del Agua.   Para s llegar a este pueblo hay que tomar desde Ribadesella una carretera que atraviesa un túnel, algo que no tendría nada de particular, si no fuera por que el túnel es una cueva natural formada por el fluir durante miles de años de un pequeño riachuelo que corre hoy paralelo a la carretera.

La Cuevona de Cuevas del Agua es un raro caso en el mundo, que una carretera de doble dirección se adentra serpenteando en una cueva natural para atravesar una montaña. según se recoge en algún lugar tan solo ocurre en otros dos sitios en todo el mundo aparte de este.

Como siempre trato de  traer a esta sección lugares donde ir en un viaje de fin de semana para quien resida en la Peninsula. Son lugares de interés, pero algo fuera de las manidas rutas turísticas que rara vez se ofertan en agencias de viaje, por lo que no habrá aglomeraciones ni colas y los precios de la hostelería de la zona son más discretos que los que se encuentran en las metas turísticas más publicitadas. Lugares ideales para viajes tranquilos de quien gusta por ejemplo, hacer noche en una de las múltiples casas rurales de la zona. 

Para llegar a Cuevas del Agua partimos del casco urbano, cruzamos el puente dirección a la playa y giramos a mano izquierda, hacia las Cuevas de Tito Bustillo.

Unos 900 metros después, pasamos los pueblos de La Huertona y Sardalla; unos 700 metros más allá al coronar un tramo ascendente encontramos la señalización a Cuevas del Agua. Desde esta bifurcación seguimos la carretera hasta el final.

La cueva es muy amplia, de cerca de 300 metros de recorrido de alta bóvedas, iluminada a trechos para realzar su belleza. Atravesarla al volante de un vehículo es toda una experiencia  que merece realizarse.

En esta fotografía realizada con exposición en el interior de la cueva se ve el rastro dejado por los faros y pilotos de  un coche que pasó por delante del objetivo.

La carretera que atraviesa la cueva muere en el pueblo de Cuevas del Agua, poco después de atravesar la cueva pues el pueblo, que esta en medio de un valle cerrado que solo tiene salida por el túnel.

Andando por los bordes de la carretera, para no ser atropellados por accidente, podemos recorrer la cueva e ir observando como cambia la fauna y flora en función de las dos variables que hay en la cueva, la luz y que el terreno sea seco o sea el cauce del río..

Condicionados por la mayor o menor luminosidad se catalogan algas y hongos, líquenes, musgos, helechos. También hay fauna cavernícola: desde los murciélagos a invertebrados que difícilmente llegaremos a b observar en la obscuridad del interior de la cueva.

Por más que la cueva sea una raraza casi única en el mundo y que seamos muy curiosos, una sola cueva de trescientos metros no puede llenaros el ocio de una mañana, por ello propongo completarlo por una excursión por el valle. Podemos dejar el coche aparcado en el parking que hay a la salida de la cueva y continuar la carretera hasta la cercana aldea para visitarla con calma y tomar luego cualquier camino de tierra y adentrarse en los prados y luego en el monte para dar una tranquila caminata en un precioso paisaje. .

Estamos en una aldea que goza de una situación privilegiada, su condición de pueblo aislado al final de una carretera, le hace ser, pese a estar solo a cinco kilómetros de Ribadesella en una aldea apartada del mundanal ruido, no hay tráfico lo que hace de ella un remanso de paz y tranquilidad, que conserva aun las señas de identidad de la vida rural. Es uno de los pueblos del municipio de Ribadesella con mayor número de hórreos.

Hay un Aula de la Naturaleza  (Información y reservas: 616 74 09 95 / 985 85 79 15) donde nos podrán ampliar la información que damos aquí. Visitado el pueblo podemos realizar la Ruta de los Molinos, una senda que parte del  pueblo y que permite asistir a una demostración de cómo funcionaba uno de estos ingenios hidráulicos de otra época.

La ruta comienza en el pueblo de Cuevas del Agua. La pista que nos conduce a el caserío de Santiago a unos centenares de metros. Quedando a nuestra izquierda el río Sella. Una vez que llegamos al caserío, cruzamos éste hacia el fondo, por donde discurre la riega de Tresmonte. Deberemos de cerrar una portilla campestre a nuestro paso.

Siguiendo el arroyo nos adentramos en un valle estrecho y muy frondoso salpicado de molinos harineros, la mayoría de ellos en avanzada ruina, excepto el llamado Molino de Francisco. Precisamente después de este molino el camino asciende para alcanzar la pista que conduce al caserío de Tremonte.

La ruta es también un ejercicio botánico, pues descubriremos un extenso muestrario de árboles autóctonos en un corto trecho. El  recorrido de  ida y vuelta se hace en una par de horas y puede realizarse agradablemente en cualquier estación del año si no llueve. Si somos un poco más andarines podemos seguir el camino y llegar a la aldea de Tresmonte, solo sólo habitado por una familia, que es una buena muestra de la arquitectura popular.

 La Cuevona es, en suma, el paso a un paraje sorprendente, casi secreto, donde la tranquilidad es la misma que siglos atrás, y donde casas y hórreos conviven con el río silencioso, los hombres, las vacas y gallinas por los caminos, las hortensias y los huertos.

Felix Maocho

Otros post de Viajar

Anuncios

20 agosto 2010 - Posted by | Viajar | , , ,

2 comentarios »

  1. He visitado ese fantástico lugar, que necesita ser cuidado con un poco de mimo o no durará mucho su belleza, tanto de la cueva como del pueblo. donde casas preciosas de arquitectura tradicional que dan machacadas por complementos de arquitectura moderna, bonitas en otro entorno pero que rompen la armonía y la belleza

    Comentario por isabel | 27 marzo 2016 | Responder

    • Claro está que todo se puede mejorar, pero no es la impresión de descuidada, ni el estado de la cueva, de siempre salida natral del pueblo, auntes un camino y hoy asfaltado, ni el pueblo, a mi juicio bastante bien consertvado, aunque como indico claró est´se pudria tener aun mejor.

      Comentario por felixmaocho | 27 marzo 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: