Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Malos Pensamientos – Los políticos de espaldas a Internet.

A menos de una semana de las votaciones europeas, mi e-mail no ha recibido ni un solo mensaje procedente de los partidos políticos. Tampoco he visto un solo banner que invite a leer el programa de un partido, ni he visto un comentario escrito en un blog en nombre de un partido. Naturalmente que el que yo no lo haya visto, no quiere decir que no exista. Internet es muy grande y tienen muchos recovecos, y pese que yo navego bastante, lo hago por un numero amplio de lugares, pero que dista mucho de ser representativo como muestra de Internet, pues además son sitios relacionados con asuntos de mi interés, por tanto mi información de lo que existe o no en Internet, tiene que tener un inevitable sesgo debido a mis gustos e intereses.
 
Sin embargo, a mi buzón han llegado unas bastantes cartas de los partidos en liza y basta con que salga a la calle para que vea, colgados de las farolas, a lo largo de muchas calles, banderolas de los dos principales partidos, que solo tiene la foto del cabecera de lista y el lema de la campaña de cada partido.
 
Es evidente que los grandes partidos nacionales y los nacionalistas de mayor implantación, gastan abultados presupuestos en propaganda con el fin de llevar su mensaje al ciudadano. Este gigantesco presupuesto se gasta lógicamente en televisión, pero también en mítines, ruedas de prensa, cuñas radiofónicas, publicidad en periódicos, vehículos con altavoces, grandes vallas publicitarias, banderolas en los postes de la luz, buzoneo, pasquines, etc.
 
Continúa
 
No hay dinero para Internet
 
Aparentemente no hay medio publicitario que no hayan ocupado durante el tiempo que dura la campaña. Sin embargo, no hay un solo banner, ni una sola pequeña publicidad ha aparecido en la pantalla de mi PC de un partido político. Me atrevería a asegurar que los grandes partidos, no gastan ni el uno por mil de su presupuesto publicitario en la Red.
 
Internet, que debería ser el mejor medio para dar a conocer al ciudadano la ideología, proyectos y programa de los partidos políticos, no se utiliza adecuadamente. En Internet no hay limite de espacio ni de tiempo, ¿qué mejor sitio para poner un detallado informe con sus promesas electorales, y los argumentos que han hecho preferir esas promesas a otras, así como también las críticas a las promesas de otras formaciones?.
 
Indudablemente nadie se va a leer esa catarata de información, pero el que tenga una duda puntual, sobre un tema muy específico, como la enseñanza pública, las pensiones, o el paro, podría encontrar sin mucha dificultad los argumentos de unos y de otros y comparar las promesas de cada uno y todo ello, por un coste reducidísimo para los partidos, teniéndolo disponible 24 horas, siete días a la semana, para todo los posibles votantes del país.
 
En Internet están los votos que pueden cambiar de partido
 
Hoy día Internet llega al 31,7% de la población y no solo eso, esa población  es la más dinámica, mejor formada, y la más preparada para asumir riesgos de cambios a nuevas ofertas. Posiblemente formen el segmento que de una votación, a la siguiente, pueda decidir cambiar el signo de su voto o decidir quedarse en casa como voto de castigo.
Es decir, en ese 31,7 de la población están la mayoría de los votos que puede dar la victoria a unos u otros, y además se puede llegar a ellos con un coste mínimo.
 
Tanto la televisión, como la radio y los periódicos, están pasando una crisis que posiblenmente a bastante les lleve al cierre del medio de comunicación, debido precisamente a que a la fuerte disminución de la inversión publicitaria por parte de las empresas, se ha unido la desviación de un parte creciente del presupuesto publicitario a Internet, un medio que hace uno años no tenía, desde el punto de vista publicitario, la menor transcendencia pero que hoy, es un elemento a tener cada vez más en cuenta a la hora de repartir los fondos de una campaña de publicidad.
 
¿En qué piensan nuestros políticos, cuando se olvidan de Internet y el mundo digital en general?. Cuando observamos la actitud de los partidos con Internet, lo que más nos llama la atención es el olvido casi total que los políticos tienen por este medio.

 Los pequeños partidos tampoco aprovechan este medio

 Claro está que quien tiene un gran presupuesto para publicidad y con toda seguridad va a conseguir el seguimiento de su campaña por parte de todos los medios de prensa tradicionales, puede darse el lujo de olvidarse de Internet, de todas formas su mensaje de mejor o peor forma va a llegar a todos .

Pero, ¿y los pequeños?. Los verdes, los carlistas, los gays, los maoístas, los anticlericales, los humanistas, los republicanos, los pacifistas…,  Todos esos partidos que nos enteramos de su existencia, cuando el día de las elecciones nos encontramos una mesa plagada de papeletas de partidos ignotos, que nadie sabe a ciencia cierta lo que desean hacer. Esos partidos los que no tienen presupuesto para campañas, que no pueden mandar cartas, ni pegar carteles, aquellos a los que a sus mítines, si los dan, no acuden las televisiones públicas ni las privadas, y a los que los espacios reglamentarios de publicidad en los medios oficiales, se les asigna en horas sin audiencia. ¿Cómo es que esos, no aprovechan lo que les da Internet de forma intensiva, cuando la mayoría de las cosas son gratis?

 Puesto que carecen de dinero para derrochar, deberían ser por fuerza, mucho más imaginativos. ¿Habrán aprovechado al máximo aquello que tienen gratis, como el “SPAM”?. ¿Hicieron vistosa páginas web para presentar su programa?. ¿Escribieron blogs y utilizaron técnicas de marketing viral para propagar sus ideas?. ¿Diseñaron atractivos carteles y circulares para que sus escasos seguidores los multiplicasen en las impresoras de su hogar y en la oficina?. ¿Se introdujeron en los blogs mas visitados, para hacer comentarios donde verter y dar a conocer su ideología sobre cualquier tema que se trate en esos blog? ¿Han aprovechado Internet de alguna forma para dar a conocer su opción política, sus desconocidos programas, de su visión diferente de la vida y de la forma de hacer política,….?

Pues tampoco, al menos yo no he recibido en mi buzón electrónico ni un solo e-mail con propaganda electoral de estas pequeñas formaciones, ni tengo noticia de ninguna acción realizada por parte de estos pequeños partidos.

Un inmenso generador de opinión publica sin aprovechar

Decididamente, tengo la impresión que nuestros políticos, con independencia de que sean de derechas o de izquierdas, liberales o integristas, parlamentarios o extraparlamentarios, viven absolutamente de espaldas a Internet, a los millones de potenciales votantes que Internet pone a su alcance, un 31,7% de la población, según la última encuesta publicada en el Estudio General de Medios

egm2009En el mismo estudio donde se ve que que pese el fuerte aumento de población habido en estos últimos años, debido a la inmigración, (más de cuatro millones de personas), todos los medios de comunicacion, excepto los periódicos, que han aumentado 4 millones de lectores, debido a la aparición de los periódicos gratuitos, están estabilizados o tienen ligeras pero sostenidas pérdidas, lo que quiere decir que todos están perdiendo cuota de mercado, como la televisión que ha pedido en diez año mas de dos millones de audiencia, la radio que ha perdido medio millón, los dominicales han perdido nueve millones, las revistas han perdido un millón.

Pinche en la imagen para ampliarla.

Solo Internet en estos diez años tiene un crecimiento continuado que va del 0,9% en 1997 a 31,7% en 2009 es decir un TRES MIL % de crecimiento en los últimos doce años con crecimiento continuado sin un solo año de retroceso independientemente de los avatares económicos del país.

Pues bien ese inmenso medio de comunicación que supera la eficacia de los dominicales económicos multiplica por 8 el impacto de las vallas publicitarias y esta casi en la mitad de influencia de la televisión, NO SE APROVECHA PESE A SER GRATIS, por los ninguno de los partidos, ni los grandes ni los pequeños que por motivos económicos, no tiene ningún otro medio de comunicación a su servicio .

 

Las TIC han demostrado ser útiles en política

Ni el ejemplo de la Revolución Zapatista,  donde unos pocos guerrilleros, disparando con más acierto comunicados en Internet que balas en la selva, consiguieron mantener en jaque al mismísimo ejercito de México. Ni tiene en cuenta que usando solamente Internet, los grupos antiglobalización  consiguen movilizar tales muchedumbres, que de seguir así, los lideres del G8 terminarán por reunirse en un submarino en medio del Atlántico.

Tampoco observando lo ocurrido aquí mismo, en  España, donde se movilizó a la población con el uso de Internet en temas como el Prestige  o la Guerra en Irak  que se crearon y mantuvieron  en gran medida mediante “e-mails” y “weblogs”. ¿Quién no recibió fotos en su buzón del estado de las costas gallegas o no le llegaron noticias en blogs escritos directamente por los mismos participantes en la guerra de Irak?.

El político que depende del aparato partido, no usa la Red

 Ramón Salaverria profesor de la Universidad de Navarra , opina que los partidos conciben la Red como una valla publicitaria y no como un medio de comunicación y contacto personalizado de los candidatos. y el electorado, destacando la ausencia vehículos como el chat, mítines en tiempo real o discursos grabados. En esta apreciación coincide con denunciada por la Asociación de Internautas, (AI), sobre la falta de uso de la Red como herramienta electoral. En opinión de Víctor Domingo, de AI, “los políticos tienen miedo a perder su papel por culpa de Internet”.

 El por qué de ese miedo a Internet, en mi opinión, reside en que nuestros políticos, basan su poder en la cercanía y sumisión al “aparato” del partido, que es quien designan a los que ocuparán un cargo público o un puesto en las listas electorales. Ocurre a veces que los potenciales votantes muestran su rechazo a un determinado candidato y consiguen sacarlo de una lista o de un puesto, Por ejemplo ha sido muy contestado la Exministra de Obras Públicas como número dos de la lista del PSOE, pero nunca han conseguido lo contrario, incluir a alguien en las listas que elaboran los partidos.

 Resulta por lo tanto, que ser conocido del público es un riesgo, nunca una ventaja, mientras que ser absolutamente desconocidos por los votantes no supone ninguna desventaja. ¿Qué interés va a tener un político en contactar con el votante a través de Internet?.

 Generar votos resta fidelidad del político al partido

 Hoy, los políticos necesitan mucho carisma personal para llegar al ciudadano de a pié. Exceptuando los líderes de los grandes partidos, que tienen fácil acceso a los medios de comunicación, es escaso el número de políticos que consiguen atravesar la tupida barrera que les separa del ciudadano de a pie. Solo hoy Rosa Diez, Esparanza Aguirre o Albert Boadella , consiguen por si mismos hacer llegar su opinión, no las consignas de su partido, sino sus propias ideas al votante, y el votante le amará o le odiará, pero sabe bien cuando vota a que y a quien, (o contra quien), esta votando.

Algunos están adscritos a un gran partido, pero su ascendiente sobre el ciudadano es tal, que si decidieran cambiar de partido o aparecer como independientes, como hizo Rosa Diez, arrastran con ellos una parte sustancial del electorado. Por tanto, su fidelidad al partido, es una convicción personal, no una conveniencia. El “aparato del partido” no puede desear fomentar el número de “políticos carismáticos”, prefieren siempre un ciudadano anónimo que ha probado su fidelidad dentro del partido que a la personalidad conocida y con prestigio, que nada les debe. Se fomenta así desde los propios partidos la aparición de personas, que independientemente de que sean realmente inteligentes o tontas, aparecen como personas grises y anodinas para el público, y ninguna mejor prueba que los actuales líderes de las grandes formaciones Zapatero, Rajoi, o Cayo Lara, personas que si no fueran alumbradas directamente por el foco de la actualidad, serían perfectos desconocidos del gran público.

Los partidos nos tratan como si fuéramos sordomudos.

 En el futuro, si alguna vez se llegan a implantar las listas abiertas, políticos sin necesidad de tener un fuerte carisma personal como tuvieron en su momento Tarradellas, Rodriguez Ibarra, o Fraga, pero hábiles en el uso de Internet, conseguirán romper la barrera de la incomunicación y contactar con el elector fácilmente. El elector cambiará ante las urnas, no votará partidos, sino personas, y el político culiparlante desconocido que hoy forma la mayoria de nustros diputados, senadores y concejales, perderá sus posibilidades de ganar un escaño.

Si algún día los votantes podemos votar personas y no a listas cerradas, la gran mayoría de nuestros políticos tendrán que retirarse a sus casas para ser sustituidos por otros que basarán su poder directamente en el ciudadano, en la fuerza del voto, y con toda seguridad ellos si utilizarán profusamente Internet, para establecer contacto y diálogo fluido y directo con sus votantes.

Lógicamente, por puro sentido de supervivencia, los actuales profesionales de la política, expertos en sobrevivir a las peleas internas del partido, pero torpes en convencer al ciudadano, luchan por mantener las listas cerradas y mantener apartada la Red de los tejemanejes del partido, pues temen, con razón. que si esto cambia hay un riesgo cierto para su carrera política.

Esta “dislexia digital” explica perfectamente, por qué aún no hay una webcam en Parlamento, mediante la cual los internautas podamos seguir el trabajo de sus señorías en directo. Solo excepcionalmente se transmite por la Red, la sesión dedicada al Estado de la Nación, donde por cierto, solo se lucen los cabezas de partido, justamente los únicos políticos que siempre tiene acceso a los medios de comunicación.

Con ello nos equiparamos los ciudadanos con el colectivo de sordomudos, un grupo social, absolutamente respetable, pero poco numeroso, que desde hace años, como el resto de los españoles, puede seguir esta sesión, y únicamente esta sesión, por un canal de TV especial con traducción simultanea a su lenguaje de signos. Es todo un símbolo de cómo nos quieren ver los políticos actuales, ¡como sordomudos!, sin oír y sin hablar. Así nos quieren, sin que nos enteremos ni opinemos de política a través de Internet.

Otros Malos Pensamientos

About these ads

3 junio 2009 - Publicado por | Malos pensamientos |

2 comentarios »

  1. Nada de nada, ni ” We can ” , ni nada por el estilo… Si que ha una red en facebook a la que me apunté pero creo que echa por la propia UE.. En todo caso , en general, hemos visto mas lo 2.0 como politica que politica 2.0 .. Marketing.

    Comentario por Ioannes Xabier | 6 junio 2009 | Responder

    • que pena estar de acuerdo, ojal´ça estuviera confundido

      Comentario por felixmaocho | 6 junio 2009 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 344 seguidores

%d personas les gusta esto: