Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Cocina para mileuristas – Como aprovechar los pimientos

Por Cristina Galiano
20/7/2010

A los que tienen un pequeño huerto quizás les interese saber lo que se puede hacer con los pimientos, para aprovecharlos, si de repente viene la cosecha entera. En este caso vamos a hablar de los pimientos gordos de todas las clases, los amarillos, los verdes y los rojos.  Si no se tiene cosecha no creo que compense.

Puedes bajarte un .pdf e imprimirlo con la receta para seguirla con mayor comodidad en la cocina.  La versión .pdf  de estas recetas la  encontrarás aquí, viene en color pero es más económico imprimirla en blanco y negro.

.

CONSERVACIÓN

  • Si tenéis la nevera a la temperatura adecuada, entre y , los pimientos recién recolectados pueden conservarse varios días, hasta 15 o más, pero hay que perder un poco de tiempo con ello y tener suficiente espacio en el frigorífico.
  • Envolver cada uno en un trozo de film transparente de plástico de manera que esté totalmente protegido y guardarlos en la nevera. Se conservan fantásticamente, sin arrugarse ni estropearse si están bien envueltos.  

CONGELACIÓN

Al matural

  • Se pueden congelar, aunque hay que tener en cuenta que su estructura cambia, no así sus propiedades que se conservan íntegramente. Recordemos que los pimientos, junto con el perejil, son los vegetales que tienen más cantidad de vitamina C, más que las naranjas, los kiwis y los frutos rojos, y ésta permanece intacta durante la congelación.
  • Lavarlos, secarlos, abrirlos por la mitad y retirarles todas las semillas y filamentos blancos que puedan llevar en su interior así como la parte fea del tallo.
  • Cortarlos en trozos medianos.
  • Meterlos en una buena bolsa de congelación y cerrarla de manera que quede en el interior la menor cantidad de aire posible.
  • Introducirlos en el congelador al máximo de frío, mejor 27º o 28º bajo cero que solo 24º.
  • Se conservan allí durante muchos meses.
  • Cuando se vayan a usar, descongelarlos en su misma bolsa en la nevera, secarlos con papel absorbente de cocina y usarlos para sopas, cremas, guisos, sofritos… No se pueden freír puesto que al cambiar su estructura aparecen blanduchos.

En vinagreta

  • También se pueden congelar en vinagreta. En este caso picarlos en cubitos pequeños junto con cebolla, pepino y tomate. Añadir la vinagreta, remover y congelar como anteriormente, ahora dentro de un tupper en lugar de bolsa. Aunque al descongelarlos su aspecto no es tan bonito ni brillante, pueden servir para acompañar cualquier salpicón, pescado o ensalada.

Asados

  • También pueden asarse enteros, sobre todo si son muy gordos y tienen mucha carne y poca piel, y congelarlos tal cual se han asado, totalmente enteros, con piel y tallo. Si los “asáis” a 100º en el microondas no hace falta añadirles nada, ni embadurnarlos con aceite. Al descongelarlos, siempre en la nevera, la piel se desprende con mucha más facilidad que recién asados.

 Fritos

  • Si los pimientos son verdes y finos se pueden freír, escurrirlos bien sobre varias hojas de papel absorbente de cocina y guardarlos en un tupper.
  • Congelarlos al máximo de frío como anteriormente.
  • Al descongelarlos casi no se nota que han estado congelado.  
  • Si freís cierta cantidad comprobaréis que el aceite, y yo recomiendo siempre el de oliva, aparece de un color muy oscuro debido a que el pigmento verde del pimiento oscurece el aceite y habrá que desecharlo con todo el dolor de vuestro corazón. Un aceite que cambia visiblemente de color o de olor debe descartarse ya que ha perdido en gran parte sus buenas propiedades y ha adquirido otras nada recomendables.             

 

MERMELADA RAPIDÍSIMA DE PIMIENTOS ROJOS

 

INGREDIENTES: 

  • 2 pimientos rojos grandes
  • 300 g de azúcar

1.      Lavar los pimientos, secarlos, cortarlos por la mitad y retirarles las pepitas y los filamentos blanquecinos interiores, si los tuvieran y la parte fea del tallo. Los pimientos pesan ahora 400 g.

2.      Volcar estos 4 trozos en una ensaladera grande, taparla con una tapa de silicona, con un plato invertido o con una tapa que encaje bien y cocerlos en el microondas durante 10 minutos a potencia máxima.

3.      Escurrir el agua que han soltado, aunque no hemos puesto ninguna. Pero los pimientos tienen ni más ni menos que un 94% de agua en su composición lo que se llama “agua de constitución”.

4.      Triturarlos con una trituradora o con una minipímer hasta obtener trocitos muy pequeños pero no puré.

5.      Añadir el azúcar, remover bien para que se mezcle todo por igual y volver a cocer en el microondas, 5 minutos a potencia máxima, pero ahora destapados para que la mermelada vaya espesando.

6.      Al cabo de ese tiempo, sacar, observar, remover de nuevo, y como estará muy líquida, volver a cocerla de la misma manera otros 5 minutos.

7.      Ahora puede que ya esté lo suficientemente espesa y puede que no. Si está todavía poco espesa, volver a cocerla otros 5 minutos de la misma manera.

8.      Como ya estará a vuestro gusto, volcarla inmediatamente en un frasco corriente de los de mermelada, llenarlo hasta arriba, a continuación cerrarlo y en cuanto esté a temperatura ambiente, guardarlo en la nevera.

9.      Si seguís todos estos pasos la mermelada no necesita una esterilización posterior. 

  • En total han sido 20 minutos de cocción y solo habéis manchado la ensaladera, que al ser de cristal, se limpia perfectamente en el lavaplatos.
  • No pongáis nunca los 5+5+5 minutos en una sola vez porque la mermelada al cocer demasiado “subiría” y podría salirse.
  • Además conviene removerla cada 5 minutos.
  • Y también controlamos mejor la cocción pues los pimientos dependiendo de su estado de maduración pueden tener más o menos agua, y espesarse más o menos deprisa.
  • Si queréis complicaros un poco más, añadir desde el principio, para aromatizarla, un trozo grande de piel de limón, solo la parte amarilla que es la que tiene las esencias.
  • También, para esta cantidad podéis añadir 3 o 4 cucharadas de zumo de limón. Como añadís este “líquido”, quizás tengáis que añadir 1 o 2 minutos más de cocción para espesarla suficientemente.
  • Pero tal como os la he puesto resulta riquísima, facilísima y muy rápida.           

Cristina Galiano

Para cualquier duda, pregunta, comentario o aclaración, poneros directamente en contacto con Cristina que contesta personalmente a todos sus seguidores, www.cristinagaliano.com.

     

.

Anuncios

20 julio 2010 - Posted by | Cocina para Mileuristas, Horticultura | ,

1 comentario »

  1. He probado la de tomate, me suena rarisimo la de pimiento.Saludos !!

    Comentario por colokasia | 20 julio 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: