Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – La biblia de Mariano Bueno

Con seguridad, si pensara recomendar seis libros a alguien que deseara comenzar con el hobby del huerto, uno de ellos sería este libro del Huerto Familiar Ecológico de Mariano Bueno , lo que no deja de ser curioso en alguien como yo. que se declara poco creyente en los principios ecológicos que mueven esta obra.
Convine por tanto que aclare mi postura ante los postulados ecologistas. Creo que hablar de un huerto ecológico, es hablar de un imposible. Ecología o lo que es lo mismo, el respeto a la naturaleza y agricultura son posturas enfrentadas. La naturaleza lucha por conseguir la diversidad, como una forma de encontrar el equilibrio y la agricultura, tiene como objeto conseguir que en una parcela de terreno crezca y prolifere una única especie, en detrimento de todas las que la Naturaleza había designado que crecieran y convivieran en ese espacio de terreno.
 
Tampoco me parece ecológico el sustituir los abonos minerales por la asimilación de abonos de origen orgánico como humus, o vermiculita, pues si bien es verdad que no introducimos en el terreno elementos minerales que descompensan el entorno natural, no lo es menos que tampoco es ecológico acumular en una parcela, los nutrientes naturales que la naturaleza tenía previsto diseminar por una inmensa área, lo que en la practica, supone enriquecer unas parcelas en detrimento de esquilmar otras, o lo que es lo mismo desnudar un santo para vestir otro.
 
Por otra parte tampoco comparto la aversión a el uso de productos químico para el control de plagas, por le misma razón que cuando caigo enfermo no dudo en tomar las medicinas salidas de los laboratorios farmaceuticos.
Se dice no desees para otro, lo que no te gustaría para . Si cuando yo caigo enfermo me parece lógico y razonable tomar los antibióticos que vencen a las bacterias que han proliferado en mi cuerpo, igualmente considero adecuado, utilizar las técnicas que la ciencia ha creado para combatir los males de la naturaleza. Lógicamente, si solo quiero espabilarme un poco, prefiero una taza de café a un a pastilla sicotrópica, igualmente si tengo un ligero estreñimiento, prefiero tomar una ciruelas pasas, a una píldora laxante, y en calquier caso ante una dolencia suave, prefiero dejar que la naturaleza siga su curso sin atiborrarme de medicinas, pero ello no es causa para que renuncie a los medicamentos cuando el caso lo requiera. Análogamente renunciar a priori a los abonos y plaguicidas, me parece una postura tan estúpida como usarlos de forma desmadrada y sin control.
 
Continúa
 
Pese a todo me considero ecólogo o lo que es lo mismo practico la ecología con lógica y procuro producir el menor impacto posible a la naturaleza y valoro si el daño que efectúo sea mínimo en función  de los bienes que pretenda conseguir, pero lo que no soy ni seré, es activista ecológista pues conlleva comulgar con dogmas, que obligan a unas posturas rígidas y automáticas, reñidas con cualquier pensamiento lógico y razonable. Frases como,  “Hoy lo más revolucionario es tener un huerto ecológico“, dicha por Gaspár Caballero, el otro santón español, junto a Mariano Bueno, del huerto ecológico, suenan a mis oídos como posturas maximalistas absurdas y lejos de mi forma de ser y pensar.
 
Dicho esto, el libro de Mariano Bueno, pese a ser claramente militante ecológico, se acerca mucho más a mi forma de pensar, pues siempre mantiene una postura ecléctica y no duda en romper cuando lo cree necesario con maximalismos ecológicos, aunque como es lógico en su forma de pensar, (y en la mía), una vez agotados los medios naturales a su alcance y buscando siempre una buena covivencia de la naturaleza con la práctica del huerto. Así por ejemplo no duda en recomendar el uso de medios mecánicos, (pag 124). o productos químico, (pag 161), recomendando estas prácticas, como digo, como último recurso y en caso de auténtica necesidad. Es por tanto la postura de Mariano Bueno bastante próxima a mi postura, solo nos separa mas cuestión de grado y matiz, más que de principios.
 
Por otra parte, este libro considero que es un magnífico libro para quien se decida a iniciarse en el hobby del huerto familiar, pues abarca no solo las practicas del huerto, sino también, las relacionadas tangencialmente con este actividad, como la pequeña ganadería, (gallinas, lombrices y abejas) y temas próximos como el cuidado de frutales o las plantas medicinales.
 
En conjunto, creo que este libro es semejante en calidad a los míticos libros de Jonh Seymour, “El Agricultor autosuficiente” y “La vida en el campo”, otro par de libros de cabecera para el que empieza con el huerto. En mi opinión con la ventaja del libro de Mariano Bueno, de ser más adecuado al horticultor español, pues las instrucciones que da para el cultivo de la huerta las fechas y prácticas están en función del clima templado y seco de la mayoría España, mientras que las de Seymour se refieren al clima de las Islas Británicas mucho menos soleado pero mas húmedo, solo aplicable en España al àrea cantábrica.
En cambio lo que es la periferia del huerto en especial la confección de mermeladas, y conservas vegetales, superan los libros de Seymour. Por ello dado que ninguno de los libros son disparatadamente caros, pese a estar abundantemente ilustrados, aconsejo aprovechar motivos de regalom como cumpleaños y reyes, para ir consiguiendo reunir los tres pues unos complementan a los otros y cualquiera de ellos y en especial este de Mariano Bueno, pueda transformarse en libro de cabecera del horticultor
 
No obstante, hemos de tener en cuentas que cualquiera de estos tres libros, abarcan una serie de temas tan amplio, que de ninguna forma puede entrarse al detalle en ninguno de los puntos tratados. Así pues, si uno quiere elevar al detalle de la forma de podar un frutal o de cultivar el tomate, lógicamente tendrá que buscar información complementaria a la del libro, pero al menos, estos libros le habrán indicado al principiante que es lo que tiene que profundizar.
 
Datos del libro
Título – El Huerto Familiar Ecológico, La gran guia práctica
Autor –  Mariano Bueno
Editorial – RBA libros 
ISBN 84-7007.367-2
Precio 36 Euros
415 páginas , 790 ilustraciones 
 
Direcciones de Interés   Mariano Bueno 
indice

2 abril 2009 - Posted by | Horticultura, Libros | ,

6 comentarios »

  1. Ya sé que no eres defensor del cultivo ecológico. Yo sí. Y por eso me permito hacerte un par de puntualizaciones, desde mi punto de vista, es probable que no nos pongamos de acuerdo, pero creo necesario defender la otra cara de la moneda.
    El libro ve dirigido a huertos familiares. Esto puede parecer una perogrullada, pues lo dice en el título, pero creo necesario remarcarlo. Hay que diferenciar un huerto para el autoconsumo y una actividad agraria de la que dependa tu sustento.
    En el contexto del huerto familiar creo absolutamente innecesario el uso de químicos tanto de biocidas como de fertilizantes.
    Ejemplos para rebatir algunas cosas de las que comentas:
    – La agricultura ecológica fomenta la diversidad de lo que cultivas. En una misma parcela (como sinónimo de bancal) se suelen cultivas varias cosas, además no se suele ser tan estricto con las malas hierbas. Por lo tanto debemos evitar el monocultivo. Las rotaciones anuales también evitan los problemas que genera el monocultivo.
    – El abonado ecológico no esquilma otras parcelas. La realización de un buen compost utiliza elementos que el algunos casos se tiran como basuras, es decir, eliminamos residuos. También usa las malas hierbas, que se acaban convirtiendo en materia orgánica útil.
    – Uno de los problemas del uso de pesticidas es que en primer lugar la gente no los sabe emplear. El mismo problema que, por cierto empieza a ser problemático, hay con el (ab)uso de antibióticos y su mala administración en humanos, ocurre en los huertos: la gente no respeta cantidades, ni plazos, ni siquiera emplea el producto adecuado para cada ocasión. En muchas ocasiones se emplean productos con el lema: “por si acaso”. En casi 10 años que llevo con mi huerto jamás he empleado un producto químico, doy fe de que es posible hacerlo. Sólo en casos extremos se podrían usar (aunque yo no lo haría jamás) y con conocimiento de causa. De la misma manera que tomo antibióticos si me duele la cabeza o si tengo un proceso vírico, o una aspirina si tengo hongos en los pies: cada medicamneto para lo que es.
    – En cuanto a los dogmas, estoy de acuerdo contigo. Los supuestos dogmas los pruebo, si funcionan, perfecto, si no funcionan , los descarto. Punto.

    El resto de lo que comentas estoy absolutamente de acuerdo contigo. El libro es una maravilla, yo ya he regalado unos cuantos y recomendado varias desde mi blog. Yo también le llamo La Biblia del huerto.

    Un saludo y gracias por permitir este, espero, interesante debate.

    Comentario por Lughnasad | 3 abril 2009 | Responder

  2. #Lughnasad
    Como buen ecologista admitirás que la variedad es riqueza, por lo tanto bueno es que unos opinemos blanco y otros negro. Sin embargo en este caso, como en el caso de Mariano Bueno, creo que las discrepancias entre nuestras formas de pensar, aun existiendo, son mas de matiz y de grado que de fondo.
    En efecto, se me pasó decir que refiriéndose a huertos que se tiene por hobby y no por necesidad de ganar dinero, o como fuente de alimentación para una población, (como yo entiendo que se tienen los huertos familiares), las consagraciones ecologistas deben subir muchos puestos, pues “lujos” que nos podemos permitir los que disfrutamos de dichos huertos, como puede ser el utilizar semillas autóctonas, de menos rendimiento en vez de semillas selectas, tiene cabida sin lugar a dudas en el huerto familiar, y son un lujo inaceptable en una expoliación agraria sujeta a otros condicionantes.
    Si sigues mis escritos, habrás visto que defiendo este tipo de acciones en huertos familiares. Como tu, prefiero utilizar abonos naturales a los químicos y busco soluciones naturales antes que de laboratorio, pero en mi esa es un preferencia y no una ley y disto de considerar un nitrato de fabrica un “veneno”, pues nos pongamos como nos pongamos, son nitratos lo que alimentan a nuestras plantas, vengan directamente de la fábrica o de la descomposición natural de los nitritos del compost.
    Sinceramente creo que algunos ecologistas y (no quiere decir eso que tu estés entre ellos), tiene una actitud acientífica francamente poco razonada. Acepto que productos de la industria estén contaminado y sean cancerígenos, pero es esa misma industria la que ha permitido, reducir espectacularmente la mortandad infantil y prolongado la vida media. En la contaminada Europa la gente vive mejor y mas años que en la natural Africa, porque la Ciencia y el Progreso permiten mantener mejor la vida y el confort. Esto que es evidente, es negado por muchos ecologistas en aras de la búsqueda de una Arcadia que no existe.
    La Naturaleza será nuestra madre, pero sus métodos, que quizá sean los adecuados para el conjunto de la Creación, son implacablemente odiosos con los individuo en concreto, tanto humanos como seres vivo s en general. Creo que, para el ser humano, la Ciencia y el Progreso, han paliado parte de este defecto, aunque indudablemente haya hecho del hombre, la mayor de las plagas que ha soportado la Tierra, con los desajustes de todo tipo que eso ha generado.
    Espero que la misma Ciencia y Progreso, y el sentido común de todos, vuelvan a encauzar la especie humana dentro de los parámetros que le corresponden, sin necesidad de hacer sufrir a los individuos que la componen.

    Dicho lo cual me alegro de tener un ecologista entre mis lectores, creo que de la diversidad de puntos de vista saldrá lo que más interesa que es la formación de la propia forma de pensar de cada uno de nosotros, así pues bienvenido. Me alegro que coincidamos en cuanto al libro de M. Bueno

    Comentario por felixmaocho | 3 abril 2009 | Responder

  3. zagal, me parece que eres un aficionado más que no sabe lo que es la agricultura ecológica. Si como dices, eres un oficinista, no habrás podido vivir con gente que lleva más de 25 años viviendo de la agricultura ecológica y mucho más dignamente que sus vecinos. En fin, al menos te gusta el campo, pero si supieras un poco más jamás defenderías los insecticidas de síntesis y los abonos sintéticos… te lo dice un cuasi doctor ingeniero agrónomo que dejo su carrera investigadora para dedicarse a trabajar en el campo hace tiempo ya harto de ver urbanitas queriendo cambiar el mundo en internet

    Comentario por basurilla | 13 agosto 2011 | Responder

  4. mayoral, para qué acabar la carrera de ingeniero agrónomo, si sin tenerla has encontrado lo que no ha encontrado ningún científico, la diferencia entre el nitrato amónico, nacido de una proceso industrial y un nitrato amónico, nacido de la descomposición de la materia orgánica.

    Por otra parte, vivir dignamente de la agricultura orgánica 25 años, lo considero tan meritorio, como por ejemplo vivir dignamente de vender durante 25 años pulseras magnéticas, mientras haya gente que crea que los alimentos orgánicos o las pulseras magnéticas, le sientan bien para su salud, conviene que haya quien les suministre. Así pues, por mi parte adelante,

    Comentario por felixmaocho | 13 agosto 2011 | Responder

  5. Si tu cuerpo esta débil al igual ue el campo explotado en forma química pues enfermaras, pero si tu cuerpo al igual que un campo silvestre esta sanó no necesitaras aún más venenos como los antibióticos.

    Comentario por Jorge | 11 julio 2013 | Responder

    • Bueno, es al go mas complejo de lo que explicas. Hay campos silvestres que no están sanos, y campos explotados con adición de químicos sanísimos. El uso, o no, de productos químicos, no presupone la salud de un campo. Por otra parte, los antibioticos son una gran arma para mantener la salud.

      Comentario por felixmaocho | 11 julio 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: