Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Personas sinestésicas

Es algo que siempre me ha apasionado, porque creo que hasta cierto punto es una ventaja tremenda para la capacidad de aprender de las personas. Por supuesto, depende del tipo de sinestesia, pero he escuchado a gente que tenía esta condición hablar de ello y me han dado envidia.

Se trata de gente que mezcla los sentidos, que tiene sensaciones asociadas. Por ejemplo, cuando ven un número, lo perciben con un color distinto a otro número. O las distintas letras o sonidos. Algunos incluso tienen sensaciones kinestésicas (de tacto). Por ejemplo, hay un niño que siente la música, como si fueran brisas de aire o fuerzas a su alrededor, lo que le ha permitido ser un prodigio desde muy pequeño tocando jazz en el piano.

Se estima que hay una persona sinestésica por cada 500, en los casos más simples, uno de cada 15.000 en los casos más raros. Lo curioso es que, al ser asociaciones del cerebro, la mayoría de las veces, es una característica innata. Sin embargo yo creo que se pueden crear esos nexos de forma artificial si se hace desde muy pequeño. Por ejemplo, a mí me asociaron las notas (mi, la, re, sol) con los colores (verde, rojo, amarillo, azul) cuando era muy pequeña y aprendía a tocar el violín de oído (yo empecé con 6 años, pero hay muchos niños que empiezan con sólo 3, mediante el método Suzuki). Aún hoy, si escucho esos sonidos, y estoy relajada, en mi mente aparecen los colores. Además, el resto de notas, me las asociaron con números, así que a veces también me vienen a la cabeza cuando escucho ciertas melodías simples.

Aparte del tema científico y de la curiosidad, lo que me llama la atención de este fenómeno es su aplicación práctica en el aprendizaje. Por ejemplo, el hecho de que ver una palabra mal escrita, una falta de ortografía, a mucha gente nos dé una sensación incómoda, casi como un escalofrío (dependiendo del error), hace que seamos realmente buenos en eso. Además, para aprender idiomas es realmente útil. Una chica me explicaba hace años que asociaba los colores con la fonética de las palabras. La chica veía los trozos de las palabras separados en sílabas y según su pronunciación, tenían una tonalidad distinta. Así, su cerebro, automáticamente, era capaz de emitir el sonido correcto, lo cual es algo que a mucha gente le parece difícil, sobre todo en idiomas que no se pronuncian igual que se escriben (inglés, francés…).

Supongo que los que sois buenos en números, física, etc. tenéis otro tipo de asociaciones. Como podéis ver en uno de los vídeos, hay savants que tienen sus grandes capacidades basadas en una representación tridimensional de los cálculos, que les sale naturalmente. Seguramente tenga una relación también con la orientación espacial. Yo soy de ese tipo de personas que se orienta mal tirando a peor, por lo que necesito un GPS, mapa y poner toda mi atención para no perderme por ciudades desconocidas. Sin embargo, conozco gente que todo el tiempo sabe donde está sin que le cueste ningún esfuerzo, como si tuviera una brújula instalada en su cerebro y asociase la vista con un motor, un impulso que le llevase en la dirección correcta.

A cierta edad, probablemente se pierda la posibilidad de crear nuevas asociaciones neuronales en este sentido, pero no deja de ser útil intentar aprender nuevos contenidos enlazándolos con cosas conocidas. Muchas de las técnicas usadas por los “genios” de la memoria consisten precisamente en crear historias para ir pasando de un número al siguiente (esos que memorizan enseguida grandes secuencias o que son capaces de recordar tropecientos dígitos del número pi). Yo ahora intento aprender japonés, pero me está costando mucho, pues normalmente he aprendido los idiomas sin estudiarlos. Por ejemplo, nunca me he planteado qué tiempo verbal debo usar en inglés, sino que simplemente en mi cabeza las cosas suenan, se sienten, bien o mal. Pero para aprender los kanjis (“simbolitos”) del japonés, intento imaginarme la palabra dibujada de alguna manera, con alguna distinción importante de aquellas que tienen un pictograma parecido.

Hay varios documentales sobre la sinestesia, que son realmente interesantes. También os pongo un vídeo más creativo que informativo, pero muy curioso.

22 agosto 2009 - Posted by | General, PNL | , , ,

7 comentarios »

  1. Muy interesante no sabía que existia esta capacidad en algunas personas, el ser humano no deja de sorprender

    Comentario por Raquel Morente | 22 agosto 2009 | Responder

  2. Yo tengo esta particularidad desde siempre, le veo colores a los nombres, meses, números, días de la semana y países. No son colores primarios, son mezclas muy exactas de tonalidades y no cambian nunca. No me sucede con nombres nuevos, en general.

    Comentario por Amancay | 18 julio 2013 | Responder

    • pues ya sabes como se llama tu habilidad sinestesia. Lo que me gustaría saber es si esa singularidad ayuda o dificulta la vida a quien la tiene, es decir si por ejemplo, te ayuda a combinar colores mejor, lo que puede ser una ventaja, si eres dacorador por ejemplo, o por el contrario, te crea una perturbación que te impid3e concentrarte en los cálculos mentales.

      En resumen si tu lo consideras c ventajoso, inconveniente o indiferente.

      Comentario por felixmaocho | 18 julio 2013 | Responder

      • Como lo poseo desde mi temprana infancia lo considero absolutamente natural, en general no lo menciono porque indefectiblemente me asaltan con las consabidas preguntas: y mi nombre qué color es? Tal vez me ayuda a recordar palabras de textos leídos mucho tiempo atrás, o la ubicación de una provincia en un mapa, por ejemplo, pero no me dificulta ni me mejora la vida, es casi subconsciente. Y a la inversa de los demás me pregunto como será pensar en alguien sin color…

        Comentario por Amancay | 21 julio 2013

      • Curioso, en efecto, habria que ver que ventajas reporta en determinadas ocupaciones, por ejemplo yo soy suavemente “Asperger”, que es una especie de autismo menos profundo, Eso nos da una facilidad de concetracióon en lo que estamos pensando que nos hace mas aptos para el trabajo de programador informático, muchos triunfadores en este como Bil Gates o Turing se les diagnostico es sindrome de Asperger.

        Por su puesto estos señores aparte de “Asperger” eran unas inteligencias privilegiadas, pero lo cierto es que estban naturalmente dotados para comprender como funciona un ordenador, y por tanto haacer programas para dirigir su funcionamiento.

        Por ejemplo en mí esta “simgularidad>” me produce especial aversión a hablar por teléfomo aparato en el que soy seco y conciso sin poderlo superar, eso me limita en otras posibles profesiones donde el dominar ese medio de comuncacion es fundamental.

        Igual con su “singularidad” están especialmente dotados para ser bibliotecarios o almacenistas o elgo parecido. Pienso que quiza pueden estar dotados para combimas armonicamente colores, ralmente no tengo ni idea si es así, pero que si lo fueran, podrian ser magnificos, decoradores, directores de fotografía, críticos de arte o cosas parecidas.

        Gracias por dialogar sobre el tema y si quiere escribir sobre ello, (con su nombre o con seudonimo), mi blog está en principio a su disposición..

        Comentario por felixmaocho | 21 julio 2013

  3. Yo soy la agradecida ya que es la primera vez que puedo manifestarme sobre esta “singularidad”, como usted la define; en un próximo comentario voy a referirme a algunas observaciones interesantes que rodean a mi sinestesia, fruto de mis auto observaciones ya que soy bastante analítica. Y le comento que me interesa mucho el tema del Asperger, yo tenía entendido que se trata de un trastorno de la personalidad, pero veo que usted lo menciona con la misma naturalidad que nosotros lo hacemos con nuestras mezclas sensoriales, y realmente me gustaría, si es posible, que se tratara en este espacio ya que es tan poco lo que se habla de este tema, y a mi en particular me interesa mucho.
    Gracias nuevamente, un saludo…

    Comentario por Amancay | 26 julio 2013 | Responder

    • Lo denomino “singularidad” porque no me parece razonable encuadrar ese síntoma en el grupo de las “enfermedades”, pues mas bien hay que encuadrarlo en el grupo de las particularidades que diferencian a un individuo de los demás, como son el color de su pelo, o de sus hojos, o ser diestro o zurdo, pues, por una parte es congénito y por otra, las dificultades o destrezas que te produzcan estas diferencias, no te hacen ser excepcional y mucho menos un monstru de feria. Al menos para mi, el que tu mente asocie colores a determinados conceptos, es una “rareza”, pero no mas que tu mente domine con más habilidad la mano izquierda que la derecha.

      En cuanto a mi “Asperger·, me he enterado que lo tengo, porque hace pocos años un doctor definio el síndrome, hasta entonces, era un niño normal, algo despistado, con mucha vida a interior, y con ciert6a dificultad de hacer amigos, pero uno más entre tantos niños que sin llegar a ser problemáticos, no eran como todos.

      Sinceramente nadie me ha tratado, pero por lo que yo he podiddo leer, en en cierta medida, suavemente lo soy, aunque no me ha impedido, (pero si dificultado), hacer una vida normal, y en cambio hizo que en el trabajo de programacion de ordenadores que muchos encuentran árido, me encontrara a gusto.

      Por supuesto, tener, (suavemente), el sindrome de Asperger, no te hace ningun superhombre, ni eres más listo, mi mas capacitado, ni con más voluntad que los demás, simplemente te facilita la capacidad de concentración y de aislarte de tu entorno, tan pronto como te lo propongas. Por ejemplo, yo cuando estoy concentrado, no oigo a alguien que me hable, o el timbre del teléfono y tienen que darme en el hombro, o meterse dentro de mi campo visual, para que les atienda.

      Eso para muchos trabajos que exigen concentración, es una ventaja valiosa, pero en cambio, mi mujer costantemente me acusa de no escucharla, porque cuando me habla, a veces estoy pensando en otra cosa y aunque hasta la miro a su cara, no la oigo.

      Bi una cosa me ha hecho un genio en informática, (para ello se necesitan más “habilidades” que la capacidad de concentración), ni me han impedido tener un matrimonio rtazonablemente felíz, pues mi defectos los suplo con otras virtudes que nada tiene que ver con el Asperger.

      Repito, que si desea utilizar mi blog como un lugar donde escribir su experiencia, estaré en cantado de facilitarle la oportunidad.

      Comentario por felixmaocho | 26 julio 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: