Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Semilleros de cama caliente.

Llega el tiempo que nos debemos comenzar a procuparnos por la preparación de semilleros de cama caliente.

 

En países de clima cálido, como España, bastantes hortalizas comienzan a sembrarse, (en el hemisferio norte), a partir del mes de Febrero en las zonas más cálidas, como el  Levante y Andalucía, y algo más tarde en el resto del país, como pueden ver en la Tabla del Calendario de Siembra y Recolección,

 pero también observarán que en la última columna, la mayoría de las hortalizas que se siembran en febrero, el trasplante a los bancales  se llevará a cabo uno o dos meses después. Así pues, necesitaremos un lugar abrigado para almacenar las plantas el tiempo transcurrido entre su germinación en el semillero hasta qe alcancen la robustez suficiete para trasplantarla a los bancales. Estos sitios son los llamados los semilleros de cama caliente.

 

Un semillero de cama caliente, son cajoneras donde las plántulas se alimentan directamente de la tierra; no como en el semillero, donde crecen en tierra inerte a partir de las reservas de alimento de la propia semilla, y que mantiene suficientemente elevada la temperatura del lugar, para evitar que la temperatura se coloque por debajo de los 10º de temperatura.

 

Continúa 

 

 

Hay muchos medios de conseguirlo, el más tradicional es construir unas cajoneras cubiertas de vidrio sobre  una mezcla de estiércol y restos vegetales como hojas, hierba, etc que al fermentar proporciona el calor necesario. Podemos sustituir el estiércol, por la mezcla que se utiliza en el compost, mitad de paja seca picada y mitad de hierba verde, como restos de abono verde.

 

Al igual que en el compost, la cama caliente alcanzan inicialmente altas temperaturas, (hasta 70º), para bajar, pasados unos doce días, hasta alcanzar los 25º más o menos al cabo de un mes. Ese es el momento ideal para empezar a sembrar en las cajoneras.  Hay que mantener controlada la temperatura de modo que el mantillo se encuentre entre 20º y 25ª. Si baja, se colocan esteras de paja a la caída del sol y si sube se abre un poco las cajoneras durante el día de forma que el ambiente se ventile más. Evidentemente, mucho más sencillo y eficaz, pero más caro, es tener un invernadero con un sistema de calefacción y un termostato.

 

No obstante, para un huerto familiar ambos sistemas son excesivamente complejos y no merecen la pena si solo lo vamos a utilizar como cama caliente, otra cosa es que aprovechemos el calor de una una compostera o que tengamos un invernadero para otros usos aparte de este. Las cantidades de hortalizas que consume una familia, ver la Tabla de Superficie que debe dedicarse a cada hortaliza, nacen de un número muy reducido de plantas. Por ejemplo, de tomates, haciendo siembras sucesivas cada mes con el fin de tener un abastecimiento continuo de tomates, solo necesitaremos plantar para una familia de catro miembros, unas 12 plantas en la primera siembra y este es uno de los productos de mayor consumo por persona, en pimientos, otra hortaliza de gran consumo, basta con siete plantas, y hay que tener en cuenta que las plantas que van a semilleros de cama caliente están aún sin desarrollar, por lo que pueden sembrarse muy juntas.

 

Para estas cantidades, es suficiente simplemente una jardinera colocada dentro de la casa, ante una ventana orientada a sur. También puede ser una solución un carrito con ruedas (como el utilizado en el Huerto de Leopoldo), en el que pongamos unas plantas protegidosas con un plástico que las cubra y que de noche las trasladamos a cubierto.

 

 

 

Si el las heladas nocturnas son una excepción, como ocurre en el sur del país, otra solución es plantar directamente del semillero en el bancal, pero cubrirlas con un túnel hecho con un film de plástico, (polietileno) y unos alambres de cierto grosor con forma de U que se pinchan en el suelo a cada metro de distancia más o menos. Otra solución quizá un poco cutre, pero eficaz, es proteger una a una las plantas cubriendolas con un botellón de plástico transparente de 5 u 8  litros, de agua o aceite al que le hemos recortado el fondo. 

 

 

 

Las solanáceas en general, el tomate, los pimientos y berenjenas son plantas que soportan mal el frío por lo que después de la germinación de las semillas deberemos cuidarlas en lugares abrigados hasta que desaparezcan los riesgos de heladas nocturnas. Otras verduras como las de hoja, coles y lechugas aguantan mejor el frío y pueden sembrase sin protección.

 

De todas formas, los huertanos aficionados que plantamos solo para el consumo de la casa, podemos permitirnos el lujo, si llegan los hielos de improviso y perdemos esa cosecha, de arrancarla y volver a replantarla de nuevo. Es una de las pocas ventajas que tenemos sobre los profesionales, que tenemos de no vivir de ello.

 

No se puede poner fecha fija para indicar el momento de trasplante definitivo de laos plantones al bancal, pues hay unos años en que el calor comienza más tarde que otros y por otra parte, en cada lugar hay un microclima dferente definido por condiciones locales, como la altura sobre el nivel del mar y el paralelo donde se encuentre, junto a características específicas del lugar en concreto, como estar protegido o no, de los vientos, o ser más o menos umbrío.Debemos apor ello prender a fijarnos en la naturaleza para elegir el momento adecuado para realizar determinadas operaciones en nuestro huerto independientemente de las fechas del calendario qe solodan una orientación aproximada.

 

Un buen indicador del fin de las heladas es la floración de las plantas que tradicionalmente antes lo hacen, como es el espino albar o los almendros, su floración casi nos indica con seguridad que los fríos han cesado y que podemos comenzar el trasplante de las plántulas a los bancales.

 

Félix Maocho

 

Direcciones de interés

 

El despertar del huerto: la preprimavera  pdf de Mariano Bueno

Repsol  informacion técnica sobre plástico para invernadero

 

 

 

28 enero 2009 - Posted by | Horticultura |

4 comentarios »

  1. hola , muy buena la informacion.
    la estamos precisando para una materia , nos la podrian mandar a mi correo gracias.
    besos

    Comentario por flor y dañe | 24 septiembre 2009 | Responder

  2. Hace ya varios años que quiero construir un semillero de cama caliente pero no tengo muy claro cómo hacerlo. ¿Podria alguin aconsejarme?
    Muchas gracias

    Comentario por Cristina | 14 febrero 2010 | Responder

    • Tienes razón este post no explica claramente como construirlos. Debería ser mas específico con menos literatura, Procuraré escribirlo proximamnemte, procura apuntarte a mi RSS o a mi twitter para informarte cuando edito el post sobre el tema.

      Gracias por haberme hecho caér en la cuenta.

      Comentario por felixmaocho | 14 febrero 2010 | Responder

  3. […] […]

    Pingback por Anónimo | 9 julio 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: